Atrás

 

Andrade o Andrada

 

Tomado del Diccionario Hispanoamericano de Heráldica, de Mogrobejo.

 

Todos los autores que hemos consultado coinciden en manifestar que este linaje es muy calificado en Galicia y que procede de uno de los cinco caballeros que trajo en su armada a La Coruña, para pelear contra los moros, el caudillo Mendo de Rausona, hermano de Don Desiderio, último Rey de los longobardos de Italia. Ese Mendo era de estirpe goda, aun cuando procedía de la ciudad de Roma, y en España casó con Juana Romaeso, nieta del Rey Don Fruela I. Los cinco caballeros aludidos que con él trajo hicieron asiento en Galicia, y de ellos descienden, según afirma el Conde Pedro de Barcelós en su "Nobiliario", los linajes de Andrade (que es lo mismo que Andrada), Ambia, Trosantos, Marinas o Mariñas y Beltrán.

 

Pedro Legino, Obispo de Orense, en las notas que puso a la historia y linajes que dejó escrita otro Obispo de la misma ciudad, Servando, Confesor de los Reyes Don Rodrigo y Don Pelayo, manifiesta que el caballero de los cinco que vinieron con Mendo de Rausona y que fue tronco de los Andrade, se llamaba Androge. Otros tratadistas de reconocida autoridad añaden que el solar primitivo y señorío de este linaje radicó entre Puentedeume y El Ferrol, en la provincia de La Coruña, en un lugar que se denominaba Andrada (cuyo nombre, sin duda, tomaron sus señores por apellido), y en el que había un castillo.

 

RAMA TRONCAL

 

SEÑORES DE PUENTEDEUME, EL FERROL Y VILLALBA,

 

CONDES DE ANDRADE Y DE VILLALBA

 

Sábese también que los Señores de ese solar se apellidaron desde muy antiguo Freiré y Andrade juntamente, y que de ellos era sucesor por los años de 1150:

 

I. Bermúy o Bermudo Pérez de Trava, Conde de Trastamara en Galicia, Señor de Monasterio y Sobrado, que casó con Teresa Enríquez de Portugal, hermana del primer Rey lusitano Don Alonso Enríquez, y fueron padres de

1.- Rui Pérez Freiré de Andrade, Trece de Santiago, del cual hace memoria en el año de 1190 la Crónica de esa Orden, capítulo XI.

2.- Bermudo Freiré de Andrade, que sigue la línea, y

3.- Nuño Freiré de Andrade, Comendador de la Encomienda de la Barra en 1220.

 

II. Bermudo Freiré de Andrade, es el que prosigue la sucesión de la casa de Andrade. Hizo donación a la Orden de Santiago de varios heredamientos en la Merindad de Noya, del reino de Galicia, heredamientos que después se agregaron a la Encomienda de la Barra, en la que hubo muchos caballeros de este linaje, y fue padre de

 

III. Ñuño Freiré de Andrade, segundo del nombre, que tuvo por hijo a

 

IV. Pedro Freiré de Andrade, que fue padre de

 

V. Nuño Freiré de Andrade, tercero del nombre y Caballero de la Banda, armado en 1330 por el Rey Don Alfonso XI. Fue hijo suyo y sucesor

 

VI. Pedro Núñez Freiré de Andrade, segundo del nombre y Comendador de Herrera, que procreó a

 

VII.- Nuño Freiré de Andrade, cuarto del nombre y padre de

1.- Fernán o Hernán Pérez de Andrade, que sigue la línea, y

2.- Pedro Pérez de Andrade, que continuará.

