Los OLASO de Bergara y Telesforo MONZON.

De cómo de los OLASO de Bergara en siglos lejanos, llegamos a Telesforo Monzón, destacado político abertzale.

Fuente única (excepto los últimos apartados): “Ensayo de un padrón histórico de Guipúzcoa”  obra de Don Juan Carlos de Guerra.

 

I.- Martín Ruiz de Gamboa y su esposa Juana de Butrón y Leiba fueron padres de:

II. Bartolomé Ruiz de Olaso, apellidado también Gamboa, que casó en Bergara con Juaniza de Rezabal, hija legítima de Juan Pérez de Rezabal y Domenja de Sagastizabal, que figuran ya en 1462 como Señores de la casa de Errezabal, junto a la parroquia de San Pedro de Ariznoa, en dicha villa de Bergara. En 1491 compró a su hermano Juan López de Gamboa, Señor de Olaso, con beneplácito de la madre común Juana de Butrón, la casa torre y ferrería de Arrazola en Bizkaia, por precio de veintiun mil maravedís. En 1494 a los Garros de Aramayona, la casa solar y huerta que poseían lindante con la propia de Errezabal, por cincuenta y cuatro mil quinientos maravedís. Entonces fundó y edificó la casa torre de Olaso de Vergara, que conserva hasta nuestros días (mediado el siglo XX) su gallarda traza; aumentando la primitiva casa de Errezabal.

Fue su hijo y sucesor:

III. Juan López de Olaso, casado con María Martínez de Soraluce, hija de Martín Pérez de Soraluce y de D.ª María García de Gaviria, descendiente de los palacios de Ozaeta y Gaviria, en la misma villa de Vergara. Hija:

IV.- Juana de Olaso, hija única del anterior matrimonio, casó con Martín Pérez de Achotegui, y ambos fundaron el mayorazgo de la torre de Olaso en Vergara, mediante escritura otorgada el 8 de Marzo de 1553, ante Pedro Martínez de Gorostegui, y previa Carta Real de autorización, concedida por el Emperador D. Carlos en Valladolid a 17 de Enero de 1551. Pusieron por cabeza del mismo su casa principal, llamada Olaso-Echea, dotándole con otra porción de fincas urbanas, con las caserías Aquegui, Sarasqueta, Aguirre de Elosua, Iturbeguieta, Campos y Elcoro-Muñoa en Bergara; una cuarta parte de la ferrería de Guesalibar en Mondragón, la casa torre de Arrazola en Bizcaya, con su plaza, huerta, heredades y montes, y los seles de Gabiligarza y caserías de Asteizacelay y Larracoa y otras tierras, también en Arrazola; ocho casas en la ciudad de Sevilla, y censos y juros en diferentes lugares. Pusieron por expresa cláusula que todos sus poseedores se hubiesen de apellidar por primero o segundo con el apellido de Olaso, por lo que todos sus sucesores le conservaron en memoria de su origen del palacio de Olaso de Elgoibar; y fundaron también memorias y aniversarios en la parroquial de San Pedro, donde poseían su sepultura y asiento de honor.

Fueron sus hijos:

1.- Antonio, que sigue esta línea.

2.- Ana, casada con Juan de Gaviria, comendador de Talavera, Señor del palacio de Gaviria en Vergara; padres de Juan de Gaviria y Olaso, caballerizo de S. M., comendador de Salomas, casado con Ana de Zubizarreta, y de Ana de Gaviria, mujer de Diego de Jáuregui Salazar.

V.- Don Antonio de Olaso Achotegui, Señor de la torre de Olaso y su mayorazgo, patrono de las iglesias de San Juan de Aspe y San Miguel de Arrazola en Bizkaia, por merced de Su Majestad y corregidor de Trujillo y Palencia; en remuneración de haber levantado dos veces gente a su costa y mantenido a sus expensas para la defensa de Guipúzcoa; casado con María López de Gaviria y Mallea, dejó por hija única a:

VI.- Doña María de Olaso y Gaviria, sucesora en la casa torre de Olaso y su mayorazgo, que contrajo dos matrimonios, el primero con Juan de Amezqueta, secretario de Estado y Cámara de S. M.; en segundas nupcias con Diego de Gurpide y Achaga, hijo del Capitán Martín de Gurpide, descendiente del palacio de Gurpide en Tafalla con voto y asiento en las Cortes de Nabarra. Del primer enlace sólo nació un hijo que murió sin posteridad; del segundo nació:

VII.- Magdalena Jacinta de Olaso y Gurpide, Señora de la torre de Olaso y su mayorazgo, que casó con Juan Bautista de Irazabal y Zabala, Caballero de la Orden de Alcántara, Señor de la casa torre de Irazabal y su mayorazgo en Vergara, hijo primogénito del contador Juan Pérez de Irazabal, superintendente y veedor general de la armada Santiago, y de D.ª María Angela de Zabala, su mujer, Señora de la casa solar de Zabala en Santa Marina de Oxirondo, nieto por línea paterna de Domingo de Irazabal y María Joana de Lesaca y Amassa, y por la materna de Pedro de Zabala y María Pérez de Arimendi. Fueron sus hijos:

1.- Juan Jorge de Olaso e Irazabal, que casó D.ª María Francisca de Zabala-Ascasubi e Iñurrigarro, y murió sin posteridad;

2.- Pedro de Olaso, que murió niño;

3.- Luisa Francisca Ignacia de Olaso, que sigue esta línea;

4.- Catalina de Olaso Irazabal, monja en el convento de la Santísima Trinidad de Bergara.

VIII.- Luisa Francisca Ignacia de Olaso, Señora de las torres de Olaso e Irazabal y sus mayorazgos en sucesión de su hermano Juan Jorge, de quien le suponen hija erróneamente algunas relaciones. Casó con Miguel Velez de Ulibarri y Larrea, natural de Vitoria, Caballero del hábito de Santiago en 1653, descendiente de los antiguos pobladores del lugar de Ulibarri Arrazua, emparentado con las ilustres casas de Mendoza, Gaona, marqueses de Aravaca, Manrique y otras. Fueron sus hijos: 1

1.- Miguel de Olaso y Ulibarri, que sigue esta línea;

2.- Juan de Olaso, canónigo dignidad de la Santa Iglesia de Calahorra; 3.- Manuel, cuyo estado no consta;

4.- Ana María Jacinta, casada en Vergara con Martín de Murua y Padilla;

5.- María Josefa, casada en Vergara con Ignacio de Unzueta Ibarra Jaolaza y Loyola, Señor del solar de Jaolaza, de Parientes Mayores.

IX.- Miguel de Olaso Ulibarri, Señor de las torres de Olaso e Irazabal, sus mayorazgos y el de Ulibarri; Caballero de la Orden de Santiago en 1680. Casó con Leonor de Murua y Padilla, hija del Capitán Martín de Murua, Caballero de Santiago, Señor de la casa de Murua en Bergara, y de Leonor de Padilla, su mujer; nieta por línea paterna de Juan de Murua Elorregui y María Pérez de Igueribar Elorregui, Señores de la de Elorregui. Celaya en San Prudencio, y por la materna de Francisco Pérez de Padilla y Isabel de Aguilar, vecinos de Sevilla. Nacieron de este enlace veinticinco hijos, de los cuales solo ocho llegaron a edad de tomar estado y fueron:

1.º Miguel de Olaso, que sigue esta línea;

2.- Francisco Xavier, presbítero, capellán de la casa;

3.- Pedro, cuyo estado no consta;

4.- Agustín, cuyo estado no consta;

5.- Sebastián de Olaso, religioso de la Compañía de Jesús, Doctor en sagrada teología, que a los cuarenta años de su edad y veinticinco de Compañía, falleció con opinión de ejemplar y santo varón en el colegio de Santiago de Galicia el 18 de Octubre de 1737;

6.- Juan Tomás de Olaso, presbítero;

7.- Marta Josefa, casada en primeras nupcias con Sebastián de Unzueta, y en segundas con Bernardino de Echebarría y Lequerica en Elorrio;

8.- Celia de Olaso, casada con D. José de Zuloeta y Campos, Señor de estos solares en Elgueta.

