Atrás

 

ARRIETA

 

De Gipuzkoa a Argentina. 

 

Estudio realizado por don Prudencio Bustos Argañaraz <prubusarg@gmail.com>

 

            El 21 de junio de 1791 se presentó ante el alcalde de segundo voto de la ciudad de Córdoba don Juan Manuel Perdriel, marido y conjunta persona de doña María Josefa Luján y Aguirre[1], pidiendo reducir a escritura pública la probanza de nobleza del tatarabuelo de su mujer, el capitán Jacinto de Arrieta. Este documento nos ha permitido conocer la ascendencia de quien fuera progenitor de una familia que, aunque no se perpetuó aquí por vía agnaticia, dejó abundante descendencia hasta nuestros días.[2]

            La petición de Perdriel parece haber formado parte de una gestión destinada a obtener una probanza de legitimidad y nobleza de su mujer, a cuyo efecto dio poder, el 2 de setiembre de 1794, al doctor don Alonso Zabala, cura rector de la ciudad de Salta, para tramitar la parte correspondiente a su suegra.[3]

            Veamos ahora la sucesión continuada de los Arrieta, aclarando que los datos referidos al País Vasco proceden de la ejecutoria aludida y de aportes proporcionados por el genealogista entrerriano don Roberto E. Sobrero, que están debidamente consignados en las notas respectivas:

 

I) DOMINGO DE ARRIETA el viejo, que vivió en el siglo XVI y fue dueño y señor de la casa y solar de su apellido, de notorios hijosdalgo, sita en la villa de Aindoain, en Guipúzcoa, “por sucesión de sangre y línea varonil”. Fue casado con CATALINA DE ARISMENDI, en la que procreó a:

 

          1) Martín de Arrieta, que se avecindó en la villa de Astigarraga y casó con Jordana de Portuburu, a la que hizo madre de:

              A) Juan de Arrieta Trejarena, regidor de Astigarraga, jurado y mayordomo de la iglesia parroquial.

              B) Felipe de Arrieta Portuburu, casado con María López de Zabala, de quienes fue hijo:

                   a) Juan de Arrieta Portuburu, quien con dos de sus primos litigó hidalguía ante el Concejo de Astigarraga en 1612.

          2) Domingo de Arrieta, que sigue en II.

 

II) DOMINGO DE ARRIETA Y ARISMENDI, que también pasó a vivir a Astigarraga, “en la tierra y población de Murguía”, en donde casó con ANA DE APAEZTEGUI. De ellos nacieron al menos:

 

          1) Simón de Arrieta, casado con María Martínez de Zapiaín, en la que tuvo a:

              A) Felipe de Arrieta Zapiain, también llamado Felipe de Subimusa, que litigó hidalguía con sus primos en 1612, como enseguida veremos.

          2) Amador de Arrieta, que pasa a III.

 

III) AMADOR DE ARRIETA Y APAEZTEGUI, vecino de Astigarraga, regidor y jurado de dicha villa, marido que fue de GRACIA DE ALEGRÍA[4], con la que fue padre de:

 

IV) JUAN[5] DE ARRIETA Y ALEGRÍA, vecino de Astigarraga, quien en el año 1612 hizo probanza de nobleza ante el Concejo de Astigarraga junto con su primo hermano, Felipe de Arrieta Zapiain y su primo segundo, Juan de Arrieta Portuburu, para lo cual dieron poder a Juan de Zamorano Corregui el 13 de febrero de dicho año. Obtuvieron sentencia favorable el 22 de marzo siguiente por parte del alcalde Juan de Verra, la que fue leída en la población de Murguía y aprobada por la Junta general de Guipúzcoa, reunida en la villa de Vergara el 14 de mayo siguiente. En dicha sentencia se les reconoce la condición de “nobles hijosdalgo y capaces para el gozamiento de los cargos, honores, franquezas y libertades a que eran admitidos los demás hijosdalgo”. Ignoro si Juan de Arrieta fue casado, pero consta que fue padre de:

 

V) MARTÍN DE ARRIETA, vecino de San Sebastián, en donde alcanzó el grado de capitán y el 27 de diciembre de 1635 participó en las elecciones del ayuntamiento de dicha ciudad, a las que sólo eran admitidos “los que son nobles hijosdalgo”. Casó con CLARA DE ECHEVERRÍA AMASA, bautizada en la parroquia de San Vicente Mártir de San Sebastián el 23 de enero de 1603, hija legítima de Pedro de Echeverría Amasa, hijodalgo ejecutoriado, vecino de San Sebastián, de la casa y solar de su apellido en Amasa, Villabona, y de Catalina de Ugarte.[6] Siendo ya viuda solicitó, el 5 de julio de 1679, un traslado del expediente de hidalguía de su suegro, para remitírselo a su hijo Jacinto de Arrieta, residente en Córdoba del Tucumán. Fueron hijos de dicho matrimonio:

