Atrás

 

MENDIOLAZA

 

De Gipuzkoa a Argentina. 

 

Estudio realizado por don Prudencio Bustos Argañaraz <prubusarg@gmail.com>

 

 

I) DON GASPAR DE MENDIOLAZA (o Mandiolaza, como también eran nombrados), vecino de la villa de Segura, Provincia de Guipúzcoa. Poseía un mayorazgo en la villa de Idiazábal, a una legua de Segura, “con el mismo apellido de la casa antigua, privilegiada y solariega de los Mendiolaza[1] (...) y su asesoría de Marcelaegui”.[2] Con su mujer, DOÑA MARÍA JOSEFA DE ITARTE, tuvo a:

 

       1) Don José Joaquín Gaspar de Mendiolaza, que sigue.

       2) Don Gaspar Alejo de Mendiolaza, vecino de la Villa de Huancavélica, en el Perú.[3]

       3) Don Pedro Antonio de Mendiolaza, doctor en Teología, presbítero domiciliario de la Provincia de Guipúzcoa y vecino de Segura.

 

II) DON JOSÉ JOAQUÍN GASPAR DE MENDIOLAZA E ITARTE, natural de Idiazábal[4], pasó a Indias en la primera mitad del siglo XVIII radicándose en Córdoba del Tucumán, en donde alcanzó los grados de comisario general de caballería y maestre de campo. Fue procurador general en 1746, 1747 y 1750, alcalde ordinario de segundo voto en 1749 y de primer voto en 1768, y el 4 de noviembre de 1731 recibió poder para testar de su suegro, quien en la misma fecha renunció en su favor el oficio de regidor propietario.[5] El 10 de julio de 1750 fue uno de los “mercaderes tratantes, entrantes y salientes”, que otorgaron poder al capitán don Pedro de Argañarás y Murguía y a don Manuel de Castro.[6] El 16 de junio de 1757 fue designado por el gobernador don Juan Francisco de Pestaña y Chumacero diputado regidor del Cabildo, junto con don José Rodríguez, en reemplazo de dos regidores propietarios que habían sido suspendidos en sus cargos.[7] Casó y fue velado aquí el 16 de octubre de 1729 con DOÑA TERESA DE LAS CASAS Y PONCE DE LEÓN[8], dotada el 31 de julio de ese año con 11.409 pesos con dos reales.[9] Era hija legítima del maestre de campo don Ignacio de las Casas y Ceballos, regidor propietario, y de su primera mujer, doña Teresa Ponce de León; nieta paterna del capitán Francisco de las Casas y Soria y de doña María Jaimes de Ceballos, y nieta materna del capitán don Luis Ponce de León y Maldonado de la Cerda, y de doña Ignacia Bazán de Pedraza y Gutiérrez de Rivera.[10] Mendiolaza entró al matrimonio “cosa de 1.500 pesos”, según declaró en su testamento. El 27 de marzo de 1771 otorgó poder a su hijo Nicolás para tramitar la posesión del vínculo de mayorazgo que tenía su padre,[11] cuya administración confió a su hermano don Pedro Antonio. Con su mujer se otorgaron poder para testar mutuo y a dos de sus hijos el 25 de junio de 1776.[12] Ella murió poco después y fue sepultada el 27 de enero de 1778[13], y él testó por ella el 16 de junio siguiente.[14] Él volvió a testar el 3 de noviembre de 1781[15] y fue sepultado el dieciocho días después.[16] Tuvieron los hijos siguientes:

 

       1) Fray José Ignacio Justo Pastor de Mendiolaza, nacido el 5 de agosto de 1731 y bautizado ocho días más tarde, siendo sus padrinos sus tíos, el maestre de campo don Marcos de Ascasubi y su mujer, doña Rosalía de las Casas y Ponce de León.[17] Fue fraile franciscano.

