Atrás

 

BARINAGA.

 

I... Concepto general.

 

II… Barinaga Rementeria: de Xemein a San Andrés de Echevarria  y al Grupo Escultórico erigido en Portugalete en memoria de Don Víctor Chavarri.  Ascendientes también de Pedro Alfonso Armolea Arrola, de los hermanos Ochoa de Alda Eizaguirre y de Servanda Ibarlucea Alvarado.

================================================================================ 

 

I... Concepto general.

 

Etimología probable:

           Barinaga: Helechal; de aro, baro, bara = helecho, con los sufijos locativos –in y –aga.

           Rementeria: La herrería, de errementeria = herrería, con el artículo –a.

 

Markina, Xemein y Echevarría.

Cuando se hace referencia a cualquiera de estos tres lugares, se suele decir simplemente MARKINA. Pero a efectos de investigación genealógica hay que distinguirlos en esta forma:

 

La Anteiglesia de Xemein y la Villa de Markina --que hoy conforman un solo municipio llamado Markina-Xemein--  tuvieron una parroquia común sólo hasta mediado el siglo XVI. A partir de este momento hay que distinguir tres parroquias:

 

Santa María Asunción, parroquia de la anteiglesia de Xemein-Markina.

 

San Pedro Apóstol de Barinaga, parroquia intramuros y propia de la Villa de Markina.

 

San Andrés Apóstol, parroquia de la anteiglesia de Echevarría. A esta anteiglesia, realmente ajena a Markina, aunque cercana, se la conocía popularmente como Echevarría de Markina a fin de distinguirla de las otras dos de igual nombre: anteiglesia Echevarria de Elorrio y anteiglesia Echevarria de Uribe.

 

Barinagas que representaron a la anteiglesia San Andrés de Etxebarria en Juntas Generales de Gernika:

Adrián Barinaga en 1745.

Juan José Barinaga en 1812 y 1825.

Antonio Barinaga en 1815.

Cristóbal Barinaga Rementeria en 1831.

Juan Antonio Barinaga Rementeria en 1848, 1854, 1860 y 1866.

José Martín Barinaga Rementeria en 1854 y 1856.

 

Casas Barinaga en San Andrés de Etxebarria:

Casa Barinaga. En 1704 “pertenece a las Memorias de Ansotegui” y es su inquilino Adrián Barinaga.

Casa Rementeria. En 1704 es su inquilino Esteban Espilla.

Casa Barinaga de Rementeria, con su accesoria y molino. En 1745 es propiedad de Andrés Igº Ansotegui, y en 1796 de Benito Ansotegui

 

================================================================================ 

 

II… Barinaga Rementeria: de Xemein a San Andrés de Echevarria 

 

y al Grupo Escultórico erigido en Portugalete en memoria de Don Víctor Chavarri.

 

Ascendientes también de Pedro Alfonso Armolea Arrola,

de los hermanos Ochoa de Alda Eizaguirre y de Servanda Ibarlucea Alvarado.

 

I.- Juan de Barinaga y su esposa Catalina fueron padres de:

 

II.- Pedro de Barinaga, que casó con Domenja de Espilla, hija de Juan y María Adán. Padres de:

1.- Juan de Barinaga Espilla, que sigue. 

2.- Catalina de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b. 3-II-1562).

3.- María de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b. 1-II-1563).

4.- Pedro de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b.  11-IV-1571).

5.- Isabel de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b. 3-I-1577).

6.- Domingo de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b. 5-X-1580).  

7.- María de Barinaga (San Andrés de Etxebarria, b. 30-VII-1585).

 

III.- Juan de Barinaga Espilla casó con María Pérez de Aroztegui y Aroztegui (hija de Pedro y Marina). Padres de:

 

IV.- Christóbal de Barinaga Aroztegui, bautizado en 28-XII-1601 en la anteiglesia San Andrés de Etxebarria, casó con María de Arechaga Aporlategui (hija de Asencio y N; naturales de Mutriku).  Padres de:

 

V.- Francisco Barinaga Arechaga, bautizado el 26-X-1627 en la parroquia San Pedro de Barinaga de Markina-Xemein, apadrinado por Úrsula Aroztegui y N. ¿Agate?, casó con Ana de Elorriaga Elorriaga (hija de Joan Pérez Pascual de Orma Elorriaga y de Ana de Elorriaga). Fueron padres de:

 

VI.- Adrián de Barinaga Elorriaga, bautizado el 24-VI-1656 en San Andrés de Etxebarria, casó en 1686 con Dorotea de Retolaza Egurrola. Padres de:

 

1.- Cristóbal de Barinaga Retolaza, que sigue.