 

VIII. Fernán o Hernán Pérez de Andrade, fue gran servidor y Valido del Rey Don Enrique II de Castilla. De él escribe el Licenciado Molina, en su "Descripción del Reino de Galicia", y lo reproducen Argote de Molina y otros autores, "que al tiempo que el Rey Don Pedro y el Rey Don Enrique, su hermano, se combatieron en la tienda del Condestable Beltrán de Claquin (Beltrán Du Guesclin), como luchando los dos Reyes Don Enrique quedase debajo, visto por Fernán Pérez de Andrade, socorrió a su señor diciendo: "Yo no quito Rey ni pongo Rey, sino libro a mi señor. Y dio lugar a que el Rey Don Enrique se mejorase y matase al Rey Don Pedro. Por esto el Rey Don Enrique le dio ciertas villas en Castilla que son del Condado de Andrade". Esta versión la corrobora una de las antiguas historias de Galicia, que dice:

"La casa de Andrade aquí vos la digo,

porque su fecho también se publique,

que un grande privado del Rey Don Enrique,

fue, contra Don Pedro, su hermano, el abrigo,

y en una contienda le fue tan amigo,

que viéndole estar caído, le quiso

dar tal ayuda, socorro y aviso,

que, dándole vuelta, mató a su enemigo".

 

De estos versos, como se ve, se deduce claramente que un caballero de la casa de Andrade, gran privado del Rey Don Enrique, fue el que ayudó a este Monarca en su lucha personal con su hermano Don Pedro I.

 

Claro que la tradición, acogida en muchas "Historias de España", asegura que él que no quitó ni puso Rey, pero ayudó a su señor, fue el caballero Beltrán Du Guesclin; pero merece también tomarse en consideración lo que esa antigua historia de Galicia dice, lo que cuenta con más acopio de datos el Licenciado Molina y lo que manifiestan historiadores y genealogistas de tanto prestigio como Gonzalo Argote y Felipe de la Gándara, máxime cuando en algunas Historias generales de España y en otras del extranjero se pone seriamente en duda que fuese Beltrán Du Guesclin el que ayudase a Don Enrique, opinando que fue otro caballero, cuyo nombre no indican.

 

También Pedro Lezcano, en su "Historia genealógica", confirma lo que va dicho, y coincide con los mencionados tratadistas en asegurar que la lucha entre Don Pedro I y Don Enrique II se desarrolló en la tienda de Beltrán Du Guesclin; pero que no fue éste, sino Fernán Pérez de Andrade el que ayudó y levantó al de Trastamara, proporcionándole el triunfo sobre su hermano. Hay también el dato de que dicho Fernán Pérez de Andrade fue primer Señor de las villas de Puentedeume, El Ferrol y Villalba, y léese que esas villas se las dio el Rey Don Enrique II en premio de los muy eficaces y señalados servicios que le había prestado. Fernán murió sin sucesión, por lo que vino a heredarle en la casa y bienes de su apellido su hermano

 

IX. Pedro Pérez de Andrade, ya citado, segundo Señor de Puentedeume, El Ferrol y Villalba, que tuvo por hijo a

 

X. Nuño Freiré de Andrade, quinto del nombre, tercer Señor de las mencionadas villas y Trece de la Orden de Santiago. Casó este caballero con María de Ulloa, en la que procreó a

 

XI. Hernán Pérez de Andrade, segundo del nombre, llamado el Bueno, cuarto Señor de Puentedeume, El Ferrol y Villalba, que contrajo matrimonio con Constanza de Moscoso, hija de Lope Pérez de Moscoso, de quien vienen los Condes de Altamira, naciendo de esta unión:

 

XII. Ñuño Freiré de Andrade, sexto del nombre y quinto Señor de las mencionadas villas, que de su matrimonio con una señora (cuyo nombre no da Felipe de la Gándara, que es el autor que lo menciona) tuvo por hijo a

 

XIII. Hernán Pérez de Andrade, tercero del nombre. Así cita López de Haro a este caballero, y dice de él que lo llamaban el Bueno, confundiéndole en esto, sin duda, con su abuelo. Argote de Molina lo nombra de igual manera, pero le suprime el apelativo de el Bueno. En cambio Felipe de la Gándara lo llama Fernán Ruiz Obón Andrade, y esto, naturalmente, nos trae una confusión que los citados tratadistas no aclaran. Llamárase de una u otra manera, fue ese caballero sexto Señor de Puentedeume, El Ferrol y Villalba, y casó con María de las Marinas o de las Mariñas, hija de Gómez Pérez de las Marinas, naciendo de esa unión:

1.- Diego de Andrade, que sigue la línea, y

2.- Pedro Fernández de Andrade, del que se hablará.

