Atrás

C O T A

En el Imperio Romano, según veremos.

En Lugo, Galicia:

Se dio este apellido en Lugo en siglos lejanos, tal como demuestra el hecho de que en el siglo XVI probaran su nobleza, en la Chancillería de Valladolid, Juan Cota, vecino de Coto de Ver (Lugo) y Bóveda (Lugo), en 1561; Lope de Cota, vecino de Ver, en 1523; y Pedro Cota, vecino de Bóveda, en 1523.

Armas de un linaje Cota son en campo de plata, una cota de armas parda manchada de sangre, y alrededor del escudo este lema en letra de gules y amodo de orla: “Triunfum nom est sine sanguine”.

En Toledo ocuparon cargos cercanos al monarca los Cota en el siglo XV, según veremos abajo. Luis Cota Piña Cuadra González, natural de Toledo, ingresó en los Colegiales de Alcalá, en 1529.

======================

En el apellido ARIAS hemos visto cómo la madre del extraordinario

-por lo malo y por lo bueno- personaje histórico Pedrarias Dávila fue una COTA:

I.- Alfonso Martínez Cota (Toledo, hacia 1350), casó con Inés González. Padres de:

II.- Rodrigo Alonso Cota, mercader, que casó con Inés González. Padres de:

1.- Alonso Cota, que sigue la línea.

2.- Sancho Cota I.

3.- Francisco Cota.

III.- Alonso Cota. Tesorero, que falleció sobre 1468, casado con Teresa Ortiz. Padres de

1.- Ruy Ortiz Cota, que casó con Pedro Arias el Valiente, según ya hemos visto.

2.- María Ortiz Cota, que casó con Pedro Arias el Valiente, según hemos visto arriba.

3.- Alfonso Cota o Alfonso Ortiz.

4.- Fernando Cota.

5.- Ines Cota.

6.- Catalina Ortiz.

=========================

EN EL IMPERIO ROMANO

I.- Lucio Aurelio COTA fue cónsul en 144 a. C. y padre de:

II.- Lucio Aurelio COTA, de igual nombre, cónsul en 119 a. C., esposo de Rutilia y padres ambos de:

1.- Aurelia, de la que tratamos en el apartado que sigue (III).

La dicha Rutilia casó por segunda vez, con su tío paterno C. Aurelio Cota, del que tuvo tres medio hermanos de Aurelia:

2.- Cayo Aurelio Cota (nacido en 124 a. C.). En wikipedia se nos dice de este Cayo Aurelio Cota que en el año 92 a. C. defendió a su tío Publio Rutilio Rufo, que había sido acusado injustamente de extorsión en la provincia de Asia. Era partidario de Marco Livio Druso el tribuno de la plebe, que fue asesinado en 91 a. C., el mismo año en que Cota intentó obtener este cargo pero perdió las elecciones. Poco después, Cota fue procesado por la Lex Varia, que estaba destinada a perseguir a todos los que directa o indirectamente habían apoyado a los aliados de la Guerra Social contra Roma en sus reclamaciones de obtener la ciudadanía. A fin de evitar su condena, Cota partió al exilio voluntariamente. No volvió a Roma hasta 82 a. C., en el marco de la dictadura de Lucio Cornelio Sila. Obtuvo el cargo de cónsul en 75 a. C., junto a Lucio Octavio. Se ganó la hostilidad de los optimates al aprobar una ley que anulaba la parte de la legislación silana que acotaba todos los derechos legislativos de los tribunos de la plebe. Los alcances exactos de esta ley, sin embargo, no son claros.

3.- Lucio Aurelio Cota, cónsul en 65 a. C., y

4.- Marco Aurelio Cota, cónsul también, en 74 a. C.

En su juventud, Aurelia Cota era considerada una de las más prominentes bellezas de Roma, llegando a contar con una interminable lista de pretendientes que comprendía a destacados miembros de la capital italiana como, por ejemplo, Marco Livio Druso, el tribuno de la plebe, que en ese momento era considerado como uno de los mejores abogados de Roma.

III.- Aurelia Cota (120 a. C.- 54 a. C.). Aurelia se casó con un pretor, Cayo Julio César, hijo del senador pedarius Cayo Julio César, (el abuelo de Cayo Julio César el dictador) y Marcia, descendiente de Anco Marcio, el cuarto de los siete Reyes de Roma. Su esposo murió en campaña en el año 85 a. C., sus hijos fueron:

1.- Julia César la mayor

2.- Julia César la menor

3.- Cayo Julio César (101 a. C.-44 a. C.)

