Atrás

M A R A Ñ Ó N

Rama I: Ascendientes de Don Gregorio Marañón, celebérrimo historiador y científico.

Rama II: Descendientes de José Marañón y Gómez Acebo.

Rama III: Los Marañón de Kripan, lugar alavés en que nacieron y vivieron desde el siglo XVI (al menos) hasta el XXI.

 

Rama I: MARAÑÓN: Ascendientes de Don Gregorio Marañón.

 

Con texto tomado de la obra de Don Marino Gómez-Santos.

 

El texto en color azul, está copiado al pie de la letra de la obra de Marino.

 

La información que doy seguidamente sobre MARAÑÓN está tomada de la obra de Marino Gómez Santos titulada “Vida de Gregorio Marañón”. Antes de comenzar, recomiendo a quien esto leyere que se acerque a una librería o biblioteca pública y tome esta obra de Marino; si lo hiciere, seguro que le gustará repetir con este autor, el más destacado como biógrafo de los asturianos de la postguerra, y buscará otras del mismo. He aquí una relación de las mismas:

 

“Leopoldo Alas "Clarín": ensayo bio-bibliográfico. Oviedo, RIDEA, 1952.

"Crónica del Café Gijón. Madrid, Biblioteca Nueva, 1955.

"Baroja y su máscara". Barcelona, AHR, 1956.

"Fígaro o la vida deprisa". Madrid, Ediciones El Grifón, 1956.

"Diálogos españoles". Madrid, Ediciones Cid, 1958.

"Mujeres solas". Barcelona, Pareja y Borrás Editores, 1959.

"Mundo aparte". Madrid, Ediciones Aguilar, 1960

"Larra (Figaro)". Ediciones G. P. 1960

"Gregorio Marañón cuenta su vida". Madrid, Aguilar, 1961.

"La Reina Victoria Eugenia de cerca". Madrid, Afrodisio Aguado, 1964

"La Reina Victoria Eugenia de cerca (2ª edición)", 1964

"Españoles en órbita". Madrid, Afrodisio Aguado, 1964.

"5 Grandes de la Ciencia Española". Madrid, Biblioteca Nueva, 1965.

"El Cordobés y su gente". Madrid, Escelicer, 1965

"El Viti y su carácter". Madrid, Escelicer, 1965

"La Reina Victoria Eugenia de cerca". Ediciones Magisterio Español. 1967.

"12 hombres de letras". Madrid, Editora Nacional, 1969.

"11 españoles universales". Madrid, Ediciones Cultura Hispánica, 1969

"El Metro de Madrid". Madrid, Escelicer, 1969

"Pensando en Baroja". Madrid, Edición no venal, 1969

"Vida de Gregorio Marañón". Madrid, Editorial Taurus, 1971.

"La Medicina en la Pintura". Madrid, Servicio Publicaciones Mº Educación y Ciencia, 1978

"Un Rey para el año 2000". Felipe de Borbón y Grecia, Príncipe de Asturias. Barcelona, Editorial Planeta, 1980

"Conversaciones con Leopoldo Calvo-Sotelo". Barcelona, Editorial Planeta, 1982.

"Españoles sin fronteras". Barcelona, Editorial Planeta, 1983

"El tiempo de Sebastián Miranda. Una España insólita". Madrid, Testimonio, 1986. Barcelona, Plaza&Janés, 1987

"Severo Ochoa". Oviedo, Caja de Ahorros de Asturias, 1989.

"Severo Ochoa". La emoción de descubrir. Madrid, Ediciones Pirámide, 1993

"Mi ruedo ibérico". Madrid, Espasa-Calpe, 1991

"Francisco Grande Covián". Oviedo, Caja de Ahorros de Asturias, 1991.

"Todo avante". Compañía Trasmediterránea (1917-1992). Madrid, 1991

"Francisco Grande Covián". El arte y la ciencia de la nutrición. Madrid, Temas de Hoy, 1992.

"La Reina Victoria Eugenia". Madrid, Espasa-Calpe, 1993

"Correspondencia epistolar de la Princesa Victoria Eugenia de Battenberg al Rey Alfonso XII (1905-1906)". Editado por Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente. Secretaría General dfe Comunicación. Organismo Autónomo de Correos y Telégrafos y Patrimonio Nacional. Madrid, 1993.

"Severo Ochoa. La emoción de descubrir". Madrid, Ediciones Pirámide, 1994.

"Marañón y Toledo". Toledo, Junta Castilla-La Mancha/Universidad Castilla-La Mancha, 1996.

"Carta a Severo Ochoa". Madrid, Editores Médicos S.A., 1997.

"Trasmediterránea. Hacia el nuevo milenio. Madrid, 1997

"Tributo a Madrid". Madrid, Biblioteca Nueva, 1998.

"Españoles sin fronteras". Madrid, Espasa-Calpe, 2000

"Gregorio Marañón". Edición revisada. Barcelona, Ediciones Plaza&Janés, 2001

"La memoria cruel". Madrid, Espasa-Calpe, 2002.

"Severo Ochoa (La enamorada soledad)". Barcelona, Plaza-Janés, 2003.

"Severo Ochoa y España". Madrid, Editorial Trotta-Fundación Alfonso Martínez Escudero, 2005.

"Severo Ochoa. Biografía esencial". Madrid, Laboratorios Lilly, 2005.

"Eduardo Barreiros. De la España de Franco a la Cuba de Fidel". Madrid, Biblioteca Nueva, 2006.

"Baroja, médico rural y otros oficios". Madrid, Semergen, 2006.

"López Ibor". El hilo rojo en su pensamiento. Madrid, Editorial Biblioteca Nueva, 2007.

"Fernando de Castro. Su vida. Su obra". Madrid, Fundación Mutua Madrileña. Investigación Medica. 2009.

"En busca de mi Oviedo perdido". Madrid, Editorial Biblioteca Nueva. 2009

 

Dice Marino:

“El pequeño pueblo de Marañón -situado en el valle de Santa Cruz de Campezo, por la parte de Navarra que linda con Alava- fue en el siglo XII plaza de armas de alguna importancia. Tenía Marañón un castillo, que el gobernador del reino, Ruga de Coflant, mandó reconstruir en el año 1294. Y un palacio, conocido por el nombre de «Cabo de la Armería», mencionado por Pascual Madoz, en 1850. Ningún historiador explica las causas por las que en 1393 se quedó Marañón reducido a 20 vecinos, de los 200 que contaba anteriormente.

