Y O H N : Los de Bizkaia, originarios de Bohemia.

 

Primero: Los comerciantes bohemios de Bilbao.

 

Texto copiado de la obra de María Jesús Cava titulada HISTORIAS DE BILBAO (1874 – 1914).

 

“La presencia durante el siglo XVIII de comerciantes centroeu­ropeos resulta probada, pese a tratarse de una minoría. Juan José Yerschick es uno de ellos (natural de Bohemia, residente en Bilbao desde 1780, comerciante y católico confeso), al igual que los Gots­cher, Groh, Rochelt y Conrad que también tuvieron establecimien­tos en la Villa, como luego lo hicieron con la quincallería los Pal­me, Amann, etc. Cuando arribaron los primeros emigrantes procedentes del "Reino de Bohemia" (entonces bajo el dominio de los Habsburgo y actualmente en la república checa), Bilbao reunía considerables alicientes como para decidir una instalación a largo plazo, cuando no definitiva. En octubre de 1782, Groh y Gotscher sellaron su propia Compañía de Comercio en Bilbao, importando géneros de este checo: cristalería, loza, y demás productos. Pero ocho años después, Juan Wenceslao Groh e Ignacio Gotscher pro­movieron un expediente para la disolución de la Sociedad. Entre la documentación presentada por ambas partes en este complica­do proceso, figura un contrato de arrendamiento otorgado por Francisca Luisa de Salazar Enríquez Lacarra, Marquesa Viuda de Bar­gas (sic), a favor de los Gotscher "en el paraje que llaman de la Bol­sa".

En el mencionado contrato, los comerciantes "podían hacer uso de un cuarto, tres lonjas y entresuelo". El acceso a estas unidades era por la "puerta que mira a la calle de Santa Maria", y para las lon­jas: "por la que mira por el dicho paraje llamado La Bolsa".

Este arriendo se hizo para nueve años que comenzaron a con­tar desde 1783, estableciendo por renta anual la cantidad de 3100 reales de vellón pagados por mitad, de seis en seis meses.

Dada la complejidad de los autos encausados entre los dos socios, Groh y Gotscher, el cúmulo de pruebas presentadas has­ta 1801, revela que Francisco Fausto de Castaños, hijo primogé­nito de la Marquesa Viuda de Bargas volvió a arrendar en 1795, por otros nueve años, a W. Groh, las mismas unidades de la Casa, por renta de 4000 reales. Y así lo declaró Josef María de Cas­taños y Leguizamón, nuevo Marqués de Bargas y Patrón de Be­goña, durante los autos de desahucio promovidos por los here­deros de Groh contra Ignacio Gotscher y consortes en 1801.

La conclusión de diligencias precedentes obligó a intervenir a Juan Jorge Yerschik, natural de Soneberg, Reino de Bohemia, en calidad de socio de la Casa de Comercio establecida en Bilbao, en donde dice ya ser residente, bajo el nombre de Groh, Yerschick y Cía., de la que también eran miembros, José Groh y Antonio Frantz. Es fácil adivinar que se trataba de otra asociación de inte­reses, bien distinta a la anterior, ya que perduró bastantes años. El testigo pasará, pues, a manos de Yerschik, y tratando de ade­lantamos en el tiempo, digamos ya que, de éste, luego pasó a Le­andro Yohn.

