Atrás

 

José Martínez Arenal (ver Genealogías Hispanas, apellido Martínez, Rama III, apartado II)

-Expediente.

Residente en Yurre.-

Originario de Pradoluengo.-

Se hace referencia al expediente seguido por su tio don Ángel Martinez, el año 1818.-

Se  reconoció su nobleza.- Bilbao, 14-4-1845

Registro: 209.-Genealogia: 2773.-

 

Manuel Martínez, Escribano de S.M. del Número del Valle de San Vicente y vecino de esta Villa de Pradoluengo, doy fe: que en el Archivo del Ayuntamiento de ella, se halla entre otros, un padrón de vecindario de la misma, formado a consecuencia del acuerdo que dice así:

Acuerdo: En la casa Concejo de esta Villa de Pradoluengo a veinte y seis de enero de mil ochocientos diez y ocho, estando juntos y congregados en ella según costumbre los Sres. Justicia, Regimiento, Diputados de común, Procurador Síndico general, Concejo y vecinos de ella, nominadamente, los Sres. Juan de Simón Zaldo,

Alcalde ordinario, José Ortega y José Lázaro, Regidores, Domingo Martínez y Baltasar Hernández, Diputados de Común, Telesforo Martínez, Procurador Síndico General, Esteban Diez, Celedonio Lázaro, Matías Hernández, José Benito, Rafael y Víctor Mingo, Juan de Lezama, Pablo Mingo, y otros muchos vecinos que confesaron ser la mayor parte de los que componen el concejo y vecinos de esta dicha villa y por los que no han concurrido, presentaron la competente voz y canción de que estarán y pasarán or lo que aquí se hará mención, de un acuerdo y conformidad, en testimonio de mí el Escribano, dijeron:

Que en este mismo acto se les ha requerido con una Real Cédula, expedida a instancia de don Blas Martínez, vecino de esta dicha Villa, por el Rey nuestro Señor, que Dios guarde, y firmada de su Real mano en su Palacio a catorce de diciembre último, ...........don Juan Ignacio Ayestaran, su secretario y firmada también de sus Señorías de su Real y supremo Consejo de la Cámara por la que le ha hecho la gracia y merced y a sus hijos, nietos y descendientes de declararles por hijos dalgo, notorios de sangre para siempre jamás, mandando se les guarde todas las honras, franquezas, exenciones, prerrogativas y demás preeminencias que como a tales les corresponde y lo mismo a las mujeres legítimas que tuvieren, así durante el matrimonio o quedando viudas, en la misma conformidad que se usa y guarda a los demás hijos dalgo, notorios de sangre de estos Reinos y Señoríos y a sus mujeres; que al citado don Blas Martínez se le ponga en posesión de la referida gracia y virtud, que se  le tilde, y a sus hijos, nietos y descendientes de los libros y padrones en que se hallan escritos entre los buenos hombres pecheros, y se les ponga y asiente entre los hijos dalgo notorios de sangre; cuya Real Cédula han ocupado y obedecido y en su consecuencia han puesto en posesión de dicha gracia al nominado don Blas y reconocido y a sus hijos, nietos y descendientes por linea recta de varón por tales Hijos dalgo notorios de sangre y para que se les empadrone y tenga por tales en  lo sucesivo. Acordaron se proceda a la formación del padrón de vecinos de esta dicha Villa, dando a cada uno el estado que le corresponda para lo que nombraron por Empadronadores a Roque Zaldo, Rafael y Víctor Mingo y Juan de Lezama, vecinos de ella a quienes se les haga saber para su aceptación y juramento y que evacuado dicho padrón, se haga notorio en concejo público para que le consienta o exponga los agravios que merezca. Así lo acordaron y firman dichos Señores capitulares de Ayuntamiento con seis vecinos en quienes los demás por excusar prolijidad connotan sus firmas, de que doy fe = Juan de Simón Zaldo: José Hortega = José de Lázaro = Domingo Martínez = Baltasar Hernández = Telesforo Martínez = Pedro de Acha = Julián Benito =  Francisco Mingo = Juan Zaldo = Ante mí Vicente Villar.