X.- Miguel de Olaso y Murua, Señor de las torres de Olaso e Irazabal y sus mayorazgos. Casó en la ciudad de Vitoria con Tomasa Antonia de Zumalabe, hija de Francisco Antonio de Zumalabe y Roca de la Serna, Caballero de la Orden de Alcántara en 1676, Señor de la casa de Zumalabe, y de su mujer Magdalena de Plazaola e Ipenarrieta, vecinos de dicha capital; nieta por línea paterna de Tomás de Zumalabe y de Francisca Teresa Roca de la Serna, Señores de las casas y mayorazgos de Zumalabe y Sarmiento en Alaba, y por línea materna de Antonio de Plazaola Ipenarrieta y doña Magdalena de Vicuña y Areizaga, de ilustre prosapia en la villa de Legazpia. Fueron sus hijos:

1.- Miguel José de Olaso, que sigue esta línea.

2. María Rosa, casada con Joaquín Manuel de Berroeta Oyarbide y Estenaga.

3.- María Manuela, cuyo estado no consta,

4.- Francisco Antonio y

5.- Manuel Antonio, que murieron en la infancia.

XI. Miguel José de Olaso y Zumalabe, sucedió en la torre de Olaso, sus mayorazgos y los de Ulibarri, Irazabal y agregados, con sus honores y patronatos. Casó con María Ignacia Xaviera de Mendizábal, natural de San Sebastián, hija de José Jacinto de Mendizábal, diputado general de Guipúzcoa en 1731 y de Agustina Brígida de Bildosola, nieta por línea paterna de José de Mendizábal y Aranalde, diputado general de la misma provincia en 1694 y Jacinta de Lazcamburu y Endara, y por la materna de Juan Antonio de Bildosola y Cuellar y Jerónima de Iriberri, vecinos los últimos de Pasajes; en cuya posteridad ha recaído el condado de Peñaflorida. Fueron sus hijos:

1.º.- Miguel Ignacio, que sigue esta línea.

2.º Antonio Martín de la Ascensión.

3.º María Micaela.

4.º María Javiera.

5.º María Petronila (gemela con la anterior).

6.º María Manuela.

7.º Juan Leopoldo.

8.º Manuel Carlos.

9.º María Jesús.

10.º Ignacio.

11.º María Antonia.

12.º María Luisa, y

13.º Joaquín de Olaso y Mendizábal.

XII.- Don Miguel Ignacio de Olaso y Mendizabal, nació en Bergara en 1739, sucedió en la casa torre de Olaso y en todos los mayorazgos a ella agregados; desempeñó el cargo de diputado general en los años 1760, 1763 y 1768 y casó en 1769 con María de Abaria, hija única de Miguel de Abaria y María Jesús de Junibarbia. Tuvieron varios hijos que murieron en la infancia, extinguiéndose en ellos la varonía y quedando como sucesora la hija que sigue ahora:

 

XIII. Doña María de las Mercedes de Olaso y Abaria, Señora de la torre de Olaso con sus mayorazgos, casó en Bergara el 3 de Mayo de 1787 con Tadeo Luis de Monzón e Ipenza, Caballero maestrante de la Real de Sevilla, natural de la ciudad de Pamplona.

 

Fueron sus hijos:

1.º José María, que sigue esta línea, y

2.º María Luisa, casada en Segura con José María de Zurbano y Michelena.

XIV.- José María Monzón de Olaso, Señor de la torre de Olaso y sus mayorazgos, en cuyo tiempo se promulgaron las leyes de desvinculación, conservándose, no obstante ellas unidos los bienes de esta casa con el inmediato sucesor que sigue. Casó con María Antonia de Zurbano y Michelena. Fue su hijo:

