Atrás

 

RUCABADO

 

Pendiente de indagaciones.

 

Origen del apellido.

Según los expedientes de hidalguía dados en Bizkaia, que abajo citaremos:

Del lugar de Renedo, “que es en el Valle de Piélagos, de los nueve valles de las Asturias de Santillana”

 

García Carraffa dice que:

Este apellido es originario del lugar de Rucabado (ayuntamiento de Mazcuerras, P. J. de Cabuérniga), y que tuvo casas solares en Hornedo (ayuntamiento de Entrambasaguas y P. J. de Santoña), en Liérganes (Valle de Piélagos) y en Villacarriedo.

Escudo.

García Carraffa da éste:

Partido, 1º de azur, con un castillo de plata, y un hombre asomado a una ventana con una espada en la mano; y 2º de oro, con un árbol de sinople.

 

Ybarra y Bergé lo describe así (ver fotografía abajo):

Castillo con tres almenas y a su izquierda, que es la derecha según se mira, árbol terrasado y orla de ocho roeles;

 

Los que pasaron a Bizkaia presentaron dibujo de éste:

Abajo incluyo dibujo en color del mismo. No sé describirlo, pero sí sé que es diferente del que ofrecen García Carraffa e Ybarra Bergé.

 

De los que pasaron a Bizkaia:

A partir de este año, 1800, no aparece –en los libros parroquiales que se conservan- ningún Rucabado de primer apellido bautizado en Bizkaia.

 

 

Del Valle de Renedo, sito en las Asturias de Santillana, a Bizkaia (I).

 

I.- Pedro Ruiz de Rucabado y Marina de Picote, naturales del Valle de Renedo, uno de los nueve valles de las Asturias de Santillana, fueron padres de:

 

II.- Juan Ruiz de Rucabado, natural del dicho Valle de Renedo, casó con María Cruz de Beraza Escarza, nacida en Tierra de Aiala (hija de Juan de Beraza y María de Escarza). Se avecindaron en la anteiglesia de Abando, Bizkaia, donde fueron padres de:

 

1.- Domingo de Rucabado Beraça (Abando, P. San Vicente, b. 25-IX-1601). Casó en Begoña, año 1624, con María de Lecanda.

 

2.- Juan de Rucabado Beraça. Casó en 1635, en Bilbao, con María Burget y Burget de Bidaur. Con descendencia.

 

3.- Lucía de Rucabado Beraça (Abando, P. San Vicente, 1614). Casó en Abando, año 1637, con Joan de Laburu Plaza.

 

Los citados hermanos Domingo y Juan de Rucabado Beraça, naturales y vecinos de la anteiglesia de Abando, hicieron –ante la autoridad de Bilbao- información genealógica, de nobleza y limpieza de sangre, a fin de gozar de plenos derechos en el Señorío, con sentencia favorable dada en 1656, tal como consta en expediente que se conserva el el Archivo Histórico de la Diputación de Bizkaia con referencia JCR-0694/027. Expediente del que hemos tomado los datos arriba expuestos.

======================================================================

 

Del Valle de Renedo, sito en las Asturias de Santillana, a Bizkaia (II).

 

I.- Juan Gutiérrez de Rucabado y su esposa Juana Gutiérrez de Masso, naturales y vecinos del lugar de Renedo, “que es en el Valle de Piélagos, de los nueve valles de las Asturias de Santillana”, fueron padres de:

 

II.- Toribio de Rucabado Mazo, nacido en el dicho Renedo al igual que su esposa Toribia de la Riba Romesi (hija de Juan y Juana), fueron padres de:

 

1.- Juan de Rucabado de la Riba, que sigue.