 

“El apellido Marañón, que en los años 1572, 1619 y 1860 prueba su nobleza en la Orden de Santiago, sale de ese pequeño pueblo navarro para extenderse por la Península y por América. Marañón da nombre a una de las dos grandes ramas del río Amazonas que nacen al norte del cerro de Pasto; al Estado de la confederación brasileña en la costa septentrional de la República, Que se interna hasta la divisoria de aguas de los ríos costeros y del Tocantins; a los arcabuceros que siguieron a Lope de Aguirre en la expedición de Eldorado.

 

Seguimos con Marino Gómez-Santos: Don Julio Caro Baroja, el ilustre antropólogo español, ha ofrecido al autor una nota sobre el nombre Marañón que se reproduce textualmente:

«Marañón es el nombre de un pueblo de la antigua merindad de Estella, que queda en un saliente que hace Navarra hacia Alava, sobre el río Ega y alineado con Angostina, Cabredo y Genevilla. El nombre se repite mucho en escrituras medievales, porque el pueblo se hallaba en un punto de gran importancia en la primera Reconquista y en él había un castillo del que los "dominatores" aparecen como refrendatarios de muchos documentos que se conservan en cartularios como los de Leire, San Juan de la Peña, San Millán e Irache. La fórmula será "senior dómino (aquí el nombre personal), dominator Maranioni" o "Marangoni" (o "Maranione").

El nombre es romance, sin asomo de elemento vasco, que se da ya cerca. Recuerda el de los "marañones", que en el siglo XVI se internaron en la selva americana, Amazonas abajo. Alude, sin duda, a la gran mancha forestal que aún hoy queda al N, y NO. del pueblo navarro, compuesta sobre todo de frondosas encinas. Porque tanto "maraña" como el aumentativo "marañón" (que se relaciona entre sí) son palabras que vienen de la latina "vorago", "vorágines" (acusativo voraginem). La asturiana "braña" sería del mismo origen. Es curioso advertir que en esta área navarra y alavesa, a muy poca distancia unos de otros hay los siguientes nombres de escritores españoles, por orden alfabético: Baroja, Espronceda, Larra, Maeztu y Marañón

 

Marino: “Pero quizá la prueba más directa y elocuente sea ésta en que el propio Gregorio Marañón se refiere a los navarros «que me legaron el nombre»:

“Un vasco, con el que hablaba yo de mi vasquismo, lo atribuía a una lejana raíz mía, lejana pero solemne, aquella que nace en el pueblo navarro de Marañón, de donde salieron a trotar por el mundo los terribles Marañones, cuyas hazañas resuenan aún en la selva americana; los mismos que me legaron el nombre, pero no la fiereza. Yo no lo creo. No creo que mi ternura vasca suba desde aquellos atroces navarros ni de otros de la misma rama que he encontrado, dados a la intriga, por tierras de Borja y de Burgos; y, luego, dedicados al honrado comercio en La Montaña de Santander; siempre con ímpetu viajero, alguno latinista y hacendado en Méjico, hombre de pro a juzgar por la casaca vistosa, según la miniatura que encontró en un bric-a-brac y me regaló el actual embajador de la República Argentina, don José María de Areilza”.

 

Marino:

Probablemente son estos Marañones navarros los que emigran a la montaña de Santander. Al menos en las Reales Ejecutorias de las feligresías de Pas (año 1650) el apellido Pérez Marañón está citado entre los más frecuentes en San Roque de Río Miera. Y en el Catastro del Marqués de la Ensenada (año 1752) encontramos empadronado en San Roque de Río Miera a Santiago Pérez Marañón, «vecino soltero, noble labrador, de edad de 19 años». La creencia más arraigada es que los Pérez Marañón, ascendientes inmediatos de Gregorio Marañón, proceden de Liérganes, donde se conserva la casa de los Gómez-Acebo, vinculada muy de cerca a la familia.

Nota: He tomado de los libros parroquiales los datos de nacimiento y bodas (de los apartados 1 a V).


I.- Felipe Pérez Marañón, natural de la villa de San Roque de Ríomiera, en Cantabria, y su esposa Ángela Gómez Mazorra, fueron padres

1.- Juan Pérez Marañón y Gómez Mazorra, casó en Liérganes el 10-VII-1760 con María Gómez Ruiz (hija de Miguel y Catalina Ruiz de Santayana). Padres de:

1.1.- Juan Pérez Marañón y Gómez (Liérganes, n. 19 y b. 20-III-1761). Padrino: Andrés Ortiz.

1.2.- Juan Domingo Pérez Marañón y Gómez (Liérganes, n. 2 y b. 5-VII-1763).

1.3.- Torcuato Pérez Marañón y Gómez (Liérganes).

1.4.- Mª Santos Pérez Marañón y Gómez (Liérganes).

1.5.- Francisca Antª Pérez Marañón y Gómez (Liérganes).

2.- José Pérez Marañón y Gómez Mazorra, esposo de María de Setién Martínez (hija de Juan y María Martínez Abascal, naturales de la villa de San Roque). Padres de:

2.1.- Josefa Pérez Marañón y Setién (Liérganes, b. 3-V-1756).

2.2.- Francisco de Paula Manuel Pérez Marañón y Setién (Liérganes, n. 2 y b. 4-IV-1762).

2.3.- Pascuala Pérez Marañón y Setién (Liérganes)

2.4.- Ana Pérez Marañón y Setién (Liérganes)

3.- Domingo Pérez Marañón y Gómez Mazorra, esposo de María Canales Mazas (hija de Juan y Mª de Hazas o Mazas, vecinos de Rionuevo). Padres de:

3.1.- Juan Francisco Pérez Marañón y Canales (Liérganes, n. 1 y b. 8-X-1780). Padrino de pila José Gómez.

3.2.- Francisco Pérez Marañón y Canales (Liérganes, n. 14 y b. 18-III-1782).

4.- José Pérez Marañón y Gómez Mazorra, del que trataremos en el apartado siguiente.

5.- Manuel Pérez Marañón y Gómez Mazorra, esposo de Rosa Alonso o Cobo (hija de Juan y Josefa Marañón, vecinos de Miera). Padres de:

5.1.- Miguel Simón Pérez Marañón y Cobo (Liérganes, n. 27 y b. 28-IX-1777).