Habiéndose hecho saber a los cuatro Empadronadores el nombramiento que contiene el Acuerdo anterior, aceptaron y juraron este su cargo y a su consecuencia con fecha cuatro de febrero del mismo año, firmaron el padrón decretado (1818) y con respecto a la familia de don Blas Martínez aparece de él lo siguiente.

Individuos del Estado de Hijos dalgo:

Don Blas Martínez.

Don Juan Martínez, Cura Beneficiado.

Don Donato Martínez.

Doña Joaquina Arenal, viuda de don José Martínez, Hijo dalgo con cuatro hijos varones, y lo son:

don José Martínez Arenal, residente en la Villa de Segura en la Provincia de Guipúzcoa,

Don Manuel Martínez Arenal, de edad, catorce años,

don Juan Martínez Arenal, de edad de doce años y

don Eugenio Martínez Arenal, de ocho años.

 

Precisarse que los expresados don Juan, don Donato y don José Martínez,  éste ya difunto, son hijos del nominado don Blas, y además tiene (éste) otro llamado don Ángel Martinez, que existe avecindado en la Villa de Bilbao. Cuyo padrón se hizo notorio al Concejo en treinta de abril del expresado año de mil ochocientos diez y ocho por el que fue aprobado por contemplarle sin agravio.

Así mismo doy fe, que el expresado don José Martínez Arenal, hijo de don José Martínez y de doña Joaquina Arenal y nieto de don Blas Martínez estuvo avecindado en esta Villa en los años de mil ochocientos treinta y cuatro y siguientes hasta el de mil ochocientos treinta y siete inclusive y en este tiempo se le guardaron, como se han guardado y guardan a los demás descendientes --del citado don Blas Martínez, las franquezas, exenciones, prerrogativas y preeminencias que les corresponden como hijos dalgo no torios de sangre; y para que conste a instancia de parte legítima y con remisión a dicho Padrón y demás documentos que lo justifican doy el presente, que signo y firmo en Pradoluengo a trece de enero de mil ochocientos cuarenta y cinco = en un pliego del sello cuatro escrito de mi mano. Manuel Martínez (firmado y rubricado).- Comprobación;

Los Escribano de S.M. y del Juzgado de primera Instancia del -Partido Judicial de esta Villa de Belorado, que a la vuelta signamos y firmamos.-

Damos fe, que don Manuel Martínez, por quien está dado y firmado y signado en la forma que acostumbra el precedente es como se titula, fiel, legal y de toda confianza para lo que a cuanto en igual forma autoriza siempre se le ha dado y da entera fe y crédito. Para que conste a petición de parte, damos la presente en Belorado a diez y seis de Enero de mil ocho--cientos cuarenta y cinco. (Firmado y rubricado). Don Manuel de Barandica, Secretario Interino del M.N. y M.L. Señorío de Vizcaya.

Certifico que por don José Martinez, vecino de la anteiglesia de Yurre, se presentó a la Diputación General de este dicho Señorío una instancia cuyo contenido con el De creto que a ella recayó es el siguiente =.

Memorial: Ilmo. Sr. Don José Martinez, vecino de la anteiglesia de Yurre a V.S.I. respetuosamente expone: que su Sr. tío, don Ángel Martinez, vecino y del comercio de esta Villa de Bilbao, hizo su información de nobleza ante el Secretario de Justicia de este M.N. y M.L. Señorio de Vizcaya, don Joaquin de Gorocica, en el año de 1818, que fue admitida por las Juntas Generales con los efectos consiguientes y conviniendo al que expone tener un documento que así lo acredite, como sobrino carnal que es por linea paterna del referido don Ángel = A V.S.I. suplica se sirva mandar que con citación del Síndico de este Señorio se le provea de un certificado o copia testimoniada de la de terminación que recayó en vista de dicha información de nobleza cuyo expediente debe obrar en el Archivo de V.S.I. en lo que recibirá merced = Dios guarde a V.S.I. muchos -años.- Bilbao, 17 de octubre de 1844 = José Martinez = Ilma. Diputación General de este M.N. y M.L. Señorio de -Vizcaya.-