 

          1) Teresa de Arrieta, bautizada en la parroquia de San Vicente Mártir de la ciudad de San Sebastián el 11 de junio de 1628.[7]

          2) Francisco de Arrieta, bautizado en San Vicente Mártir el 4 de octubre de 1629.[8]

          3) Juan de Arrieta, bautizado allí mismo el 24 de junio de 1637[9], y

          4) Jacinto de Arrieta, que sigue.

 

VI) JACINTO DE ARRIETA Y ECHEVERRÍA, bautizado en la parroquia de San Vicente Mártir el 1° de noviembre de 1644, teniendo por padrinos a Santiago de Tellería y Magdalena de Ayzerna.[10] Según probó su madre, era “por ambas líneas, paterna y materna, noble hijodalgo notorio de sangre, cristiano viejo, limpio de toda mala raza de judíos, moros y de los nuevamente conversos a nuestra Santa Fe Católica, y de penitenciados por el Santo oficio de la Inquisición y de otra secta reprobada por ella”.[11] Joven aún pasó a Indias, radicándose en Córdoba del Tucumán, en donde obtuvo el grado de capitán de las milicias reales. Casó aquí el 20 de marzo de 1677, siendo velados el 3 de enero de 1680[12], con DOÑA JUANA CELIS DE QUIROGA, teniendo como padrinos a don Sancho de Paz y Figueroa y doña Teresa de Cabrera y Zúñiga, mujer del general Juan de Perochena e Isea. Arrieta firmó el 18 de enero de dicho año recibo de la dote de su mujer, que ascendía a 4.115 pesos, a los que añadió 1.000 en concepto de arras.[13] Doña Juana, que nació en Córdoba el 14 de junio de 1654 y fue oleada el 18 de agosto de 1657[14], era hija legítima del capitán Juan Celis de Quiroga, encomendero de Ministalaló, procurador general en 1671 y alcalde ordinario de primer voto en 1673, y de doña Mónica de Guevara; nieta paterna del capitán Juan Gregorio Celis de Quiroga y doña Catalina de Abreu de Albornoz, y nieta materna del maestre de campo Juan Luis de Guevara y de doña Inés de Aguilar.[15] Doña Juana Celis de Quiroga otorgó poder para testar a favor de su marido el 13 de marzo de 1696, estando en trance de parto de su cuarta hija.[16] Testó luego el 31 de diciembre de 1732 y otorgó codicilo el 1° de enero de 1733.[17] El matrimonio Arrieta–Celis de Quiroga tenía su casa en la esquina noreste de las calles hoy llamadas Ituzaingó y San Jerónimo, que Arrieta compró el 11 de noviembre de 1682 a los hermanos Ferreira de Aguiar.[18] Poseía también una tienda y trastienda de altos en la esquina noroeste de Ituzaingó y Entre Ríos, comprada el 14 de julio de 1696 a doña Catalina de Cárdenas y Figueroa, viuda del maestre de campo don Gabriel de Tejeda y Guzmán, al precio de 400 pesos, y que a su muerte su mujer vendió al general don José de Calera al mismo precio, el 19 de abril de 1730.[19] Jacinto de Arrieta otorgó su testamento en Córdoba el 27 de febrero de 1704 y murió dos días más tarde, dejando bienes por valor de 13.948 pesos y un cuartillo.[20] De su matrimonio nacieron seis hijos, a saber:

 

          1) Martín de Arrieta, nacido el 26 de mayo de 1678 y bautizado el 5 de junio siguiente bajo el padrinazgo del maestre de campo Martín de Garayar y Arano y su mujer, doña Luisa Martel de los Ríos.[21] Debió de morir en la infancia.

          2) Doña Mónica de Arrieta, oleada el 13 de mayo de 1682 siendo sus padrinos el capitán Martín Galíndez y Labayén y doña María Ordóñez y Vera Mujica, su mujer.[22] Probablemente muerta también en edad pupilar.

          3) Doña Clara Luisa de Arrieta, nacida el 19 de agosto de 1687 y bautizada el 2 de setiembre siguiente.[23] Murió soltera, pero crió y educó “desde sus tiernos años” a su sobrina, doña María Leocadia Bustos y Arrieta, a quien donó una casa el 10 de febrero de 1748.[24]

          4) Doña María de Arrieta, que sigue en VII.