 

2.- María de Rucabado de la Riba. Casó con Juan de Mazo Sorribo, natural y vecino, al igual que María, de Renedo (hijo de Pedro y María). Padres de:

2.1.- Juan de Mazo Rucabado, natural de Renedo. Pasó a Bizkaia y, a fin de avecindarse en Bilbao, presentó en ésta información genealógica, de nobleza y limpieza de sangre, afirmando ser descendiente de las casas solares de Mazo y Rucabado, sitas en el ya citado Renedo, “en la costa de las cuatro villas de la mar”. Obtuvo aquiescencia mediante Sello Mayor, en 1653. Hemos tomado estos datos del expediente que con referencia 4/68 se conserva en el Archivo H.  de la Diputación de Bizkaia.

 

2.- Pedro de Rucabado de la Riba. Era vecino de Abando-Bizkaia en 1628.

 

El dicho Juan de Rucabado de la Riba presentó ante la autoridad de Bizkaia dos informaciones genealógicas, de nobleza y limpieza de sangre: Una en el año 1612, diciendo que se encontraba residiendo en Bilbao y pretendía pasar a Indias; y otra en el año 1628 en que solicitaba avecindarse en Bilbao, habiendo, quizás, abandonado su intención de cruzar los mares. El expediente correspondiente se encuentra en el Archivo Histórico de la Diputación de Bizkaia, con referencia Bilbao sección antigua 0377/001/003. En él se incluye un dibujo coloreado del escudo de armas de estos Rucabado, certificado por el rey de armas Francisco de Hita, en tiempos de Felipe IV. Acompañamos fotografía del mismo.

.

 

III.- Juan de Rucabado de la Riba casó  con Escolástica de Castañeda Telleche. Padres de:

 

IV.- Benito de Rucabado Castañeda (ver acta de su hermano Joan, b. ¿31-XII-¿1649; Santos Juanes de Bilbao 9-113-03 f-14). En el año 1670 Benito, siendo vecino de Bilbao,  compró la Torre Solar de ”Abando”, sita en la anteiglesia de este nombre.

 

Tras la muerte de Benito y de su esposa, en el año 1710 se realizó una partición de los bienes que ambos dejaron; en el año 1756, solicitó copia de tal partición María Josefa de Gortazar Arandia, que en tal año 1756 era viuda de Antonio de Mazarredo y Salazar de Muñatones.

 

Benito y su esposa Josefa donaron la casería Aurrecoechea, sita en el barrio de Goiri, a fin de fundar en ésta un Convento de Capuchinos de Deusto, según testamento del año 1699.

 

Benito contrajo matrimonio en la parroquia San Antón de Bilbao, el 2-IV-1652 (9-094-05 f-545) con Josefa Jarabeitia Ugalde, bautizada en la P. San Antón de Bilbao en 1630 (hija de Yñigo Jarabeitia Ibarrondo y de Magdalena Ugalde Escussa). Padres de:

1.- Benito de Rucabado Jarabeitia Castañeda Ugalde (Bilbao, P. Santos Juanes, 1654).

2.- María Benita de Rucabado Jarabeitia Castañeda Ugalde (Bilbao, P. Santos Juanes, 1655). 

3.- Ignacia Bentura de Rucabado Jarabeitia Castañeda Ugalde, que sigue la línea.

 

ESCUDO DE RUCABADO, JARABEITIA, CASTAÑEDA y UGALDE EN LA CASA DE MAZARREDO,

en casa sita en la calle Bidebarrieta de Bilbao. Fotografía y descripción tomados de “Escudos de Vizcaya”, de Javier de Ybarra y Bergé:

"Con casco, plumaje y manto de lambrequines confundido con cartela, en cuyos extremos superiores aparecen sentadas dos figuritas humanas, junto a dos cabecitas y en los ángulos unos cordeles, al pie dos figuras de hombre, con cola de sirena, tañendo cuernos que pueden representar los de la abundancia, y entre dos grandes leones por tenantes el escudo es cuartelada:

"1º las armas de Rucabado, que componen castillo con tres almenas y a su izquierda, que es la derecha según se mira, árbol terrasado y orla de ocho roeles; 2.° las armas de Jarabeitia que con orla de cadena de eslabones forma escudo en sotuer: a) tres panelas, puestas dos y una, b) y c) árbol raigado con lobo pasante y que se mira con el del otro cuartel, d) torre con homenaje; 3.° las armas de Castañeda que forman escudo cortado: a) seis barras o palos, b) cinco calderas en sotuer; y 4.° las armas de Ugalde que son cortadas: a) árbol con dos calderas colgando, una a cada lado y al pie dos lobos que se miran, b) cuatro fajas.