 

2.- Adrián de Barinaga Retolaza, b. 4-VI-1695 en San Andrés de Echebarria, donde casó el 8-XII-1727 con Ursula Unamunsaga Ansola (hija de Bartolomé y María Ignacia). Fue apoderado de Etxebarria en las Juntas Generales de Gernika, en el año 1745. Tras enviudar, Adrián casó en segundas nupcias con  Teresa de Recalde Arriaga (hija de Francisco y Margarita). De este segundo enlace fueron fruto:

2.1.- Zeledonio de Barinaga Recalde (San Andrés de Echebarria, b. 3-III-1744), que casó con María Bautista Soloaga Rementeria (hija de José y María). Padres de

2.1.1.- Antonio de Barinaga Rementeria y Soloaga, que casó con Juana de Arriola Zubillaga (hija de Bartolomé y Antonia). Padres de

2.1.1.1.- José Santiago de Barinaga Rementeria y Arriola (San Andrés de Echebarria, b.6-IV-1799), que casó con Simona de Gandiaga Muniozguren (hija de Pedro y Ramona). Padres de

2.1.1.1.1.- Francisco Fernando de Barinaga Rementeria y Gandiaga (San Andrés de Echebarria,30-V-1837), que casó con María Magdalena de Lejardi Muniozguren (hija de Domingou y María Dominga). Padres de

2.1.1.1.1.1.- Domingo de Barinaga Rementeria y Lejardi (San Andrés de Echebarria, b. 19-V-1871).

 

2.1.1.2.- Juan Antonio  de Barinaga Rementeria y Arriola, que casó con María Andrés Muniozguren Gandiaga (hija de Juan Bautista y Agueda). Padres de

2.1.1.2.1.- Pedro Francisco de Barinaga Rementeria y Muniozguren (San Andrés de Echebarria, b. 4 Oct 1830), que casó con María Teresa de Gomendio-Celayeta y Aretillo (hija de Martín y María). Padres de

2.1.1.2.1.1.- Domingo Florencio de Barinaga Rementeria y Gomendio (San Andrés de Echebarria, b.8-X-1870).

 

2.2.- Francisco Antonio (ANTONIO) de Barinaga Rekalde, bautizado en San Andrés de Etxebarria el día 2-IX-1751, casó en igual parroquia el 2X-V-1777 con Josefa Arcarasu Trotiaga (hija de Juan y Magdalena). Padres de:

 

2.2.1.- María Simona de Barinaga Arcarasu, nacida el día 27-X-1779 en la anteiglesia de Etxebarria y bautizada al día siguiente en su parroquia de San Andrés (cinta 9-248, f-65), casó con José de Ybarluzea Urizar, de cuyos ascendientes y descendientes se trata en el apellido Ybarluzea.  Ambos son abuelos paternos de Servanda Ibarlucea Alvarado.

 

VII.- Christóbal de Barinaga Retolaza, bautizado en San Andrés de Etxebarria el 9-IX-1687, casó en 1712 con Ygnacia de Urristi Alzola (n.1689; + 1773). Padres de:

 

1.- Cristóbal de Barinaga Rementeria y Urristi, que sigue la línea.

 

2.- Francisco de Barinaga Rementeria y Urristi (San Andrés de Etxebarria, b. 8-IX-1721). Casó en igual parroquia  el 31-V-1745 con María Concepción de Arechavaleta Yribe (hija de Manuel y Angela). Padres de, entre otros:

 

2.1.- Andrés de Barinaga Rementeria y Arechavaleta (San Andrés de Etxebarria, b. 2-VII-1752). Casó en 1779 con María de Ansotegui Maguregui. Padres de:

 

2.1.1.- Juan de Barinaga-Rementeria Ansotegui (Ziortza, P. Asunción, b. 27-X-1788). Casó en igual parroquia en 1814 con Cathalina de Trotiaga Artaechevarria (1791-1854). Padres de:

 

2.1.1.1.- María Antonia Ysidra de Barinaga-Rementeria Trotiaga (Bolívar, P. Santo Tomás, b. 15-V-1822). Casó en 1847 con José Martín de Eizaguirre Onaindía, bautizado el 30-I-1819 en Santo Tomás de Bolívar, de cuyos ascendientes damos breve resumen al final de la presente.  Padres de:

 

2.1.1.1.1.- José Antonio Felipe de Eyzaguirre Barinaga-Rementeria, bautizado el 13-IX-1852 en Santo Tomás de Bolívar, casó con Paula de Ribas Hoyos. Padres de: 

2.1.1.1.1.1.- Pedro José de Eizaguirre Ribas, bautizado el 22-II-1888 en Santo Tomás de Bolívar, que casó con Ángela Fernández del Río, nacida el 29 de diciembre 1873 en La Faba, municipio Vega de Valcarce, comarca de El Bierzo, León; era hija de Juan Fernández Quiñones, natural de La Faba, y de Ramona del Río, nacida en un lugar de Luarca-Asturias; nieta paterna de Ramón Fernández, de Luarca, y de María Quiñones, de La Braña, en León; y nieta materna de Manuel del Río, de La Faba. 

