Nota sobre el autor de la reflexión que sigue.

No voy a decir nada sobre el autor del texto que sigue, ya que no me lo permitiría el mismo, y además lo que importa es lo que se dice y no el quién lo dice; no diré si se trata de un sacerdote jesuita o no, ni si su nombre es o no es Ramón; tampoco diré si el mismo es o no hermano del que abajo suscribe. Ya ven ustedes que soy sumamente discreto.

-----------------------DIOS. Origen del universo-----------------

RETIRO ADMINISTRATIVOS Univ. Católica Colombia viernes 21 de junio

Introducción: La vida, unas pocas elecciones más que un montón de acontecimientos

La elección fundamental, vivir de cara a Dios o vivir de espaldas a Dios.

Vivir de cara a Dios supone creer en Él, aceptar y cumplir sus mandamientos

Objetivo de esta meditación, fortalecer la fe

……………………………………………………………………..

“El hombre ES CREADO para alabar…

“Las demás cosas SON CREADAS…

“CREO EN DIOS, PADRE TODOPODEROSO,

               CREADOR DEL CELO Y DE LA TIERRA,              

DE TODO LO VISIBLE Y LO INVISIBLE”

 

La Biblia llama necios a los que no conocen a Dios a través de la Naturaleza: «Dijo el necio: No hay Dios, se han corrompido cometiendo maldades…» Salmos 13 y 52.

 «Los cielos cantan la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos» Salmo 18.

Sab 13 y Rom 1: Dios se hace visible a través de sus obras, por eso quienes no le glorifican no tienen excusa.

Las cosas no se hacen solas; es decir, alguien tiene que hacerlas. La mesa y la casa, el Sol, la Tierra y las estrellas han sido hechos por alguien. La mesa por el carpintero, la casa por el albañil. Y cuanto más complejas son…

Consideramos la Naturaleza como el resultado de unas leyes que Dios ha puesto en la misma Naturaleza, y que han regido la evolución que nos ha llevado a lo que hoy contemplamos.

No puede haber leyes si alguien no las hace.

El Dr. Bermudo Meléndez, Catedrático de Paleontología de la Universidad Complutense , dice: «Cuanto más investigamos el mecanismo del proceso de la evolución, tanto más comprendemos la realidad de la existencia de una inteligencia  infinita  capaz de haberlo programado todo».

Newton «Hay que reconocer la voluntad  y el dominio de un Ser Inteligente y poderoso». Y en otro sitio: «¿De dónde proviene todo ese orden y belleza que vemos en el mundo? ¿Fue el ojo ideado sin ingenio en materia de óptica? ¿No parece claro que existe un Ser Inteligente?»

Einstein escribió «La ley del cosmos revela una inteligencia de tal superioridad que comparada con ella todo pensar humano es insignificante».

El Premio Nobel de Física Alfredo Kastler declaraba: «La idea de que el mundo, el Universo material, se ha creado él mismo, me parece absurda.» “Yo no concibo el mundo sino con un Creador, por consiguiente, Dios.  Para un físico, un solo átomo es tan complicado, supone tal inteligencia, que un Universo materialista carece de sentido».

El filósofo inglés David Hume, dice al final de su obra Historia natural de la Religión : «La organización de la naturaleza, en su totalidad, nos habla de un Autor inteligente».

--- Si paseas por la playa un día que ha bajado la marea, conoces, por las huellas en la arena, si lo que pasó por allí antes que tú fue un hombre, un perro o un pájaro.

A Dios no le podemos ver, porque es espíritu; y el espíritu no se ve con los ojos de la cara. «A Dios no lo ha visto nadie». Pero conocemos a Dios por las huellas que ha dejado en la creación.

puedo conocer una cosa con el entendimiento aunque no la vea con los ojos.

Empecemos por la huella que Dios ha dejado en el cielo.

Tú sabes que aquellas huellas en la arena no se han hecho solas. Pues mira el cielo. ¿Puedes contar las estrellas?

El Atlas del cosmos, que ya se ha empezado a publicar, constará de veinte volúmenes, donde figurarán unos quinientos millones de estrellas. El número total de las estrellas del Universo se calcula en unos 200.000 trillones de estrellas: ¡un número de veinticuatro cifras!

El Sol tiene diez planetas. Nuestra galaxia, la Vía Láctea, tiene cien mil millones de soles... Y galaxias como la nuestra se conocen cien mil millones.

La Nebulosa de Andrómeda consta de doscientos mil millones de estrellas.

Alguien ha hecho las estrellas. A ese Ser, Causa Primera de todo el Universo, llamamos Dios.

La Luna, está a 384.000 kilómetros de la Tierra. El Sol a 150.000.000 kilómetros.

Sirio, la estrella más brillante del firmamento, a ocho años luz; Arturo a treinta y seis años luz.

La luz, a 300.000 kilómetros. por segundo, en un segundo da siete vueltas a la Tierra, y recorre en un año una distancia igual a 200 millones de vueltas a la Tierra…

La velocidad de la Luz, según las leyes de la Física, no puede superarse, como demostró matemáticamente Einstein; la masa se haría infinita.