Cien años después, de aquellos primeros emigrados centro­europeos, continuaban con sus negocios de quincallería, porcela­na y ferretería, otras familias como: los Abdersch (Vda. de Don Wen­ceslao) en la calle Santa María; los Richter, en la calle Torre; Gotscher, en la Ribera; Erniliano Amann, en Tendería; Leandro Yohn (La Bolsa), en Torre; Melzer Martínez, en Tendería y los Pal­me, al menos entre los más conocidos. Precisamente, los Groh (o quizás Groch) y los Yerschik fueron quienes trajeron a su estable­cimiento de la calle de la Torre a los siguientes compatriotas: Yar­bel Gotscher, Francisco Antonio Bredschneder, José N. Bredschne­der, Juan Jorge Hom, Juan Antonio Scholze, Leandro Yohn, José Hoffmann y José Tausche. Bien fuera por el progresivo bienestar de los titulares del negocio y sus empleados, o bien fuese en razón a otro tipo de cuestiones privadas, lo cierto es que las actividades iniciadas por Yerschik tuvieron en Leandro Yhon un sucesor cua­lificado. El acuerdo existente entre ambos consolidó una línea va­riada de venta de artículos de ferretería. Esta suerte de comercio al por mayor y al por menor convirtió a La Bolsa en un establecimiento insustituible, cuya tradición forma parte desde tiempo atrás de la fi­sonomía comercial, primero del Casco Viejo, y después, del Ensanche de Abando (en la calle Astarloa). Zanjemos también el equívoco acerca de esta denominación "La Bolsa", pues como ya hemos comentado, este edificio jamás albergó actividad alguna re­lacionada con la contratación de valores. La Bolsa de valores de Bil­bao, como es bien sabido, nació oficialmente en 1890, y no pude especularse con antecedentes o actividad similar vinculada a este edificio durante la pasada centuria. Únicamente y a título com­plementario, cabe señalar que quizás la tradición económica aso­ciada a espacios del Casco Viejo, inevitablemente, pudo adherirse a la topografía urbana en la que está emplazado este edificio. De otra parte, en la creación de la Bolsa de Comercio sí que intervi­nieron los alemanes, pues al constituirse el 20 de noviembre de 1889 la Sociedad Anónima Bolsa de Comercio de Bilbao, José Yohn, su­cesor de Leandro Yohn, figuró entre los veintinueve primeros ac­cionistas, con seis acciones por valor de 1500 pesetas.

El primer Yohn conocido que residió en Bilbao como "mo­rador" (dicho en expresión de aquella época) fue, pues, Leandro Yohn, quien llegó a ésta con 13 años, o lo que es igual, en 1818. Desde su modesta condición en la década de los veinte del siglo XIX, Yohn despegó hasta reconducir el negocio iniciado por otros compatriotas y de este modo, logró que la imprimación de su apellido al edificio y al negocio pareciera indisoluble. Así ha querido verse por generaciones de bilbaínos y por aquellos au­tores, ya clásicos, del bilbainismo costumbrista.

Durante los últimos veinticinco años del siglo XIX, La Bolsa ejer­citó una gama variada de negocios. Esta actividad diversificada es­tuvo siempre acompañada de una contabilidad minuciosa, unos re­gistros no menos meticulosos y un equipo de colaboradores igualmente eficaz. Gracias a esta posición de solidez económica, la extensión de la red iniciada por Leandro Yohn fue ampliándose, pa­ralelamente al incremento de la misma actividad industrial de Biz­kaia. Fábricas, ferrocarriles y minas fueron clientela fundamental de la ferretería de La Bolsa. Junto a grandes empresas, La Bolsa no des­cuidó al pequeño minorista ni al comprador de a pie.

Y aquí termina el texto copiado de la arriba citada obra de María Jesús Cava. Vamos ahora a tratar sobre algunos descendientes de estos YOHN afincados en Bizkaia.

 =====================================================

Segundo: Filiación de algunos YOHN bizkaínos.

I.- Leandro Yohn Horm, arriba citado, originario de Bohemia, llegó a Bilbao con 13 años de edad, corriendo el año de 1818, y contrajo matrimonio en la bilbaína parroquia de los Santos Juanes, en febrero de 1843, con Manuela Feliciana de Urigüen Concha

Manuela había sido bautizada en Bilbao, parroquia Santos Juanes, el día 10 de junio de 1814; era hija de José Antonio de Urigüen Sagasti y de Bonifacia de Concha Landaluce. Hijos de Leandro y Manuela fueron:

1.- Victoriano José Yohn Uriguen (Bilbao, P. Santiago, n. 1845), que casó en 1877, en la parroquia San Nicolás de Bilbao, con Maximina Casilda Zayas Celis. Padres de:

1.1.- José María Yohn Zayas (Bilbao, P. Santiago, n. 1878).

1.2.- Rafael José Faustino Galo Cayo Yohn Zayas (Bilbao, P. Santiago, n.  1882).