Comentario de su nieto Mikel Otxoa: “Al parecer el hecho de conocerse Ángela Fernández del Río con mi abuelo Pedro José Eizaguirre (un aldeano de Markina), es debido a que este último se fue a hacer “las Américas” y en el barco que zarpó de Vigo hacia La Argentina se encontró con Ángela. No sé bien la historia si se llegaron a casar en el mismo barco o en Chile donde arribaron antes de bajar hacia San Luis (Argentina), de ahí que nacieran allí sus hijos Desiderio Argentino y mi ama Dulcinea (Dulce).

Pedro José y Ángela fueron padres de Desiderio y de: 

2.1.1.1.1.1.1.- Dulcinea de Eizaguirre Fernández, nacida en 1913 la provincia de San Luis de La Argentina y fallecida en 1990, que casó con Jesús Ochoa_de_Alda López, nacido en 1907 y fallecido en 1987. Padres de:

 

2.1.1.1.1.1.1.1.- Mikel de Otxoa Eizaguirre, nacido el 28 de marzo de 1945 en Retuerto (Barakaldo, Bizkaia)

 

2.2.- Martín de Barinaga Rementeria y Arechavaleta, casó el 24-VIII-1795 en la parroquia San Pedro de Markina-Barinaga con Brígida de Ybarlucea Orbea (hija de Agustín y Pascuala). Padres de:

 

2.2.1.- Manuel Ramón de Barinaga Rementeria e Ybarlucea, bautizado el 29-XII-1803 en San Andrés de Echebarria, donde casó el 5-VI-1830 con Catalina de Yriondo Ondarza, de su misma naturaleza (hija de Juan Antonio de Yriondo Ceceil y de Josefa de Ondarza). Padres de:

 

2.2.1.1.- María Santos Francisca de Barinaga-Rementeria e Iriondo, nacida en la parroquia San Pedro de Markina-Barinaga el 1-XI-1838,  casó con José Zuberogoitia y Careaga, nacido en Murelaga el día 26 de enero de 1847. De los ascendientes de José y de los descendientes de éste y María Santos se trata en el apellido Zuberogoitia, en Genealogías Bascas de esta web (donde veremos cómo María Santos y José son bisabuelos de Don Pedro Alfonso Armolea Arrola).

                                            

VIII.- Cristóbal de Barinaga Urristi, bautizado el 26-V-1712 en San Andrés de Etxebarria, donde casó el 30-XI-1743 con María de Onandia Eyzaguirre (hija de Domingo y Marina). Fueron padres de:

         

IX.- Cristóbal de Barinaga Onandia, que se casó en diciembre de 1765, en San Andrés de Etxebarria, con Maria Ana de Eguia Ybasseta, hija de Miguel y Joaquina. Padres de, entre otros:

 

X.- José (Pedro José María) de Barinaga Eguia, bautizado el 29-VI-1769 en la parroquia Asunción de Markina-Xemein, que se casó el día 4-II-1798, en la parroquia San Pedro Lamuza de Llodio, con Beatriz de Larrea Basoa, nacida en dicha parroquia en 1769 (hija de Joseph Antonio de Larrea Arandia y de María Antonia de Basoa Barbara). Vivieron un tiempo en Llodio y pasaron luego a Bizkaia.

 

En las actas bautismales de los hijos nacidos en Bizkaia se cita al padre, por error, como “Barinaga Alegría”, en lugar de “Barinaga Eguia”. Fueron sus hijos:

 

1.- José Ramón de Barrinaga Larrea, que sigue la línea.

2.- María Juana de Bariñaga Rementeria y  Larrea (Llodio, P. San Pedro Lamuza, b. 13-X-1803).

3.- Juan Manuel Francisco de Barinaga Rementeria y Larrea (Xemein, P. Asunción, b. 6-V-1806).

4.- Joseph Francisco de Barinaga Rementeria y Larrea (Markina-Xemein, P. Asunción, b. 28-VI-1807).

5.- José Francisco -gemelo- de Barinaga Rementeria y Larrea (Xemein, P. Asunción, b. 28-VI-1807).

6.- Juana Josefa -gemela- de Barinaga Rementeria y Larrea (Xemein, P. Asunción, b. 28-VI-1807).