5.2.- Manuel Rafael Pérez Marañón y Cobo (Liérganes, b. 20 y b. 25-X-1778).

5.3.- Gregorio Felipe Pérez Marañón y Cobo (Liérganes).

5.4.- Brígida María Pérez Marañón y Cobo (Liérganes).


II.- José Pérez Marañón y Gómez Mazorra casó con Gabriela Ortiz Madrazo (hija de Andrés Ortiz y Baltasara Madrazo, naturales de Arredondo, Valle de Vuesga). Padres de:

1.- José Pérez Marañón y Ortiz, que sigue esta línea.

2.- Eustaquio Pérez Marañón y Ortiz (Liérganes, b. 20-IX-1772). Padrino Juan Pérez Roldán.

3.- Catalina Pérez Marañón y Ortiz (Liérganes, n. 26 y b. 30-III-1774). Padrino Gaspar.

4.- María Bernarda Pérez Marañón y Ortiz (Liérganes, n. 9 y b. 13-VI-1776). Padrino José Pérez Roldán.

III.- José Pérez Marañón y Ortiz nació en Liérganes el 18-19-IX-1770 y fue bautizado el día siguiente en su parroquial de San Pedro, apadrinado en la pila por Juan Roldán. José se casó en la villa bizkaína de Bilbao, parroquia del Señor Santiago, el día 10-IV-1820 con Natalia Manuela Bayo Lejarcegui; de los BAYO bizkaínos se trata en esta web; allí se cita a Natalia en su apartado VII.


José y Natalia Manuela fueron padres de:

1.- Gregorio Pérez Marañón y Bayo, que sigue esta línea.

2.- Feliciano Antonio Pérez Marañón y Bayo (Santander, P. de la Catedral, n. y b. 9-6-1826). Padrino: Manuel Ruiz Pérez.

3.- José Pérez Marañón y Bayo (Santander, P. de la Catedral, n. y b. 11-VI-1827). Padrino José Ortiz.

4.- Victoriano Esteban Francisco Pérez Marañón y Bayo (Santander, P. de la Catedral, n. 23 y b. 26-XII-1830). Padrino Francis Martínez.

IV.- Gregorio Pérez Marañón y Bayo, nacido en Santander, se casó con Casimira Gómez-Acebo y Ginuesio (véanse ascendientes de ésta en GOMEZ_ACEBO; se la cita en el nº 3.2 del apartado III). Padres de:

1.- Felipe Pérez-Marañón y Gómez-Acebo.

2.- Manuel Pérez-Marañón y Gómez-Acebo, que sigue la línea.

3.- José Pérez-Marañón y Gómez-Acebo, que seguirá abajo como Rama II.

4.- Isabel Pérez-Marañón y Gómez-Acebo, esposa de Valentín García Lomas y Tagle, Senador del reino, fallecido en Madrid el día 22-III-1911.

5.- Mª del Rosario Rosario Marañón (de obvia el Pérez) y Gómez-Acebo (Santander, P. Catedral, n. 2 y b. 5-X-1854). Madrina de pila: Vitoria Acebo.

V.- Manuel Félix Luis José Francisco de Marañón y Gómez Acebo nació en Santander el 21 de febrero de 1853 y fue bautizado en sa Catedral el día cinco del mes siguiente, apadrinado en la pila por Manuel Abascal Pérez.

 

Cedemos de nuevo la palabra a Marino Gómez-Santos:

“Nacido en Santander, en la calle del Muelle, don Manuel Pérez Marañón y Gómez-Acebo… iba a distinguirse en la Corte como abogado, académico, político y amigo de los grandes escritores de la época. Desde muy joven se trasladó a Madrid para estudiar la carrera, pero no conoció las casas de huéspedes porque sus padres, don Gregario Marañón Bayo y doña Casimira Gómez-Acebo Ginnesio, alquilaron una casa en la calle de Santa Clara, 4, donde vivían con sus cinco hijos, Felipe, Manuel, José, Isabel y Rosario, hasta que terminado los exámenes de los varones volvían a La Montaña para pasar apaciblemente el verano en la casa solariega de los Gómez-Acebo.

Tenía don Manuel Pérez Marañón quince años y era estudiante de Leyes cuando la revolución de septiembre del 68; el día que presenció la entrada del Rey Alfonso XII en la Corte era ya abogado.

Durante la Restauración, instaló su bufete de abogado en Madrid, y el día 1 de diciembre de 1876, a los veintidós años, pronuncia su discurso de ingreso en la Academia Matritense de Jurisprudencia y Legislación sobre el tema Examen del Decreto de 9 de febrero de 1875, reformando la Ley de Matrimonio Civil.

A partir del año 1876 comienza a publicar artículos en las revistas literarias de Santander, tales como La Tertulia y La Revista Cántabro-Asturiana, entre otras, en las que colaboraban también sus amigos José María de Pereda, Menéndez Pelayo, Gumersindo Laverde Ruiz, Amós de Escalante y Pérez Galdós.

La amistad con Pereda fue fraternal hasta la muerte del novelista montañés, como lo demuestra que éste, cuando terminaba de escribir una novela, enviara inmediatamente el manuscrito a su amigo Pérez Marañón, para que se encargase de la edición en la imprenta de Tello, de la calle Don Evaristo, 8.

Corregía don Manuel las pruebas minuciosamente, y cada noche, al acudir a la tertulia de la cervecería Inglesa, en la carrera de San Jerónimo, se echaba al bolsillo las galeradas para leer algunos pasajes a los amigos de Pereda: Ortega Munilla, Miguel Moya, Carlos Groizard.

En uno de los contados viajes que hizo Clarín a la Corte desde su «Vetusta» fue al encuentro de sus amigos a la tertulia nocturna, y como viera llegar a don Manuel Pérez Marañón, dijo con el ingenio que le caracterizaba: «Aquí tenemos al cónsul de Polanco», y lo era realmente, porque Pereda no solía tomar una decisión relacionada con las ediciones de sus libros sin consultar antes con su amigo Marañón. Cuando en 1881 se publica Esbozos y rasguños, su autor pone al frente una dedicatoria, casi un prólogo: «Al señor don Manuel Marañón, queridísimo amigo e inolvidable coterráneo.»

