Atrás

 

Concejala de Benestar Social en Pontevedra

Margarita Castejón: “La violencia de género sube en el tramo entre quince y 29 años”

“Las estadísticas reflejan que entre la gente joven se están repitiendo los estereotipos de la diferencia entre hombres y mujeres, la supeditación de la mujer al varón” ·· “Pretendemos que desde edades tempranas se eduque en igualdad”

Pilar Fariña.
margaritacastejon

Nació en Oviedo pero por los años que lleva entre nosotros y su implicación en los problemas de esta comunidad, es difícil afirmar que no sea de la tierra. Margarita Castejón García, casada con un pontevedrés, tiene cuatro hijos. En la actualidad es concejala responsable de Benestar Social en el Ayuntamiento de Pontevedra, en donde está realizando un gran trabajo muy relacionado con su actividad de asistenta social, que ha desarrollado durante años en la desaparecida prisión de A Parda, en A Lama y más tarde en el Inem.

– Sin dejar de trabajar en otras problemáticas, ahora mismo centra la actividad en la violencia de género

– Así es, porque está afectando a gente muy joven. Este año el Plan de Igualdad ha centrado sus actividades en los institutos y en los centros de ESO (3º curso) porque las estadísticas reflejan que entre la gente joven se están repitiendo los estereotipos de la diferencia entre hombres y mujeres, la supeditación de la mujer al varón. Hay una estadística que refleja una curva ascendente en la solicitud de atención, en las denuncias, todas por malos tratos a la mujer entre 15 y 29 años, lo que significa el cuarenta por ciento de la actividad.

– ¿Se refiere a la comarca de Pontevedra?

- Son los datos que tenemos en el Plan Municipal de Igualdade que se corresponden con lo que está pasando a nivel nacional. En este tipo de fenómenos no suele haber grandes diferencias entre unas poblaciones y otras.

– Resulta difícil que en las noticias diarias no se mencione un caso de violencia de género. ¿Qué porcentaje representan las mujeres maltratadas?

– El Instituto de la Mujer lo fija en el 30 por ciento, un porcentaje que no permite que dejemos de preocuparnos. Y no sólo las jóvenes, también en otros tramos de gente mayor (65 años) se nota un repunte; pero, cuidado, algunos de estos casos no son violencia de género, pueden ser otro tipo de violencia.

– ¿De qué tipo?

– Algunas veces escuchamos que un señor mayor mata a su mujer enferma a la que cuidaba y después él se suicida. En este caso son otros problemas. Algunas veces se debe a la escasez de recursos, lo que provoca mucha tensión.

– La actividad de su departamento no descansa durante todo el año.

– Nunca. A través de las Escolas de Familia se desarrollan unos módulos específicos dirigidos a las familias. Uno de ellos se centra en la relación sexual, otro en la educación igualitaria y uno más específico de violencia de género. Pretendemos que desde las edades más tempranas se eduque en igualdad, eso no significa que nuestras intervenciones cambien modos de relación entre las personas adultas, porque los que tenemos cierta edad mantenemos una relación con el otro sexo que no tiene nada que ver con aquella que nos enseñaron. Los que nos casamos en la época del franquismo no teníamos derecho a administrar nuestras vidas y nos fuimos adaptando a los nuevos modelos de relación desde el derecho y el respeto a la igualdad.

Seguir avanzando

Es perverso culpar a la madre

Margarita Castejón García es de las personas que predican con el ejemplo, lo que también demanda a sus colaboradores. Así, todos los monitores de las Escolas de Familia pasan previamente por un taller donde se les forma para trabajar desde la igualdad.

Dice la concejala que a los menores se les educa por lo que se les dice y por lo que se hace. "El padre ausente que no participa en las tareas de casa está educando en separación de roles, lo que motiva la repetición de los métodos machistas". Por eso subraya que "es perverso decir que eso lo fomenta la mujer, que es la que está más cerca de los hijos", afirma Margarita, que explica que él y ella (padre y madre) son responsables y que también desde la ausencia se puede educar en igualdad.

La concejala, no obstante, quiere tranquilizar a los ciudadanos subrayando que precisamente Galicia no es de las comunidades que se caracterice por tener una mayor incidencia en este tipo de casos, sobre todo en muertes por violencia, una estadística que se lleva con un gran rigor. Pero, en general, en todos los estudios la comunidad gallega aparece en la media o por debajo de ella, un dato que a Margarita Castejón no le relaja, porque "eso no significa que podemos bajar la guardia. En el Plan de Igualdad vemos mayores razones y estamos avanzando mucho".

 

 Antonio Castejón.

puxaeuskadi@gmail.com

www.euskalnet.net/laviana/

 

 

 

Arriba