          5) Doña Juana de Arrieta, que también murió soltera antes de 1745, dejando como heredera a:

A) Doña Teresa de Arrieta, cuya filiación ignoro, quien el 26 de enero de 1745 vendió al capitán don Tomás Antonio de Bustos y Lara, marido de doña Isabel de Arrieta, una casa que heredó de doña Juana y que contaba con sala principal, tienda, trastienda, zaguán y patio con oficinas, al precio de 1.548 pesos. Casó con el alférez Pedro Frías, pero no sé si tuvieron descendencia.[25]

          6) Doña Isabel de Arrieta, que se traslada a VIII.

 

VII) DOÑA MARÍA DE ARRIETA Y CELIS DE QUIROGA, bautizada el 24 de octubre de 1691 siendo sus padrinos el capitán Martín Galíndez y Labayén y su mujer, doña María Ordóñez y Vera Mujica.[26] Fue dotada por su madre con 3.376 pesos con seis reales el 10 de febrero de 1710, a lo que se añadieron 400 pesos que le otorgó su marido en concepto de arras propter nuptias.[27] Había casado cuatro días antes con el maestre de campo DON FRANCISCO PIZARRO DE ALBORNOZ[28], nacido el 12 de mayo de 1684, bautizado ocho días más tarde y oleado el 26 de abril de 1685.[29] Fue alcalde de la Santa Hermandad en 1711, alcalde ordinario de primer voto en 1724, procurador general y mayordomo de la Ciudad en 1725, mayordomo de la Hermandad de los Nazarenos y teniente tesorero de la Real Hacienda en 1730. El matrimonio se realizó previa dispensa del parentesco por consanguinidad en cuarto grado que unía a los contrayentes, por ser ambos tataranietos del capitán Luis de Abreu de Albornoz y doña Catalina de Bustos.[30] Don Francisco era hijo legítimo del capitán don Cristóbal Pizarro de Albornoz, regidor perpetuo y alcalde de primer voto en 1694, y de doña Inés Ramírez de Tejeda; nieto paterno del maestre de campo don Francisco Hernández Pizarro y doña María de Abreu de Albornoz, y nieto materno del capitán don Antonio Ramírez Tello y Cabrera y doña Teodora de Tejeda y Guzmán.[31] Don Francisco fue sepultado el 5 de julio de 1735[32] y doña María testó el 18 de agosto de 1752[33], habiendo procreado los siguientes hijos:

 

          1) Doña Juana Inés Pizarro, que nació el 18 de febrero de 1711[34] y fue dotada el 5 de mayo de 1725 con 2.340 pesos y 6 reales, más 500 pesos que le dio el novio en arras propter nuptias [35] Casó cinco días después con el sargento mayor don Alonso Luján de Medina[36], siendo padrinos el maestre de campo don Ignacio de las Casas y Ceballos y doña Teresa Ponce de León y Bazán de Pedraza, su mujer. Don Alonso, que nació el 28 de octubre de 1700[37], fue alcalde ordinario de segundo voto en 1739 y propietario de la estancia de Pococha Campichira, hizo su escritura de patrimonio el 4 de mayo de 1725 por valor de 8.471 pesos[38], dio poder para testar a su yerno don Apolinario Francisco Viana, a su mujer y al maestre de campo don Juan Tiburcio de Ordóñez el 21 de mayo de 1771[39] y murió en Córdoba el 2 de junio siguiente.[40] Era hijo legítimo del capitán Gerónimo Luján de Medina, vecino feudatario de Córdoba, y de doña Mariana de Heredia y Ceballos; nieto paterno del escribano Alonso Luján de Medina y Roa y de su tercera mujer, doña Inés de Acevedo y Úbeda, y nieto materno del capitán Miguel de Heredia y Valdivieso y de su segunda mujer, doña Teresa Jaimes de Ceballos.[41] Doña Juana Inés le otorgó poder para testar a su marido el 2 de octubre de 1768[42], testó por sí el 24 de noviembre de 1784[43] y fue sepultada el 23 de diciembre de 1785.[44] De este matrimonio ha quedado abundante descendencia.

          2) Fray José Domingo Pizarro, fraile dominico, nacido el 19 de abril de 1713 y bautizado el 1° de mayo siguiente, siendo padrinos el sargento mayor don José de Garay y Tejeda y su mujer, doña Rosa Bazán de Pedraza.[45]

          3) Don Francisco Valeriano Pizarro, nacido y bautizado el 23 de febrero de 1716, siendo padrinos su abuelo materno y doña Juana Garramuño.[46] Murió antes que su padre, sin sucesión.