Cuando las famosas oposiciones de Menéndez Pelayo a la cátedra de Historia Crítica de la Literatura Española, vacante en la Universidad Central, Pereda y sus amigos de Santander estaban impacientes por saber el resultado de la batalla que se disponía a librar el polígrafo montañés, que acababa de cumplir veintidós años, para competir ante el Tribunal con José Canalejas, de veinticuatro, y Antonio Sánchez Moguel, de cuarenta.

Don Manuel Pérez Marañón fue el corresponsal de sus paisanos.

Asistió puntualmente a las oposiciones, y desde su observatorio envió una larga carta a Pereda, que más parece una crónica, cuyo estilo dinámico se adelanta en más de medio siglo a las que los periodistas radiofónicos transmiten desde la cancha de boxeo o la tribuna de un estadio de fútbol:

Hoy, 30 de octubre del 78.

Queridísimo amigo: Son las dos y media de la tarde y voy a buscar a Marcelino para ir a la Universidad; le toca actuar con Milego, y para que usted sepa al punto la noticia, le iré escribiendo lo que resta de ésta, con lápiz, en el mismo Tribunal. Son las tres y cuarto y empieza la oposición.

Va a empezar Marcelino. Hay gran concurrencia; veo a Caminero, Villamil, Rayón, Letamendi, Rada y Delgado, Vifart, Hinojosa, Bravo y Tudela, Revilla y muchos más. Son las cuatro y cuarto; llaman a Marcelino, después de un momento de descanso, con concurrencia inmensa y gran ansiedad. Cómo se explica la decadencia lírica en el siglo XVI. Empieza admirablemente, con asombrosa erudición y soltura absoluta. ¡Admirable! ¡Admirable! Movimiento de asombro en el público; no decae ni por un momento su erudición ni su crítica admirablemente sostenida. Admirable defensa de la... y de la Inquisición y despotismo político de la parte que vulgarmente se les atribuye en nuestra decadencia literaria. San Leandro como autor sagrado, su influjo en la literatura española. Profusión de datos. ¡Admirable!; en este momento le interrumpe Valera, indicándole el tiempo de que puede disponer. Observaciones sobre la literatura española de los siglos XV y XVI. Influencia arábiga; juzga a Amador de los Ríos y habla de un códice adquirido hace tres meses por la Biblioteca de París. ¡Asombroso! Estoy sufriendo, porque si sigue dando tal extensión a las preguntas no va a acabar en la hora y media. Causas que promueven y dificultan el género lírico del siglo XVI. ¡Admirable! ¡Sublime! Góngora: caracteres de sus poesías. Hace una historia detalladísima, buscándola en los tiempos hasta llegar a Góngora. En cuántos períodos puede dividirse nuestra literatura. (Faltan treinta y seis minutos). Comedia de Calixto y Melibea. Tiene sobre ella tales rasgos de erudición que el público y el tribunal se quedan asustados. San Eugenio de Toledo: estudio sobre sus poesías. En ese momento una inmensa salva de aplausos acoge sus palabras. Calderón: sus obras. ¡Sublime! Historiadores de nuestros días... Felicite usted a su padre; no hay tiempo a más. M.

 

Don Manuel Marañón en el curso de su vida como abogado eminente ocupó cargos directivos en la Real Academia de Jurisprudencia; fue Juez Municipal de Madrid en dos ocasiones; Magistrado de la Audiencia; Consejero del Banco de España; Diputado Provincial por el distrito de Palacio, dentro del partido conservador.

Su colección de manuales legislativos en colaboración con don León Medina, de las Leyes Civiles, Penales, Administrativas, de Hacienda y Notariado, en las que se anota y comenta la jurisprudencia del Tribunal Supremo sobre cada uno de los artículos, constituye su labor fundamental.

El Medina y Marañón, de don León Medina y don Manuel Marañón, así como muchos años después el Hernando y Marañón, de don Teófilo Remando y don Gregario Marañón, fueron manuales de gran trascendencia en la abogacía y en la medicina española.

Marañón y Medina se habían conocido, en la niñez, en las Escuelas Pías de San Antón, y después estudiaron juntos la carrera de Derecho en la Universidad Central.

 

El abogado Manuel Marañón se casó joven –sigue diciéndonos Marino- con Carmen Posadillo Vernacci (nota mía: que fallecería el 3 de noviembre de 1890; ver ascendientes de ésta en Posadillo, de esta web), gaditana de gran belleza, hija de don Manuel Posadillo Bonelli, santanderino, Magistrado del Supremo, que en su juventud había emigrado a Filipinas y del que se tiene noticia que fue Presidente de la Audiencia en Cuba. A su regreso a España vivió algún tiempo en el Puerto de Santa María, donde contrajo matrimonio con doña Guadalupe Vernacci Setgse.

 

Hijos de Manuel y Carmen:

 

1.- Manuel Pérez-Marañón Posadillo.

2.- Guadalupe Pérez-Marañón Posadillo, fallecida al cumplir dos años.

3.- José María Pérez-Marañón Posadillo.

4.- Gregorio Pérez-Marañón Posadillo, que sigue.

5.- Luis Pérez-Marañón Posadillo, gemelo de Gregorio, fallecido a los dos meses de edad.

6.- José Luis Pérez-Marañón Posadillo.

7.- Javier Pérez-Marañón Posadillo.

 

VI.- Gregorio Pérez-Marañón. Volvemos a Marino:

 

“En 1887, año en que nació Gregorio Marañón, los españoles habían salido ya de su angustiosa incertidumbre al nacer varón el hijo póstumo del malogrado Alfonso XII, que aseguraba la sucesión.

La Reina Cristina, «cuando recayeron en su erguida cabeza, extraordinariamente distinguida y de firme carácter, las tocas de la viudez y el peso total de la corona, que hasta entonces compartiera sin carga constitucional de ninguna especie ni vislumbres de poder», entregó a Sagasta la jefatura del Gobierno, aconsejada por Cánovas. Así se inició el turno de partidos, como consecuencia del acuerdo verbal entre el prohombre de la Restauración y Sagasta, cuya entrevista inspirada por Martínez Campos se denominó «Pacto de El Pardo».

El país disfrutaba de una tranquilidad sólo aparente; las incidencias comenzaron pronto entre los disidentes de los partidos, como el triste episodio del castillo de San Julián, en Cartagena; la sublevación de Villacampa, en Madrid; las ruidosas reformas militares de Cassola; un delicado suceso en el campo de Melilla, y la aparición del regionalismo catalán que se manifestó en las llamadas «Bases de Manresa».