 

XI.- José Ramón de Barinaga Rementeria y Larrea, bautizado en la parroquia San Pedro Lamuza de Llodio el 16-XI-1798 , casó con Josefa Ignacia de Laca Bazterrechea, nacida en Berriatua (hija de José y María, ambos de Berriatua-Bizkaia). Padres de:

 

XII.- Miguel de Barinaga Rementeria y Laca, bautizado en Santa María de Xemein el día 5-IV-1841 (libro 27-I, folio 160), labrador, casó el 11-IX-1859, en San Andrés de Echevarria, con María Andresa de Urquiola Balenciaga, natural de San Andrés de Echevarria (hija de Domingo, de Barinaga, y de María Francisca, de Xemein). Padres de

 

1.- Domingo María de Barinaga Rementeria y Urquiola, que sigue la línea.

2.- Josefa Ramona de Barinaga Rementeria y Urquiola (San Andrés de Echevarria, 1873).

3.- Josefa Ignacia de Barinaga Rementeria y Urquiola (San Andrés de Echevarria, 1875).

4.- Maria del Carmen Rufina de Barinaga Rementeria y Urquiola (San Andrés de Echevarria, 1877).

5.- Juana María de Barinaga Rementeria y Urquiola (San Andrés de Echevarria, 1881).

6.- José Martín de Barinaga Rementeria y Urquiola (San Andrés de Echevarria, 1884).

            

XIII.- Domingo María de Barinaga Rementeria y Urquiola, nacido el 1-X-1870 en la anteiglesia de Echebarria (Bizkaia), y bautizado el mismo día en San Andrés, única parroquia de la misma, pasó a vivir en Las Encartaciones bizkaínas. En éstas, en Gallarta, Domingo Barinaga-Rementeria y Urquiola, conocido como Txomin de Garro, fue un minero; sólo un minero, que dejó su bucólico lugar natal, San Andrés de Echebarria, para ganarse la vida gastándola y arriesgándola en las negras minas de las Encartaciones, hasta acabar con ella en plena juventud, cuando contaba su trigésimo sexto aniversario, barrido por la explosión de un barreno.

 

XIV.- Domingo María de Barinaga Rementeria y Urquiola, nacido el 1-X-1870 en la anteiglesia de Echebarria (Bizkaia), y bautizado el mismo día en San Andrés, única parroquia de la misma, pasó a vivir en Las Encartaciones bizkaínas. En éstas, en Gallarta, Domingo Barinaga-Rementeria y Urquiola, conocido como Txomin de Garro, fue un minero; sólo un minero, que dejó su bucólico lugar natal, San Andrés de Echebarria, para ganarse la vida gastándola y arriesgándola en las negras minas de las Encartaciones, hasta acabar con ella en plena juventud, cuando contaba su trigésimo sexto aniversario, barrido por la explosión de un barreno.

Pero Domingo, sólo un minero, de cuya muerte pronto se cumplirán cien años, sigue y seguirá vivo por siempre; ahí le tenemos, en Portugalete, inmortalizado en el grupo escultórico erigido a Víctor Chavarri.

La Casería Garro, cuna que fue de Txomin, sita en la citada anteiglesia de Echebarria, figura en las fogueraciones de los años 1704 (dueño e inquilino Juan de Garro), 1745 (dueño Domingo de Garro e inquilino Antonio de Garro) y 1796 (dueño e inquilino Francisco de Loiola). Una etimología probable de Garro es lugar de la llama, de gar = llama, con el sufijo –o = sitio de.

En el año 1900 el Ayuntamiento de Portugalete decide construir un monumento a Víctor Chavarri, destacado portugalujo. Se encarga la obra al artista gerundense Miguel Blay. En opinión de Hernández Gallejones, este grupo escultórico es actualmente, año 2005, la pieza monumental más importante de Portugalete.

 “En marzo de 1.901 –tomamos estos párrafos de la obra Personajes de Portugalete-, en su estudio de Las Arenas, el artista muestra a nuestras primeras autoridades, el boceto de la obra, y al referirse a la cara del monumento y al pie del bloque les explica:

“He puesto un grupo de valiente y sobrio contorno compuesto de dos obreros, uno de fábrica y el otro de las minas en la noble actitud del descanso. Este grupo en bronce imprimirá al conjunto del monumento un carácter viril.”

“Para esculpir el busto de D. Victor, Blay se informó lo mejor posible de su personalidad y figura, y para la pareja de obreros utilizó a nuestros dos personajes, un minero de Gallarta y un metalúrgico de Sestao.

“El primero de ellos, el barrenador, era Domingo Barinaga-Rementeria, alias Garro o Txomin Garro, dado que nació en el caserío Garro de Marquina-Echebarria. En las minas de Gallarta se había distinguido como el mejor barrenador puntista de su época. Si por la estatua conocemos su gran estatura, nos indica su fuerza el hecho de que tras un accidente en las minas de La Barga, en el que perdió un ojo, se fue por su propio pie hasta el hospital de Triano donde soportó firmemente la operación que le practicó el doctor Areilza.

