Definición:

 

Resistencia es la cualidad que nos permite aplazar o soportar la fatiga, permitiendo prolongar un trabajo orgánico sin disminución importante del rendimiento.

 

La resistencia es la capacidad de realizar esfuerzos de muy larga duración, así como esfuerzos de intensidades diversas en períodos de tiempo no muy prolongados ya que resistencia necesita tanto un corredor de maratón, como un corredor de 1.500, 800 ó 400 m., ó un saltador de longitud.

 

 Clases de resistencia:

 

- Resistencia general y orgánica: hablamos de este tipo de resistencia cuando en la actividad corporal está implicado un alto porcentaje de la musculatura corporal.  El.  carrera, natación, ...

 

- Resistencia local: hablamos de resistencia local cuando en la actividad corporal participa una pequeña parte de la musculatura.  Ej.: un sujeto que trabaja en una cadena industrial y que le corresponde apretar tornillos manualmente.

 

Desde el punto de vista del proceso metabólico y las fuentes de energía utilizadas, cada uno de los dos tipos de resistencia pueden ser a su vez aeróbica o anaeróbica, y tratándose de ésta última, láctica o aláctica.

 

Fuentes de energia:


 La fuente original de energía son los alimentos; los cuales en sucesivas degradaciones deben transformarse en ATP (adenosíntrifosfato), que es el principal proveedor de energía en el organismo humano, para ser utilizado por la estructura muscular.

  

FUENTES DE ENERGÍA

LOCALIZACIÓN

UTILIZACIÓN

DURACIÓN

METABOLISMO

ADENOSÍN  TRIFOSFATO

ATP Õ ADP + P

 

 

MÚSCULO

 

 

AL INICIO DE CUALQUIER

ACTIVIDAD

 

 

< 15 ”

 

 

ANAERÓBICO

 

ALÁCTICO

FOSFATO DE CREATINA

CP + ADP Õ ATP + C

GLUCÓGENO

â

GLUCOSA

â

ÁCIDO PIRÚVICO

 

HÍGADO

â

SANGRE

 

DURANTE

LA

ACTIVIDAD

 

 

< 4’

AERÓBICO

U

OXIDATIVO

(Necesario o2)

 ÁCIDO PIRÚVICO

â

ÁCIDO LÁCTICO

 

 SANGRE

â

MÚSCULO

DURANTE LA ACTIVIDAD (Cuando los requerimientos de O2 superan el aporte de la vía oxidativa)

 

 

< 1’  30’’

 

 ANAEROBICO

 

LÁCTICO

 

ÁCIDO LÁCTICO

â

GLUCÓGENO

 

MÚSCULO

â

SANGRE

â

HÍGADO

 

DESPUÉS DE UN ENTRENAMIENTO O COMPETICIÓN

 

 

>  15 ’

 

 

 No se debe pensar en una participación exclusiva de estas fuentes, ya que las tres están prácticamente siempre activas.  Es el predominio de una u otra fuente, la que nos indicará que tipo de resistencia estamos utilizando y al mismo tiempo desarrollando o mejorando.


CLASES DE RESISTENCIA EN TENIS:

 

En otros deportes, la duración de un partido viene delimitada en el reglamento.  En tenis esta duración está condicionada, no obstante se puede determinar que en cuanto al tiempo, un partido es de “larga duración” y es por tanto básico el trabajo aeróbico, como fundamento en la cualidad de resistencia.  La intensidad de juego en algunas bolas, con los cambios de ritmos que implica su acción táctica, lleva a realizar en los jugadores, trabajos que desarrollan su resistencia anaeróbica.

 

Como se puede ver, el juego del tenis la duración obliga al desarrollo de la resistencia aeróbica y la intensidad a la de la resistencia anaeróbica.

La resistencia y la respuesta cardiorespiratoria:

  

Un incremento de la intensidad del ejercicio físico implica un incremento de la frecuencia cardiaca y respiratoria, ya que el músculo requiere un mayor suministro de oxígeno. La frecuencia cardíaca es un índice muy importante de control de esfuerzo y mantiene una relación directa con valores como el máximo consumo de oxígeno. En un adulto de peso y estatura media pueden establecerse como frecuencia cardíacas las siguientes cifras:

 

 

TIPO

DE

TRABAJO

 

 

REPOSO

 

 

TRABAJO

AERÓBICO

TRABAJO AERÓBICO CON APROXIMACIÓN AL UMBRAL ANAERÓBICO

 

 

TRABAJO ANAERÓBICO

PUL / MIN.

70

120 - 140

140 - 160

170 - 175

Deuda de oxígeno:

 

El músculo necesita oxígeno para desarrollar una actividad normal.  Pero no siempre va a trabajar en unas condiciones de equilibrio entre la necesidad real y el aporte efectivo.

 

Cuando desde una situación de reposo, se inicia un esfuerzo de la naturaleza que sea, siempre se va a trabajar con un déficit de oxígeno con relación a lo deseable, hasta llegar a una fase de estabilidad o equilibrio.

           

Al acabar el esfuerzo el organismo entra en una fase de recuperación en la cual las constantes no vuelven al punto de partida, sino que persisten unas frecuencias respiratoria y cardiaca por encima del gasto correspondiente a la situación de reposo, que obedece al “pago” de la deuda de oxígeno.

 

CLASES  DE  RESISTENCIA

DEUDA  DE  OXIGENO

ANAERÓBICA  ALÁCTICA

85 - 90 %

ANAERÓBICA LÁCTICA

50 - 80 %

AERÓBICA

5 - 10 %



Umbral anaeróbico:


El metabolismo aeróbico y anaeróbico se compaginan para soportar la actividad que tiene el organismo.

 

La frontera en la cual un esfuerzo empieza a ser realizado fundamentalmente a partir del metabolismo anaeróbico se llama umbral anaeróbico. Este punto no es igual para todas las  personas y depende de muchos factores tales como el grado de entrenamiento.

 

Para determinar el umbral anaeróbico se le somete al deportista a una prueba de laboratorio en la que se recoge la respuesta del corazón mediante unos electrodos colocados en el pecho, el consumo de oxígeno por medio de una mascarilla conectada por unos tubos a un analizador de gases y la concentración de ácido láctico existente en una muestra de sangre que se recoge cada cierto tiempo.

 

Aproximadamente cuando la frecuencia cardiaca sube por encima de las 175 p/m y la concentración de láctico alcanza los 4 m. M./litro, se dice que se está superando la barrera del Umbral Aeróbico.    

 Copyright@1999. Reservados todos los derechos