Este prólogo llevaría a los españoles a las guerras de ultramar, largas y dolorosas, y a la pérdida de las colonias.

El Madrid de la Regencia era pequeño y escasamente alumbrado.

La ciudad, rodeada de huertas y extensiones considerables de campo, estaba batida en invierno por el viento frío del Guadarrama y quemada sin piedad por el sol africano del estío.

El pueblo llano se arracimaba en los barrios bajos, en caserones con patios de vecindad; la clase media vivía en el centro, a la sombra de los Ministerios y del comercio modesto, ejemplarizada por la gran tradición de artesanos: guarnicionero s, doradores, cerrajeros, ebanistas, broncistas, boteros, encuadernadores, zapateros, impresores.

Madrid, como una gallina clueca, acogía ya a todos los provincianos con ambiciones, desde el pequeño pastor que llegaba a la Corte y lograba un empleo como aprendiz, al escribiente, portador de una carta de recomendación para un político.

En los cafés de la Puerta del Sol bullían periodistas, músicos, pintores, cómicos, autores teatrales y todos aquellos que habían llegado a Madrid para «hacerse un nombre».

La Corte contaba con infinidad de teatros, cafés, tabernas, figones, posadas, casas de huéspedes y algún hotel decoroso. El medio millón escaso de habitantes, según sus gustos, categoría social y economía, pasaba la noche a su modo, en una época en que estaba de moda trasnochar.

El panorama que ofrecía el Madrid nocturno de finales de siglo delataba algo de lo que era España en aquellos momentos. Bandadas de muchachos, como gorriones, dormían en los agujeros de los desmontes; golfos, cesantes y bohemios, se ocultaban en los garitas; los que encendían los faroles, los cocheros, los vendedores ambulantes, se calentaban en torno a pequeñas hogueras improvisadas en medio de la calle.

La descripción aguda, admirable, con tintas de aguafuerte, sale de la pluma de Pío Baroja:

 

Madrid, entonces, era un pueblo raro, distinto de los demás, uno de los pocos pueblos románticos de Europa, un pueblo en donde un hombre, sólo por ser gracioso, podía vivir. Con una quintilla bien hecha se conseguía un empleo para no ir nunca a la oficina. El Estado se sentía paternal con el pícaro, si era listo y alegre. Todo el mundo se acostaba tarde; de noche, las calles, las tabernas y los colmados estaban llenos; se veían chulos y chulas con espíritu chulesco; había rateros, había conspiradores, había bandidos, había matuteros, se hacían chascarrillos y epigramas en las tertulias, había periodicuchos en donde unos políticos se insultaban y se calumniaba a otros; se daban palizas y, de cuando en cuando, se levantaba el patíbulo en el Campo de Guardias, en donde se celebraba una feria, a la que acudía una porción de gente en calesines.

 

En contraste con este aspecto, Madrid era también, como dijo certeramente el cronista, «una Viena vista con los gemelos al revés».

La aristocracia que se concentraba en la Corte habitaba en palacios suntuosos y acudía a la ópera en coches de caballos dignos de las más importantes familias de París.

En el Congreso de los Diputados y en el Palacio del Senado las grandes figuras de la política, al tiempo que llevaban a cabo la lucha de los partidos, pronunciaban discursos del más alto rango parlamentario.

El Ateneo de la calle de la Montera congregaba a los literatos, y en las Reales Academias, así como en las cátedras de la Universidad Central, se oía la voz de los maestros eminentes.

Meses antes del nacimiento de Gregorio Marañón, sus padres se habían ido a vivir al Madrid moderno. De la calle de San Marcos, número 3, se mudaron a la de Olózaga, número 8, entre la plaza de la Independencia y el paseo de Recoletos. Allí surgía el Madrid que el marqués de Salamanca comenzó a urbanizar veinte años antes, comprando por fanegas, huertas, chozas y desmontes, en un lugar que a los financieros de la época les pareció un disparate. Todavía pocos madrileños se atrevían a cruzar de noche por un lugar tan apartado y lóbrego, como lo era a la sazón la plaza de la Independencia.

El marqués de Salamanca había muerto cuatro años antes, cercado por las adversidades. Su palacio era ya propiedad y domicilio social del Banco Hipotecario.

El 19 de mayo, jueves, Madrid celebró la séptima corrida de abono de sus fiestas patronales. Los toros que se lidiaron aquella tarde, con divisa encarnada, celeste y blanca, pertenecían a la ganadería del conde de la Patilla. Tres eran los espadas anunciados:

Rafael Molina, Lagartijo -ya en sus años de decadencia artística--; Francisco Arjona Reyes, Currito -hijo del famosísimo Curro Cúchares-, y Angel Pastor, el toledano, de Ocaña, a quien los madrileños habían visto torear la corrida regia, con motivo de la boda de Alfonso XII con doña Mercedes de Orleans.

El Liberal publica la cartelera de espectáculos, en la que da cuenta de los teatros que funcionan en este Madrid regido por el alcalde Alberto Bosch: Apolo, Variedades, Lara, Alhambra, Eslava, Martín, Maravillas, Price, Circo Hipódromo.

Don Manuel Marañón no asistió aquella tarde a los toros, ni al teatro, ni a la tertulia del café de La Montaña. Doña Carmen, su mujer, que esperaba el cuarto hijo, había comenzado ya a sentir los dolores del parto, por lo que no se dudó en avisar inmediatamente al doctor Camisón. Muy probablemente el matrimonio deseaba una niña, pues entre Manuel y José María había nacido Guadalupe, fallecida al cumplir dos años.

A las diez de la noche tuvo lugar el acontecimiento, que se produjo acompañado de una gran sorpresa: doña Carmen dio a luz dos gemelos, a los que se bautizaría con los nombres de Gregorio y Luis, respectivamente.

Gregorio fue inscrito en el Registro Civil del distrito de Buenavista a la una de la tarde del día 22 de mayo, para lo cual don Manuel Marañón necesitó dos testigos. Estos fueron Saturnino Medrano y Alarcón, natural de La Gineta, provincia de Albacete, mayor de edad, casado, empleado, domiciliado en la calle de Fuencarral, 94, y don Raimundo Casal y Barbeito, natural de Monforte, provincia de Lugo, mayor de edad, soltero, empleado, domiciliado en San Bernardino. Dos meses después falleció Luis Marañón y Posadillo, hermano gemelo de Gregorio.