En wikipedia nos dicen sobre estas personas:

El historiador Tácito la consideraba (a Aurelia) el ideal de matrona romana y tiene una buena imagen de ella. Plutarco la describe como una mujer estricta y respetable. Altamente inteligente, independiente y reconocida por su belleza y sentido común; a Aurelia Cota se le tenía gran estima en Roma, llegándose a quererla tanto como a Cornelia, madre de los hermanos Graco.

Aurelia y su familia fueron muy influyentes en el ascenso de su hijo. Su esposo, Cayo Julio César, se encontraba lejos a menudo por lo que la tarea de educar a su hijo quedó en sus manos. Cuando éste tenía 18 años recibió órdenes del entonces dictador de Roma, Lucio Cornelio Sila, de divorciarse de su joven esposa Cornelia Cinna minor (Cinnilla), hija de Cinna, antiguo aliado de Cayo Mario. César se negó rotundamente y al hacerlo se puso en riesgo. Aurelia se involucró en la petición para salvar a su hijo junto con su hermano Cayo Cota, defendiendo al joven César. Durante el festival de la Bona Dea, que se llevó a cabo en la casa de Cayo Julio César fue ella quien descubrió a Publio Clodio Pulcro disfrazado de mujer para buscar a su nuera Pompeya Sila, segunda esposa de César, e hija del cónsul colega de Lucio Cornelio Sila, Quinto Pompeyo Rufo, que luego se casó con Mamerco Emilio Lépido Liviano, hermano de Marco Livio Druso. Aunque Julio César admitió su posible inocencia, se divorció poco después de ella, y cuando se le preguntó en el Senado por ello, emitió una frase que quedaría para la posteridad de Roma: "La mujer de César debe estar por encima de toda sospecha"

Murió poco tiempo antes del asesinato de Publio Clodio Pulcro, es decir hacia 53 a. C.

=================

Rodrigo COTA, siglo XV, escritor hispano.

Vista ciega, luz oscura,

gloria triste, vida muerta,

ventura de desventura,

lloro alegre, risa incierta:

hiel sabrosa, dulce agrura,

paz con ira y saña presta

es amor, con vestidura

de gloria que pena cuesta”.

Rodrigo Cota de Maguaque vivió en el siglo XV, muriendo en 1492. Era toledano, cristiano nuevo de origen judío, e hijo de Alonso Cota, recaudador de rentas reales en Toledo, cuya actividad desencadenó la revuelta anticonversa de Pedro Sarmiento en 1449.

Copio seguidamente texto de wikipedia:

Dentro del Cancionero general publicado en 1511 por Hernando del Castillo, se encuentra su obra Diálogo entre el Amor y un viejo, que le ha hecho merecedor de entrar en la historia de la literatura española en un periodo tan prolífico como es el del Siglo de Oro. El Diálogo consta de setenta estrofas de nueve versos, divididas en dos partes. En la primera parte, un viejo que se ha retirado para vivir en soledad dialoga con Amor hasta ser convencido por éste; mientras que en la segunda parte el Amor se burla del viejo y de su ruina física.

Escribió unos versos contra Diego Arias_Dávila, contador mayor de los Reyes Católicos, por no haberle invitado a la boda de su hijo. Estos versos son de gran interés histórico por la descripción de las costumbres de los judíos españoles de la época. En 1472 o después escribió un epitafio burlón.

Otras obras que se le han adjudicado a Rodrigo Cota son las Coplas de Mingo Revulgo, las Coplas del Provincial y, especialmente, el primer acto de La Celestina, según el propio Fernando de Rojas.

Cerca del año 1497 tuvo que abjurar del judaísmo y se cree que murió poco después.

Su Diálogo ocupa un lugar preeminente dentro de la lírica castellana, no solo por su lirismo, sino por la influencia que ha tenido en la literatura dramática en castellano (pese a no saberse si era obra destinada o no a la representación). En su libro Orígenes del teatro español, Moratín la cita como ejemplo de obra que cumple con los preceptos, con su acción, nudo y desenlace, lo cual se ajusta sobre todo a la segunda parte, donde los rasgos dramáticos son más evidentes, mientras que la primera entra más en el ámbito de las disputas y debates típicamente medievales”.


 

 

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

puxaeuskadi@gmail.com

www.euskalnet.net/laviana

 

Arriba