Hoy día mucha gente escucha compact disc, escucha "hablar" a sus PC's y siente los efectos especiales de los videojuegos, esto es posible gracias a la tecnología de sonido digital, pero sabe usted que es realmente el sonido digital? 

Para comenzar a comprender el significado de la expresión "sonido digital" debemos antes saber de donde provienen estas palabras por separado.  

El sonido es un fenómeno físico que percibimos al producirse una perturbación en el medio en cual estamos; El sonido son ondas que se transmiten como cuando tiramos una piedra al agua tranquila de un lago, a partir del lugar donde cayó la piedra se generan ondas que se propagan en el agua. En el caso del sonido estas ondas se propagan por aire, sólidos o líquidos.  

De manera tal que si alguien aplaude, ese aplauso desplaza aire que hace vibrar a las sensibles membranas de nuestros oídos, esa vibración es decodificada por el cerebro como sonido.  

En el caso de grabación o registro analógico, este se produce de la siguiente manera: el movimiento del aire hace vibrar la membrana del micrófono, esta produce pequeñas diferencias eléctricas que son trasladadas a una cinta de cassette, estas diferencias eléctricas son proporcionales al movimiento de la membrana del micrófono, o sea a mayor vibración, mayor diferencia eléctrica será trasladada a la cinta creando en ésta una copia que es analogía (o casi) de las ondas que llegan al micrófono. Luego el cabezal de reproducción del grabador se encargará también de convertir esas variaciones en señales, que, amplificadas llegarán a nuestros oídos.  

Digital nos indica la presencia de procesos numéricos para la concreción de hechos, o sea, así como los relojes digitales se valen de circuitos y una pantalla para marcar la hora, los sistemas de audio digital se valen de circuitos para guardar el registro de la música, lo que hacen estos circuitos es grabar una larga cadena de números con un dispositivo llamado conversor analógico digital (A/D) que se encarga de monitorear constantemente la evolución de la onda y asignarle a cada momento un valor numérico, luego ese valor numérico es decodificado por un conversor llamado digital analógico (D/A).  

Un dato importante es conocer como trabajan los conversores A/D para convertir la señal sonora tomada desde un micrófono o reproductor de audio (CD, cassette, audio out de videocassettera, etc...). Esto opera de la siguiente manera: a medida que la señal va ingresando en el conversor este va tomando muestras del momento y nivel de la señal.  

Estos dos parámetros son los componentes que determinarán la calidad final del sonido, por ejemplo si nuestro conversor toma una muestra cada un segundo, las variaciones en el sonido que se produzcan en el intermedio no serán registradas, la cantidad de muestras que el conversor toma por segundo se llama frecuencia de sampleo y es del orden de las 11000 muestras por segundo (11 Khz) para que el sonido sea comprensible, como dato es útil mencionar que los compact disc de audio poseen una frecuencia de sampleo de 44.1 Khz (44100 muestras por segundo).  

El segundo elemento que determina la precisión de la grabación digital es la cantidad de bits de resolución. La resolución es la cantidad de niveles que reconocerá el conversor; podemos dar como ejemplo el siguiente caso: hagamos de cuenta que tenemos un cinturon el cual tiene dos agujeros para la hebilla. Si tenemos suerte nos quedará bien, pero si no, nos quedará o muy suelto o muy apretado; si le agregamos dos agujeritos más tendremos 4 variaciones de tamaño y de esta manera, cuanto más agujeritos, más posibilidades de variación, de la misma manera influye la cantidad de bits sobre la variedad de niveles que toma el conversor. Ponernos a hablar de bits, bytes y sus implcancias es bastante pesado, así que nada más vale la pena aclarar que si la resolución de un sampleo es de 8 bits, esto significa que el conversor sólo reconocerá 256 niveles distintos de cada sampleo, la resolución irá subiendo en potencias de 2 por cada bit de resolución que se le agregue, siendo 16 la resolución que se utiliza en los CD y que diferencia 65500 niveles, podría haber más resolución, pero a partir de aquí ya la diferencia no será captada por el oído medio.  

Ahora que comprendimos como funciona la mecánica del audio digital les puedo comentar que tener sonido en lo que se llama dominio digital es muy útil para editarlo, ya que como el sonido esta tranformado en números es fácilde sumar, restar y aplicar fórmulas a estos números que podrían darnos como resultado el agregar eco, reverb, delay y otros efectos.  

En el plano de la edición de sonido podemos decir que el tener una PC nos puede abrir ahora las puertas al ilimitado mundo de la edición de audio digital con sólo una tarjeta digitalizadora como por ejemplo la Tahiti de Turtle Beach System que actúa de conversor A/D D/A y un software de edición adecuado como el Wave for Windows podemos convertir a nuestra PC en un estudio digital de capacidades que eran hasta hace muy poco inalcanzables para cualquier particular o mediana empresa ya que podemos grabar directo a disco rígido y "ver" el sonido en forma gráfica, analizar el rango de frecuencias y copiar, cortar y pegar fragmentos de audio en distintas partes sobre una línea de tiempos, ecualizar e infinidad de posibilidades más.  

Para terminar recomiendo a quien quiera incursionar en estas actividades se provea de un disco rígido de gran capacidad ya que el audio digital ocupa gran cantidad de espacio de almacenamiento en disco; por ejemplo les comento que cada minuto de audio digital grabado con una frecuencia de 44.1 Khz y 16 bits ocupa 10 Megabytes.