          4) Fray Francisco Martín Pizarro, nacido el 7 de octubre de 1719 y bautizado el 15 de diciembre siguiente, siendo sus padrinos el maestro José Quiroga Sarmiento y doña Francisca de Arrieta.[47] Fraile de la orden de predicadores, murió después que su padre y antes que su madre.

          5) Don Urbano Pizarro, que casó el 4 de mayo de 1750 con doña María Antonia de Bustamante, siendo padrinos la hermana del novio, doña Juana Inés Pizarro y Arrieta, y su marido.[48] Doña María Antonia, que fue dotada el 2 de mayo de 1750 con 1.562 pesos más 400 en arras que ofreció el novio[49], otorgó poder para testar a su yerno, don Juan Francisco de Uriarte, el 30 de marzo de 1778.[50] Era hija legítima del sargento mayor don Antonio de Bustamante y de doña Francisca de Luque; nieta paterna de Félix de Bustamante y Guzmán y de doña María de Astudillo y Martínez del Peso, y nieta materna del capitán Alonso de Luque y Ávila y doña María de Cárdenas.[51] Dejaron sucesión.[52]

 

VIII) DOÑA ISABEL DE ARRIETA Y CELIS DE QUIROGA, nacida el 2 de julio de 1697, fue bautizada once días después bajo el padrinazgo del maestre de campo Lorenzo Hurtado de Saracho y su mujer, doña Teresa Ordóñez de Herrera.[53] Casó en 1718 con su deudo, el capitán DON TOMÁS ANTONIO DE BUSTOS Y LARA, dueño de las estancias de Santa María y El Rosario en el valle de Cosquín[54], hijo legítimo del capitán Diego Bustos de Albornoz y doña Isabel de Heredia y Ceballos; nieto paterno del capitán Pedro Bustos de Albornoz el viejo y de doña Gregoria de Sosa y León, y nieto materno del capitán Miguel de Heredia y Valdivieso y de su segunda mujer, doña Teresa Jaimes de Ceballos.[55] Previamente fue menester obtener la dispensa del impedimento de consanguinidad en tercero con cuarto que los unía, por ser ella tataranieta del capitán Luis de Abreu de Albornoz y doña Catalina de Bustos, bisabuelos del novio. El obispo don Alonso del Pozo y Silva otorgó la dispensa el 11 de mayo de 1718.[56] Don Tomás Antonio otorgó poder para testar en Córdoba el 18 de setiembre de 1747 a fray Ignacio de Otasu O.P., a su mujer y a don Pedro Segura[57], y fue sepultado en Santo Domingo con entierro mayor el 1° de octubre siguiente.[58] Doña Isabel le sobrevivió varios años y dio poder para testar el 10 de julio de 1784 a su nieto, fray Pedro Antonio Ordóñez O.P. y a su hija doña Josefa[59], y fue inhumada en Santo Domingo el 24 de mayo de 1786.[60] Fueron sus hijos:

 

          1) Don Juan Antonio Bustos, nacido el 4 de enero de 1720 y bautizado once días más tarde, siendo padrinos el maestro don José Sarmiento y doña Juana Celis de Quiroga, su abuela.[61] Casó con doña Paula de Ceballos (o Albornoz y Ceballos), hija legítima del capitán don Antonio de Ceballos y doña Catalina de Nis[62], y nieta paterna del capitán Luciano de Ceballos y Quevedo y doña Paula de Albornoz y Guevara.[63] Dejaron descendencia.

          2) Doña María Leocadia Bustos de Arrieta, nacida el 9 de diciembre de 1721 y bautizada diez días después bajo el padrinazgo de sus tíos, el maestre de campo don Francisco Pizarro de Albornoz y doña María de Arrieta y Celis de Quiroga.[64] Fue casada con don José Anselmo Ordóñez, nacido el 22 de abril de 1727, alumno de la Universidad, muerto en Ischilín el 3 de julio de 1801, hijo legítimo del capitán don Francisco Javier Ordóñez de Herrera y de doña Mariana de Ledesma Valderrama; nieto paterno del general Lucas Ordóñez y Vera Mujica y de doña Jerónima de Herrera y Velasco, y nieto materno del capitán don Francisco de Ledesma Valderrama y Martel de los Ríos y de doña María Rosa de Garayar y Sarmiento de Figueroa.[65] Doña María Leocadia fue sepultada en Santa Catalina el 21 de febrero de 1795[66], dejando sucesión.