"Al pie del escudo, la inscripción colocada con motivo del Centenario del Almirante don José de Mazarredo, en 1945, recuerda que nació en esta casa.

 

¿Por qué esta alusión de Ybarra Bergé? Porque Ignacia Bentura de Rucabado Jarabeitia Castañeda Ugalde,

tal como veremos seguidamente, fue bisabuela del célebre José Domingo de Mazarredo Gortazar.

 

V.- Ignacia Bentura de Rucabado Jarabeitia Castañeda Ugalde, bautizada en la parroquia Santos Juanes de Bilbao en 1656. De Ignacia dice Ybarra Bergé que “por su padre procedía de la montaña de Santander, tanto por Rucabado, en el lugar de su nombre en Mazcuerras, en el partido judicial de Cabuérniga, como por Castañeda del valle de su nombre, en el partido judicial de Villacarriedo”. Según los documentos que nosotros hemos visto y citado, estos Rucabado eran originarios de Renedo.   

 

Casó Ignacia Bentura en 1681 con Valentín de Morgan Medán, “de apellido irlandés –nos dice Ybarra Bergé- establecido en Bilbao y con casa señorial y extensa propiedad en la anteiglesia de Deusto”.

 

Valentín fundó mayorazgo en 1687, y los padres de Ygnacia en 1699. Ambos vínculos pasarían a los Mazarredo, y el de Rucabado era, en 1810, de la marquesa de Fuentes Pelayo, Juana Ramona de Zorrilla.

 

Ygnacia y Valentín fueron padres de:

 

VI.- Josefa Manuela de Morgan Rucabado (1684-1756). Josefa recibió en dote la casa Aresti, alias La Perla. Casó en 1700 con Antonio de Mazarredo Salazar. Padres de:

 

VII.- Antonio José de Mazarredo Morgan, nacido en 1706, que casó en con María Josefa Gortazar y Pérez de Arandia. Padres de:

 

VIII.- José Domingo de Mazarredo Gortazar (1745-1812), Teniente General de la Real Armada, célebre luchador en la guerra de la Independencia. José Domingo llevaba, por tanto, el apellido RUCABADO en 7º lugar, y el JARABEITIA en decimo quinto puesto.

 

======================================================================

 

Rucabado y Sabino Arana de Goiri:

 

El cuarto abuelo paterno paterno de Sabino Arana de Goiri, de Arana Gardeazabal, se casó con María Antonia de Basoa y Rucabado, bautizada en Abando el 4-IX-1705 (9-123-05; 53, y jfa año 1696 18-3 folio 224 9-123-04 y María 9-123-04 2-IV-1692). María Antonia era hija de Joan de Basoa Laburu (hijo a su vez de Pedro y Margarita) y de María de Rucabado Uribarri. En próxima visita al Archivo del Obispado intentaremos conocer los ascendientes vía Rucabado de esta María, y por tanto de Sabino. Según los CDs mormones, María era hija de Cristóbal Rucabado y de Ursola Uribarri, o bien de Domingo de Rucabado y de Úrsola de Bicarri (contradicción en dos fichas). Juan de Basoa Laburu y María de Rucabado Uribarri o Bicarri contrajeron matrimonio en Abando el 7-V-1691 (9-123-04 f-50).  

 ======================================================================

 

Rucabado Arana, en Abando.

 

I.- Sebastián (¿o Martín?) de Rucabado y Marina de Arana fueron padres de:

 

II.- Joan de Rucabado Arana, que casó con Teresa de Larrazola Larrazabal (hija de Aparicio y Catalina). Padres de:

1.- María Francisca de Rucabado Larrazola (Abando, b. 7-I-1677; apadrinada por Joan Orbea y Mª Urquiza).

