XXXVI    

    Cuando volvemos las fugaces horas   
              del pasado a evocar,    
    temblando brilla en sus pestañas negras    
               una lágrima pronta a resbalar .   

    Y al fin resbala, y cae como gota   
              de rocío, al pensar    
    que cual hoy  por ayer,por hoy mañana    
              volveremos los dos a suspirar .    
   

                    XXXVII    

    Sabe, si alguna vez tus labios rojos   
    quema invisible atmósfera abrasada ,   
    que el alma que hablar puede con los ojos    
    también puede bedar con la mirada .    
   

                 XXXVIII    
    
    Volverán las oscuras golondrinas   
    en tu balcón sus nidos a colgar,   
    y otra vez con el ala a sus cristales ,   
              jugando llamarán ;   

   Pero aquellas que el vuelo refrenaban   
   tu hermosura y mi dicha al contemplar ;   
   aquellas que aprendieron nustros nombres.    
              esas... ¡no volverán!    

    Volverán las tupidas madreselvas   
    de tu jardín las tapias a escalar ,   
    y otra vez a la tarde , aún más hermosas ,   
              sus flores abrirán ;    

    pero aquellas cuajadas de rocío ,   
    cuyas gotas mirábamos temblar   
    y caer , como lágrimas del día ...,   
              ésas ...,¡ no voverán !   
   
    Volverán del amor en tus oídos   
    las palabras ardientes a sonar ;   
    tu corazón , de su profundo sueño ,   
              tal vez despertará ;    

    pero mudo y absorto y de rodillas   
    como se adora a Dios ante su altar ,   
    como yo te he querido ...,desengáñate   
              ¡así no te querrán!    
   

                    XXXIX    

  No digáis que agotado su tesoro,   
  de asuntos falta , enmudeció la lira   
  podrá no haber poetas ;pero siempre    
            habrá poesía.   

  Mientras las ondas de la luz al beso    
             palpiten encendidas ;   
  mientras el sol las desgarradas nubes    
            de fuego y oro vista ;   

  mientras el aire en su regazo lleve    
            perfumes y armonías;   
  mientras haya en el mundo primavera ,    
            ¡habrá poesía!    

  mientras la humana ciencia  no descubra    
            las fuentes de la vida,   
  y en el mar o en el cielo haya un abismo    
            que al cálculo resista;    

  mientras la humanidad, siempre avanzando,    
            no sepa a do camina ;   
  mientras haya un misterio para el hombre ,   
            ¡habrá poesía!   

  Mientras se sienta que se ríe el alma,   
            sin que los labios rían ;    
  mientras se llore, sin que el llanto acuda    
            a nublar la pupila ;    

  mientras el corazón y la cabeza    
            batallando prosigan ;   
  mientras haya esperanzas y recuerdos   
            ¡habrá poesía!    

  Mientras haya unos ojos que reflejen   
            los ojos que los miran ;   
  mientras responda el labio suspirando  
            al labio que suspira ;   

  mientras sentirse puedan en un beso    
            dos almas confundidas ;    
  mientras exista una mujer hermosa ,    
            ¡habrá poesía!    

          
                         XL    

    Asomaba a sus ojos una lágrima   
    y a mi labio una frase de perdón;   
    habló el orgullo y se enjugó su llanto ,   
    y la frase en mis labios expiró .   

   Yo voy por un camino , ella por otro;   
   pero al pensar en nuestro mutuo amor   
   yo digo aún : "¿Por qué callé aquél día?"   
   Y ella dirá "¿Porqué no lloré yo?"   
    
 

 
  Indice  Anterior Siguiente