          3) Don Juan Silverio Bustos, nacido el 20 de junio de 1723, recibió óleo y crisma el 8 de noviembre siguiente, teniendo por padrinos al maestre de campo don Pedro Miguel de Bustos y Lescano y a doña Juana de Arrieta y Celis de Quiroga.[67] Pasó a Chile en donde casó, en la parroquia de San Andrés de Pica el 20 de diciembre de 1753, con doña Manuela Echeverría, hija legítima de don Juan Bautista Echeverría y doña María de Loaysa (con sucesión en Chile).[68]

          4) Doña María Josefa de Bustos y Arrieta, nacida el 11 de marzo de 1726 y bautizada como Josefa Francisca nueve días después, con el padrinazgo del sargento mayor  don Tomás Pizarro y Ramírez de Tejeda y doña Juana de Arrieta. Casó el 25 de octubre de 1754 con su cuñado, don Juan Tiburcio de Ordóñez y Ledesma, viudo de su hermana Isabel, siendo padrinos el padre de la novia y su tía, doña Clara de Arrieta y Celis de Quiroga.[69] El 23 de setiembre de 1788, siendo ya viuda, doña Josefa vendió a don Verísimo de Araujo Feiyo una negra de 14 años al precio de 270 pesos[70], y el 8 de octubre siguiente vendió otra llamada Pascuala de veinte años, “con su cría” a don Felipe Roca por 300 pesos.[71] También tuvieron descendencia.[72]

          5) Doña María Francisca Bustos de Arrieta, que testó en Córdoba el 14 de febrero de 1804 siendo soltera, y dejó como herederos a don Esteban, doña Manuela y doña María Bustos y a un tal Anastasio, “por haberlos criado y educado como a hijos”. Designó albacea a don Esteban y doña Manuela, a quienes mejoró con dos esclavos y una esclava, respectivamente.[73]

          6) Doña María Teresa Bustos, que casó con don José Antonio Luján, quien otorgó poder para testar el 20 de octubre de 1762 a su mujer, a don José Antonio Amuchástegui y a don Sebastián de Bustos.[74] Don José Antonio era hijo legítimo de don Francisco Luján y doña Catalina de Ceballos.[75] Doña María Teresa, por su parte, testó el 3 de junio de 1796, dejando abundante y distinguida descendencia.[76]

          7) Don José Elías Bustos, quien el 3 de enero de 1766 obtuvo de parte del gobernador Fernández Campero una merced de tierras realengas en Ischilín, para lo cual hizo probanza de méritos y servicios propios y de sus antepasados por ambas líneas, remontándose hasta Luis de Abreu de Albornoz y Bartolomé de Bustos.[77] Casó dos veces: la primera con doña Juana de Palacios, sepultada en San Francisco el 3 de noviembre de 1759[78], hija legítima del capitán don José de Palacios y doña Lorenza Ladrón de Guevara, y nieta materna del maestre de campo Luis Ladrón de Guevara y Pizarro y doña Ignacia de Cabrera y Argüello.[79] En 1776 don José Elías inició expediente matrimonial para casarse con María Josefa Luján, mulata esclava, hija natural de Josefa Luján[80], con la que casó el 21 de octubre de 1776 con María Josefa Luján, mulata esclava, hija natural de Josefa Luján, siendo padrinos don Agustín Loconches y doña Fructuosa Parada.[81] Todo parece indicar que fue su hijo don José Esteban Bustos[82], alcalde ordinario de primer voto y gobernador interino de Córdoba en 1810, padre a su vez del doctor don Francisco Ignacio Bustos y Alzugaray, abogado, legislador y presidente del Superior Tribunal de Justicia en Córdoba, y gobernador interino San Juan, en donde fue asesinado por orden de Gregorio Aráoz de Lamadrid.

          8) Doña Isabel Bustos de Arrieta, que casó el 9 de noviembre de 1751 con el maestre de campo don Juan Tiburcio de Ordóñez[83], bautizado en Córdoba el 29 de diciembre de 1731, maestro en Filosofía por la universidad, procurador general en 1770, defensor fiscal de Temporalidades en 1772, alcalde de la Santa Hermandad en 1772 y 1773, y alcalde ordinario de segundo voto en 1774. Don Juan Tiburcio, que vivía en la calle de La Merced[84] y dio poder para testar el 22 de octubre de 1787, era hijo legítimo del maestre de campo don Juan de Ordóñez y doña Luisa de Ledesma Valderrama; nieto paterno del general Lucas Ordóñez y Vera Mujica y de doña Jerónima de Herrera y Velasco, y nieto materno del capitán don Francisco de Ledesma Valderrama y Martel de los Ríos y de doña María Rosa de Garayar y Sarmiento de Figueroa.[85] El 8 de julio de 1777 don Juan Tiburcio hizo información de nobleza por sí y por su hermana doña Rosa, acreditando ser “notoriamente nobles y descendientes de las más distinguidas familias de esta ciudad”.[86] Tuvieron sucesión.

