Atrás

 BELINCHON.

 

Ver los apellidos belinchoneros CASTEJONDENCHELLANOS  Y  SANTA_CRUZ en Genealogías Hispanas de esta web, y VEGA en Genealogías Astures

 

Ver "bautizados en Belinchón" en BELINCHON_X, BELINCHON_XI, BELINCHON_XII Y BELINCHON_XIII.

 

Un belinchonero en Indias, siglo XVI.

 

1º: Texto tomado del Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús.

 

Alonso de Bárzana. Misionero y lingüista. Nacido en el año 1530 en Belinchón (Cuenca), España; y fallecido el 31 de diciembre de 1597 en Cuzco, Perú. 

Hechos sus primeros estudios en su pueblo natal (Belinchón), se trasladó con su padre, médico, a Baeza, en cuya Universidad obtuvo los grados de maestro en artes y bachiller en teología. Discípulo de Juan de Ávila, ejerció diez años la predicación antes de entrar en la CJ. Se ofreció para las misiones y, enviado por el P. General Francisco de Borja al Perú, zarpó (1569) en la armada del virrey Francisco de Toledo, con la expedición que dirigía el P. Bartolomé Hernández. Ya en el viaje comenzó a estudiar quechua, que continuó asiduamente en Lima. Muy pronto pudo trabajar entre los indios, en las doctrinas de Santiago del Cercado, a las afueras de Lima, y en la de Huarochirí, también dependiente de Lima, recién confiada a la CJ.

En los diversos informes desde 1571 a 1576 se dice que Bárzana es «muy siervo de Dios» y buen predicador, con «caudal para leer una cátedra», pero sin talento para gobernar. Se señala que no está amoldado al Instituto de la CJ, aunque más tarde se le reconoce como muy afecto a él. Se destaca que sabe bien el quechua y el aymara. Estando en Cusco (1572), catequizó a Tupac Amaru, el último Inca, condenado a muerte por el virrey Toledo. Predicó la tanda cuaresmal de 1574 en Potosí (Bolivia), y la de 1575, en la zona del lago Titicaca, en Chucuito (Perú) y en la adyacente de La Paz (Bolivia), de lengua aymara.

En la I Congregación Provincial (enero 1576) se decidió la redacción de gramáticas y catecismos en quechua y aymara. En octubre, hubo otra congregación provincial para elegir procurador, y se encomendó a Bárzana la tarea de componer las obras citadas. El 19 noviembre el P. General Everardo Mercuriano, en respuesta a una carta de Bárzana, perdida, lo felicita por sus obras en quechua. Le dice además, que su voto de ir a la China queda conmutado «en esa tierra, donde hay más disposición de predicar el Evangelio que en la China». En noviembre 1576, la CJ se hizo cargo de la doctrina aymara de Juli, junto al lago Titicaca, hasta entonces atendida por los dominicos, y B fue uno de los cuatro designados para ella. Cuando tuvo que marcharse (1578), para la fundación de Arequipa, sus indios no cesaron de llorar en toda la tarde.

Tras asistir a la III Congregación Provincial (diciembre 1582), fue enviado a Potosí. En 1583 la Audiencia de Charcas lo nombró catedrático y examinador diocesano de quechua, aymara y puquina (la última hablada en partes de la actual Bolivia), que debían aprender los párrocos por orden de Felipe II. Es probable que B participase, al menos como revisor, en la traducción del catecismo del III Concilio Límense (1582-1583) al quechua y al aymara, junto con Bartolomé de Santiago y Blas Valera.

En 1585, a petición del obispo de Tucumán, Francisco de Vitoria, O.P, se abrió a la CJ un nuevo campo de trabajo en el norte de la actual Argentina. El provincial Juan de Atienza envió a Francisco de Angulo y a Bárzana a Santiago del Estero, donde se les unieron (1586) tres padres procedentes del Brasil. Con uno de ellos, Manuel Ortega, B recorrió las tierras de los tobas, mocobíes y diaguitas, y de los chiriguanos (del sur boliviano). En 1588 acompañó al gobernador de Tucumán, Juan Ramírez de Velasco, en una entrada a la región de los belicosos calchaquíes. Después de misionar (1591) entre los lules, pasó a la gobernación del Paraguay; escribió (febrero 1594) desde Asunción al provincial Juan Sebastián que aunque estudiaba la lengua guaraní cada día y sabía más preceptos de ella que de ninguna otra, no acertaría a pronunciarla en toda su vida.

Estando muy enfermo, el P. Sebastián le mandó (principios 1597) ir a Lima para ser mejor atendido, pero murió durante su viaje. Destacó por su espíritu apostólico y gran capacidad para idiomas. Aprendió el quechua (difundido en el Perú, Bolivia y el norte argentino), el aymara (Perú y Bolivia), el puquina, el chiriguano, variante del guaraní, y el tonocoté y ka-kán (hablados en Tucumán y Santiago del Estero), sobre los que dejó apuntes manuscritos, que fueron usados por los misioneros. Sus cartas rezuman afectividad y piedad.

OBRAS: Doctrina christiana y Cathecismo para instrucción de los indios... Con un confessionarío (Lima, 1583). Confessonario para los cvras de Indios (Lima, 1595). Tercero Cathecismo y exposición... por sermones (Lima, 1585). Arte y Vocabvlarío en la lengva general del Perv (Lima, 1586). Arte de la lengua Toba (La Plata, 1893). MonPer 1-6,8. Monu-menta Catechetica Hispanoamericana, ed. J. G. Duran, 2 v. (Buenos Aires, 1990).

 

2º.- Ahora transcribimos texto tomado de la obra del Padre Antonio Astráin (Madrid 1913; citada abajo, en Fuentes).

