RAMERY: Los que pasaron de Flandes a Gipuzkoa, en el siglo XVII.

Fuente principal: Juan Carlos de Guerra, en su “Ensayo de un padrón histórico de Guipuzcoa”.

I.- Román de Ramery y Catalina de Herreng, fueron Señores de la casa solariega y armera de Ramery, una de las de mayor fausto y ostentación de la ciudad de Lila, en Flandes, según testimonio del Capitán D. Domingo Tomás de Isasi, Caballero de la Orden de Calatrava, que la reconoció de visu en 26 de Septiembre de 1668 por comisión de la provincia de Gipuzkoa. Padres de:

II.- Román de Ramery Herreng, nacido en Lila, Flandes, en 14 de Diciembre de 1615, establecido en San Sebastián en 1640 con casa mercantil de importancia, participación en varios buques destinados a la pesca de la ballena y del bacalao, negocios de Banca y seguros marítimos; adquiriendo grande notoriedad y crédito tanto en España como en el extranjero.

Casó en primeras nupcias en 1666 con D.ª Bernarda de Ayerdi, hija del Capitán D. Francisco de Ayerdi, a la cual dio en arras dos mil ducados; sin posteridad de este enlace. En segundas nupcias, casó en 1672, con D.ª María Josefa de Mutio y Ortiz de Basurto, natural de Getaria, hija de D. Sebastián y D.ª Ana y sucesora de los mismos en los mayorazgos de Eztiola, Lizarrarás y Basurto. De este segundo enlace nacieron:

1.- D. Juan Antonio, que sigue esta línea.

2.- D.ª María Josefa de Ramery Mutio, mujer de don Juan de Olazabal, Caballero de la Orden de Alcántara, y Caballerizo de Campo de S. M. A ambos esposos se les cita en OLAZABAL, apartado VIII de la Rama Troncal.

III.- D. Juan Antonio de Ramery y Mutio Basurto, nacido en San Sebastián en 1673, concurrió como caballero Procurador de las villas de Getaria y Zestoa sucesivamente a las Juntas de Gipuzkoa en 1698, 1699, 1702 y 1703; fue alcalde de Zestoa en 1702 y 1708 y de Getaria en 1707. Casó en 1703 con doña María Agustina de Roseter y Hor, natural de Bilbao, hija de don Tomás y D.ª Dorotea; ambos descendientes de nobles familias irlandesas, que, por permanecer fieles a la religión católica, hubieron de abandonar su patria y establecerse en Bizkaia; donde acreditaron su hidalguía en los años 1680 y 1674 respectivamente, siendo admitidos a la vecindad y honores correspondientes a su clase. Nacieron de dicho enlace:

1.- Agustín Antonio Román Pedro Francisco José de Ramery Roseter, que sigue esta línea.

    2.- Ana Maria Juaquina Bruna de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1706), casada con D. Pedro Sttaford, irlandés, Caballero de la Orden de San Jorge, vecino de la Coruña.

    3.- Joaquín Ventura de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1709).

    4.- Juan Ignacio Mariano de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1711), casado en Rentería con D.ª María Antonia de Arburu.

    5.- Joaquín Magdaleno de Ramery Roseter (Bilbao, P. Santiago, n. 1713).

    6.- Miguel Tomás Mariano de Ramery Roseter (Bilbao, P. San Nicolás, n. 1716), religioso Capuchino.

    7.- María Josefa Teresa Gabiera de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1717), religiosa novicia del Carmen en San Sebastián.

    8.- María Antonia Josefa Joaquina de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1718), Vicaria del convento de Santa Clara de Zarauz.

    9.- María Francisca de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1722).

    10.- Joaquín Francisco de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1723).

    11.- Francisco Mariano de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1726), Presbítero, beneficiado en San Sebastián, Juez foráneo del Arciprestazgo mayor de Gipuzkoa en 1761 y comisario del Santo Oficio.

    12.- María Joaquina de Ramery Roseter (Donostia, P. San Vicente, n. 1729).

IV.- Agustín de Ramery y Roseter fue bautizado el día 27-VIII-1705 en la parroquia San Vicente de Donostia, donde, justificada su nobleza, fue declarado hijodalgo en 1736, nombrado regidor en 1739, alcalde en 1741, Diputado general de Gipuzkoa en 1750 y 1758, y Capitán de Milicias forales en 1761. Casó en 1737 con D.ª Manuela Teresa de Echauz y Mendinueta, hija del Capitán de Navío D. Martín de Echauz y de D.ª María Ana Francisca de Mendinueta, su mujer, vecinos de Hondarribia y descendiente del palacio de Echauz en tierra de Baigorri, merindad de San Juan de Pie de Puerto. Nacieron de dicho enlace:

1.- Joseph Antonio Dionisio Francisco Diego de Ramery Echauz (Donostia, n. 737).

2.- Maria Ana Agustina Juana Jossepha Theresa de Ramery Echauz (Donostia, n. 1738), casada con D. Juan Ascensio de Esterripa, Consejero de S. M. y su alcalde de casa y corte en Navarra y en Madrid.