          9) Don Pedro León Bustos, sepultado párvulo en Santo Domingo el 4 de julio de 1731.[87]

        10) Don Pedro León Bustos, segundo del nombre, nacido por 1739, litigó contra la sucesión de su madre por considerarla fraudulenta y se apropió de una esclava, que fue obligado a devolver, siéndole además la sentencia adversa, lo que no pudo saber por haber muerto poco antes.[88] Casó en la Catedral el 10 de setiembre de 1778 con doña Tomasina de la Puebla[89], hija legítima de don Gabriel de la Puebla y doña Josefa Vélez, y nieta materna de don Gregorio Vélez de Herrera y Mendoza y de doña María Josefa de la Pascua y Peralta.[90] Don Pedro León murió de improviso, sin tiempo para recibir los sacramentos y fue sepultado en la iglesia de Santo Domingo el 30 de junio de 1786.[91] Dejó cuatro hijos, el mayor de los cuales fue el brigadier general don Juan Bautista Bustos, héroe de las Invasiones Inglesas, guerrero de la Independencia, comandante en jefe del Ejército Auxiliar del Perú por designación del general San Martín y gobernador de Córdoba de 1820 a 1829.[92]


 


[1] Habían casado en esta ciudad el 17 de enero de 1783. Él era nacido en Buenos Aires, hijo legítimo de don Julián Perdriel y Pico, natural de la parroquia de Saint Jules, jurisdicción de la ciudad de Saint Malo, en la Bretaña francesa, y de la porteña doña María Josefa de Garay e Islas (Archivo Histórico de la Provincia de Córdoba –en adelante A.H.P.C.– sección Protocolos, Reg. N° 1, 1792, f. 126). Ella lo era del cordobés don Francisco Luján de Medina y Pizarro y de doña Antonia de Aguirre y Ruiz de Llanos, salteña. Perdriel se desempeñó aquí como escribano público de Gobierno y Guerra y murió bajo poder para testar otorgado el 29 de enero de 1796 (Ibíd., ibíd., ibíd., 1796/98, f. 38vo.).

[2] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 2, leg. 78, expte. 6.

[3] Ibíd., sección Protocolos, Reg. N° 2, 1792/95, f. 250.

[4] Probablemente se trate de Graciana de Alegría, bautizada en Oñate, en la parroquia de San Miguel Arcángel, el 26 de julio de 1567, hija legítima de Simón Ibáñez de Alegría y María Pérez de Lazárraga (Archivo de la parroquia de San Miguel Arcángel, bautismos 2, f. 72. Información proporcionada por don Roberto E. Sobrero).

[5] Escribo el nombre en su forma actual, pero en los documentos vascuences aparece como Juanes, sin duda un arcaísmo procedente del antiguo Johannes.

[6] Archivo de la parroquia de San Vicente Mártir, bautismos 1, f. 89vo. (información proporcionada por don Roberto E. Sobrero).

[7] Archivo de la parroquia de San Vicente Mártir, San Sebastián, Guipúzcoa, bautismos 2, f. 118 (información proporcionada por don Roberto E. Sobrero, al igual que las dos que siguen).

[8] Ibíd., ibíd., f. 126.

[9] Ibíd., ibíd., f. 197vo.

[10] La partida de bautismo está transcripta en la ejecutoria y por gentileza de don Roberto E. Sobrero, tengo fotocopia de ella, registrada en el Archivo de la parroquia de San Vicente Mártir, en el libro 3° de bautismos, a f. 61vo.

[11] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 2, leg. 78, expte. 6.

[12] Archivo Arquidiocesano de Córdoba (en adelante A.A.C.), matrimonios 1 Catedral, fs. 111 y 124vo.

[13] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1704/5, f. 45 y sección Judicial, Escribanía N° 1, leg. 219, expte. 3, f. 127.

[14] Ibíd., bautismos 1 Catedral, f. 48.