 

"Poseemos una relación  (es una relación redactada por el P. José Tiruel en 1601. Existe una copia en el Archivo de Indias, 71-3-29. Pastells, 1.1, pág. 85), mandada pocos años después al P. General, sobre lo que hizo el P. Barzana los primeros meses recién llegado a la diócesis de Tucumán, y vamos a reproducir un fragmento, porque nos da cabal idea, así del celo de este santo misionero, como del fruto copiosísimo que de sus trabajos espirituales se recogió en aquella diócesis.

"Refiriendo el estado deplorable en que se hallaban los indios, algo alejados de las poblaciones de españoles, dice así esta relación: «La mayor parte de estos indios se estaban infieles, aun después de tributarios, y los que estaban bautizados no tenían otra cosa de cristianos más que el agua del bautismo, pues aun el óleo o crisma apenas había indios que lo habían recibido, y por haberlos bautizado los que no sabían sus lenguas no se les había dado a entender lo que recibían, ni otra palabra alguna de la ley de Dios y misterios de nuestra santa fe. Era cosa muy común ser el uno de los cónyuges bautizado y el otro infiel, y estarse gran suma de los bautizados sin casar en sus amancebamientos, y aun en sus ritos antiguos. Nombrarles confesión era como hablarles en griego, porque en su vida habían llegado a tal sacramento. Una de las causas de esta calamidad era el haber entre ellos diferentes lenguas, tanto, que las más generales eran tres, llamadas Tonocote, Kakana y Sanabirona. Fue el Señor servido que aprendiesen los Padres de la Compañía estas lenguas con mucha brevedad, en las cuales andan siempre enseñando y predicando por toda la provincia. Han tomado por medio poner algunas escuelas de indiecitos que, aprendiendo en ellas la ley de Dios, vayan después enseñándola en sus casas y en otros pueblos, disponiendo las gentes para que los Padres puedan con más brevedad perfeccionarlas y pasar adelante a otras provincias.

»Hanse dado tal priesa a ejercitar los ministerios de la Compañía, que en sólo el primer año un solo sacerdote, que fue el P. Alonso deBarzana, aprendió la lengua tonocote, y compuso arte de ella, y catecismo, confesonario y sermonario, ultra de las demás lenguas que fue aprendiendo. El mismo año, que fue de 1585, en los primeros meses (que estuvo en el Tucumán), que fueron desde principios Octubre hasta el fin del año, convirtió él solo, con la divina gracia, 2.424 infieles, y los bautizó a todos, doctrinándolos él mismo con la ayuda de un solo Hermano coadjutor que le acompañaba, y casó 2.574 amancebados, de los cuales eran por la mayor parte uno de los cónyuges infiel y el otro bautizado. El año siguiente de 1586 catequizó y bautizó 4.025, y casó 3.354, que estaban amancebados. El año siguiente de 1587 bautizó en los primeros seis meses 2.823, y casó 1.951 amancebados, y los otros seis meses anduvo con el Gobernador en la conquista de los Diaguitas, y esto era confesando gran suma de indios todo el día entero y gran parte de la noche». Aquí tenemos resumida la historia gloriosísima del P. Alonso de Barzana en el primer año y medio o dos años que pasaron los Padres en la diócesis de Tucumán.

"El Gobernador de aquel país, Juan Ramírez de Velasco, parece que estaba entusiasmado con los dos misioneros de la Compañía, y escribiendo al Rey el 10 de Diciembre de 1586, le dice: «Llegaron hace casi un año dos Padres y un Hermano de la Compañía; el uno ha asistido en esta ciudad, acudiendo a su pretensión con mucha caridad y a hacer algunas informaciones con comisión del Santo Oficio. El otro ha andado siempre fuera, entre los naturales, y en seis meses me han certificado ha bautizado más de cuatro mil personas y casado más de tres mil. Han hecho en esta ciudad una pequeña iglesia en donde se dijo la primera misa el día de Todos los Santos, hubo jubileo plenísimo, que hay pocos en esta tierra. Tendrán necesidad del favor de Su Majestad para que prevalezcan en ella. Creo no han de poder sufrir al Obispo, pero como gente cuerda se animan lo que pueden». En estas últimas palabras indica el Gobernador, no lo que padecían los Padres de la Compañía con el Obispo, pues no sabemos que nunca se disgustase con ellos, sino lo que el mismo Gobernador sufría y hacía sufrir al Prelado. Era un dolor para nuestros Padres y para todas las personas cuerdas ver la poca armonía que mediaba entre el Sr. Victoria y el Gobernador, Juan Ramírez de Velasco. Estos disgustos llegaron a tales términos, que el Obispo presentó la dimisión de su cargo y se retiró a España no muchos años después.

 =============================================================

 

CATASTRO DEL MARQUÉS DE LA ENSENADA.

 

La confección del llamado "Catastro de Ensenada" (promovido por don Zenón de Somodevilla y Bengoechea, Marqués de la Ensenada) en el año 1752, encaminado al establecimiento de una contribución única que suprimiría un buen número de impuestos, es una importantísima fuente de datos por la cantidad de explicaciones que en ellos se contienen. Afortunadamente todos los interrogatorios que se formularon a Belinchón para esta causa y las respuestas dadas a ellos se conservan íntegramente en el Archivo Histórico provincial de Toledo, donde se guardan los originales en cuatro grandes tomos encuadernados en pergamino bajo las signaturas H-89; H-90; H-91 y H-92. El primero de ellos contiene las respuestas generales, el testimonio del vecindario, copia de la facultad de arbitrios, testimonio de Propios que goza el común y Censo contra ellos, gastos que tiene que satisfacer, certificación de frutos decimales y certificación de la Justicia sobre un pleito entre Belinchón y Tarancón por el aprovechamiento de pastos. El segundo y tercero de los libros (de aproximadamente mil folios manuscritos cada uno) contienen la relación de bienes de todos los vecinos del Estado General; y el cuarto, la relación de vecindario y bienes del Estado Eclesiástico.