XV.- Telesforo María Monzón de Olaso y Zurbano, que nació en Bergara el 5 de Enero de 1826; se graduó, después de brillantísima carrera, Doctor en Derecho civil y Canónico por la Universidad central en 1852, y casó en 1859 con María de Lardizabal y Altuna, hija de Ramón de Lardizábal y Otazu y Ana de Altuna y Otalora. Fué director del Real seminario de Vergara e Instituto provincial de Guipúzcoa, individuo correspondiente de la Real Academia de la Historia, diputado general de Guipúzcoa y alcalde diferentes veces de su villa natal, mereciendo que ésta le declarase solemnemente Hijo Distinguido, en virtud de acuerdo municipal de 24 de Mayo de 1866, en el que se consigna que se le confirió este título y se le dedicó además un bastón de honor «en demostración de la más profunda gratitud por los constantes, numerosos, inteligentes y generosos esfuerzos y servicios que ha consagrado a su bien y prosperidad, en favor de la beneficencia y demás intereses públicos del vecindario». Falleció en su casa torre de Olaso el 17 de Noviembre de 1889; dejando por hijos a D. Vicente y D.ª María de la Soledad Monzón de Olaso y Lardizábal.

Y aquí dejamos de utilizar como fuente la obra de Juan Carlos Guerra, para tomar datos de Archivos de Obispado, Registros Civiles y obras que tratan sobre los MONZON que seguirán.

Hijo de Telesforo María Monzón de Olaso y Zurbano y de su esposa María de Lardizabal y Altuna:

XVI.- Vicente Paúl Ciríaco Lorenzo Ramón Antonio de Monzon, Lardizabal, bautizado el 8-VIII-1860 en San Pedro de Bergara, esposo de Concepción Ortiz de Urruela y Ceballos,  de 35 años de edad en 1904, nacida en Sevilla (hija de Isidro Ortiz Urruela, natural de Guatemala en América, que en 1904 estaba domiciliado en San Juan de Luz de Francia, y de su esposa Francisca Ceballos, natural de Sevilla). Padres de María Pilar, nacida en 1893 en Bergara y de:

 

XVII.- Telesforo Mª de la Concepción de Lourdes Eloy Viriato Tirso Mª de la Purificación Antonio Ignacio Ramón de Monzón y Ortiz de Urruela, nacido en Bergara el 1 de diciembre de 1904, en la calle San Pedro, y fallecido en Bayona-Francia el 9 de marzo de 1981.

Su lugar de nacimiento fue la Casa-Torre de Olaso en Bergara, de cuyos propietarios desde el siglo XVI venimos hablando.

Wikipedia nos retrata así a Telesforo:

Telesforo estudió en Madrid la carrera de Derecho pero no llegó a terminarla. Si por tradición familiar se debiera haber vinculado en su inclinación política al carlismo, lo cierto es que el joven Telesforo se sintió más atraído por el nacionalismo vasco. Aprendió de nuevo el euskera, idioma que casi había llegado a olvidar, y se afilió al Partido Nacionalista Vasco en 1930, cuando se reunificó en vísperas de la Segunda República.

Monzón fue un histórico dirigente del Partido Nacionalista Vasco durante la Segunda República y la Guerra Civil. Tras la contienda se vio forzado a exiliarse durante más de 40 años. A su regreso al País Vasco se convirtió en una figura de referencia del nacionalismo vasco y en uno de los fundadores de la coalición política Herri Batasuna.

La obra literaria de Monzón, realizada en euskera, comenzó a gestarse durante su exilio bajo su seudónimo de Olaso. Sus primeras obras fueron de poesía; la primera obra la publicó en México en 1945 y se tituló Urrundik (Desde lejos). En 1947 publicó tras su regreso a Francia Gudarien Eginak (Los deberes del soldado), su obra más conocida. En los años cincuenta y sesenta se decantó por el teatro, escribiendo comedias de enredo que se desarrollaban en el medio rural. En 1966 ingresó en la Real Academia de la Lengua Vasca (Euskaltzaindia). Sin embargo, por lo que es más recordado Monzón es por sus canciones de lucha. Monzón compuso varias canciones de tinte político y nacionalista (adaptando melodías conocidas), que se hicieron muy populares en el País Vasco durante la Transición, canciones como Ixiarren Semea, Batasuna, Lepoan Hartu ta Segi Aurrera o Bai Euskarari que eran interpretadas por el dúo vascofrancés Pantxoa eta Peio.

Y podríamos seguir, pero para el lector interesado, hay más información tanto en Wikipedia como en otras entradas de internet.


Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

puxaeuskadi@gmail.com

www.euskalnet.net/laviana

 

 

 

 

Arriba