Decreto: "Provéanle por el Secretario de Gobierno de este Señorio de la certificación que solicita, acordado por la Diputación General en Bilbao a 28 de Octubre de 1844 = esta rubricado de S.S. = Francisco de Hormaechea, Secretario Asi bien certifico en cumplimiento del preinserto decreto y por designación del interesado; que entre los acuerdos de la Junta General celebrada so el Árbol de Guernica el día once de julio del año pasado de mil ochocientos veinte y cinco, hay uno, cuyo tenor es el siguiente:      

"Se dio cuenta del informe evacuado por la Comisión especial, nombrada en Junta General de veinte y seis de mayo del año próximo para que se viere y reconociere todas las genealogías que se han hecho en este Señorío en los diez años últimos útiles y en tenor a la letra dice así: Ilmo. Sr. = Evacuando la comisión que se nos confirió en acuerdo de 26 de mayo del año último espirado, dictado en las últimas Juntas Generales celebradas so el Árbol de Guernica para que reconociésemos las hidalguías y filiaciones que se han hecho en este noble Señorío en los diez años últimos útiles, hemos prolija y detenidamente reconocido cuantos se nos han presentado al efecto. Por resultado de nuestros conocimientos, hallamos que todas están hechas y concluidas solamente con arreglo a los fueros y acuerdos, ya de Juntas Generales y ya de Merindades de este ilustre solar y solo hallamos dos expedientes que llaman la atención = El primero es de Francisco Antonio de Beistegui a quien como cirujano asalariado de la anteiglesia de San Andrés de Echevarría se le permitió sin hidalguía ni filiación alguna por decreto de los Señores de la Diputación de catorce de octubre de mil ochocientos seis residir temporalmente hasta la conclusión de su escritura y sin permitírsele acto alguno de vecindad, que si en este ejercicio permanece en la misma anteiglesia, o en otra, no corresponde que se haga alguna novedad con él, pero que si acaso permaneciese sin su profesión en otro concepto, deberá hacer su hidalguía o filiación para avecindarse o morar. El segundo y particular es el de don Ángel Martínez, que está avecindado en concepto de noble Hijo dalgo, como vecino, haciendo actos de tal y habiendo ejercido empleos. Su nobleza en nuestro concepto, según su expediente es de real concesión y privilegio; así sobre este punto ponemos presente a la ilustración de V.S. la real carta ejecutoria obtenida ante los Sres. del Real y Supremo Consejo de Castilla en el año pasado de veinte y cuatro de mayo de mil setecientos noventa y cuatro en pleito con don Beltran Dobat, Marqués, Marqués de la Colonilla, y que se declaró por ella, que no obstante su titulo y privilegio debía acreditar su nobleza con arreglo a los fueros de este ilustre solar para ejercer actos de vecindad y poder obtener empleos públicos en Vizcaya. Y así en nuestro concepto creemos que no debe ponérsele impedimento para la residencia y morada; pero que no puede ejercer actos de vecindad ni obtener empleos públicos mientras no acredite su nobleza (Nota: esto era en 1794), según fuero el citado Martínez = Creemos también de nuestra obligación el poner presente a V.I. que no solo será útil sino también que es necesario para que siempre conste el que se conserve en el Archivo de este Noble Señorío, dos libros; el uno en el que consten las personas que hayan hecho sus filiaciones de sello mayor y el otro de solo sello menor; y que al efecto se pasan los oficios competentes a los pueblos de este noble Señorío y particularmente a la Villa de Bilbao para que envíen las notas competentes de los sujetos. Sobre este punto coincide también otra circunstancia con respeto a los diputados y Síndicos personeros de las Villas de este Señorío, consultada la Real Cédula de un establecimiento en las cualidades que únicamente se requiere para poderlo ser y así creemos según los fueros, ejecutorias y decretos de Juntas Generales, meditado el espíritu en la materia, que para ser diputado o personero en Vizcaya, debe concurrir la nobleza y que no basta la filiación de sello menor = En fin, no podemos prescindir de exponer a la discreción y política de V. I. que vemos en el comercio de  la Villa de Bilbao a diferentes extranjeros en los almacenes y giro de comercio o en cuenta, ya con domicilio o casa abierta o ya sin ella; estos comerciantes se aprovechan de la ventaja de esta plaza de comercio y disfrutan de las mismas que los vecinos de Bilbao sin sujeción a los cargos que estos sufren como tales, y esto no es político ni justo. A más de esto los forasteros siendo de nuestros Reinos no pueden hacer en Bilbao lo que los extranjeros sin hacer su genealogía según los fueros de Vizcaya ¿Y habrá ley ni razón para que sean los extranjeros de mejor condición que los españoles de fuera de Vizcaya? Si los extranjeros son felices con sus expediciones, con el dinero de nuestro suelo, vuelven a su tierra. Si se desgracian en su giro o cometen algunos excesos fácilmente pueden burlarse de la vigilancia de nuestros magistrados, y que han sucedido estos casos nos enseña la experiencia. Y sobre todo, creemos que esta observación es muy conforme a la letra y espíritu de las leyes 13, 14 y 15 del  titulo foráneo de nuestros fueros . V.S.I. en vista de lo expuesto acordará como acostumbra lo más público, justo y acertado en la materia. Bilbao y abril, diez y ocho de mil ochocientos veinte y cinco. Fo. Xabier de Batiz = José Manuel de Murgoitio = José Xabier de Goitia.-