2.- Mª Antonia de Rucabado Larrazola (Abando, b. 29-V-1681; apadrinada por Pedro X. y Mª Zabala).

======================================================================

 

Santiago de Beraza Rucabado

 

I.- Domingo de Beraza, natural del Valle de Okondo, en Araba, y María Antonia de Rucabado, nacida en la anteiglesia bizkaína de Abando, eran en el período 1695-1709 vecinos de la anteiglesia de Begoña y fueron padres de:

 

II.- Santiago de Beraza Rucabado, que casó en Derio (Bizkaia) el 29-VII-1695, siendo testigos Francisco y Domingo Achutegui y Casilda de la Peña, con Josefa de Lecanda Zabala.

 

Josefa fue bautizada en Derio el 24-XII-1678, apadrinada por Domingo Bolumburu  y Mª San Juan Aguirre. Era hija de Martín de Lecanda de la Peña (natural de Begoña) y de María de Zabala Aresti (nacida en Zamudio), que habían casado en Derio el 5-III-1678 siendo testigos Juan Loaga y Mª Ochoa Goicoechea; nieta paterna de Pedro Lecanda y Casilda de la Peña Salazar; y nieta materna de Tomás Zabala y Juana Aresti (vecinos de Zamudio).

 

Santiago y Josefa fueron padres de:

1.- Cristóbal de Beraza Lecanda (Derio, b. 27-II-1706). Apadrinado por Sebastián Galbarriartu y Antonia Gaesurraga.

2.- Manuel Domingo de Beraza Lecanda (Derio, b. 10-I-1709). Apadrinado por Manuel Goiti y Dominga Aguirre.

3.- Josefa de Beraza Lecanda, bautizada en Derio el 21-XI-1716, apadrinada por Domingo Goicoechea y Antonia Galindiz.

 ======================================================================

 

Larrea Rucabado, en Lezama de Bizkaia.

 

Volviendo a los primeros Rucabados documentados en Bilbao, llegamos ahora a un expediente de hidalguía y limpieza de sangre que fue aprobado con Sello Mayor en el año 1750. En él, a fin de obtener el fin buscado, o bien porque realmente sea cierto –no lo sé-, se dice que:

 

“En el idioma vascongado es una misma cosa el apellido Larrea y el de Larracoechea; y su casa en Lezama es conocida con esta promiscuidad”.

 

Luego, curándose en salud, se indica que en la parroquia de Lezama “faltan muchísimos asientos de bautismo” y otros…

 

La información genealógica en cuestión fue presentado por José Antonio de Larrea (alias Larracoechea) Galarza Rucabado Aguirre, cuyos apellidos dice son originarios de las casas de Larrea en Lezama, Rucabado en Begoña, Galarza en Urdiain (Nafarroa) y Aguirre en Aran (Giopuzkoa). Estos son sus ascendientes: 

 

I.- Juan de Larrea y Águeda de Landaeta fueron padres de:

 

II.- Antonio de Larrea Landaeta, natural de Lezama (Bizkaia), que casó en la anteiglesia de Begoña, el 25-III-1677, con Marina de Rucabado Lecanda. Testigos de la boda fueron Juan Ybarra, Juan Rivas y otros. La novia había sido bautizada en Begoña el 9-VI-1642, apadrinada por Juan y Úsola Lazcano. Padres de:

 

III.- Domingo de Larrea Rucabado.

 ======================================================================

 

Leonardo de Rucabado, famoso arquitecto.

 

Ya hemos visto que Rucabado es apellido cántabro. Y cántabro era Leonardo de Rucabado, arquitecto autor de numerosas obras (casas, palacios, monumentos) en Bizkaia.