Tres años después, en la partida de nacimiento de Gregorio Pérez Marañón y Posadillo se añadía la siguiente nota:

En el expediente instruido por el Juzgado de Primera Instancia del Centro, a instancia de don Manuel Pérez Marañón y Gómez-Acebo, sobre modificación de su primer apellido con fecha treinta y uno de marzo último, ha recaída la Real Orden siguiente: -En vista del expediente sobre modificación de apellido promovido por don Manuel Pérez Marañón y Gómez-Acebo y de acuerdo con lo informado por V. S. y lo propuesto por esta Dirección General del Rey (q. D. g.) Y en su nombre la Reina Regente del Reino ha tenido a bien conceder al recurrente la autorización que solicita para usar como primer apellido el de "MARAÑÓN» en lugar de los de Pérez Marañón, debiendo en su consecuencia practicarse la correspondiente anotación en la inscripción de nacimiento del interesado y en la de los hijos del mismo que constan inscritos en el Registro Civil a tenor y para los efectos del artículo setenta y cuatro del Reglamento, y para que conste y en cumplimiento de lo mandado en dicha Real Orden se pone la presente en Madrid a once de mayo de mil ochocientos noventa.-Hay un sello.-A. Domínguez.-José de Castro Saavedra.

 

La primavera de 1887 colaboró al éxito de los festejos isidriles.

Se inauguró la Exposición Filipina, al tiempo que se clausuraba por orden gubernativa el teatro de Recoletos, de la calle de Olózaga, a pocos pasos de la casa de los Marañón. La causa del cierre se debía a que se representó una revista política titulada La tertulia de Matea, en la que se aludía claramente a Sagasta.

Pocas semanas después, el famoso periodista Augusto Suárez de Figueroa, director de El Resumen, tuvo un duelo con el hijo del general Salamanca, en el cual se emplearon las mismas pistolas que habían llevado a otro desafío anterior Corradi, oficial de artillería, y el joven abogado Godino, éste mortalmente herido al segundo disparo.

Entonces para manejar la pluma era conveniente ser amigo del marqués de Cabriñana, experto en lances de honor.

Noviembre llegó con la noticia que más comentarios suscitó en la Corte en el curso de todo el año. Cánovas, que frisaba en los sesenta, se casó en segundas nupcias con Joaquina de Osuna y Zavala -casi treinta años más joven-, hija de don Joaquín José de Osuna y Ramírez de Arellano, de la casa de los condes de Vista Florida. De su domicilio de Fuencarral, 4, se trasladó a La Huerta, mansión espléndida, regalo de la familia de la novia, entre el paseo de la Castellana y la calle de Serrano.

 

Dejamos ya a  Marino, de cuya prosa hemos disfrutado con la disculpa de saber de los ascendientes de don Gregorio Marañón y Posadillo, insigne Doctor en Medicina, escritor e historiador, entre cuyas obras destacan las magníficas biografías de Antonio Pérez, secretario de Felipe II, y del Conde Duque de Olivares. Se casó el 17 de julio de 1911, en la P. San Jerónimo el Real de Madrid, con Mª Dolores Moya y Gastón de Iriarte, fallecida en 1976, que era hija del periodista Miguel Moya Ojanguren (1856-1920). Padres de:

1.- Carmen Marañón Moya, esposa de Alejandro Fernández de Araoz y de la Devesa, abogado del Estado, fallecido en Madrid el 8-XI-1969. Carmen murió en Madrid el 18-VIII-2005, con 92 años de edad. Padres de:

1.1.- Dolores Fernández de Araoz y Marañón, esposa de Manuel Barroso Feltrer. Hijos:

1.1.1.- Isabel Barroso y Fernández de Araoz.

1.1.2.- Paz Barroso y Fernández de Araoz.

1.1.3.- Sofía Barroso y Fernández de Araoz.

1.1.4.- María Barroso y Fernández de Araoz.

1.2.- Carmen Fernández de Araoz y Marañón, esposa de Jaime Urquijo Chacón. Hijos:

1.2.1.- Juan (+) Urquijo y Fernández de Araoz.

1.2.2.- Gonzalo Urquijo y Fernández de Araoz.

1.2.3.- Cristina Urquijo y Fernández de Araoz.

1.2.4.- Lucas Urquijo y Fernández de Araoz.

1.2.5.- Victoria Urquijo y Fernández de Araoz.

1.2.6.- Pedro Urquijo y Fernández de Araoz.

1.3.- Alejandro Fernández de Araoz y Marañón. Casó el 25-X-1961, en la parroquia San Francisco el Grande de Madrid, con Isabel Gómez-Acebo y Duque de Estrada (hija de los marqueses de la Deleitosa), citada en el apartado VI nº 2.6 del apellido Gómez-Acebo, en esta web). Hijos:

1.3.1.- Alejandro Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

1.3.2.- Carlos Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

1.3.3.- Jaime (+) Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

1.3.4.- Soledad Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

1.3.5.- Álvaro Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

1.3.6.- Isabel Fernández de Araoz y Gómez-Acebo.

2.- Belén Marañón Moya, fallecida en Madrid el 29-III-2009.

3.- Isabel Marañón Moya (Madrid, 1918-2008).

4.- Gregorio Marañón Moya, Marqués de Marañón desde 1987 (título otorgado en memoria de don Gregorio Marañón y Posadillo), quien casó con Patricia Bertrán de Lis y Pidal, VI condesa de Retamoso. Padres de:

4.1.- Gregorio Marañón y Bertrán de Lis, marqués de Marañón desde 2002. Casó en tres ocasiones:

Con María Medina y Muro: Hijos:

4.1.1.- Marta Marañón y Medina.

4.1.2.- María de las Maravillas Marañón y Medina.

4.1.3.- Gregorio Marañón y Medina.

2ª boda de Gregorio: con Cristina Weissenberg de Reparaz. Hijos:

4.1.4.- Cristina Marañón y Weissenberg.

4.1.5.- Javier Marañón y Weissenberg.

3ª boda de Gregorio: con María del Pilar Solís-Beaumont y Martínez-Campos. Sin descendencia.

4.2.- Álvaro Marañón y Bertrán de Lis, VII conde de Retamoso desde 1992.

 

El texto en color azul, está copiado al pie de la letra de la obra de Marino.