[15] Para más información sobre la ascendencia de doña Juana, cfr. BUSCÁ-SUST FIGUEROA, J. y MOYANO ALIAGA, Alejandro, “Los Burgos (o Celis de Burgos) y los Celis de Quiroga”, en Boletín N° 15 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1982, pág. 7 et passim, y MOYANO ALIAGA, Alejandro, Rama cordobesa de los Ladrón de Guevara, en Boletín N° 4 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1973, pág. 10 et passim.

[16] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1696, f. 34vo.

[17] Ibíd., ibíd., ibíd., 1732/34, f. 169 y 1733, f. 2vo.

[18] Cfr. LUQUE COLOMBRES, Carlos, Orígenes históricos de la propiedad urbana de Córdoba, siglos XVI y XVII, Córdoba 1980, pág. 391. La casa, tasada en 4.500 pesos, se componía de “...sala de seis tirantes de la propia obra, puertas y ventanas y una tienda de un tirante, y los calicantos que se siguen de dicha tienda con arco de ladrillo en el zaguán, cerco sin defecto, medio solar de territorio, un estanque con guarnición a los lados, de cal y piedra, y todo lo plantado en dicho solar de parrales, higueras, dos perales y árboles frutales...” (A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 1, leg. 219, expte. 3, f. 139).

[19] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1696, f. 107 y 1730/32, f. 189vo. Cfr. LUQUE COLOMBRES, Carlos, Orígenes históricos…, pág. 379.

[20] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 1, leg. 219, expte. 3.

[21] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 142.

[22] Ibíd., ibíd., f. 157.

[23] Ibíd., ibíd., f. 171.

[24] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1748, f. 137.

[25] Ibíd., ibíd., ibíd., 1745/46 (leg. 128) f. 89.

[26] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 184.

[27] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1710/11, f. 83.

[28] A.A.C., matrimonios 1 Catedral, f. 178.

[29] Ibíd., bautismos 1 Catedral, fs. 158vo. y 162vo.

[30] Ibíd., sección Expedientes matrimoniales de la Catedral, leg. 62 expte. 48.

[31] Cfr. LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes de la Gobernación del Tucumán, tomo 1, Córdoba 1936, pág. 379 et passim y tomo 2, Córdoba 1968, pag. 81 et passim, y BUSCÁ-SUST FIGUEROA, J., “Ramírez Tello”, en Boletín N° 15 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1982, pág. 25 et passim.

[32] A.A.C., defunciones 1 Catedral, f. 24.

[33] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1752, f. 274.

[34] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 292.

[35] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1724/25, f. 64.

[36] A.A.C., matrimonios 1 Catedral, f. 200.

[37] Ibíd., bautismos 1 Catedral, f. 207.

[38] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1724/25, f. 61.

[39] Ibíd., ibíd., Reg. N° 3, 1771, f. 123vo.

[40] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 32 vo.

[41] Cfr. LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes…op. cit., tomo 3, Córdoba 1969, pág. 89 et passim.

[42] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1768, f. 192.

[43] Ibíd., ibíd., ibíd., 1784, f. 206vo.

[44] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 112 vo.

[45] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 302.

[46] Ibíd., ibíd., f.  318.

[47] Ibíd., ibíd., f. 330.

[48] Ibíd., matrimonios 1 Catedral, f. 236vo.

[49] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1749/50, f. 339vo.

[50] Ibíd., ibíd., ibíd., 1778, f. 65vo.

[51] Cfr. BUSTOS ARGAÑARAZ, Prudencio, “Los Bustamante de Albornoz”, en Boletín N° 9 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1975, pág. 31 et passim, y LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes... op. cit., tomo 1, pág. 303 et passim.

[52] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1769, f. 6.

[53] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 196.

[54] Cfr. BUSTOS ARGAÑARAZ, Prudencio, La estancia del Rosario de Cosquín. Orígenes de Santa María de Punilla, Córdoba 1996.

[55] Cfr. LAZCANO COLODRERO, Arturo de, Linajes...op. cit., tomo 2, pág. 81 et passim y BUSTOS ARGAÑARAZ, Prudencio, “Ascendencia agnaticia de don Juan Bautista Bustos”, en Revista N° 9 de la Junta Provincial de Historia de Córdoba, Córdoba 1980, pág. 29 et passim.

[56] A.A.C., sección Expedientes matrimoniales de la Catedral, leg. 63, expte. 55.

[57] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 2, 1747, f. 102.

[58] A.A.C., defunciones 1 Catedral, f. 60.

[59] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1784, f. 109vo.

[60] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 115.

[61] Ibíd., bautismos 1 Catedral, f. 331.