A Belinchón le llega la comunicación como integrante de la provincia de Toledo mediante auto de fecha 22 de Enero de 1752. Las respuestas se realizan ante D. José de Orna y Haro, del Consejo de S.M. Comisionado especial para ese acto por las siguientes personas: D. Pedro Granero Mocejón (cura Párroco de la villa); Mateo de Salazar y Nicolás Sanz Muñoz (Alcaldes ordinarios por los estados noble y general); Lorenzo de la Higuera y Alonso Rubio (Regidores); Manuel de la Higuera (Síndico por el Estado General), Francisco Cano Muñoz ("Fiel de Fechas" del ayuntamiento) por ausencia del Escribano que era José Muñoz; José Rubio, Cristóbal Luengo, Francisco Belinchón Higueras y Alonso Rubio (Peritos nombrados para el acto).

 

28.1.-Respuestas generales

 

Van fechadas el 9 de Marzo de 1752 y dicen, entre otras cosas:

"Que la villa es dueña de sí misma por compra que hizo a S.M., como se expresa en el Real Privilegio de venta que hoy tiene presentado original en los Autos que se siguen en el Juzgado de la casa y Corte de S.M. contra las Memorias que llaman de Oropesa, de la que es actual Patrono la Marquesa viuda de Oropesa ".

"Que la villa tiene dos Censos por redimir y quitar, uno de 12.000 Ducados que se tomaron de D. Pedro Alvarez de Toledo (error: era Francisco, no Pedro), Virrey que fue del Perú y Fundador de las Memorias de Oropesa (...) en el año 1509 (error: era 1581, no 1509), en virtud de facultad cuyo original se halla presentado en los Autos del concurso que se sigue, habiéndose destinado en parte para comprarse la villa de S.M. de quien era ella y sus agregados, según y como se los quitó a las Iglesias (...); y otro de 6.000 Ducados que se tomaron de la Inquisición de Cuenca para la creación de un Pósito de trigo ".

Añaden lo que producen los propios de la Villa "cuyos efectos se hallan concursados por el Sr. D. Pedro de Castilla, del Consejo de S.M., a pedimiento de las Memorias de Oropesa, por lo que actualmente no los disfruta, siendo motivo de hallarse su Común en un lamentable conflicto".

El producto de los Propios es el siguiente:

4.400 Reales de Vellón el arrendamiento de la Dehesa del Cerrado.

1.000 R.V. el arrendamiento de la Dehesa Carnicera.

100 R.V. el arrendamiento del Sitio llamado El Prado.

1.500 R.V. del arrendamiento de dos Hornos para cocer pan.

1375 R.V. de la almotacenía y peso mayor.  .

4.000 R.V. de una Escribanía Pública.

Igualmente dicen tener "(...) un Arbitrio concedido sobre un pedazo de tierra en La Ensancha de la que usa a pasto y labor S.M. y señores de su Real Consejo de Castilla (...) para las Fábricas, de un Pósito, de las Casas del Ayuntamiento y la de la Cárcel, para hallarse éstas en la decencia y seguridad que se requiere...”.

 En estas respuestas aparecen, además, los siguientes datos: hay dos mesones (uno de Francisco del Busto y otro de Bernarda Morales y demás herederos de Blas de Peñacarrillo); un médico; cirujano; tienda de aceite y pescado; carnicería propia de la villa; botica y en ella estanco de tabacos y aguardientes; Escribano; ejercientes de Notarios; Alguacil; Sacristán; Maestro de primeras letras; Mercería; tabernero; Mesoneros; Hornero; Carnicería. Hay además, albañil, carretero, herrero, sastres, tejedores, zapateros y 53 personas que son tratantes de azafrán.

Gregorio Salazar tenía 1.370 cabezas de ganado lanar; Francisco del Busto 1.300; Juan Belinchón 400, y además había otras 200 cabezas que pertenecían a diferentes vecinos.

Como actividad principal destaca la agricultura, con viñedo, olivar y tierras dedicadas a cultivo de cebada, avena, centeno, trigo, también se cultiva el azafrán y hay colmenas que dan cera y miel. Además de la agricultura en el pueblo hay ganado, sobre todo lanar.

Añaden que en la Villa hay una Salina que pertenece . S.M. el Rey y que estas Reales Salinas cuentan con un administrador (Manuel Maldonado) en cuya fábrica trabajan diferentes individuos.

En cuanto a los derechos que se hallan impuestos a la villa, tales como Diezmos o Primicia, manifestaron que sobre las tierras de Belinchón hay impuestos: Diezmo, Primicia y Voto de Santiago, por los que pagan en especies diferentes cantidades, perteneciendo al Obispo de Cuenca, Deán y Cabildo (1/3), al Rey e Iglesia (1/3) y el resto a tres beneficiados que son don José de Prada y Cienfuegos, Canónigo de Calahorra, don Fernando Zaragoza, cura de Valdecolmenas de Abajo y al cura párroco. Además hay cuatro prestameras de las que son beneficiarios D. Diego Cárdena, vecino de Cuenca, la Capilla de los Apóstoles y la Capilla de las Pozas.

Belinchón cuenta en aquel año con 360 vecinos, 300 casas habitables, 50 inhabitables y 40 en total ruina.

Al dar los límites de su término dicen lindar al Oriente con el de las villas de Huelves y Barajas y con la Dehesa que llaman de Lobinillas, propia de la Ciudad de Huete.

Hay cuatro molinos de aceite con una piedra cada uno, que pertenecen a Francisco del Busto; a Bernarda Morales; a Francisco Santa Cruz y el otro al Licenciado Tomás Sánchez, presbítero, estando éste último afecto a la Capellanía que goza y posee el dicho Tomás.