==================================================

RAMA II: Descendientes de José Marañón y Gómez Acebo

V.- José Marañón y Gómez Acebo (citado arriba, en el apartado IV, como hijo que fue de José Pérez Marañón y Ortiz y de su esposa Natalia Manuela Bayo Lejarcegui) casó con Magdalena Ruiz Zorrilla y Mateo. Padres de:

1.- Jesús Marañón y Ruiz Zorrilla, que sigue esta línea.

2.- José Marañón y Ruiz Zorrilla, que casó en octubre de 1929 en Portugalete (Bizkaia) con Blanca Chávarri. Ver CHAVARRI. Allí se cita a Blanca en el apartado VII de la genealogía titulada “Segundo: Los de Gordexola, en Las Encartaciones de Bizkaia ”

3.- Mercedes Marañón y Ruiz Zorrilla

VI.- Jesús Marañón y Ruiz-Zorrilla (n. 24-XII-1890, + día 28-X-1968) casó el 6-I-1919 con Matilde Richi y Álvarez Capra (n. 21-XI-1898, + 22-I-1983; hija de Luis Richi). Padres de:

1.- José Manuel Marañón Richi, que sigue esta línea en el apartado VI.

2.- Aurora Marañón Richi (n. 18-III-1921) casó en 8-VII-1943 con Jorge Alexiades Thymanakis (n. 8-XII-1914; + 25-XI-2006). Hijas:

2.1.- Matilde Alexiades Marañón, fallecida el 11-II-1986, que casó en 11 de diciembre de 1967 con Álvaro Pellón y López Montenegro. Padres de:

2.1.1.- Matilde Pellón Alexiades, esposa de Fernando Torrente y García de la Mata. Padres de:

2.1.1.1.- Álvaro Torrente Pellón.

2.1.1.2.- Jorge Torrente Pellón.

2.1.1.3.- Matilde Torrente Pellón.

2.1.1.4.- María Torrente Pellón.

2.1.2.- María Pellón Alexiades, esposa de Íñigo Morenés y Mariategui. Hijos:

2.1.2.1.- Ignacio Morenés Pellón.

2.1.2.2.- Casilda Morenés Pellón.

2.1.2.3.- Jaime Morenés Pellón.

2.2.- Aurora Alexiades Marañón, esposa de Roberto Yacobi Strasser. Hija:

2.2.1.- Lucía Yacobi Alexiades.

3.- Jesús María Marañón Richi (n. 23-II-1923; sacerdote Jesuita, fallecido en Alcalá de Henares el 8-XII-2010.

4.- Jaime Marañón Richi (n. 23-VII-1923, + 16-IV-2006). Casó en 30-X-1965 con María Ignacia Goyeneche y Pereira Borrajo (hija de Vicente de Goyeneche y Ugarte; nieta materna de Enrique Pereira-Borrajo). Hijos:

4.1.- Ignacio Marañón Goyeneche, fallecido el 25-V-1985.

4.2.- Silvia Marañón Goyeneche, fallecida en 17-V-2011.

4.3.- Jaime Marañón Goyeneche, esposo de Elena Heras Cortés. Padres de:

4.3.1.- Ignacio Marañón Heras.

4.3.2.- Pablo Marañón Heras.

4.4.- Iria Marañón Goyeneche, esposa de Carlos Puig Aparicio. Hija:

4.4.1.- Jimena Puig Marañón.

5.- Luis Marañón Richi.

6.- Juan Marañón Richi, esposo de Ángela Pérez Moreno.

7.- Ignacio Marañón Richi, fallecido en 11-III-1958.

8.- Fernando Marañón Richi, esposo de de Josette Arnaud Paul. Hijos:

8.1.- Nathalie Marañón Arnaud, esposa de Ángel García Silva y padres ambos de:

8.1.1.- Leticia García Marañón.

8.1.2.- Guillermo García Marañón.

8.1.3.- Lucía García Marañón.

8.2.- Sophie Marañón Arnaud, que casó con Carlos García Cendón. Padres de:

8.2.1.- Álvaro Marañón Arnaud,

8.2.2.- Rocío García Marañón.

8.3.- Almudena Marañón Arnaud, esposa de Íñigo Vallejo-Nájera Zobel. Hija:

8.3.1.- Victoria Vallejo-Nájera Marañón.

8.4.- Borja Marañón Arnaud, esposo de Marian Borrallo González. Padres de

8.4.1.- Borja Marañón Borrallo.

8.5.- Leticia Marañón Arnaud.

9.- María de Lourdes Marañón Richi, fallecida el 18-IV-1835.

10.- Luis Ramón Marañón Richi, fallecido el 18-V-1996 en Madrid, esposo desde 1962 de Rosario Echeverría Echániz. Hija:

10.1.- Isabel Marañón Echeverría, que casó con Ignacio Moreno Gozálvez. Padres de:

10.1.1.- Luis Moreno Marañón.

11.- María del Pilar Marañón Richi, fallecida en 30-I-1941.

12.- José Agustín Marañón Richi, esposo de Teresa Calderón Bastos (hija de Julio Calderón de Guzmán) y padres ambos de:

12.1.- Laura Marañón Calderón. Casó en Julio de 1997 con Beltrán Cantos-Figueroa García-Tapia. Hijos:

12.1.1.- María Cantos-Figueroa Marañón.

12.1.2.- Beltrán Cantos-Figueroa Marañón

12.1.3.- Álvaro Cantos-Figueroa Marañón

12.2.- Irene Marañón Calderón, esposa desde 1992 de Iván Martínez-Cubells Leyún. Padres de:

12.2.1.- Teresa Martínez-Cubells Marañón.

12.2.2.- Borja Martínez-Cubells Marañón.

12.2.3.- Juan Martínez-Cubells Marañón.

VII.- José Manuel Marañón Richi, nacido el 5-X-1919, arquitecto, casó en 28-VI-1950, en Vigo, con Margarita Barreras Massó, nacida en 24-XI-1922 y fallecida en Pozuelo de Alarcón el día 12-X-2008.

Margarita era hija de Julio Barreras Massó, destacado empresario en la Industria Pesquera, Medalla de Oro al Trabajo, que murió en 7-IX-1951, con 72 años de edad en Vigo. Le sobrevivieron su esposa Mercedes Massó Bolibar. Hijos:

Salvador Barreras Massó, esposo de Elvira Vázquez Sánchez Puga.