“Cuando la familia Gorrochategui, para la que trabajaba en Gallarta, se fue a las minas de Alén en Sopuerta, se llevaron con ellos a Garro. Un mal día, después de encender las mechas de los barrenos en la mina Amelia- Juliana, se hallaba éste junto al empresario, guarnecido debajo de la escalera de una casa haciendo la cuenta de las explosiones. Quedaba un barreno por explotar y Garro se impacientaba mientras Gorrochategui le aconsejaba calma. Su impaciencia no se lo permitió y al acercarse al tajo, el barreno hizo explosión alcanzándole de lleno”.

Ese mal día a que se alude en el párrafo anterior, fue el 20 de mayo de 1906. En el acta parroquial de defunción de Domingo, que hemos encontrado en los libros de la Iglesia Parroquial de Santa Cruz de Labarrieta, concejo de Sopuerta, se dice que “a 21 de mayo de 1906 yo, el infrascrito presbítero de la Iglesia Parroquial de Santa Cruz, mandé dar sepultura eclesiástica en el cementerio de la misma al cadáver de Domingo de Bariñaga y Urquiola (sic), natural de Marquina Echevarria, hijo de Miguel y María Andresa, de 36 años de edad, soltero… murió ayer a las cuatro de la tarde de muerte violenta ocasionada por lesiones mortales en el cerebro y pulmones, según certificación facultativa…”

En el acta de defunción del Registro Civil de Sopuerta, también se escribe Bariñaga en lugar de Barinaga como primer apellido de Txomin; y en élla se indica que el accidente que provocó su muerte se produjo “a las tres de la tarde en la mina Amalia Juliana”.

Y para mejor terminar con este tema, transcribimos seguidamente un interesante artículo escrito (y creemos que no publicado aún) por Roberto Hernández Gallejones, Archivero Municipal de Portugalete:

 

Los testigos de nuestro pasado.

EL MONUMENTO A VÍCTOR CHAVARRI

Por Roberto Hernández Gallejones

 

Erigido a la memoria de este capitán de empresa, el conjunto escultórico del genial artífice catalán Miguel Biay, es una de las piezas más castizas que componen nuestro Casco Histórico y Monumental. Esta obra es una de las más notables de Vizcaya, pero es desconocida fuera de ella, y ni siquiera suele aparecer en los trabajos que hablan de este autor. Este monumento es un miembro más del cuerpo portugalujo, su pérdida supondría una amputación en una Villa de tan rico pasado histórico como la nuestra. Por eso, conocerla es amar un poco más a Portugalete.

Una carta del artista gerundense, fechada en las Arenas, el 23 de marzo de 1.901, nos dice: "En la cara del monumento, y al pie del bloque, he puesto un grupo de valiente y sobrio contorno compuesto de dos obreros, uno de fábrica y el otro de las minas, en la noble actitud del descanso. Este grupo en bronce imprimirá al conjunto del monumento un carácter viril”. Estas palabras pueden ser también aplicadas a la idiosincrasia de los habitantes de la Villa a lo largo de toda nuestra historia

La calle del Medio, más céntrica y popular de Portugalete, cambió su nombre por el de uno de sus hijos más famosos, que naciera en el actual número 23, a mediados de la pasada centuria. Una placa conmemorativa situada en la fachada de este edificio lo recuerda: "El Excmo. Sr. D. Víctor Chávarri y Salazar nació en esta casa el día 23 de diciembre de 1.854. Al que fuera honra de Vizcaya dedica este recuerdo la Villa de Portugalete". Así de sencilla es esta inscripción; sin embargo la vida de este hombre fue muy rica en acontecimientos, se vio jalonada por diversas y fecundas realizaciones en los campos político y empresarial.

Terminó brillantemente los estudios de ingeniería en la ciudad belga de Lieja, y fundó en 1882, "La Vizcaya, Sociedad Metalúrgica”. "En 1.901, fusionando esta empresa con otras tres más,  constituyó "Altos Hornos de Vizcaya". Fue presidente del ferrocarril de Santander a Bilbao, uno de los primeros accionistas fundadores de la "S.A. Bolsa de Comercio de Bilbao”, presidente del Instituto del Hierro y del Acero, así como creador de los "Talleres de Miravalles” y varias empresas más.

En política, desempeñó varios cargos públicos. Así, entre 1.885 y 1.890, fue senador y diputado a cortes, y en 1.895 ingresó en el Partido Conservador. Por todo esto, y como forjador de la temida "Liga Vizcaína de Productores", se convirtió en el líder más destacado de la patronal fabril y minera de la época. Su muerte acaeció a temprana edad, el 29 de marzo de 1.900, estando en Marsella.