1.3.- Ana María Florencia Josefa Gregoria Yohn Zayas (Bilbao, P. Santiago, n.  1883). Casó con Rafael de Olazabal y Alvarez de Eulate. Con sucesión conocida.

1.4.- José Francisco Venancio Ricardo Yohn Zayas (Bilbao, P. Santiago, n.  1885), esposo de Petra María del Pilar Renobales Azaola y padres ambos de:

1.4.1.- Eduardo Yohn Renovales, esposo de María Artiach Guerrero (hija de Pilar Guerrero Echezortu y de Pedro Artiach Pérez).

1.4.2.- José María Yohn Renovales, nacido en Bilbao el 30 de julio de 1914, esposo de Mª. Teresa Zubiria Calbetón (hija de Luis y Josefa). Vivían estos esposos, mediado el siglo XX, en Getxo, con sus hijos (todos nacidos en Bilbao salvo la primogénita, que nació en Barcelona):

1.4.2.1.- María Teresa Yohn Zubiria.

1.4.2.2.- María Rosario Yohn Zubiria.

1.4.2.3.- María Victoria Yohn Zubiria, esposa de José Manuel Herrero del Hoyo (hijo de Eusebio Herrero Elosua y de Pilar del Hoyo Otí).

1.4.2.4.-José María Yohn Zubiria.

1.4.2.5.- María Mercedes Yohn Zubiria.

1.4.2.6.- Rafael Yohn Zubiria.

1.4.2.7.- Begoña Yohn Zubiria.

1.4.2.8.- Javier Yohn Zubiria.

1.4.3.- Mª Pilar Yohn Renovales, nacida en Bilbao en 1917, esposa de Emilio Mª de Gana Hoyos, nacido en 1913 en el barrio Neguri de Getxo. Mediado el siglo XX, vivían estos esposos en Getxo con sus hijos:

1.4.3.1.- Mª Pilar Gana Yohn.

1.4.3.2.- Juan María Gana Yohn.

1.4.4.- Carmen Yohn Renovales, nacida en Portugalete el día 18 de julio de 1918, esposa de Jorge Olaso García Ogara, nacido en Bilbao en 1915 (hijo de Luis y Carmen). Vivieron Carmen y Jorge en Getxo con sus hijos Carmen, nacida en Argentina; Jorge, n. en Argentina; Ignacio, n. en Bilbao, y Lujan, n. en Bilbao.

1.4.5.- Enma Yohn Renovales, nacida en Portugalete en 30-VI-1922, esposa de Tomás Urigüen Delclaux, bilbaíno nacido en 1916, hijo de José y Carmen. Mediado el siglo XX vivían en Getxo con sus hijos José y María, nacisos en Bilbao


 

1.6.- Joaquín Sixto José Yohn Zayas (Bilbao, P. Santiago, n.  1886).

2.- Luciano Francisco Yohn Urigüen (Bilbao, P. Santiago, n.  1846).

3.- Juan Ricardo Yohn Urigüen (Bilbao, P. Santiago, n. 1849). Casó en su parroquia natal, año 1881, con Florencia Martina Florentina Urigüen Bayo (Bilbao, P. Santiago, n. 1858; hija de Ezequiel Urigüen Concha y de Pilar Bayo Lapeira; ver Bayo y Lapeira). Hijos:

3.1.- Mª Mercedes Emilia Yohn Urigüen (Portugalete, n. 1882).

3.2.- Mª Manuela Silvestre Ema Yohn Urigüen (Bilbao, P. Santiago, n. 1885), esposa de José Domingo de Osma y Cortés, 7º conde de Vistaflorida. Con descendencia que conocemos.

3.3.- José María Antonio Venancio Rafael Yohn Urigüen (Abando, P. San Vicente, n. 1897).

4.- Mª Florencia Jacoba Yohn Uriguen (Bilbao, P. Santiago, n. 1851). Casó en 1876, en Santiago de Bilbao, con Joaquín Zayas Celis.

 


Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

puxaeuskadi@gmail.com

www.euskalnet.net/laviana

 

 

 

 

Arriba