3.- Melchor Gaspar Baltasar de Ramery Echauz (Hondarribia, n. 1741).

4.- José Antonio Ventura de Ramery Echauz, que sigue la línea.

5.- María Ignacia Joaquina de Ramery Echauz (Hondarribia, n. 1744; + en Montevideo 1780), casada con don Joaquín del Pino y Sánchez de Rosas (Córdoba, Baena, n. 20.01.1729; + Buenos Aires 11.04.1808), Virrey del Río de la Plata. Joaquín era hijo de Francisco del Pino Romero y de María Sánchez de Rosas Negrete. Hijos de María Ignacia y Joaquín:

5.1.- Francisco del Pino Ramery.

5.2.- Dionisia del Pino Ramery.

5.3.- Juan del Pino Ramery.

5.4.- Mariano del Pino Ramery.

5.5.- José María del Pino Ramery.

5.6.- Ramón del Pino Ramery.

5.7.- María Josefa del Pino Ramery, nacida en 1768.

Fallecida María Ignacia, Joaquín del Pino casó de nuevo, con Rafaela Francisca de Vera Muxica y Pintado, nacida en 1753. Con descendencia Del Pino Vera.

6.- Mª Angela Josefa Francisca de Ramery Echauz (Donostia, n. 1745), casada en Durango con el mayorazgo D. Diego Lorenzo de Urquizu.

7.- Micaela Josefa de Ramery Echauz (Donostia, n. 1747), religiosa en el convento de Santa Ana de Oñate.

8.- Francisca Ana Juana de Ramery Echauz (Donostia, n. 1749), religiosa en el convento de Santa Ana de Oñate.

9.- Tomás Ramón Eusebio de Ramery Echauz (Donostia, n. 1751), Brigadier de Marina y Comandante del puerto de San Sebastián.

10.- Agustín Javier de Ramery Echauz (Donostia, n. 1753), militar en Buenos Aires, Argentina.

11.- Francisco Manuel Agustín de Ramery Echauz (Donostia, n. 1754). Fray Francisco, fallecido en Lima, Perú.

12.- Pedro Canuto de Ramery Echauz (Donostia, n. 1757), presbitero.

13.- Juan Bautista, fallecido en Lima, Perú.

V.- José Antonio Ventura de Ramery y Echauz, bautizado el 14-VII-1742 en Hondarribia, Gipuzkoa, casó en la villa bizkaína de Bilbao, parroquia del Señor Santiago, el día 9-II-1777 con Francisca Xaviera de Barbachano Arbaiza, bilbaína, hija de hija de José Antonio y Josefa.

Fue Diputado general de Gipuzkoa en el partido de Hondarribia en 1776 y 1789, Diputado general adjunto en el distrito de la costa, en 1784, y alcalde de dicha ciudad en 1780 y 1794. Hijos:

    1.- María Romana (Hondarribia, n. 1778), que murió soltera.

    2.- José María Joaquín Alexo Antonio, que sigue la línea.

    3.- Mª Ramona Benita Antonia de Ramery y Barbachano (Irún, n. 1782), que casó con Ramón Navarro.

VI.- José María Joaquín Alexo Antonio de Ramery y Barbachano, bautizado el 19-VII-1779 nació en Hondarribia, fué alcalde de dicha ciudad en 1804, 1817, 1825, 1826 y 1829: Diputado general de Gipuzkoa por el primer partido en 1818 y 1827. Casó en Hondarribia, año 1806, con D.ª Xaviera María de Irarreta y Arriaga, hija de D. Joaquín y D.ª Josefa Antonia, y nieta por línea materna del jurisconsulto ondarrabitar D. Juan de Arriaga. Fueron sus hijos:

1.- Melitón (Manuel Meliton Xavier Saturnino) de Ramery Yrarreta, que sigue esta línea.

2.- Ysaac Saturnino Román de Ramery Yrarreta (Hondarribia, n. 1812), “bravo y pundonoroso jefe carlista durante la primera guerra, que murió emigrado en Bélgica por no adherirse al Convenio de Vergara”.

3.- Lesmes José Francisco Xavier de Ramery Yrarreta (Hondarribia, n. 1820), que se estableción en México.

4.- Concepción de Ramery Yrarreta, que casó en 1842, en Hondarribia, con Juan Bautista López Rodríguez.

VII.- Don Melitón (Manuel Meliton Xavier Saturnino) de Ramery e Irarreta, bautizado el 12-III-1808 en Hondarribia, casó en ésta, corriendo el año 1830, con Rita de Zuzuarregui Delgado, hija de don Luis y D.ª Magdalena.