Las Cofradías religiosas existentes eran: La Veracruz, Las Ánimas, San Roque, San Pedro, Santísimo y Nuestra Señora del Rosario. Hay además un hospital (situado en la calle que lleva su nombre), que se destina a dar cobijo a pobres y necesitados, así como a transeúntes, manteniéndose principalmente de limosnas y alguna renta de tierras que poseía.

Hay en Belinchón siete sacerdotes: Pedro Granero Mocejón (párroco); Francisco Santa Cruz, Tomás Sánchez Chacón, Francisco García, Félix Denche Higueras y Manuel Vecino (Presbíteros) y Manuel Sánchez, Clérigo de Corona.

 

28.2.- Libro de vecindario (1752).

Este libro contiene el nombre de todos los vecinos con expresión de edades, condición y circunstancias familiares. Está fechado el 1 de Abril de 1752 y de él reproducimos algunas de sus respuestas:

El primer apartado se refiere a los vecinos del Estado de Hijosdalgos, apareciendo como tales:

Mateo Salazar, su mujer Juana García de las Heras y sus hijos Catalina-Josefa y Gregorio Tomás.

Francisco del Busto.

Bernardina de Morales.       

Juan García y su hijo Juan.

Gregorio Salazar Rubio, su mujer Isabel Peñacarrillo y su hijo Celestino.

Gregorio Salazar, su mujer María Rubio y sus hijos Simón, Lucía y Magdalena.

Antonio Peñacarrillo, su mujer Leocadia de Laderia y sus hijos Antonio y María Josefa.

Clemente Peñacarrillo, soltero.

Sebastián Villagarcía, su mujer Josefa Ochoa y sus hijos Sebastián, Fernando, Urbano e Isidoro.

Mateo Villagarcía y su mujer, María Barriga.

Y Victoria de la Higuera, viuda.        

Continúa la relación con los vecinos labradores apareciendo 87, entre ellos:

Manuel García Orea, su mujer Magdalena Salto y sus hijos Rafael y Valeriano.

Cristóbal Barriga, su mujer Catalina Sánchez y sus hijos Saturnino y Antonia.

Francisco Belinchón Higueras y su hijo Francisco.

Juan de Almarza y su mujer Ana María Belinchón.

Como   vecinos   labradores   y   pastores   sirvientes,   hortelanos   y jornaleros, figuran 150, entre ellos:

Manuel de Almarza.           

Diego Navarro.

Pedro Alonso.     

Tomás del Burgo                                                 

Juan de Matamoros.                                       

Cristóbal García.  

Francisco Jordán.

Juan de Ochoa.

Julián Belinchón. 

Juan Moreno.

Dionisio de Villaverde.

Marcos Raspeño.

Melchor López.

Y en la relación de vecinos artistas cita:     

Escribano: Diego Leonardo Gutiérrez. 

Notarios: Francisco Cano Muñoz y Manuel Saturio de la Vega.

Alguacil: Juan Castejón de Blas.     

Médico: Pedro Sanz.

Cirujano: Antonio Rosillo.               

Boticario y Estanquero: Francisco del Río.

Sacristán: Pedro Moreno Perona y Patricio Moreno.

Tejedores: Juan Navarro y Diego Martín, entre otros.

Sastres: Pedro y José Camarero Juan Olmillo.

Zapateros: aparecen 11, entre ellos, Pedro Leal, Pedro Polo, Julián allesteros y Tomás de la Torre.

Además cita 46 trajinantes, 46 viudas y los vecinos del estado eclesiástico antes nombrados.

 

Belinchón, año 1752. Vecinos, según el Catastro de Ensenada.

 

Ana

Almanza

 

 

Labrador del E. G.

Manuel

Almanza

 

 

Labrador sirviente

María

Almanza

 

 

Viuda

Mariana

Alonso

 

 

Viuda

Pedro

Alonso

 

 

Pastor

Gabriel

Alvarez

 

 

Trajinante

Juan

Aragón

 

 

Labrador del E. G.

Francisco

Asi

 

 

Hortelano

Francisco

Bal (del)

 

 

Hortelano

Juan

Ballesteros

 

 

Zapatero

Cristóbal

Barriga

 

 

Labrador del E. G.

María

Barriga

 

 

Viuda

Francisco

Becino

 

 

Labrador del E. G.

Juan

Belinchón

 

 

Labrador del E. G.

Julián

Belinchón

 

 

Hortelano

Teresa

Belinchón

 

 

Viuda

María

Benáchez

 

 

Labrador del E. G.

Jerónimo

Billarejo

 

 

Trajinante

Melchora

Bravo

 

 

Viuda

Tomás

Burgo (del)

 

 

Pastor

Francisco

Busto (del)

 

 

Hijos dalgo

José

Camarero

 

 

Sastre

Pedro

Camarero

 

 

Sastre

Manuel

Campezo

 

 

Labrador del E. G.

Diego

Campo (del)

 

 

¿Sigue sacristán?

Francisco

Cano

Muñoz

 

Notario

Ana

Castejón

 

 

Labrador del E. G.

Ana

Castejón

 

 

Viuda

José

Castejón

Ramírez

 

Labrador del E. G.

José

Castejón

Ramos

 

Peraire

José

Castejón

de Matías

 

Trajinante

Juan

Castejón

de Blas

 

Alguacil

Juan

Castejón

de Miguel

 

Tejedor

Julián

Castejón

 

 

Peraire

Julián

Castejón

 

 

Zapatero

Manuel

Castejón

Hurtado

 

Tejedor

Pedro

Castejón

 

 

Labrador sirviente

Gerónimo

Chacón

 

 

Labrador del E. G.