Designamos a V.S.I. para los efectos conducentes el adjunto informe que en desempeño de la confianza que merecimos a la Junta General por su decreto de veinte y ocho de mayo del último año hemos puesto con presencia de los documentos a que es referente y nos lisonjeamos haber llenado completamente los deseos de este ilustre solar = Dios guarde a V.S. I. muchos años = Bilbao, treinta de abril de mil ochocientos veinte y cinco = Franco. Xabier de Batiz = José manuel de Murgoitio = José Xabier de Goitia = Señores de la Diputación General de este M.N. y M.L. Señorío de Vizcaya.

Diose cuenta de este oficio con el informe que le acompaña en las próximas Juntas Generales que se han de celebrar so el árbol de Guernica. Acordada por la Diputación General en este día dos de mayo de mil ochocientos veinte y cinco. = Tormo = Jauregui = Alzaa = Diego Antonio de Basaguren, secretario.-

Concluida la lectura de este informe se tomó en consideración la instancia dirigida a la Diputación General con fecha de cinco de mayo de este año, por don Ángel Martínez vecino de la Villa de Bilbao, con la solicitud de que no se diera lugar a lo que por la comisión se proponía fundándose en varias razones y en consecuencia se examinaron estas, con prolijidad y detención y también la Real Carta expedida por la Cámara de Castilla en catorce de diciembre de mil  ochocientos diez y siete por la cual se sirvió declarar a don Blas Martínez, vecino de la Villa de Pradoluengo, padre legitimo del citado don Ángel, y sus hijos y nietos y descendientes por hijos dalgo, notorios de sangre en la forma que en ella se expresa, en cuya vista fue admitido por providencia de la Diputación General de siete de enero de mil ochocientos diez y ocho, dada por audiencia del Síndico Procurador General de este Señorío, a la vecindad de dicha Villa de Bilbao y a la de otros cualesquiera pueblos de este Señorío y a los empleos públicos y oficios honoríficos que se dan y reparten en ellos a los nobles hijos dalgo notorios de sangre y convencida la junta de la justicia de la solicitud del referido don Ángel, aprobó y confirmó la providencia de la Diputación que queda citado, sin embargo de lo que se expresaba en dicho informe; el cual fue aprobado en los demás particulares que comprende. Enseguida se informó también del citado a que había llegado el punto de hidalguías o pruebas de limpieza de sangre exigidas por los Síndicos de este Señorío a los extranjeros, en cumplimiento de lo que se dispone por  las leyes del fuero y acuerdos de Juntas Generales. Y con remisión a los originales que quedan en la Secretaria de mi interino cargo, lo firmo en Bilbao a diez y seis de febrero de mil ochocientos cuarenta y cinco. Manuel de Barandica (firmado y rubricado). Ilma. Diputación General del M.N. y M.L. Señorío de Vizcaya.

