Las puertas de ruido son una herramienta clave para el Ingeniero de Sonido. Como hemos dicho, el funcionamiento de una puerta es sencillo: se abre -deja pasar la señal- y se cierra -no deja pasar la señal-. De acuerdo con esto, las puertas de ruido nos sirven para "limpiar" un sonido permitiendo el paso de una señal a partir de un nivel predeterminado. En el sonido en vivo nos evitamos reproducir los sonidos captados por los micrófonos de forma accidental, en el estudio podremos eliminar los zumbidos de los amplificadores o los ruidos de arrastre de las cintas.

Estos procesadores tienen algunos parámetros ajustables para hacer su uso más preciso. La figura 1 representa una unidad de puerta de ruido donde se observan los diferentes controles que podemos manejar.

Threshold. El umbral es el nivel de la señal de entrada a partir del cual la puerta se abrirá. Hasta el momento en que la señal de entrada alcance el umbral determinado, la puerta permanecerá cerrada y no habrá ningún tipo de señal en la salida. Una vez la señal de entrada alcance el umbral determinado, la puerta se abrirá permitiendo el paso de la señal a la salida. Y de nuevo, la puerta se cerrará cuando la señal esté por debajo del nivel de threshold (figura 2). Generalmente el umbral de cierre es ligeramente más bajo que el de apertura, de forma que cuando una señal oscile en el nivel de threshold no confunda a la unidad (abriendo y cerrando la puerta). El umbral viene expresado en dB como un nivel de señal especifico.

Attack. El tiempo de ataque es el tiempo que tarda en abrirse la puerta una vez la señal ha alcanzado el umbral. El tiempo de ataque puede ajustarse generalmente, de 10 microsegundos a 10 milisegundos (algunos modelos tienen un conmutador para elegir entre un ataque rápido y un ataque lento). Un tiempo de ataque demasiado lento puede provocar la pérdida de la componente inicial del sonido a procesar.

Hold. El tiempo de mantenimiento es el tiempo durante el cual se mantiene la puerta abierta, de forma fija, despues de que la señal supere el umbral. A pesar de que el nivel de la señal quede por debajo del umbral, la puerta permanecerá abierta hasta haber transcurrida el tiempo de mantenimiento. El Hold puede ser ajustado desde un estado inactivo hasta un tiempo de varios segundos. En estado inactivo la puerta permanecerá abierta mientras el nivel de señal esté por encima del umbral seleccionado.

Release. El tiempo de recuperación es el tiempo que tarda en cerrarse completamente la puerta despues de que la señal de entrada quede por debajo del umbral determinado. Los tiempos de recuperación, usualmente, están entre 1 milisegundo y 5 segundos. Debemos tener en cuenta que un tiempo de recuperación demasiado corto puede cortar la cola de un sonido rico en armónicos y un tiempo de recuperación excesivamente largo puede provocar que la puerta no se cierre jamás permitiendo la llegada de una nueva señal que supere el umbral. Algunos fabricantes especifican el tiempo de recuperación como la caida del cierre expresada en decibélios por segundo (dB/seg).

Un LED (rojo) indicará cuando la puerta está cerrada, otro se iluminará cuando la puerta está en período de mantenimiento (naranja) y otro LED (verde) permanecerá encendido mientras la puerta esté abierta.

Algunos modelos nos indican el estado de la puerta con un LED tricolor o bien con una columna de LED's donde podemos ver el punto de threshold seleccionado y el nivel de la señal de entrada o de salida.

Al igual que los compresores y otros procesadores de dinámica, muchos modelos tienen dos o cuatro unidades de puertas de ruido en un mismo módulo y a su vez ofrecen, mediante un conmutador, la configuración "stereo link" o tambien llamada "master/slave" (capitan/esclavo). Dicha configuración permite enlazar dos unidades de forma que una gobierna las dos al mismo tiempo, pudiendo manejar facilmente señales estéreo.

Key Imput. Mediante una señal introducida en la entrada "Key" es posible controlar exteriormente el estado de la puerta. De esta forma la puerta se abrirá si existe señal en la entrada "Key". En otras palabras, podemos controlar una señal con otra. Una aplicación común es introduciendo la señal del bombo de una bateria en la entrada "Key" de la unidad de puerta del bajo, la puerta sólo se abrira cuando esté sonando el bombo y de esta manera colaboraremos en el sincronismo de bombo y bajo.

Filtros. Algunos fabricantes incorporan filtros con los que controlamos la sensibilidad de la puerta por frecuencia. Pueden presentarse como dos filtros, un pasa alto (HPF) y un pasa bajo (LPF) y así establecer la banda de frecuencias a las que será sensible la puerta; o bien un pasa banda con un selector de frecuencia y un control de ancho de banda sobre la frecuencia elegida.

Un buen ejemplo de la utilización de los filtros puede ser cuando aplicamos una puerta de ruido en la caja de la batería. Ësta seguramente tambien se abrirá con los sonidos fuertes del charles. Mediante el filtro delimitaremos un margen que excluya las frecuencias del charles y de esta forma la puerta solo se abrirá con el sonido de la caja.

Cada unidad de puerta de ruido dispone, generalmente, de un interruptor de "bypass" o "in/out" y de un pulsador llamado "listen" que nos permite escuchar la señal de entrada en la salida para realizar la comparación entre la señal procesada y sin procesar.