Pedro

Colmenar

 

 

Zapatero

Blas

Correas

 

 

Pastor

Manuel

Correas

 

 

Pastor

José

Delgado

 

 

Pastor

Antonio

Denche

 

 

Trajinante

Cristóbal

Denche

 

 

Trajinante

Don Feliz

Denche

Igueras

Presbítero

Eclesiástico

Francisco

Denche

Almanza

 

Labrador del E. G.

Francisco

Denche

"menor"

 

Trajinante

Pedro

Denche

Higueras

 

Trajinante

José

Díaz

Gregorio (de)

Hortelano

Juan

Díaz

 

 

Labrador del E. G.

Manuel

Díaz

Oyuelo

 

Labrador del E. G.

Pedro Lázaro

Enciso

 

 

¿Sigue sacristán?

Boticario y

Estanquero

 

 

Cirujano

Alfonso

García

 

 

Peraire

Alonso

García

 

 

¿Sigue sacristán?

Ana

García

Choque

 

Viuda

Clemente

García

 

 

Labrador del E. G.

Cristóbal

García

Barriga

 

Labrador del E. G.

Cristóbal

García

Espada

 

Pastor

Cristóbal

García

 

 

Zapatero

Cristóbal

García

de Pedro

 

Trajinante

Don Francisco

García

Barriga

Presbítero

Eclesiástico

Francisco

García

Choque

 

Labrador del E. G.

Francisco

García

Espada

 

Pastor

Francisco

García

de Joseph

 

Hortelano

Francisco

García

Azanero

 

¿Sigue sacristán?

Gregorio

García

Calderón

 

Labrador del E. G.

José

García

Ornillos

 

Labrador del E. G.

José

García

Pericato

 

Labrador del E. G.

Juan

García

Espada

 

Peraire

Juan

García

"el menor"

 

Peraire

Manuel

García

Oreja

 

Labrador del E. G.

Manuel

García

Jobito

 

Hortelano

María

García

 

 

Labrador del E. G.

María

García

 

 

Labrador del E. G.

María

García

 

 

Viuda

María

García

Choque

 

Viuda

Miguel

García

Casado

 

Labrador sirviente

Pedro

García

 

 

Hortelano

Pedro

García

 

 

Hortelano

Juana

Gómez

 

 

Labrador del E. G.

Don Pedro

Granero

Morejón

Cura párroco

Eclesiástico

Diego Leonardo

Gutiérrez

 

 

Escribano

Manuel

Gutiérrez

 

 

Hortelano

Pedro

Higuera (de la)

 

 

Trajinante

Juan

Iguera (de la)

 

 

Labrador del E. G.

Lorenzo

Iguera (de la)

 

 

Labrador del E. G.

Francisco

Jordán

 

 

Hortelano

María

Jordán

 

 

Viuda

Sebastián

Jordán

 

 

Hortelano

Francisca

Leal

 

 

Viuda pobre

Manuel

Leal

 

 

Hortelano

Pedro

Leal

 

 

Zapatero

Diego "menor"

López

 

 

Hortelano

José

López

 

 

Hortelano

Juan

López

 

 

Hortelano

Francisco

Lorenzio (sic)

 

 

Trajinante

Cristóbal

Luengo

 

 

Labrador del E. G.

Francisco

Madrid

 

 

Labrador del E. G.

Francisca

Madrid (de)

 

 

Viuda

Alonso

Martínez

 

 

Labrador sirviente

Diego

Martínez

 

 

Tejedor

José

Martínez

Cenón

 

Pastor

José

Martínez

 

 

Trajinante

Manuel

Martínez

 

 

Hortelano

Paula

Martínez

 

 

Viuda

Juan

Matamoros (de)

 

 

Pastor

Bernardina

Morales

 

 

Hijos dalgo

Alfonso

Moreno

 

 

Hortelano

Juan

Moreno

 

 

Hortelano

Patricio

Moreno

 

 

Sacristán

Pedro

Moreno

Perona

 

Sacristán

Angel

Muñoz

 

 

Trajinante

Cristóbal

Muñoz

 

 

Labrador del E. G.

Cristóbal

Muñoz

 

 

Hortelano

José

Muñoz

Salazar

 

Labrador del E. G.

José

Muñoz

Bentura (de)

 

Labrador del E. G.

Juan

Muñoz

Cano

 

Hortelano

Diego

Navarro

 

 

Labrador sirviente

Juan

Navarro

 

 

Tejedor

Gregoria

Núñez

 

 

Viuda

Gregorio

Núñez

 

 

Hortelano

Manuel

Núñez

 

 

Trajinante

Manuel

Núñez

(otro)

 

Trajinante

Fernando

Ochoa

Salcedo

 

Trajinante

Juliana

Ochoa

 

 

Labrador del E. G.

Juan

Ochoa (de)0

 

 

Hortelano

Lucas

Olmedo

 

 

Pastor

Juan

Olmillos

 

 

Sastre

Pedro

Orea

 

 

Labrador sirviente

Juan

Pavón

 

 

Labrador del E. G.

Juan "menor"

Pavón

 

 

Hortelano

Gerónima

Plaza (de la)

 

 

Labrador del E. G.

Julián

Plaza (de la)

 

 

Labrador del E. G.

Manuel

Plaza (de la)

 

 

Labrador sirviente

Pedro

Polo

 

 

Zapatero

Ana María

Ramos

 

 

Viuda

Francisco

Raspeño

 

 

Labrador del E. G.

Francisco

Río (del)

 

 

Cirujano

Isabel

Rodríguez

 

 

Labrador del E. G.

Cristóbal

Roquero

 

 

Hortelano

Antonio

Rosillo

 

 

Cirujano

Pedro

Rozas

 

 

Labrador del E. G.

José

Rubiales

 

 

Zapatero

Alonso

Rubio

Castejón

 

Labrador del E. G.

José

Rubio

 

 

Labrador del E. G.

