Atrás

Celis y Rubín de Celis.

Origen de los Celis. Copiamos de la enciclopedia de García Carraffa.

“Es tradición que el linaje de Celis provino de los Celeres o Celerinos romanos que vinieron a España, sin que por esto se entienda que su varonía sea la de esos Celeres, sino la de antiguos españoles que casaron con hijas de dichos Celerinos, y cuyos descendientes, en memoria de ese enlace, usaron de esa denominación por apellido.

Argáez, Lope García de Salazar, Tamayo y otros tratadis­tas convienen en que ese fue el origen de los Celis, y así dice Argáez que el Celerinos se abrevió en los Celinos, que lo pronunciaron así por escribir con cifra el Celerino, y es también este apellido el de los Celis, bien conocido y califi­cado en el Reyno de León y Liébana.

No obstante esa tradición y el testimonio de los citados autores, conviene prescindir de un origen tan remoto y confuso en el estudio del linaje que nos ocupa y ceñirse a las noticias concretas y probadas que de su arranque se tienen.

Es lo cierto que el linaje de Celis tuvo su cuna y antiguo solar en las Asturias de Santillana, Valle de Riosana, junto a San Vicente de la Barquera, provincia de Santander.

Le dio nombre el lugar denominado Celis, perteneciente al Ayuntamiento del Valle de Riosana, donde se conservaba un envejecido castillo, morada primitiva de esta familia”.

RAMA TRONCAL

El primer varón que con el apellido Celis aparece en la historia es:

-I-. Gutierre Rodríguez, Señor del castillo de Celis, en el Valle de Riosana. En algunos instrumentos de su época se le nombra sólo con el patronímico; pero como ya en su tiempo usaban los nobles por apellido la denominación de su solar, aparece también en algunos Nobiliarios y en muchas Memorias de esta familia con el apellido de Celis. Fué este caballero Ricohombre del Rey Don Fernando III, el Santo, y confirma diferentes privilegios y escrituras de aquella época. Casó con doña Catalina Ruiz de Ferrera (hija de Rodrigo Álvarez de Ferrera, Señor de esta casa, que era la de Herrera de Río Pisuerga, que después poseyeron los Condes de Bena­vente) y tuvieron estos hijos:

-1º- Fernán Gutiérrez de Celis, que, según algunas Memo­rias, fue el primogénito; pero no debió tener descendencia, porque es innegable que la sucesión de la casa se continuó por su hermano; y

-2º- Diego Gutiérrez de Celís, que sigue.

-II-. Este Diego Gutiérrez de Celis, llamado el Montañés, fue Señor de la torre y castillo de Celis y floreció en el reinado de Don Alfonso el Sabio. De su esposa doña Elvira de Te­rán tuvo por hijo y sucesor a

-III. Alvar Díaz de Celis, a quien vulgarmente llamaron el caballero de Celis. Floreció en los reinados de Don Alfonso el Sabio y de Don Sancho VI, y casó con doña Maria Díaz de Cañas, Señora del solar de Cañas, en el Valle de Toranzo, que por este matrimonio quedó unido al de Celis de manera tan indisoluble, que durante mucho tiempo fueron considera­dos ambos solares como uno mismo, aunque en sus orígenes eran diferentes. Tuvieron dichos esposos estos hijos:

-1º        Fernán Álvarez de Celis, que sigue.

-2º    Juan de Cañas Celis, que fue uno de los conquistado­res de Jerez de la Frontera y heredado allí; y

-3º El Alcaide Nuño de Cañas Celis, que también fue conquistador de la citada ciudad y heredado en ella, como su hermano. De ambos procedieron los caballeros Cañas jereza­nos, cuya casa alcanzaba gran lustre en el siglo XV.

-IV- El primogénito, Fernán Álvarez de Celis, fue Señor de la casa-torre de su apellido en el Valle de Riosana y vivió en tiempos de Don Fernando IV el Emplazado. Contrajo matrimonio con doña Leonor Noriega, hija de la ilustre casa de Noriega en las Asturias de Santillana, naciendo de ese enlace varios hijos, que fundaron nuevas casas de su apellido en diversos puntos de la montaña de Santander; pero el pri­mogénito y el que continuó la sucesión de la rama troncal fue:

-V-. Gonzalo Gutiérrez de Celis y Cañas, que se halló con su padre en la conquista de Sevilla y tuvo repartimiento en el término de Aznalfarache, que no tardó en enajenar para vol­ver a su casa solar. Le llamaron el de las dos azconas, porque peleaba con dos armas a modo de dardos, usando de ellas igualmente con ambas manos. Fue armado caballero de la Banda por Don Alfonso XI y casó con doña Brianda Álvarez de Asturias. Estaban en aquel tiempo muy encendidos los bandos entre Giles y Negretes, y siendo este Gonzalo Gutié­rrez de Celis de la parcialidad y bando de los Giles, fue muerto por los del partido de los Negretes. Dejó de su matrimonio por hijo y sucesor a

-VI-. Diego Gutiérrez de Celis y Cañas, segundo del nom­bre, que siguió la misma parcialidad de los Giles y fue uno de los que se hallaban encerrados en la cueva a la que dieron fuego los Negretes, pero logró escapar sin sufrir daño. Des­empeñó el cargo de Contino de la casa del Rey Don Juan I de Castilla y acompañó a su primo Sancho Martínez de Leyva, llamado Brazo de Hierro, cuando pasó a Inglaterra. Ambos se hallaron en las batallas de Poytiers los años de 1343 y 1356 y asistieron a la memorable función en que Eduardo, Príncipe de Gales, hizo prisionero al Rey de Francia y a su hijo Felipe. Casó Diego Gutiérrez de Celis con doña María Díaz de Ve­lasco (hija de Esteban Fernández de Velasco, cuyo solar estaba en el Valle de Agustina, de las montañas de Trasmiera), naciendo de esa unión:

-VII-. Juan Díaz Gutiérrez de Celis y Cañas, que fue Señor de la casa de Celis, caballero de la Banda y Contino de la casa del Rey Don Enrique III, el Doliente. Perteneció al ban­do de los Gíles y fue también muerto por los Negretes. Había casado con doña Elvira de la Madrid, de la que tuvo cuatro hijos y tres hijas, que formaron nuevas líneas de este linaje. El primogénito fué:

-VIII. Gonzalo Gutiérrez de Celis y Cañas, segundo del nombre y Señor de la casa de Celis, que sirvió al Rey Don Enrique IV y fue muerto en las diferencias que este Monarca tuvo con su hermano el Infante Don Alfonso. Había contraído matrimonio con doña Leonor Meléndez, naciendo de este enlace, entre otros hijos:

-1º        Fernán Gutiérrez de Celís y Cañas, segundo del nombre, que sigue.

-2º        Pedro de Cañas Celis, que pasó a Indias con el Capi­tán Alvarado y dejó sucesión en América.

-IX. Fernán Gutiérrez de Celis y Cañas, segundo del nom­bre, fue Señor de la casa de Celis. Por haberse caído de un te­rrado se quebró las piernas y quedó imposibilitado para servir a sus Reyes. Casó con doña Leonor de Cosío, hija de Gonza­lo García de Cosío, caballero de la Banda, y fueron padres de

-X. Fernán Gutiérrez de Celis y Cañas, tercero del nombre y Señor de la casa de Celis. Pobló en Manzanarero, lugar del partido de Reinosa (Santander), y en Cañas, y contrajo matrimonio con su prima Elvira Rubín de Celis, hija de Juan Rubín de Celis y Cañas, Alcaide de Bielva, naciendo de esa unión:

-1º  Cebrián Gutiérrez de Celis y Cañas, que sigue.

-2º        Fernando Gutiérrez de Celis y Cañas, cuya sucesión se conservó en la provincia de Santander.

-XI. Cebrián Gutiérrez de Celis y Cañas heredó la casa y casó en el lugar de Cañas con Virginia de Leyva (nieta de Martin de Leyva, que fué hijo segundo de Luis de Leyva, as­cendiente de la casa de los Príncipes de Asculi). Sirvió este Cebrián al Emperador Carlos V y murió en las alteraciones de los Comuneros. De su esposa, la citada doña Virginia, tuvo estos hijos:

-1º    Juan de Cañas Celis, que sigue.

-2º    Pedro de Cañas Celis, cuya sucesión se conserva.

-3º Catalina de Cañas Celis, también con sucesión.

-XII. Juan de Cañas Celis, segundo del nombre, antepuso, como sus hermanos, el apellido de Cañas y fué Señor de las casas de Celis y Cañas. Ya porque vivió poco o por incuria, no se da noticia de este caballero en algu­nas Memorias de su familia, confundiéndole con su hijo del mismo nombre; pero en una ejecutoria de la familia de los Ramírez, que se despachó a pedimento de Andrés de Cañas, bisnieto de este Juan, consta de una manera clara su existen­cia, así como su matrimonio con doña Catalina Cebrián, de la que tuvo por hijo y sucesor a

-XIII. Juan de Cañas Celis, tercero del nombre, Señor de la casa y torre de Celis y del solar de Cañas. Fue el primero de esta familia que pasó desde la Montaña a avecindarse en la ciudad de Burgos, donde fue Regidor y Castellano de su castillo, viviendo allí muchos años, pues durante más de cua­renta ejerció el empleo de Regidor de Burgos. También fundó en esta ciudad casa solar. Casó con doña Constanza de Ler­ma Sedano y tuvo de ella sucesión de apellido Cañas, que conservó siempre el Cañas,  pero abandonó el Celis, aunque era éste el que le correspondía por varonía.

RUBIN DE CELIS.

Los así apellidados fundaron nuevas casas solares en los lugares de Rábago y de Bielva (ambos en el Ayuntamiento del Valle de Herrerías y P. J.  de San Vicente de la Barquera); en el lugar de Carmona (del ayuntamiento del Valle de Cabuérniga); en el de Obeso (Valle de Reinosa); en el de Cosío (Valle de Rionansa; y en el de Santiurte (en Llanes).

Rubín de Celis; los de Carmona.

I.- Toribio Rubín de Celis, natural de Carmona, casó con Ana Sánchez de Cosío. Padres de

II.- Francisco Rubín de Celis y Carmona, natural de Cosío, que casó con María Fernández de Bedoya Colombres, nativa de Puentenansa. Padres de

III.- Francisco Rubín de Celis y Cosío Fernández de Bedoya Colombres, natural de Cosío, Caballero de la Orden de Alcántara desde 1703.

Rubín de Celis; los de Palencia.

I.- Diego Rubín de Celis, natural de Saldaña (Palencia), casó con Constanza Cabeza de Vaca, nativa de Benavente (Zamora). Padres de

II.- Gaspar Rubín de Celis y Cabeza de Vaca, natural de Saldaña, que casó con Inés de Villafañe Miranda, natural de León (hija de Juan de Villafañe, natural y Regidor de León, y de Beatriz Miranda, nacida en Campomanes de Asturias). Padres de

1.- Diego Rubín de Celis y Villafañe, nacido en León. Caballero de Alcántara desde 1635.

2.- Manuel Rubín de Celis y Villafañe, nacido en León. Caballero de Alcántara desde 1635.

 

Fuente:

Todo lo dicho ha sido tomado de la Enciclopedia Heráldica y Genealógica de García Carraffa.

 

Antonio Castejón.

 

Arriba