Ilustmo. Señor:

Don José Martinez, vecino de la anteiglesia de Yurre, recurro a V.S.I. con todo respeto, exponiendo que habiéndose instruido expediente justificativo de su nobleza e hidalguía notoria de sangre, a instancia de mi tío, don Ángel Martínez, vecino de Bilbao, ante la Diputación General de este Señorío, recayó en él la correspondiente determinación que fue dictada con audiencia del Síndico Procurador General de este mismo señorio, en 7 de enero de 1818, admitiendo a dicho Señor don Ángel Martínez, no sólo a la vecindad de la citada villa y de otros cualesquier pueblos de este solar ilustre, sino también a los empleos públicos y oficios honoríficos que se dan y reparten en ellos a los nobles hijosdalgo notorios de sangre; cuya providencia, con vista de todos los antecedentes del asunto, que se examinaron prolija y detenidamente, y con presencia de la Real carta expedida por la Cámara de Castilla en 14 de di. ciembre de 1817 por la cual se sirvió S, .M. declarar a don Blas Martinez vecino de la Villa de Pradoluengo; padre legitimo del citado don Ángel y a sus hijos, nietos y descendientes por tales hijosdalgo, notorios de sangre, fue solemnemente aprobada y confirmada por acuerdo de la Junta General que se celebró so el Árbol de Guernica el día 11 de julio de 1825. Así se acredita por los insertos que comprende la certificación auténtica que presentó, librada por mandato de V.S.I. por su Secretario interino de Gobierno don Manuel de Barandica.

Presento así mismo el adjunto testimonio legalizado y no menos auténtico, dado por don Manuel Martinez, Escribano de S.M. del número del Valle de San Vicente y vecino de la referida Villa de Pradoluengo, en el cual se halla inserta el acta solemne de recibimiento y empadronamiento por el ayuntamiento de la propia Villa del sobredicho don Blas Martínez y su familia, hijos, nietos, etc. en calidad de tales hijos-dalgo, incluyéndose entre ellos el nombre de mi padre don José Martínez, el de mi madre, ya entonces viuda, doña Joaquina Arenal, y el mio propio, como hijo legítimo aquel y yo nieto del don Blas, y se acredita además por ese documento, que durante mi residencia, en aquella villa, en época posterior, se me guardaron, como se guardaban y guardan a todos los otros descendientes de don Blas Martínez, las franquezas, exenciones, prerrogativas y eminencias que nos corresponden como hijos-dalgo notorios de sangre.

Apoyado pues en el mérito incontestable de actos y antecedentes tan marcados y positivos y en la fuerza legal de los documentos expresados, que tan plenamente los comprueban,

Suplico a V.S.I. se sirva haberlos por presentado y mandar que así en la precitada anteiglesia de Yurre, donde actualmente vivo, como en todos los demás pueblos de este noble Señorío, se me haya y tenga, lo mismo que a mis hijos y descendientes como tales hijos-dalgo y que en este concepto seamos admitidos uno y otros a los empleos públicos y oficios honoríficos y se nos guardan las. demás -prerrogativas que corresponden a los de mi clase.-

Dios guarda a V.S.I. muchos años. Bilbao 9 de Marzo de 1845.-

José Martinez (firmado y rubricado).-

ACUERDO.- Por presentado con los antecedentes que se dicen; comuníquese todo al Síndico Procurador General, y tráigase con su informe. Acordado por la Diputación en Bilbao a trece de Marzo de mil ochocientos cuarenta y cinco.