Juan

Rubio

Raspeño

 

Labrador del E. G.

María

Rubio

 

 

Labrador del E. G.

Miguel

Ruiz

 

 

Zapatero

Antonio

Saceda

 

 

Hortelano

Gregorio

Salazar

 

 

Hijos dalgo

Mateo

Salazar

 

 

Hijos dalgo

José

Salcedo

 

 

Hortelano

Blas

Sánchez

Chacón

 

Labrador del E. G.

Don Angel

Sánchez

 

 

¿Sigue sacristán?

Don Manuel

Sánchez

 

Clérigo de Corona

Eclesiástico

Don Tomás

Sánchez

Chacón

Presbítero

Eclesiástico

Francisco

Sánchez

 

 

Labrador sirviente

José

Sánchez

 

 

Trajinante

Manuel

Sánchez

 

 

Hortelano

Manuel

Sánchez

Maldonado

 

Sacristán

Nicolás

Sánchez

Muñoz

 

Labrador del E. G.

Pedro Antº

Sánchez

 

 

Labrador del E. G.

Don Francisco

Santa Cruz

 

Presbítero

Eclesiástico

Francisca

Santa Cruz

 

 

Labrador del E. G.

Francisco

Santa Cruz

 

 

Hortelano

Jacinto

Santa Cruz

 

 

¿Sigue sacristán?

Manuel

Santa Cruz

 

 

¿Sigue sacristán?

Domingo

Sanz

 

 

¿Sigue sacristán?

Don Pedro

Sanz

 

 

Médico

Diego

Sedeño

 

 

Zapatero

María

Torre (de la)

 

 

Viuda pobre

Tomás

Torre (de la)

 

 

Zapatero

Julián

Vallesteros

 

 

Zapatero

Don Manuel

Vecino

 

 

Eclesiástico

Manuel Sabino

Vega (de la)

 

 

Notario

Francisco

Villagarcía

 

 

Hijos dalgo

Mateo

Villagarcía

 

 

Hijos dalgo

Sebastián

Villagarcía

 

 

Hijos dalgo

Francisco

Villaverde

 

 

Labrador del E. G.

Miguel

Villaverde

 

 

Labrador del E. G.

Tomás

Villaverde

 

 

Trajinante

 

 

Etimología del nombre BELINCHÓN

 

D. Trifón Muñoz y Solivas, Canónigo de Cuenca, en su obra “Historia de la muy noble, leal e impertérrita ciudad de Cuenca y del territorio de su provincia y Obispado desde los tiempos primitivos hasta la edad presente”. Dice así:

 

Belinchón: Son sus raíces BET, Casa, LELH, Altozano y CHON, Pontífice o Sacerdote principal y significa: "casa altozano del Sacerdote Principal". Habiendo sido al pronto los padres de familia sacerdotes y reyes de los pueblos y thobelios, según esta etimología hebrea, la fundación de este pueblo data desde el fin de la época thubalita, en que ya fue separado el sacerdocio del mando civil. Siendo fenicia la palabra BALÍN o BELIN, cosa de Baal o de Belo, Dios que acogieron los hijos de Sidón de los Babilonios, es también presumible que entrando los de Belinchón en la idolatría, diesen culto a Belo o Baal y que de BALÍN o BELIN y la palabra hebrea CHON, Sacerdote, se titulase BELINCHÓN O VELINCHÓN. Constando de la historia que la mayor parte de las Belias, Velias y Helias, proceden del griego, quizás los de Belinchón adoptasen con el trato de los arcades el sabeísmo; y el BET EL, lo cambiasen por dar culto al Sol, en Helios Chon, o Sacerdote del Sol; y pronunciando el HELIOS eólicamente, quedar en VELI o BELIN CHON. Acostumbrando los antiguos, desde antes de caer en la idolatría, a consagrar a Dios ciertos territorios para asilos, sostén de los sacerdotes y subvención de sacrificios; que en el territorio de Belinchón fue uno de ellos, lo que indica su etimología".

 

D. Heliodoro Cordente, por su parte, basa el nombre de Belinchón en la derivación de la palabra "Belcho", planta leñosa que crece en los arenales, por la existencia de ellas en esta tierra.

 

Los restos arqueológicos encontrados en las Salinas, demuestras que fueron ya explotadas por los Romanos, quienes, seguramente, comercializaban su sal a través de la calzada romana que discurrió cerca de Belinchón (Ercávica - Huete - Uclés - Segóbriga - Valeria), existiendo también una inscripción romana en la Fuente de la Piquera.

 

 =============================================================

 

Cesáreo Santa Cruz; fotografía tomada en Buenos Aires, año 1903. ¿Podremos localizar a sus descendientes?

 

Reseña histórica.

 

Texto extractado de la obra de Mª Angeles García Parés.

 

Año 711: Los musulmanes invaden la península ibérica y se adueñan de Toledo. Dividen sus dominios en cuatro regiones: Al-Andalus, Al-Garbe, Al-Xarquia y Al-Musata, y cada una de éstas en diferentes zonas llamadas CORAS. La actual provincia de Cuenca formó pare de la CORA de Santaver , con capital en Santaver y dependencia del emirato de Toledo inicialmente, de Valencia luego y posteriormente del Reino de Sevilla.

 

Año 745: Los bereberes se rebelan y dominan buena parte de los territorios.

 

Año 888: Toledo queda bajo el control del bereber Musa Ibn Zennun, al igual que una gran parte de la zona conquense de la Cora de Santaver, en la que surgieron importantes núcleos defensivos, tales como Cuenca, Uclés, Huete, Huélamo y otros.

 

Año 910: El bereber Al-Fatah Ibn Zennun, hijo del citado Musa Ibn Zennun, derrotado y expulsado de Toledo, se traslada a Uclés., donde ordena levantar una gran fortaleza dotada de castillo defensivo, mezquita, termas y murallas, convirtiéndolo en núcleo militar y centro de la región de Santaver.

