Mezclar una película es, dar una realidad sonora a las diferentes sensaciones que los espacios donde se desarrollan las escenas crean visualmente. Si la escena se desarrolla dentro de casa, en una habitación, tenemos que conseguir que el oyente crea que es cierto que están en una habitación. Esta claro que las voces no suenan igual en una habitación que en una cocina o un water. 

Estas sensaciones las conseguimos con los procesadores de voz que incluyen entre sus programas una serie de efectos que aplicados a las voces en su medida justa creamos esa realidad sonora. Por otra parte tenemos los efectos especiales sonoros como pueden ser: la voz de los pitufos, robots, androides, monstruos y un largo etc. que el mundo de la ciencia ficción nos esta creando. Las voces de todos ellos en los diferentes idiomas, por supuesto son humanas; nos corresponde a nosotros los técnicos crear esas otras voces especiales, que en algunos casos son ya standart para todos nosotros, como por ejemplo los pitufos o los robots.

Por otra parte debemos encontrar el equilibrio entre la voz y la música efectos. Todo debe de oírse. Diferenciar en una escena (si lo requiere) primer plano y segundo plano, para nosotros presencia y profundidad, en stereo diferenciar izquierda y derecha, en surround delante, atrás, en definitiva todas esas sensaciones que hacen sentirnos dentro de la película.