 

EL MONUMENTO: LA GESTACIÓN DE LA IDEA Y EL PROCESO DE LA OBRA.

 

El 17 de mayo de 1.900, el Ayuntamiento acuerda erigir un monumento a la memoria del finado, e inicia una suscripción con el fin de recaudar fondos. El primero de junio comienzan ya a llegar las aportaciones monetarias. La Corporación acuerda otorgar 2.500 ptas., y más tarde cada uno de sus miembros entrega dinero a título personal, alcanzando un montante de 1.910 ptas. La iniciativa municipal abrió paso a una ingente masa de donativos de los vecinos de la villa y de otras localidades, autoridades, amigos y compañeros del fallecido. Destaca, como era de esperar, la cantidad aportada por "La Vizcaya", que alcanzó la cifra de 15.000 ptas. Otros en cambio, como la Junta de Obras del Puerto de Bilbao, se excusaron y no dieron nada para la erección de la estatua.

El 30 de agosto, la Corporación decide formar una Comisión Ejecutiva para el seguimiento de las obras y el 7 de octubre del mismo año se procede a la designación del artista gerundense Miguel Blay, que a la sazón residía en Neuilly-Seine (Francia). El 2 de noviembre el escultor catalán aprobó su nombramiento: "aceptó con entusiasmo la misión honrosa de construir en la M. N. Villa de Portugalete el monumento al Excmo. Sr. D. Víctor Chávarri y Salazar”.

“Como la espontánea decisión tomada por la Ilustre Comisión Ejecutora dignamente presidida por V. S., prueba la total confianza en mis conocimientos artísticos, no creo inútil manifestarle, que además de servirme de gran estímulo, dicha confianza avivará todavía el ardiente deseo que ya tengo de superarme, haciendo para ello un supremo esfuerzo, a fin de llegar a realizar una obra digna bajo todos los conceptos a los grandes méritos del " Insigne Personaje"

En la sesión de 19 de noviembre de 1.900, se leyó este breve escrito del escultor y se acordó iniciar las gestiones pertinentes para que el Gobierno cediese el bronce necesario para fundir parte del grupo escultórico. También se decidió estudiar un proyecto de ensanche de la plaza hacia el mar y observar si convenía emplazar en ese punto la estatua industrial.

El día siguiente, el alcalde se dirige por carta al duque de Tetuán, uno de los correligionarios de Chávarri en Madrid, y jefe de la agrupación a la que pertenecía el patricio industrial, con la finalidad de que utilice su influencia para que el Ministerio de la Guerra suministre a Portugalete el bronce. En diciembre se recibió una comunicación de este señor afirmando que dicho Ministerio estaba conforme, pero que era preciso hacer una ley especial, que debería ser presentada por personalidades políticas vizcaínas. Lo que en efecto se realizó con prontitud por varios diputados y senadores de nuestro territorio, hasta reunir las siete firmas que se requerían. Igualmente destacados políticos de la clientela ideológica de Chávarri, como Román Robledo y el asturiano García Rendueles, firmaron el documento.

El 19 de marzo de 1.901, los corporativos portugalujos se reunieron con Blay en la antigua casa del Señor Ruiz de Velasco en las Arenas, que era el estudio del artista. Se ultimó el contrato y se examinó el boceto de la obra. El 23 se estipularon los plazos de pago y demás condiciones. El coste del monumento ascendía a 90.000 ptas., comprometiéndose Blay a tenerlo acabado a principios de 1.903.

A fines de marzo de 1.901, el monto total del dinero recaudado era de 95.211,74 ptas. El 8 de septiembre, el escultor escribe desde Las Arenas al presidente de la Comisión Ejecutiva, diciéndole que el 16 de ese mes empezará a hacer en yeso el grupo escultórico que ha de ser luego fundido en bronce. El 25 comunica a la Comisión que en breve el busto y las figuras saldrán con destino a Barcelona para su fundición. "Casi al mismo tiempo", dice, " es decir, del primero al cinco del próximo octubre pienso yo emprender la marcha a París, en donde haré el modelo de la figura simbólica que adorna la lápida de la parte posterior del monumento".

El 23 de diciembre de 1.903, a pesar de la lluvia, se inauguró el trabajo del artista catalán, con afluencia de numeroso público y autoridades. El día era típicamente norteño, y esta pintoresca escena fue retratada para la posterioridad por los fotógrafos de la época.