Mendieta.-Arguinzoniz.- Ante mi: Juan Bautista de Anitua.- (firmado y rubricado).- El Síndico se ha enterado de la precedente exposición de don José Martínez, vecino de la anteiglesia de Yurre, en la que suplica a V.S.I. que teniendo por legales y suficientes los documentos que acompaña se sirva mandar que así en la precitada anteiglesia de Yurre como en todos los demás pueblos de este Señorío, se le haya y tenga como así bien a sus hijos y descendientes, como hijosdalgo, notorios de sangre y que en este concepto sean admitidos a los empleos públicos y oficios honoríficos y se les guarden las demás prerrogativas que corresponden a su clase. Y dice: que V.S.I. puede y debe acceder a la precitada solicitud, en todas sus partes por hallarse ya anteriormente declarado así, en Junta General celebrada so el Árbol de Guernica, con respecto a don Ángel Martinez, tío carnal del exponente; y justificar éste plenamente ser nieto de don Blas Martinez a cuya instancia se expidió Real Cédula a 14 de diciembre de 1817 por la que. se le hizo gracia y merced y a sus hijos, nietos y descendientes de declararles por hijosdalgo notorios de sangre, para siempre jamás, mandando se les guarden todos los honores, franquezas, privilegios inherentes a su clase; así como el don Ángel obtuvo igual declaración por ser hijo legítimo del expresado don Blas. Sin embargo V.S.I. resolverá como siempre lo más conveniente y acertado. Así lo siente y firma con acuerdo del primer consultor de este M.N. y M.L. Señorío de Vizcaya que suscribe en Bilbao a doce de marzo de mil ochocientos cuarenta y cinco. Pedro José de Arauco. Licenciado Ariz. firmado y rubricado).

Acuerdo. Por lo que resulta de este expediente y lo expuesto por el Síndico en su informe se declara a don José Martínez por hijodalgo notorio de sangre en la manera misma que lo está su tío don Ángel Martínez; guárdensele consiguientemente tanto en la anteiglesia de Yurre como en cualquier otro pueblo del Señorío donde se establezca los honores y prerrogativas correspondientes a su clase participándole los empleos públicos y demás oficios honoríficos a que sea propuesto y désele competente testimonio de esta declaración, y antecedentes que tiene producidos para su resguardo y efectos a que se dirigen. Lo acordaron así los Sres. de la Diputación General de Vizcaya en Bilbao a catorce de Abril de mil ochocientos cuarenta y cinco, de que yo el Secretario de Justicia, doy fe. = Mendieta. = Arguinzoniz = Ante Mi, Juan Bautista de Anitua.- (firmado y rubricado). -

Luego en Bilbao hice saber el antecedente acuerdo a don Pedro José de Arauco, Sindico Procurador General de este Señorío; manifiesta quedar enterado; firma y doy fe = Pedro José de Arauco.- Juan Bautista de Anitua (firmado y rubricado).- … empleos públicos y demás oficios honoríficos a que sea propuesto y désele competente testimonio de esta declaración, y antecedentes que tiene producidos para su resguardo y efectos a que se dirigen. Lo acordaron así los Sres. de la Diputación General de Vizcaya en Bilbao a catorce de Abril de mil ochocientos cuarenta y cinco, de que yo el Secretario de Justicia, doy fe.- = Mendieta.- = Arguinzoniz = Ante mí, Juan Bautista de Anitua.- (firmado y rubricado).-

Luego en Bilbao hice saber el antecedente acuerdo a don Pedro José de Arauco, Síndico Procurador General de este Señorío; manifiesta quedar enterado; firma y doy fe = Pedro José de Arauco.- Juan Bautista de Anitua (firmado y rubricado).

 

 

 

 Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

 

 

Arriba