Pomada para quemaduras e infecciones

 

INGREDIENTES

 

MODO DE PREPARACION

Se pelan los palos de Sauco y se parten en trozos para que entren bien colocados en el cazo (si fueran gruesos se parten por la mitad).

Se colocan en una cazuela de forma ordenada con el fin de que entren el mayor número posible. Echamos el aceite en la cazuela hasta que queden los palos cubiertos al ras.

Si queremos que la pomada cure también heridas infectadas, deberemos añadir hojitas de "lobera" encima de los palos de sauco.

Ponemos la cazuela a fuego muy lento hasta que los palos se pongan de color tostado (unas 2 horas). Pasado este tiempo, se retira del fuego y se quitan los ingredientes que habíamos puesto en el aceite. Sin dejarle enfriar echamos la cera virgen rallada o en láminas. Seguidamente colamos la mezcla para quitarle las impurezas y vamos rellenando los tarros. Como colador podemos utilizar un trozo de tela. No taparemos los botes de pomada hasta que este totalmente fría (unas 3 horas).

Si queremos manipular la pomada siempre habrá que hacerlo al baño maría:

 

 

Nota:

Esta pomada ha sido bautizada como "la milagrosa" por la eficacia en grandes quemaduras como por ejemplo: agua hirviendo, rozaduras profundas, quemaduras producidas por el sol, etc. Su virtud es generar piel nueva sin formar postilla.