 

       2) Don Nicolás Adrián Felipe de Mendiolaza, que nació el 10 de setiembre de 1733 y recibió óleo y crisma el 12 de octubre siguiente, bajo el padrinazgo de don Pedro de Usandivaras e Iriberri y su mujer, doña María de la Sierra y Losa Bravo.[18] Pasó al Perú, radicándose en Chucuito, en donde se desempeñó como balanzario, fundidor, ensayador y asentista general del Real Trajín de Azogues de la Real Caja, oficio que obtuvo por renuncia de su suegro. Dio poder para testar en la villa de Nuestra Señora de la Concepción y San Carlos de Puno el 3 de noviembre de 1774 y murió en Chucuito en abril de 1778 “en las invasiones que hicieron los indios en el general alzamiento”. Su testamento fue hecho en Córdoba por su hermano el presbítero el 17 de marzo de 1783, y según la voluntad de don Nicolás antes de morir, expresada al doctor don Juan Francisco de Iribarren, cura de Chucuito, dejó libres a todos sus esclavos, “si alguno se hubiese preservado del incendio en que acabó con todos sus criados y domésticos”.[19] Casó con la madrileña doña Manuela de Meneses, hija legítima del general don Pedro Miguel de Meneses Montalvo y Bravo de Saravia, nacido en Campeche, Mérida de Yucatán, y de doña Antonia Hipólita Rapillón, natural del reino de Aragón. Tuvieron un solo hijo muerto a poco de nacer y ella murió en el parto. Don Nicolás, que amasó una importante fortuna, dispuso que a su muerte se destinaran 20.000 pesos para fundar dos capellanías, una en Lima, en la congregación de Nuestra Señora de la O, de la que eran hermanos él y su mujer, y otra en Córdoba, “por creer de mayor seguridad las fincas que por allí se encuentran”. Dejó otros 20.000 pesos a su tío don Gaspar Alejo y 10.000 más con arreglo a una instrucción privada. El resto fue heredado por sus hermanos.[20] Siguiendo instrucciones que le había dado en una carta del 31 de julio de 1776, su padre fundó en su nombre una capellanía, designando patronos a sus hijos don Francisco Javier y don Lorenzo, y capellanes a don Francisco Javier y fray Ignacio “y por muerte de estos sean preferidos mis nietos y descendientes, prefiriendo siempre al más propincuo al tronco”.[21]

       3) Doña María de la Cruz de Mendiolaza, nacida el 3 de mayo de 1736[22], fue dotada el 17 de agosto de 1754 con 2.000 pesos, más 1.000 que le otorgó el novio en arras propter nuptias.[23] Casó el 18 de agosto de 1750 con el maestre de campo don Santiago de Allende, hijo legítimo del capitán Lucas de Allende, natural del valle de Gordejuela, en las Encartaciones de Vizcaya, y de la cordobesa doña Águeda de Losa Bravo; nieto paterno de Antolín de Allende y Ortiz de Arechederra y de Isabel Luisa de Larrea Salazar y Ortiz de Largacha, y nieto materno del capitán Pedro de Losa Bravo y Peralta y de doña Catalina Gutiérrez de Nis.[24] Don Santiago, que fue regidor propietario[25] y alcalde ordinario de primer voto en 1766 y 1776; hizo su escritura de capital por 11.114 pesos con 2 reales el 13 de agosto de 1754.[26] Fue sepultado el 7 de julio de 1791[27] y doña María de la Cruz lo sobrevivió varios años, muriendo el 21 de noviembre de 1806[28]. Con sucesión.[29]

       4) Don Francisco de las Llagas de Mendiolaza, nacido el 17 de setiembre de 1739 y bautizado el 15 de octubre de dicho año, con el maestre de campo don José Moyano Oscáriz y su mujer, doña Josefa Sarmiento y Ceballos, como padrinos.[30] También pasó a vivir al Perú, en donde fue sargento mayor de milicias y administrador de las Temporalidades y del Real Estanco de tabaco y naipes de la Villa de Huancavélica, en donde dio poder para testar el 30 de setiembre de 1779 y murió poco después.[31] Casó allí con doña María Josefa de Zorrilla, que pasó a segundas nupcias en 1783 con don José del Pedregal y Mollinedo.[32] Tuvieron dos hijas muertas en la infancia.[33]