 

Leonardo Rucabado Gómez nació el día 25-II-1875 en Castro Urdiales, hijo de Bernabé y Avelina. Bernabé, tras “hacer las américas”, estableció en Castro algunas industrias de madera  y hierro. Leonardo estudió bachillerato en Bilbao, años 1888-1891, pasando luego a Barcelona, donde se licenció en arquitectura y en ingeniería industrial. En 1900 regresó a Bilbao, tutelado por el arquitecto bilbaíno Severino Achucarro.

 

Se casó Leonardo con Enma del Sel, natural de Castro, lugar éste en que nacieron sus dos hijos: Leonardo y César Rucabado del Sel. En 1906 vivía Leonardo en la bilbaína calle Marqués del Puerto nº 3-3º dcha. En el padrón de Bilbao del año 1915 figura como transeúnte, aunque domiciliado junto a su esposa e hijos en la plaza de Lope de Haro (plaza Elíptica) nº 8-4º. Y, por fin, Leonardo fue una de las numerosas víctimas de la tristemente célebre “gripe del 18”, falleciendo en Castro Urdiales el 11-XI-1918.

 

La autora Nieves Basurto nos dice, en su obra “Leonardo Rucabado y la arquitectura montañesa”:

 

El tránsito de los siglos XIX al XX supuso para la Villa de Bilbao el punto culminante en lo que se refiere a auge y esplendor; y será precisamente en este momento, concretamente en 1900, cuando Leonardo Rucabado se instala en esta ciudad.

En aquel ambiente de prosperidad y beneficio que se respiraba, la arquitectura no podía dejar de significar una fuente más de jugosos ingresos. Las clases más pudientes abandonarán paulatinamente sus viviendas oscuras del Casco Viejo para trasladarse a sus residencias en el nuevo Ensanche, de amplias y espaciosas avenidas.

Rucabado será, junto con Smith, Amann, Ugalde, Basterra y otros, uno de los arquitectos integrantes de lo que Fullaondo ha dado en llamar la Segunda Generación del Ensanche.

La generación anterior había sabido rehacer con dignidad los edificios públicos de los que se sintió súbitamente necesitada la Villa, edificios que debían responder no sólo a unas exigencias funcionales, sino que debían estar a la altura del nuevo rumbo que iba tornando la ciudad.

Y es que Bilbao, como gran parte de las ciudades españolas, pagó su tributo a todos aquellos estilos que, procedentes de todos los puntos de Europa, se ponían de manifiesto en los recientes ensanches. Las escuelas de Arquitectura, desde su papel de aglutinadoras, relanzaran a las ciudades circundantes todo un muestrario de lenguajes que irán desde los barrocos más clásicos hasta los más variados estilos franceses, pasando por ciertos estilos grecorromanos. De otra parte, ya veíamos cómo la Barcelona a caballo entre los dos siglos entraba de lleno en la órbita del Modernismo y recogía las enseñanzas que, desde Viena, le enviara el Secesionismo.

También la corriente neo-medievalista, aquélla que se extendiera gracias a Ruskin en Inglaterra y a Violletle-Duc en Francia, tuvo su eco en Bilbao. Los libros de este último figuran en las bibliotecas de sus principales arquitectos y son frecuentes las citas de sus obras en los escritos del momento.

Rucabado conocerá en esta compleja ciudad vasca un gran éxito profesional. Por un lado, desde su puesto de profesor de la Escuela de Ingenieros Industriales (a partir de 1903), ya que junto a los estudios de arquitectura Rucabado había realizado, también en Barcelona, los de Ingeniería Industrial; y por otro, y en mucha mayor medida, como arquitecto. Desde su llegada a la Villa, hasta la fecha de su muerte, su actividad no cesará. Pero esta actividad se extenderá además de Bilbao y su provincia, y como foco principal, a su tierra natal, Santander. También trabajará en Madrid, donde nos dejará uno de los últimos testimonios de su obra en la interesante casa de alquiler de la plaza de Canalejas.

 ====================================================================== 

 

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

monedacuenta@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana 

 

Arriba