Rafael Barreras Massó, esposo de Mª Teresa Morán Vázquez. Rafael murió en Madrid el 14-I-2002. Hijos:

Beatriz Barreras Morán, esposa de Ramón Díaz del Río Jáudenes.

Rafael Barreras Morán, esposo de Pinky García Senra.

Miguel Barreras Morán, esposo de Rosario Calvo Prieto.

Alfonso Barreras Massó, esposo de Mª Mercedes Pérez García.

Julita Barreras Massó, esposa de Roberto Massó García.

Margarita Barreras Massó, esposa de José Marañón Richi (de los que estamos tratando en este apartado VI).

Hijos de José Marañón Richi y de su esposa Margarita Barreras Massó:

1.- José María Marañón Barreras, nacido un 24-IX, casó en 25-X con la Condesa Jhoanna Czernin-Kinsky.

Johanna, gräfin Czernin von Chudenitz, nacida en Linz, era hija de Joseph, count Czernin de Chudenitz-Kinsky (Marschendorfn. 1920) y de Maria Theresia Boelaerts van Blokland (South Holland, The Hague 23.01.1931); nieta paterna de Karl Maria Joseph, graf Czernin von Chudenitz (Czech Republic, Prague 24.12.1886, + 03.09.1978) y de Wilhelmine, Gräfin Kinsky von Wchinitz e Tettau (Chotzen, Bohemia, 06.07.1891, + Schloss Rain 17.06.1971); biznieta paterno paterna de Rudolf, count Czernin de Chudenitz e Morzin (08.01.1855) y de Emma, Gräfin von Orsini-Rosenberg (08.07.1858); y biznieta paterno materna de Rudolf Ferdinand Joseph Damasus, 9. Fürst Kinsky von Wchinitz und Tettau (11.12.1859) y de Maria, Gräfin von Wilczek (24.12.1858).

José María y Jhoanna son padres de:

1.1.- Juan Marañón Czernin-Kinsky.

1.2.- Teresa Marañón Czernin-Kinsky.

1.3.- Agustín Marañón Czernin-Kinsky.

1.4.- María Marañón Czernin-Kinsky.

2.- Margarita Marañón Barreras, esposa de José María Torrego Casado. Hijo:

2.1.- Álvaro Torrego Marañón, esposo de Laura Gascón Pociello y padres ambos de:

2.1.1.- Carolina Torrego Gascón.

2.1.2.- Álvaro Torrego Gascón.

2.2.- José María Torrego Marañón.

3.- Jesús Marañón Barreras, esposo de Soledad Guerrero García. Hija:

3.1.- Soledad Marañón Guerrero.

4.- Jorge Marañón Barreras, esposo de Mar Guerrero García.

5.- María del Pilar Marañón Barreras.

======================================

LOS MARAÑÓN DE KRIPAN, en Araba.

Kripán -copiamos de wikipedia, en internet- es un municipio de la provincia de Araba, Euskadi. Cuenta con una extensión de 12,5 km² y una población de 184 habitantes (2008). Se sitúa en la parte sur de Álava, dentro de la comarca vitivinícola de la Rioja Alavesa. La población se sitúa en la ladera meridional de la Sierra de Cantabria, que separa a la Rioja Alavesa del resto de Álava. Es uno de los pueblos más altos de la Rioja Alavesa, ya que se sitúa a 690 metros de altitud. Lo compone un único núcleo de población.

“El municipio limita al norte con Bernedo, al sur con Lanciego, al este con el municipio navarro de Lapoblación y al oeste con los términos de Laguardia y Elvillar.

“La capital de la comarca, Laguardia, está 11 km en dirección suroeste. La capital provincial, Vitoria se sitúa a 45 km. La ciudad de Logroño, capital de La Rioja está a sólo 17 km. El pueblo más cercano es Lanciego, a 3,5 km.

                                                                  Y ahora agregamos nosotros algo sobre Los MARAÑÓNes de Kripan.

En los años 1550 a 1600 son bautizados en Kripan ocho Marañones.

De 1600 a 1647, se bautizan siete hermanos Marañón Campo (hijos de Juan y María).

De 1647 a 1700:

dos Marañón González (hijos de Miguel Marañón Cripan y Susana González Plaza);

seis Marañón Medrano (hijos de Martín Marañón Campo y Francisca);

seis Marañón Martínez (hijos de Miguel Marañón González y Mª Martínez Ruiz de Heredia);

De 1700 a 1750

once Marañón Calleja (hijos de Martín Marañón Martínez y de María Calleja Oteo);

cinco Marañón Apellaniz (hijos de Miguel Marañón Martínez y María Apellaniz Cormano;

cinco Marañón Cormano (hijos de Juan Marañón Calleja y Ángela Cormano Arana).

De 1750 a 1800:

cinco hermanos más de los Marañón Cormano;

cinco Marañón Medrano (hijos de Martín Marañón Calleja y Gregoria Medrano).

cinco Marañón Calleja (hijos de Ramón Marañón Cormano y de Susana Calleja).

Y así podríamos seguir hasta el mismo siglo XXI, en el que encontramos como ediles en el Ayuntamiento de Kripan a más de un Marañón.

Todos los marañón que citaremos seguidamente nacieron y vivieron en kripan.

Descendiente de uno de los matrimonios Kripan arriba citados fue:

I.- Miguel Marañón González, que en 1676 casó con María Martínez y Ruiz de Heredia. Padres de:

II.- Miguel Marañón Martinez, nacido en 1690, esposo de María Apellaniz Cormano y padres ambos de:

III.- Ysidro Marañón Apellaniz, nacido en 1733, que en su esposa María Santos Martínez-Vecinos y Martínez tuvo a:

IV.- Lucas Marañón y Martínez Vecinos, bautizado en 1771, que casó con Josefa Yribarren Gaviria, en la que fue padre de:

V.- Julián Marañón Yribarren, nacido en 1808, esposo de María Bernedo Fernández. Una de sus hijos fue:

VI.- Josefa Marañon Bernedo, bautizada en 1852, esposa de Francisco Luis Olano y Giménez de Aberasturi. La cuarta de sus seis hijos fue:

VII.- Fausta Olano Marañón, nacida en 1879, esposa de Valentin Gordobil Erbina. De Valentín, de sus ascendientes y de su descendencia hemos tratado en GORDOBIL, en esta web.

Repito que todos los Marañón citados nacieron y vivieron en Kripan.


Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana

 

 

Arriba