Fue nombrado Comandante Jefe del primer batallón de Tercios Vascongados en 1829; alcalde de dicha ciudad en 1830, 1831, 1841, 1844 y 1845; Diputado general en 1844, 1847, 1852 y 1857. En esta última fecha fué comisionado por la Provincia para recibir en Hondarribia a los Emperadores de Francia y por el Ayuntamiento de dicha ciudad para el arreglo de límites de la frontera internacional; mereciendo por su acierto y tacto en el desempeño de tan delicadas funciones que el Gobierno español le condecorase con la cruz de Carlos III.

Hombre profundamente piadoso -nos relata Don Juan de Guerra-, de carácter apacible y honradez sin tacha, a la vez que de posición independiente y gran conocimiento de los asuntos del país, llegó a adquirir extraordinario prestigio y gozó de la estimación general, cautivando su cortesía a cuantos tuvimos la suerte de tratarle”.

Melitón y Rita fueron padres de:

1.- María Luisa Simona de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 1830). Soltera.

2.- Isidro María de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 1832). Soltero.

3.- Liborio Apolinar José de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 24-VII-1833).

4.- Dimas Agapito Agustín de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 26-III-1835).

5.- Venancio Antonio de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 1839). Soltero.

6.- Prudencia Magdalena Javiera de Ramery Zuzuarregui (Hondarribia, b. 1842). Casó en Irún, año 1859, con Juan Antonio de Olazabal Arteaga: Ver OLAZABAL; allí se cita a Juan Antonio en el apartado XIII de la Rama Segunda.

7.- Martina Felicia Alejandra Magdalena Gabriela de Ramery Zuzuarregui (Tolosa, b. 1847). Soltera.

VIII.- Liborio Apolinar José y Dimas Agapito Agustín de Ramery y Zuzuarregui, nacidos respectivamente en 1833 y 1835, en Hondarribia, siguieron ambos con brillantez las carreras de Derecho y Administración, terminadas las cuales, embarcaron en el año 1860 el primero para Filipinas y el segundo para Puerto Rico, logrando uno y otro en sus respectivos destinos la más alta y honrosa reputación.

Don Liborio desempeñó -nos dice don Juan de Guerra- sucesivamente los cargos de Teniente gobernador y alcalde mayor de las provincias de Zamboanga, Mindoro y Nueva Vizcaya, el de Teniente fiscal en comisión de la Real Audiencia Chancillería de Manila y Fiscal en comisión del Tribunal Superior Territorial de Cuentas de Filipinas, hasta su supresión en 1867, optando entonces por la excedencia, que le permitió dedicarse con el mejor éxito al libre ejercicio de la abogacía; siendo últimamente por su saber y méritos nombrado Consejero de Administración del Archipiélago. Regresó en 1874 al país, donde se mantuvo alejado de la política hasta que la formación del partido Católico nacional o Integro le brindó ocasión de trabajar por los ideales a que había siempre rendido el más ferviente culto, y ayudó poderosamente en esta empresa a D. Ramón Nocedal, a quien se hallaba unido por estrecha amistad. En su compañía acudió a las Cortes en las elecciones de 1891, en que fue diputado por el distrito de Zumaya. Defensor convencido y entusiasta de las instituciones vascongadas, dejó elocuente testimonio del entrañable. amor que profesaba a su nativo solar en su concienzudo libro «El liberalismo y los fueros», y escribiéndolo le sorprendió la muerte en 4 de Enero de 1894.

Don Dimas -sigue narrando Juan Guerra- estableció su bufete en Ponce, donde casó con doña Ana de Becerra Gárate, hija del notable jurisconsulto D. Luis de Becerra y Delgado y de su mujer D.ª Luisa de Garate; desempeñó los cargos más importantes y, en recuerdo de la tierra de sus mayores, formó una preciosa finca de recreo que denominó «Euskal-Erria» y adornó con los escudos de las tres provincias hermanas. Nombrado Teniente coronel del batallón de Voluntarios de Ponce, peleó denodadamente contra los yanquis en 1898, y, cuando éstos se apoderaron de dicha plaza, se retiró acompañado de sus cuatro hijos varones D. Luis; D. Leopoldo, don Enrique y D. Miguel y seguido de sus más fieles voluntarios, a posiciones inexpugnables del campo de Asomante, y no rindió las armas sino después que, oficialmente, se le dio aviso de que se había firmado la suspensión de hostilidades preliminar de la paz. No quiso seguir desempeñando la profesión de Abogado en Ponce bajo la dominación norteamericana, ni aceptar las ventajas que le ofreció el vencedor, y regresó en 1901 al país vasco. Falleció en Hondarribia el 11 de Noviembre de 1902, lamentando todo el pueblo con su muerte la desaparición de un caballero perfecto y patriota ejemplar, que era la honra de la ciudad en que residía, aunque personalmente enemigo de distinciones, se hallaba condecorado con la Gran Cruz de Isabel la Católica, la Encomienda de Carlos III, la Cruz de 1ª clase del Mérito Militar y otras varias con que los gobiernos españoles pagaron fácilmente sus leales servicios a la Nación”. Don Juan Guerra dixit.


 

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana

 

 

 

 

Arriba