ASOCIACION PARA EL ESTUDIO DE LOS ENCLAVES TEMPLARIOS EN EL PAIS VASCO

 

INICIO VIZCAYA GUIPUZCOA ENLACES
COLABORADORES NOTICIAS BIBLIOGRAFIA CONTACTO

 

ENCLAVES TEMPLARIOS EN ALAVA

VISTA GENERAL DE LAS SALINAS
SALINAS DE AÑANA


REAL MONASTERIO DE LAS COMENDADORAS DE SAN JUAN DE ACRE

     En tiempo de las cruzadas perteneció a la Orden de Malta y fue hospital de peregrinos que perteneció a las soror militiae Templi monjas templarias.

      En un escrito dirigido al Maestre de la Orden de San Juan de Jerusalén, de mediados del siglo XVI, se dice que la fundación del monasterio de Salinas de Añana, es "la más antigua que hay en España de religiosas nuestras, por tradición en ella y en toda aquella comarca, de haber sido de Templarios" (Cfr. Fr. Agustín de Funes: Crónica de la ilustrísima milicia y sagrada religión de San Juan de Jerusalén. Valencia, 1926; Zaragoza, 1939).

     Parece ser que el actual monasterio fue construido en el siglo XIV, sobre restos mas antiguos.Los archivos se perdieron en un incendio, con lo cual no es fácil seguir la historia de este convento. Desde entonces hasta la actualidad, este convento ha sido habitado por las Comendadoras de San Juan de Jerusalén dedicadas a la oración y a la vida contemplativa, aunque curiosamente en el siglo XIX, desarrollaron también labores docentes.

     Tras pasar por el arco de medio punto de la entrada se llega a un patio rectangular,desde donde se accede al convento y a la capilla,fácilmente reconocible por su espadaña.

     En la guerra de la independencia este monasterio fue escenario de una intensa batalla entre franceses y españoles. Los primeros habían tomado posiciones en la iglesia de San Cristóbal, auténtica fortaleza sitiada en el punto mas elevado del pueblo, hoy día convertida en frontón. Las tropas españolas al mando del comandante general jefe Gabriel de Atendizabal y el comandante general de la división Iberia Don Francisco Lonja, atacaban desde el huerto de este monasterio, consiguiendo la rendición del enemigo el 10 de junio de 1813.

     EL 23septiembre de 1873 en virtud de una Bula del Papa Pío IX cesó, definitivamente, la jurisdicción ordinaria que sobre este monasterio tenía la Orden de Malta y pasó a depender de la jurisdicción ordinaria del obispo de Vitoria.

     En 1983 se hicieron diversas reformas en la casa, como la nueva residencia de las monjas. Hoy existen en España cinco monasterios Sanjuanistas: Sigena, Barcelona, Gandía, Zamora y Salinas de Añana.

 

Denominación - "San Juan de Acre"

     Sabemos que al apoderarse los musulmanes de Jerusalén en 1189, los hospitalarios de San Juan de Acre se instalan en la ciudad de Acre, año 1191 (hoy perteneciente a Israel), se hacen cargo del impresionante castillo y construyen un gran hospital.

     Por el echo de establecerse en este lugar se les llamó Caballeros de Acre. A los 100 años, es decir 1291, tuvieron los Cristianos que evacuarla y entonces se retiran a Chipre. En 1552 tuvieron también aquí que capitular y se establecieron en la isla de Malta. De ahí también el nombre de Monjas Comendadoras de la Orden de Malta.

     En Acre, como centro principal de dicha orden permanecen, pues, durante cien años. Por tanto, en ese periodo de tiempo habremos de fechar el inicio del establecimiento de la Orden en la Villa de Salinas. Deducción que viene confirmada por un documento conservado en el archivo del Ayuntamiento de Salinas de Añana del año 1302, en el que se nos habla de "unas eras del centro religioso de San Juan de Acre".

UN PUEBLO CON MUCHA HISTORIA

     Quien por primera vez se acerca a la Villa de Salinas de Añana queda extrañamente impresionado al observar unas intrincadas estructuras de madera bañadas de blanco, revistiendo el Valle. Son las Salinas con sus eras, pozos,canales, sendas, almacenes..

     Se desconoce cuando y cómo se descubrieron los manantiales de agua salada y el inicio de su explotación, pero no cabe duda que fue en tiempos bien remotos, llegándose a situar por algunos autores incluso en la Prehistoria.

     Debemos valorar la importancia que tenía la sal en la economía y la vida del hombre si queremos comprender los acontecimientos que se desarrollaron en torno a las Salinas de Añana.

.     En la edad media, la sal era considerada como el oro blanco, ya que servia tanto para el consumo directo como para la conservación de las carnes y pescados por el método de salazón, el curtido del cuero,el consumo del ganado, aplicaciones médicas o ceremonias religiosas.      Ello hará que se constituya en uno de los artículos primordiales del comercio medieval junto con las espías, el vino, el trigo,el pescado, la lana y los paños.

     En los siglos X-XI numerosos monasterios como San Pedro de Cardeña, San Pedro de Adanza, Santa Maria de Valvanera, San Salvador de Oña o Santo Domingo de Silos, entre otros, tenían propiedades en Salinas gracias a concesiones otorgadas por condes y reyes. De hecho la mayor parte de la sal que se consumía en castilla provenía de aquí.

     Salinas procede indudablemente de los manantiales de agua salina, que reclamaron la atención de los hombres desde la más remota antigüedad.

     El apellido "Añana" denota un origen latino, compuesto por "Ania" (basado en un antropónimo romano o tal vez en uno indígena homófono) al que el sufijo adjetival "ana" aplicado al poseedor o fundador, determina su carácter de Villa.


INCORPORACION A ALAVA EN 1460


     Anterior a la incorporación en la Hermandad de Alava, el concejo de Salinas de Añana formó parte de la Hermandad de Castilla, constituida en 1295.
Será en 1460 cuando Salinas de Añana se incorpore a la Hermandad de Alava (surgida dos años antes) formando junto con Caranca, Astúlez, Sobrón y Puentelarrá una de sus hermandades.

     Formó parte de la Cuadrilla de Vitoria hasta 1840, año en que se erigió la Cuadrilla de Añana, englobando a 17 hermandades, que posteriormente quedarían reducidas a cuatro, pasando Salinas a formar parte de la Hermandad de Valdegobía.

EDIFICIO BENEFICENCIA – HOSPITAL

     Según la tradición, sabemos que existió en Salinas un monasterio de caballeros Hospitalarios, que después sería sustituido por el convento de San Juan de Acre y su principal función sería la atención a caminantes y enfermos.

     El Hospital se encontraba situado en la Calle Real, cerca de Santa María de Villacones, ha funcionado hasta mediados del S. XX. Es un edificio muy modesto que en nada destaca su antiguo servicio y responde a la tipología de casa popular de tres alturas.