Estuvieron presentes en el acto el alcalde de la Villa, José de Sugasti y Ariño, los concejales de la Corporación, diversos senadores, diputados a Cortes, representantes de algunos municipios, y conocidos industriales y financieros. Habló en primer lugar el vicepresidente de la Diputación Provincial de Vizcaya, José María de San Martín, quien elogió la figura de Chávarri en su doble vertiente de líder político y de capitán de empresa. Después hicieron lo propio el alcalde y el presidente de la Comisión Ejecutiva. Luego el hermano del homenajeado, Benigno de Chávarri, expresó su gratitud y la de su familia. Cerró el acto el ex-diputado a Cortes Plácido Allende, el cual glosó la figura del fallecido y tuvo palabras de elogio para la labor de Blay.

El 4 de febrero de 1.904 dieron su opinión los peritos que examinaron el monumento.

El 23 de octubre de 1.904 se efectuó la última reunión de la Junta o Comisión Ejecutiva, insertándose en dicha sesión todos los gastos, así como los importes globales de la suscripción. Los ingresos ascendieron a 100.142,68 ptas., de las cuales se recaudaron en Portugalete 52.756,16. La cantidad correspondiente a los gastos alcanzó el mismo montante.

 

LA DESCRIPCIÓN DEL MONUMENTO Y SU EXAMEN POR LOS PERITOS; LAS RESPUESTAS DE BLAY.

 

Una carta del artista, fechada en Las Arenas el 23 de marzo de 1.901, nos informa cumplidamente acerca de las ideas que éste poseía para ejecutar la pieza escultórica. Por ella nos enteramos que en la reunión mantenida el día 19 en su estudio, el boceto gustó a las autoridades portugalujas. Blay dice:".... y el monumento, conservando las disposiciones y proporciones de la maqueta tendrá unos siete metros setenta centímetros de altura. El busto de Don Víctor que corona el conjunto será de bronce, y de la misma materia la rama de roble que en signo de fortaleza está entre el busto y su pedestal cuya unión armoniza. Después –continúa- formará el pedestal de retrato un enorme bloque de mármol de Carrara de una sola pieza (cinco metros de altura), cuya abrupta silueta simbolizará bien el carácter y la carrera del Personaje, al mismo tiempo que será una imagen topográfica de la Provincia."

Más abajo dice: "en la cara del monumento, y al pie del bloque he puesto un grupo de valiente y sobrio contorno compuesto de dos obreros, uno de fábrica y el otro de las minas en la noble actitud del descanso. Este grupo en bronce imprimirá al conjunto del monumento un carácter viril."  En la espalda aparece una figura de nujer , alegórica, "que parece salir del seno de la montaña, cuya representación es el bloque; está adornado con guirnaldas y flores, una lápida en bronce en la que están gravados los principales hechos realizados por D. Víctor. Esta figura será de mármol y estará labrada en el mismo bloque, del cual se destaca sin dejar de hacer cuerpo con él. La base será de piedra y sus dimensiones se armonizarán con las proporciones del monumento”.

Como se puede observar, estos largos párrafos describen claramente las estructuras del grupo.

Benigno de Chávarri, en nombre propio y en representación de la familia ofreció regalar el bloque de mármol, cosa que Blay aceptó encantado.

La obra obtuvo por su belleza artística la Primera Medalla de Oro en la Exposición Internacional de París de 1.905, y hoy se ha convertido en pieza fundamental del paisaje monumental y urbano de la villa jarrillera.

A la magnífica descripción de su artífice, nosotros podemos añadir algunos datos más. Es importante constatar que la fundición de los bronces corrió a cargo de Masriera y Campins, cuya firma aparece estampada en la parte de la peana de la estatua orientada hacia la Ría, al lado del embarcadero de la línea de botes. Estos fundidores catalanes, barceloneses por más señas, inscriben también su nombre en la estatua de Víctor Chávarri existente en la estación de Santander en Bilbao. Este trabajo es también de Blay y data de 1901. Aquí aparece incluso inciso el nombre de Barcelona en la del busto. El mismo apellido surge ante nuestros ojos en una escultura fundida en el tímpano de la iglesia de San Nicolás de Bari de Bilbao, ejecutada por el catalán Josep Llimona.

En cuanto a la estatua de Chávarri en Portugalete, el nombre está inscrito en la peana de cimentación en la parte que mira hacia la Casa Consistorial.

El 4 de febrero de 1.904, los arquitectos bilbaínos Alfredo Acebal y Emiliano Pagazaurtundua, reconocieron el trabajo, encontrándola ciertos defectos: "en el gran bloque de mármol que sirve de sustentación al busto de bronce del Sr. Chávarri, y en el cual se hizo la talla que forma la matrona, obsérvase un hilo por completo abierto, que empezando por la parte baja del manto de la matrona y elevándose hasta la parte alta que lleva la inscripción "A Víctor de Chávarri", cruza por completo todo el bloque en dirección de Oeste a Este, terminando aproximadamente a los cuarenta centímetros del pie izquierdo del barrenador.

