ASOCIACION PARA EL ESTUDIO DE LOS ENCLAVES TEMPLARIOS EN EL PAIS VASCO

 

INICIO VIZCAYA GUIPUZCOA ENLACES
COLABORADORES NOTICIAS BIBLIOGRAFIA CONTACTO

 

ENCLAVES TEMPLARIOS EN ALAVA



CÁRCAMO


ERMITA DE SAN JUAN BAUTISTA

 La ermita de San Juan Bautista, del siglo XI de estilo típicamente Románico Alaves, muy sencilla.
Edificio de una nave de mampostería, rematada en ábside semicircular de sillares.La portada abierta a mediodía es muy sencilla, con decoración de bolas en la arquivolta exterior y una sencilla imposta como sostén de la misma.Destaca la ventana abierta en el ábside, de medio punto con arquivolta de bolas similar a la de la portada, sobre capiteles decorados con una figura humana y vegetales respectivamente. La cornisa de la nave y del ábside, se sostiene mediante canecillos decorados con motivos variados.En el interior, llaman la atención los capiteles del arco triunfal. La iglesia posee una inscripción que la data en el año 1150 y en la que se hace referencia a la Orden del Císter (algo enigmático ya que esta Orden hizo su aparición en España en el año 1130; pareciendo un poco temprana su influencia por estas latitudes).

La decoración escultórica del templo la encontramos en una sencilla portada abierta a sur, con una arquivolta de bolas por todo adorno.En la ventana absidial de arco de medio punto con quitalluvias ajedrezado, con arquivolta de bolas sobre capiteles decorados.En uno de ellos podemos distinguir a un hombre que parece portar un cuchillo y en el otro una sencilla decoración vegetal. La cornisa de canecillos llama la atención por su variedad. En algunos reconoceremos cabezas de animales, un personaje en actitud exhibicionista, aves, simple decoración de bolas y dibujos geométricos.En el interior destacan los dos capiteles del arco de triunfo: uno de ellos con motivos vegetales y el otro figurado.

EL PUEBLO Y SU HISTORIA

La Iglesia de la Asunción, del mismo período, más rica si bien tiene numerosos añadidos posteriores. En uno de ellos se encuentra el reloj más viejo de la zona, de 1.845.

Parece que se fundó para defender la zona contra los lobos y demás alimañas del monte. En el siglo XI, el rey Alfonso le eximió del pago de tributos por su extremada pobreza.
Desde tiempos inmemorables, como en otros pueblos, en la época del Otoño se hacían las "SUERTES"; nombre que se daba a la tala de encinas para usar como combustible para uso doméstico a lo largo de todo el año. Pena da que,en estos tiempos en que tanto se mira por el Medio Ambiente y por el resurgir de las costumbres y la Historia de nuestros pueblos, se haya talado, destronada de su lugar, una gran encina de cientos de años que nuestros antepasados siempre la mimaron y cuidaron porque gracias al poder cobijarse bajo sus ramas durante las grandes nevadas, muchos salvaron sus vidas; la denominaron " LA ENCINA GORDA" nombre significativo de un lugar entre el pueblo y la sierra de Arcamo.