       5) Doña María de las Mercedes de Mendiolaza, que recibió óleo y crisma el 27 de setiembre de 1741, siendo padrinos el maestre de campo don José de Amarante y Hernández y su mujer, doña María Catalina de Arrascaeta y Ferreyra.[34] Casó primero con don Andrés Torrecillas (sin sucesión)[35], y segundo el 5 de febrero de 1763[36] con el doctor don Francisco José de Uriarte, natural de Buenos Aires, que fue en Córdoba abogado, alcalde, regidor, procurador general, etc., hijo legítimo de don Luis de Uriarte, natural de Elorrio, Vizcaya, y de doña Bernarda de Guzmán. Para este segundo casamiento, doña María Mercedes fue dotada el 6 de febrero de 1763 con 2.100 pesos y dos reales.[37] Ambos se otorgaron poder para testar mutuo el 25 de octubre de 1783[38] (con sucesión).[39]

       6) Doña María Petronila de Mendiolaza, bautizada de tres días el 29 de abril de 1743, con el maestre de campo don Ignacio de Isasi y su mujer, doña Jerónima de Molina Navarrete y Argañarás, como padrinos.[40] Murió niña y fue sepultada el 7 de mayo de 1744.[41]

       7) Doña Lorenza de Mendiolaza, muerta soltera y sepultada el 26 de abril de 1776.[42]

       8) Don Lorenzo de Mendiolaza, patrono de la capellanía fundada por su padre en nombre de su hermano don Nicolás.

 

       9) Don Francisco Javier Eusebio de Mendiolaza, que entiendo que es el mismo bautizado como Eusebio Ignacio el 11 de marzo de 1746 de siete días, con el padrinazgo del licenciado don Pedro Nolasco de las Casas y su madre, doña Águeda de Funes y Ferreyra.[43] Fue presbítero, doctor en Teología, recibió su patrimonio para ordenarse el 9 de mayo de 1769[44], fue cura de Santa Catalina en Jujuy, comisario de la Santa Cruzada, chantre de la Catedral de Córdoba y dueño de una estancia en lo que hoy es la población de Mendiolaza, en el área metropolitana de Córdoba.[45] Fue sepultado el 21 de abril de 1816,[46] según la tradición sin la cabeza, pues se dice que manos anónimas lo decapitaron mientras era velado en la capilla de la estancia de Saldán, actualmente propiedad del Dr. Jorge Arrambide Pizarro. Hasta hoy su fantasma molesta y asusta a la familia Arrambide.

 

        10) Don Felipe Neri de Mendiolaza, bautizado de tres días el 30 de mayo de 1747, con don Andrés de Lazcano e Inza y doña María de Losa Bravo de padrinos.[47] Alcanzó el grado de teniente coronel y fue vecino de Salta, en donde casó con doña María Francisca de Aguirre, hija legítima del sargento mayor don Francisco Javier de Aguirre y doña María Josefa Ruiz de Llanos; nieta paterna del sargento mayor Francisco de Aguirre y Calvo de Mendoza y de doña Petronila Fernández Cabezas y Duarte, y nieta materna de don Bernardino Ruiz de Llanos y Albarracín y de doña Bárbara de Escobar Castellanos.[48] Otorgó poder para testar en Córdoba el 24 de julio de 1795 a su mujer, a don Ambrosio Funes y Bustos y a su sobrino, el coronel don Santiago Alejo de Allende y Mendiolaza.[49]. Fueron sus hijos:

             A) Don José Domingo de Mendiolaza.

             B) Don Javier Nicolás de Mendiolaza.

             C) Don Felipe de Mendiolaza.

             D) Don José Manuel de Mendiolaza.

             E) Doña Trinidad Teresa de Mendiolaza.

             F) Doña Nazaria de Mendiolaza y

             G) Doña Dolores de Mendiolaza.

 

        11) Doña María de Mendiolaza, bautizada de tres días el 14 de marzo de 1749, con los mismos padrinos de su hermano Felipe.[50] Debió de morir en la infancia.