El hilo en tales condiciones, tiene tal importancia para la obra ejecutada, a juicio de los suscritos, que si el  pedestal que forma el zócalo de sustentación tuviese algún movimiento a causa del asiento de la obra, el gran bloque de mármol se separaría en dos pedazos, acentuándose más la línea de divisoria señalada por la trayectoria del hilo indicado. Este hilo, no pudo menos de haberse observado, al ejecutar los trabajos de desbaste y talla del bloque de referencia, siendo muy de extrañar no se observara también al hacer el reconocimiento de la piedra antes de trasladarla al pie de la obra. De igual manera notificaron la existencia, partiendo de la base que sirve de apoyo al busto, de otro hilo o fisura, que iba de Norte a Sur, viniéndose a encontrar con el anterior en su parte más alta.

El mármol, según ellos, era de mediana calidad, basándose para su estimación en las opiniones de marmolistas de Bilbao. Esto se veía en el pulimento practicado en algunos tramos del mismo.

Los expertos constataban que los temporales afectarían a la escultura, agrandando las rajas o fisuras, cuarteando así el monumento, y provocando un notable perjuicio a la pieza.

Blay, disconforme con el dictamen, contestó en un breve escrito dirigido al alcalde, el 5 de marzo de 1.904, redactado ya en su residencia de Neuilly. El escultor afirma que el examen de los peritos se había efectuado sin decírselo a él.

Para zanjar el asunto, solicitó al Ayuntamiento una certificación o recibo oficial de cómo la Comisión Ejecutiva había aceptado su labor. Este organismo municipal decide enviar lo requerido por el autor, aunque le comunica que daba por admitido el trabajo desde el momento en que se le liquidó el dinero de la obra.

 

VALORACIÓN DE LA OBRA

 

El conjunto de Blay constituye uno de los ejemplos más acabados de la estatuaria modernista. Desde el punto de vista de su género, el de carácter honorífico, es uno de los más claros exponentes de esta parcela escultórica en toda Vizcaya. Forma parte indisoluble de la fisonomía más genuina del Casco Viejo de la Villa barrillera.

Una pareja de operarios, uno minero y otro siderúrgico, presiden el frente de la estatua, sus cuerpos, las ropas, la musculatura y las caras, se encuentran genialmente labrados. Una mujer con carácter alegórico emerge de la pieza marmórea en su parte trasera. A la derecha hay unas flores que decoran el trozo de mármol.

El busto del homenajeado que aparece en la parte superior del monumento, emana un poco la seriedad que le había caraterizado en vida.

 

EL AUTOR

 

Miguel Blay y Fábregas nació en Olot, (GERONA), en el 1.866 y murió en Madrid en 1.936.

Formado en Cataluña, y luego en París y en Roma, demostró una gran veneración por la Antigüedad Clásica, que unida a la sobriedad formal de sus figuras, diríase que es un anticipo del clasicismo mediterráneo de los maestros de la generación siguiente. Sin embargo, no pudo escapar al aspecto sensiblero de la época, sobre todo por su facilidad para modelar, concretamente en su fase modernista. A pesar de tener una vida breve, tocó casi todos los géneros, desde la imaginería religiosa tradicional ("Crucificado”, de los jesuitas de Gijón), hasta el monumento funerario y el conmemorativo, sin olvidar el retrato. Entre sus esculturas más conocidas están las del doctor Cortezó, en el retiro madrileño (1.921), y la del también médico Federico Rubio, en el Parque del Oeste de Madrid (1.906), estando estos dos últimos muy mutilados. Pero "sus creaciones más conocidas son las que le hicieron merecedor de diferentes premios, y que demuestran más la mentalidad oficial acerca del rumbo a seguir por la plástica española, que la evolución artística de Blay. Esto es lo que ocurre con el grupo modernista de "Los Primeros Fríos", Primera Medalla en la Exposición Nacional de 1.892, galardón que volvió a obtener cinco años después con "Hacia el Ideal", y revalidado luego con la Medalla del Honor, gracias a la "Eclosión", obras todas ellas de exquisita delicadeza, pero un tanto sensibleras en el tratamiento de los desnudos.

 

Portugalete, 2 de Diciembre de 1.987

 

EL ARCHIVERO MUNICIPAL: ROBERTO HERNÁNDEZ GALLEJONES.

 

================================================================================ 

================================================================================ 

 

                                           

 

Fuentes:

Libros parroquiales en el Archivo Histórico del Obispado de Bizkaia.

Archivos Históricos de Bizkaia.

Registro Civil de Sopuerta.

Mormones.

Varios en Biblioteca y Archivos.

Roberto Hernández Gallejones, Archivero Municipal de Portugalete.

Mikel Otxoa <mikeloe@euskalnet.net>

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net 

http://www.euskalnet.net/laviana

 

 

Arriba