Creative Commons License
This work is licensed under a
Creative Commons License


Get Firefox!

Valid HTML 4.01!
  Biografía  BIOGRAFÍA   [1/3]

 

"Benito Lertxundi nació en Orio (Gipuzkoa) un día de Reyes, 6 de enero de 1942. Él es el más joven de una amplia y modesta familia de 9 hermanos.

En su familia no existía tradición musical, aunque gustaban de cantar todos reunidos los días de gran fiesta. El propio Benito mostró mayor inclinación hacia el dibujo que para la música, aunque recuerda cómo le gustaba escuchar, en silencio y a escondidas, al organista local. La enseñanza oficial de la época, con una lengua impuesta que no era la propia, no era en absoluto de su agrado, y una vez terminada la escuela ingresó en la Escuela de Artes y Oficios de los franciscanos de Zarautz. Allí aprendió a trabajar la arcilla y la madera; ganó varios premios y consiguió su primer puesto de trabajo, como tallista.

Con 19 años entró a trabajar en la relojería de Martín Lizaso, donde aprendió a arreglar relojes e hizo un descubrimiento crucial. Un día Lizaso le bajó un viejo laúd, y Lertxundi se puso a afinarlo y a tocarlo a su aire. Le gustó la experiencia, ya su siguiente paso fue comprar una guitarra eléctrica. Practicaba en la misma relojería, antes de abrir por la tarde, haciendo versiones en euskera de sus grupos y cantantes favoritos: los Shadows, Cliff Richards, Elvis Presley…
 

  Junto con Mikel Laboa (1970)  
Junto con Mikel Laboa (1970)

Sin embargo, su afición no se hizo pública hasta que se presentó a un concurso de canto organizado por el diario donostiarra La Voz de España. El era uno más entre los 400 o 500 participantes que acudieron al teatro Bellas Artes, pero resultó seleccionado y a partir de ahí comenzaron a cambiar las cosas: se hizo famoso en su pueblo… y recibió una llamada de Mikel Laboa.

 
Hacia el año 1965 se estaba gestando el movimiento Ez Dok Amairu, alrededor del cual se movían, entre otros, los hermanos Artze, Jose Angel Irigarai, Lourdes Iriondo, Xabier Lete, Julen Lekuona, el propio Laboa… y el influjo de Oteiza, en aquel gran impulso que pretendió renovar el arte vasco y concienciar a la sociedad. Ez Dok Amairu resultó un magnífico lugar de experimentación y aprendizaje, y aunque se disolvió en 1972, ya había dejado su huella e impronta en Benito.

En 1971 se publica su primer disco de larga duración con su nombre como título: Benito Lertxundi. En realidad se trataba de la recopilación de sus primeros singles: sus primeras canciones de amor y lucha, cantadas con la única ayuda de la guitarra, combinando temas populares y creados, aunque hoy en día nos pueda parecer musicalmente algo ingenuo."

(Texto extraído del folleto perteneciente al álbum Hunkidura Kuttunak. Elkarlanean, 1993)

    
Página siguiente