 

Estos dos hijos los cita Gándara. López de Haro también menciona únicamente a los dos en el texto de su "Nobiliario"; pero luego, en el árbol genealógico que en el mismo publica, añade estos otros dos:

 

3.- Fernán Pérez de Andrade, y

4.- Nuño Freiré de Andrade.

 

XIV. Diego de Andrade, séptimo Señor de las villas citadas, recibió de los Reyes Católicos, en opinión de algunos autores, el título de Conde de Andrade; pero López de Haro tiene por más cierto que la dicha merced fue otorgada a su hijo Fernando. Contrajo Diego matrimonio con Teresa de Haro, según la cita de diversos autores; pero en el expediente de pruebas de nobleza del Caballero de Santiago Hernando o Fernando de Andrade y Ulloa, nieto suyo, se la nombra María de Haro, añadiendo que era Señora de las Marinas de los Condes. De ese matrimonio fueron hijos:

1 ° Fernando o Hernando de Andrade, que sigue la línea.

2° Gil de Andrade, del que se hablará. Madrid, en 1740.

 

Y sigue la información, que ahora dejamos a un lado para pasar a los Andrade de Cáceres:

 

RAMAS DE EXTREMADURA

EN CACERES

 

En la ciudad de Cáceres tuvo casa solar y asiento una rama principal de este linaje, que se apellidaba Andrade y Quiñones. De esa casa procedía

 

I. Francisco de Andrade Quiñones, natural de Cáceres, que casó con María Becerra y Ulloa, de la misma naturaleza, y fueron padres de

 

II. Gonzalo de Andrade y Quiñones, natural de Cáceres, que contrajo matrimonio con Isabel de Ulloa, nacida en la misma ciudad (hija de Alvaro de Ulloa y Carvajal y de Teresa de Ulloa, ambos naturales de Cáceres), naciendo de esa unión:

 

III. Francisco de Andrade y Quiñones, segundo del nombre, natural de Cáceres y Caballero de Alcántara desde 1618. Casó con Catalina de Ulloa y Torres, de la misma naturaleza (hija de Lorenzo de Ulloa y Torres y de Isabel de la Peña Carvajal, ambos naturales de Cáceres), y fueron padres de

 

IV. Gonzalo de Andrade y Quiñones Ulloa y Torres, segundo del nombre, natural de la mencionada ciudad y Caballero de Alcántara desde 1641.

 

EN BADAJOZ

De otra rama de Andrade, establecida en Badajoz, fue:

 

I. Bartolomé Rodríguez de Andrade, natural de Santiago de Galicia y vecino de Badajoz, Pagador General del Ejército de Extremadura, que casó con Catalina de Frías, natural de Madrid. Fueron padres de

 

II. Alonso de Andrade y Frías, bautizado en Badajoz el 26 de Octubre de 1647, Veedor y Comisario Real de Guerra de los Reales Ejércitos, que casó con Inés Mariano y Venero, natural de Jerez de los Caballeros, de la que tuvo a

III. Alonso Andrade Mariano, bautizado en Badajoz el 15 de Diciembre de 1710, Regidor perpetuo de Badajoz, que contrajo matrimonio con Inés Alvarado y Laguna, de la misma naturaleza (hija de Francisco de Al varado y de Josefa Laguna, ambos naturales de la mencionada ciudad), naciendo de esa unión:

 

1.- Miguel Andrade y Alvarado, que sigue la línea, y

 

2.- Manuel Andrade y Alvarado, bautizado en Badajoz el 7 de Enero de 1747, Guardia de Corps de la Compañía española y Caballero de Santiago, en cuya Orden ingresó el 12 de Diciembre de 1775.

 

Y sigue…

Tomado del Diccionario Hispanoamericano de Heráldica, de Mogrobejo.

 

Antonio Castejón <maruri2004@euskalnet.net>

 

Arriba