 

        12) Doña María Isidora de Mendiolaza, bautizada de cinco días el 20 de abril de 1750, siendo sus padrinos el maestre de campo don Gregorio de Arrascaeta y Ferreyra y doña María de Allende y Losa, su mujer.[51]

 

*           *           *

 

               En el valle de Catamarca existió, en el siglo XVIII, otra familia de apellido Mendiolaza, cuyos miembros recibían tratamiento de don, sin que hasta la fecha haya podido encontrar una vinculación con los anteriores. Los datos que he podido recoger son los siguientes:

 

I) DON MATÍAS MENDIOLAZA, vecino de Pomancillo y su mujer, DOÑA MARGARITA ALMONACID, muertos ambos para el año 1785, fueron padres de:

 

       1) Doña María del Transito Mendiolaza, que el 15 de octubre de 1785 casó con don Luis Aráoz, hijo legítimo de don Francisco Aráoz y doña Ana de la Vega, vecinos de Valle Viejo.[52]

       2) Don Pedro Pablo Mendiolaza, natural del Valle, casó 1°) en Catamarca el 29 de setiembre de 1787 con doña María Petrona Reynoso, hija legítima de don Domingo Reynoso y doña María Mercedes Salazar.[53] Viudo, casó por segunda vez en Piedra Blanca el 25 de agosto de 1794 con doña María Nicolasa Aráoz, hija legítima de don Martín Aráoz y doña María Juana Acosta, previa dispensa por consanguinidad en tercer grado.[54]

 

*           *           *


 


[1] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1781, f. 368.

[2] Ibíd, ibíd, Reg. N°3, 1771, f. 81vo.

[3] Ibíd, ibíd, ibíd, 1783, f. 33.

[4] En su partida matrimonial don José Joaquín aparece como natural de Vizcaya, pero entiendo que ello es debido a que la expresión vizcaíno era usada entonces como sinónimo de vascuence.

[5] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1730/32, f. 146vo. y 148

[6] Ibíd, ibíd, ibíd, 1750, f. 241.

[7] A.M.C., sección Actas Capitulares, libro 30, f. 94vo. y libro 31, f. 1. Cfr. asimismo BUSTOS ARGAÑARAZ, Prudencio, Hasta que la muerte nos separe..., págs. 97 y 98.

[8] A.A.C., matrimonios 1 Catedral, f. 204.

[9] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1729/30, f. 92vo.

[10] Cfr. LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes... op. cit., tomo 2, pág. 129 et passim, y TEJERINA CARRERAS, Ignacio, “Ponce de León”, en Boletín N° 10 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1976, pág. 17 et passim.

[11] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 3, 1771, f. 81vo.

[12] Ibíd, ibíd, Reg. N° 1, 1776, f. 116vo.

[13] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 71vo.

[14] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1778, f. 111vo.

[15] Ibíd, ibíd, ibíd, 1781, f. 368.

[16] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 91vo.

[17] Ibíd., bautismos 2 Catedral, f. 11vo.

[18] Ibíd, ibíd, f. 19vo.

[19] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 3, 1783, f. 33, y Reg. N° 2, 1778/85, f. 338.

[20] El 22 de agosto de 1782 don Santiago de Allende y don Francisco José de Uriarte por sus respectivas mujeres, y don Felipe de Haedo por la viuda de don Francisco de Mendiolaza, dieron poder a don Sebastián de Segurola, residente en La Paz, para cobrar la herencia de don Nicolás (A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1782, f. 146vo.). El 23 de setiembre de 1785 todos los herederos firmaron un acuerdo para distribuirla (Ibíd, ibíd, ibíd, 1785, f. 240vo.). Sin embargo, el 14 de octubre de 1785 tuvieron que reconocerle 12.000 pesos a doña María del Patrocinio de Meneses, cuñada de don Nicolás, casada con el coronel de los Reales Ejércitos y capitán de Reales Guardias Valonas don Juan Holden Dubois, quienes habían dado poder en Madrid el 7 de agosto de 1783 al teniente coronel don Gaspar Salcedo y al obispo del Tucumán, fray José Antonio de San Alberto (Ibíd, ibíd, ibíd, ibíd, f. 267).

[21] A.G.I., Consejos, 20396, Expte. 1 (información proporcionada por don Federico Masini).