 

Año 1108: Con motivo de la batalla de Uclés, encontramos por vez primera mención documental a Belinchón, citándose su castillo musulmán así como un núcleo de cristianos que vivían junto a él. Importante era su proximidad a la ciudad de Uclés, “a la que se dotó de un frente  de defensa en el que seguramente se incluyó a Belinchón, por contener en su término una alta meseta que proporcionaba gran visibilidad a la zona, paso obligado entre los reinos de Toledo y Valencia”. Además, Belinchón estaba a la vera “de la zona fronteriza o límite Oeste de la Cora de Santaver y al propio río Tajo”. El castillo amurallado construido en Belinchón (en el lugar que hoy ocupa su parroquia) se denominó en árabe xxxxx (suena BALCHÚN), y así aparece citado en la narración árabe de la Batalla de Uclés. Junto a tal fortaleza se permitió vivir a un núcleo de cristianos, pagando un tributo que sólo cesaba si se sometían a la de de Ala. La citada palabra árabe (que suena BALCHÚN), en castellano significa GARZA. He aquí otra posible etimología del nombre de nuestra villa.

 

Año 1146: Se derrumba el imperio de los Almorávides. Reconquista de Belinchón. Alfonso VII El Emperador DONA al Arzobispo de Toledo “la mitad de BOLUCHIÓN (sic), de su término y sus Salinas, si bien se hacía con el encargo de atraer gentes al lugar para explotar sus Salinas y garantizar la defensa del territorio del ataque de los moros”.

 

Año 1171: Concesión del primer Fuero a Belinchón, hecha por el entonces arzobispo de Toledo Don Cerebruno, reinando Alfonso VIII.

 

 =============================================================

 

Belinchón, año 1576.

 

16.3.- Interrogatorio para las "Relaciones de los pueblos de España".

 

El interés de Felipe II por conocer las condiciones histórico-geográficas de los pueblos de su reino hizo que, después de haber encargado a Pedro de Esquivel la confección de un mapa de España, ordenara un interrogatorio dirigido a todas las poblaciones para conocer su descripción, situación, historia y forma de vida. Este trabajo, llamado Relaciones de los Pueblos de España, se guarda en la Biblioteca de El Escorial. Por lo que se refiere a Belinchón, la comunicación llegó el 12 de Mayo de 1576 por orden del licenciado Busto de Villegas, Gobernador en el Arzobispado de Toledo. Las respuestas las dieron: el escribano público que era Luis de Magaña; el Alcalde Mayor Francisco Díaz Noguerol; y los nombrados como personas de "buena discreción, entendimiento y memoria", Alonso Perejón, Juan García Barriga y Diego de Baeza. Las respuestas, entre otras, fueron las siguientes:

- Que pertenecía al reino y Arzobispado de Toledo, del que dista 15 leguas, a cuyo Consejo van las apelaciones y de aquí a la Chancillería (Tribunal Superior de Justicia) de Granada (60 leguas). Su obispado es el de Cuenca de la que dista 15 leguas y pertenece al Arciprestazgo de Uclés. El Corregimiento (territorio de jurisdicción) estuvo junto con el de Perales y Morata, encontrándose ahora sólo Belinchón con un Gobernador (Francisco Díaz Noguerol) por haber vendido S.M. las dos villas citadas. Y que las alcabalas (tributo que cobraba el Fisco por las compras, ventas y permutas) se acude al Partido de Illescas y servicios de Alcalá de Henares, por lo que quien hable en Cortes en estos lugares, hablará también por Belinchón.

- Como suceso importante ocurrido 30 años antes (1546) citan que en el término de Belinchón, "un hombre llamado Fuentidueña (quizá de ese lugar), ahogó a su mujer en el Barranco del Juez, sin que pudiera ser aprehendido ".

- Por causa de la peste la población había disminuido hasta 450 vecinos, habiendo sido mayor lugar pues hace años hasta 40 doncellas iban a caballo a por agua a la fuente.

- Había 15 hidalgos con privilegios concedidos por la Chancillería de Granada.

- Que la Iglesia de esta villa, que es la advocación del señor San Miguel y hay un cura y dos beneficios y cuatro prestameras. El curazgo vale cincuenta mil y cada beneficio a cincuenta mil. Las prestameras cada una a veintidós mil maravedís.

- Hay Ermitas señaladas de devoción: Nuestra Señora de la Oliva, y el señor Santiago y señor San Sebastián que están en el pueblo y otros humilladeros.        

- Que hay otras tres fiestas que no son de guardar por la Iglesia de este Obispado de Cuenca, las cuales esta villa ha muchos días que las guardan por voto y promesa, que es tan antigua que no se acuerdan qué tanto ha ni han oído decir que se hubiesen hecho las dichas promesas que son: San Sebastián por la pestilencia y "Santo Alifonso" por lo mismo y Santa Quitería por la rabia, las cuales fiestas todas tres tienen sus vigilas: no se come carne.

- El pueblo es muy pasajero para el reino de Valencia viniendo de la Corte de su Majestad y de toda Castilla la vieja y demás partes, porque está en el Camino Real que va a Valencia y de Cuenca a Toledo. (Camino nuevo de Tarancón por la Puentecilla y la Hontanilla).

- Que hace 50 años (1526) hubo un Licenciado llamado Hernando Díaz, que fue alcalde de los Hijosdalgos en la Chancillería de Valladolid, que era natural de Belinchón.

- Que hay leña, aunque menos que antes, quejidos y pinos y solía haber venados aunque ya no hay y sí conejos, liebres, perdices y a veces acuden raposas y lobos.

- Que hay en el término unas salinas de las principales del Rey sobre las que hay un portazgo (derecho de paso) que vale 10.000 maravedís y es de un Ludeña de Madrid.