[62] No he podido determinar la filiación de doña Catalina de Nis, pero tengo la firme sospecha de que se trata de la misma persona que doña Catalina de Campos, hija natural de Jacobo Reynoso y doña Marcela de Garay y Nis (A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 2, leg. 37, expte. 3).

[63] Información proporcionada por don Alejandro Moyano Aliaga (Cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, “Ceballos”, en Boletín N° 18 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1996, pág. 78 et passim.

[64] A.A.C., bautismos 1 Catedral, f. 340.

[65] Cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera (1528-1574) Origen y descendencia, Córdoba 2003, pág. 399.

[66] A.A.C., defunciones 1 Catedral, f. 14 vo.

[67] Ibíd., bautismos 1 Catedral, f. 347vo.

[68] Archivo parroquial de San Andrés de Pica, matrimonios 1747-1782, f. 18vo. (información proporcionada por don José Miguel de la Cerda Merino).

[69] Ibíd., matrimonios 1 Catedral, f. 243.

[70] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. N° 1, 1787/88, f. 389.

[71] Ibíd., ibíd., Reg. N° 2, 1786/91, f. 232vo.

[72] Cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., loc. cit.

[73] A.H.P.C., sección Protocolos, Reg. 1, 1804, f. 14-

[74] Ibíd., ibíd., ibíd., 1762,, f. 162vo.

[75] Ibíd., ibíd., ibíd., 1753, f. 87vo.

[76] Ibíd., ibíd., Reg. N° 2, 1796/97, f. 79.

[77] Ibíd., sección Judicial, Escribanía N° 1, leg. 43, expte. 4.

[78] A.A.C., defunciones 1 Catedral, f. 100.

[79] Cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., pág. 574.

[80] A.A.C., sección Expedientes matrimoniales de la Catedral, leg. 69, expte. 43. En su escrito al obispo don José Elías aclara que “atendiendo a la desigualdad de linajes se me hace preciso hacerle a V. Sª saber los motivos que para ello tengo y el fin que a hacerlo me mueve y son los siguientes: el primero haber vivido en mala amistad con dicha mujer dieciocho años. El segundo haber tenido en ella dos hijos bajo palabra de casamiento que le di, la cual me hallo obligado bajo de culpa grave a cumplirla, como me lo han insinuado mis confesores, y no hallando otro modo de sosegar mi conciencia, la que por instantes me remuerde, suplico a V. Sª se sirva dispensar las proclamas e información, por tal que no llegue a oídos de mis parientes y me lo impidan haciéndole alguna extorsión o agravio a dicha mulata...”.

[81] A.A.C., matrimonios 2 Catedral, f. 75 vo.

[82] Alejandro Moyano Aliaga afirma que don José Esteban era hijo del primer matrimonio de don José Elías (cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., loc. cit.), pero Jorge Buscá-Sust Figueroa lo supone hijo del segundo (cfr. BUSCÁ-SUST FIGUEROA, J., “El alcalde don José Esteban de Bustos”, en Boletín N° 2 del Centro de Estudios Genealógicos de Córdoba, Córdoba 1972, pág. 2).

[83] A.A.C., matrimonios 1 Catedral, f. 239.

[84] A.H.P.C., sección Gobierno, Caja N° 18, Censo 1778 de la Capital.

[85] Cfr. MOYANO ALIAGA, Alejandro, Don Jerónimo Luis de Cabrera… op. cit., pág. 495.

[86] Cfr. AGOTE ROBERTSON, Alfredo, “Una información de limpieza en Córdoba del siglo XVIII”, en Boletín. N° 66 del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, Buenos Aires 1976, pág. 8.

[87] A.A.C., defunciones 1 Catedral, f. 13vo.

[88] A.H.P.C., sección Judicial, Escribanía N° 1, leg. 405, expte. 10.

[89] A.A.C., matrimonios 2 Catedral, f. 86.

[90] Cfr. FERREYRA SEMERÍA, Eduardo Ceferino, “Los Vélez de Herrera”, en Boletín N° 32 del Centro de Estudios Genealógicos y Heráldicos de Córdoba, Córdoba 2005, pág. 65 et passim.

[91] A.A.C., defunciones 2 Catedral, f. 115vo.

[92] Cfr. BUSTOS ARGAÑARAZ, Prudencio, “Ascendencia agnaticia de don Juan Bautista Bustos”, en Revista N° 9 de la Junta Provincial de Historia de Córdoba, Córdoba 1980, págs. 53 y 54.

 

Estudio realizado por don Prudencio Bustos Argañaraz <prubusarg@gmail.com>.

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

monedacuenta@euskalnet.net

www.euskalnet.net/laviana

 

 

Arriba