[22] A.A.C., bautismos 2 Catedral, f. 29.

[23] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1754, f. 134.

[24] Cfr. ALLENDE NAVARRO, Fernando, La casa-torre de Allende… op. cit., LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes.. .op. cit., tomo 1, pág. 25 et passim y BUSCÁ-SUST FIGUEROA, J. y MOYANO ALIAGA, Alejandro, Los Losa Bravo, op. cit.

[25] El 28 de julio de 1772 Allende otorgó poder a don Facundo Prieto y Pulido, vecino del puerto de Buenos Aires, “para que siga la instancia ante los señores que componen la real junta de Ordenanza en aquella ciudad, a fin de conseguirse libre el correspondiente título del oficio de regidor de esta ciudad en propiedad, que tengo rematado en pública almoneda” (A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1771/72, f. 198).

[26] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 3, 1754, f. 178vo.

[27] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 144.

[28] Ibíd. defunciones 3 Catedral, f. 116.

[29] La sucesión de este matrimonio puede consultarse en MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., pág. 649 et passim. El mayor de los hijos fue el coronel don Santiago Alejo de Allende, ignominiosamente asesinado en Cruz Alta el 28 de agosto de 1810 junto con don Santiago de Liniers y otros, por orden de la junta de gobierno instalada en Buenos Aires el 25 de mayo de dicho año.

[30] A.A.C., bautismos 2 Catedral, f. 34vo.

[31] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 2, leg. 62, expte. 5.

[32] Doña Josefa otorgó sendos poderes el 8 de noviembre de 1782 y el 21 de junio de 1783, desde Huancavélica, a su cuñado el presbítero, para cobrar la herencia de don Nicolás (A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1785, f. 267).

[33] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 2, leg. 68, expte. 6.

[34] A.A.C., bautismos 2 Catedral, f. 39.

[35] Don Nicolás de Mendiolaza escribió una carta en Chucuito el 16 de marzo de 1765 a su primo, el doctor don José Antonio de Ascasubi, que fue traída por don Cristóbal Urquizu, junto con 2.500 pesos dejados por Torresillas, que Ascasubi entregó al doctor Uriarte (A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1764/66, f. 187).

[36] A.A.C., matrimonios 2 Catedral, f. 20vo.

[37] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 3, 1763, f. 10.

[38] Ibíd, ibíd, Reg. N° 1, 1783, f. 214.

[39] A.A.C., matrimonios 1 Catedral, f. 243vo. La sucesión de este matrimonio puede consultarse en MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., pág. 653 et passim.

[40] Ibíd., bautismos 2 Catedral, f. 43.

[41] Ibíd., defunciones 1 Catedral, f. 52.

[42] Ibíd., defunciones 2 Catedral, f. 64vo.

[43] Ibíd., bautismos 2 Catedral, f. 50vo.

[44] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1769, f. 188vo.

[45] En 1795 administraba esta estancia don Felipe López Crespo, quien el 24 de octubre de dicho año otorgó permiso a los franciscanos para usar por dos años dos de los tres hornos para quemar cal, “de los que están en la Calera de la Reducción, perteneciente a dicha estancia”, con prohibición de hacer capilla (A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 2, 1792/95, f. 398).

[46] A.A.C., defunciones 3 Catedral, f. 217.

[47] Ibíd., bautismos 2 Catedral, f. 52vo.

[48] Cfr. LIMA GONZÁLEZ BONORINO, Jorge, La primitiva sociedad colonial en la Provincia de Salta, Salta 2000.

[49] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1795, f. 140.

[50] A.A.C., bautismos 2 Catedral, f. 60.

[51] Ibíd., ibíd., f. 66.

[52] Archivo de la Catedral de Catamarca, matrimonios 2, f. 34.

[53] Ibíd., ibíd., f. 61vo.

[54] Archivo parroquial de Piedra Blanca (Catamarca), matrimonios 1, f. 13.

 

 Estudio realizado por don Prudencio Bustos Argañaraz <prubusarg@gmail.com>

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

monedacuenta@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana

 

 

 

Arriba