- Que en el término no hay moliendas, por lo que van a moler a los molinos de la aceña de Buenamesón, junto al río Tajo, a los de Estremera y a los de la aceña del Maquilón. Es falto de aguas dulces aunque salobres tiene abundancia, aunque no beben de ella, y si beben, pocos, y van por agua a una fuente que está en término de Tarancón, tres cuartos de legua de esta villa. (Esta fuente se conoce por "La Hontanilla" en el antiguo Camino Real).

- En cuanto a los tributos que paga el pueblo: "dice no tener más que un pecho (tributo que se pagaba por las tierras al Rey o Señor del lugar) a favor del Arzobispo de Toledo y señor de la Villa, el cual se llama "pecho del Señor" que son 45 fanegas de pan por medio, aunque sobre este pecho tiene esta villa pleito pendiente en la real audiencia de Granada sobre decir que no lo debe".

- Al dar los despoblados del término dice: "que a media legua hay un lugar despoblado que se llama Villaescusa que fue de una señora que lo vendió a esta villa justamente con una heredad que estaba alrededor de tierras que labra y arrienda el Concejo".

- Entre los pueblos comarcanos de Belinchón aparecen: "Tarancón (que está a una legua); Fuente de Pedro Naharro (a dos leguas); La Villa de Santa Cruz (a dos leguas); La Zarza (que fue de Ruy Gómez de Silva y está a una legua); "Fontidueña" (a dos leguas); Estremera (que fue de Ruy Gómez y es "ansimismo" de sus sucesores y está a dos leguas y media); Leganiel (que es tierra de "Guete" y está a dos leguas y Barajas (que es también de "Guete ") ".

- "Que al poniente está un término con su jurisdicción, molinos y granjería que se llama Buenamesón y está a dos leguas al poniente con jurisdicción, molinos y granjería dependientes del convento de Veles".

La aldea de Buenamesón y su amplio término eran propiedad particular del Prior de Uclés cuya villa "y heredamiento lo dio e mandó a dicho convento la Infanta doña Urraca, que dicen estar enterrada en dicho Convento de Uclés". Había en Buenamesón unas casas principales, junto a Villamanrique (aún pueden verse restos de alguna) que servían de aposento y recreo del Convento, además de molinos y casa para el barquero y hortelano. A estos molinos y a los de Estremera, junto al Tajo, acudían los pueblos vecinos para realizar las labores o "moliendas" donde, igualmente, existía una barcaza para cruzar el río.

 

 =============================================================

 

Judíos en Belinchón.

 

En Belinchón vivían en el siglo XIII, según padrón realizado en Huete en 1290, varias familias judías dedicadas, en su mayoría, al negocio de la sal. En 1473 se menciona a Jaco Agravate e Ysaque Agravate como judíos belinchoneros; en 1472, a Cabique de Veles y Jacob Algramente; en 1479, a Culeman Cadique, Cadique de Uclés, Jaco Abennadib, Jaco Agravate e Ysaque Cadique. Tras la expulsión de los judíos que no accedieran al bautizo cristiano, decretada en 1492 por los Reyes Católicos, desaparecieron de Belinchón gran parte de los judíos.

Posteriormente, algunos decidieron regresar, bautizándose, con ánimo de recuperar sus bienes. Como muestra de estos casos tenemos las siguientes referencias, que hemos tomada de AER, en su web:

 

Año 1495. Archivo General de Simancas.    ES.47161.AGS/31.1.780// RGS,149502,430

"Incitativa, a petición de maestre Pedro de Valencia, sobre un majuelo y unas tinajas que vendió al salir de España por ser judío y que ahora, convertido, reclama su justo precio a Francisco Mejía, vecino de Belinchón"

  

Año 1494. Archivo General de Simancas. ES.47161.AGS/31.1.1009// RGS,149411,289.  

"Incitativa al juez y pesquisidor en la provincia de Castilla de los bienes y deudas que los judíos dejaron en estos reinos al tiempo de su salida, a petición de Hamar Melique, moro, vecino de Uclés, de la Orden de Santiago, sobre que Juan de Cardonas, gobernador de la "Reginal Camara de Seçilia", le entregó una libranza que el maestre don Alonso de Cárdenas, ya difunto, le dio para su mantenimiento en la mesa maestral, la cual fue librada en ciertos judíos recaudadores de las salinas de Belinchon y, cuando su salida, dieron por fiador a Julián de Alcalá, vecino de este lugar, que no la ha pagado"

 

Año 1495. Archivo General de Simancas. ES.47161.AGS/31.1.780// RGS,149502,431

"Incitativa a los alcaldes de Belinchón sobre que si los bienes de Namías Avenosa, suegro de maestre Pedro de Valencia, fueron vendidos a bajo precio al salir del reino por ser judío, se le restituyan en su justo precio-Consejo"

 

Año 1495. Archivo General de Simancas.    ES.47161.AGS/31.1.780// RGS,149502,497

"Idem, a Rodrigo de Mercado, juez de los bienes de judíos del arzobispado de Toledo, a petición de maestre Pedro de Valencia, vecino de Estremera, sobre la fianza que habla puesto por Isaac Zadique, vecino de Belinchón; cuya cantidad había sido cobrada ya por Fernando Sánchez, recaudador del maestre de Santiago"

 

Fuentes:

Juan Santa Cruz Lemaitre. 

"Belinchón. Datos sobre su historia", de Mª Angeles García Parés.

 P. Antonio Astráin:  “Historia de la Compañía de Jesús en la Asistencia de España" (editada en Madrid año 1913).

 AER.

"Diccionario Histórico de la Compañía de Jesús".

Varios  en biblioteca y archivos.

 

 

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

monedacuenta@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana

 

 

Arriba