“El cielo proclama la gloria de Dios, el firmamento pregona la obra de sus manos”

-------------------------------------------------------------------------------

 “La Tierra es un planeta tan raro que no se parece a ningún otro cuerpo espacial. Condiciones para que la vida se haga más compleja: distancia adecuada al Sol para que el agua se mantenga líquida; masa adecuada del planeta para retener la atmósfera y los océanos, un vecino masivo como el planeta Júpiter que nos salva de los asteroides más peligrosos, la justa cantidad de carbono que permita el desarrollo de la vida, etc. Demasiadas casualidades para ser optimista»

En la estrella Antares, de la constelación de Escorpión, caben 115 millones de soles .

------------------------------------------------------------------------------.

El movimiento de las estrellas es tan exacto que se puede hacer el almanaque con muchísima anticipación. El almanaque pone la salida y la puesta del Sol de cada día, los eclipses que habrá durante el año, el día que serán, a qué hora, a qué minuto, a qué segundo, cuánto durarán, qué parte del Sol o de la Luna se ocultará, desde qué punto de la Tierra será visible, etc.

El cometa Halley como se había previsto el siglo pasado, pasó junto a nosotros en el año 1910, volvió a  pasar cerca de la Tierra en marzo de 1986 según se  había anunciado.  Halley que observó el cometa en 1682 calculó su órbita y predijo que aparecería de nuevo cada setenta y seis años, y así ha sucedido.

 

Todo este orden maravilloso requiere una gran inteligencia que lo dirija.

“Dios mío, qué grande eres, te vistes de belleza y majestad…

Cuanto más complicado y perfecto sea el orden, mayor debe ser la inteligencia ordenadora. Construir un reloj supone más inteligencia que construir una carretilla.

Si un día naufragas en alta mar, y llegas a una isla desierta, encuentras una cabaña, inmediatamente comprendes que en aquella isla antes que tú estuvo un hombre….

Newton decía: «El conjunto del Universo no podía nacer sin el proyecto de un Ser inteligente». Y Einstein: “Me basta reflexionar sobre la maravillosa estructura del Universo, y tratar humildemente de penetrar siquiera una parte infinitesimal de la sabiduría que se manifiesta en la Naturaleza».

La inteligencia que ordena las estrellas en el cielo y dirige con tanta perfección la máquina del Universo es la inteligencia de Dios.

Por eso dice la Biblia: «Los cielos cantan la gloria de Dios».

Las criaturas son dedos que me señalan a Dios. Muchos quedan mirando el dedo y no ve más allá.

------------------------------------------------------------------------------

Dios es más maravilloso en lo pequeño que en lo grande.

“Todo lo hiciste con sabiduría”

El ojo humano, maravillosa máquina fotográfica, que saca diez fotos por segundo, además se enfoca sola gracias a la maravillosa constitución del cristalino.

«El corazón late unas setenta veces por minuto. A lo largo de una vida lo ha hecho unas tres o cuatro mil millones de veces.

La hoja verde es una fábrica de oxígeno. Con la luz del Sol y la función clorofílica de las plantas

El pájaro es un avión que vuela solo, se busca él solo la gasolina (alimento), se hace él solo el hangar (nido), unas veces con ramajes y otras con cemento (nido de golondrinas).

El colibrí sabe volar hacia atrás: se acerca a la flor a chuparle el néctar con su largo pico, y luego retrocede. Nuestros aviones no pueden volar hacia atrás.

Hay ordenadores que pueden realizar veintidós millones de operaciones por segundo. Pero la calculadora no tiene inteligencia. La inteligencia está en el que la inventó.

El cerebro tiene catorce mil millones de neuronas.

-------------------------------------------------------------------------------

Los animales se mueven por instintos admirables de los que Dios los ha dotado. El instinto hace que el pajarillo busque palitos para hacer su nido, y que el orangután coja un palo para alcanzar la fruta del árbol.

Las palomas mensajeras se orientan gracias a una especie de brújula biomagnética que tienen.

Una pardela sacada de su nido en Gales (Inglaterra) y soltada en Boston regresó a su nido en 12 días recorriendo 5000 kmtrs. a través del Atlántico.

Tres charranes (aves) sin experiencia previa volvieron a sus nidos a 1.400 kmtrs. en 6 días.

Los tiburones se orientan durante las migraciones sirviéndose del campo magnético terrestre.

Las abejas utilizan para orientarse la polarización de la luz y ven el ultravioleta

Los elefantes se comunican por infrasonidos. Con más de treinta modulaciones diferentes.

La serpiente cascabel posee un detector de rayos infrarrojos para advertir la presencia de su  presa en la oscuridad.

Los delfines localizan los obstáculos sumergidos en el agua por medio de una sonda acústica.

El ojo del camaleón le permite medir con precisión la distancia de su presa, como un moderno aparato de telemetría.

El pez «Raya para cazar a su presa le lanza una descarga eléctrica de 220 voltios y 20 amperios.

Un murciélago sin ojos vuela sin tropezar en una habitación cruzada por cables en todas direcciones.

Las golondrinas en sus migraciones recorren al año quince mil kilómetros.

Las arañas producen al mes tres kilómetros de hilo.

La mariposa tiene veinte mil ojos.

La abeja reina pone tres mil huevos al día.

La mosca mueve sus alas 480 veces por segundo.

La complicación del ADN es  tan grande que «requiere una inteligencia».

Las abejas hacen las celditas hexagonales de su panal con la perfección con que podría calcularlas el mejor de los ingenieros: la forma hexagonal permite la máxima capacidad con el mínimo material.

Los sapientísimos instintos de los animales, y las leyes todas del Universo están diciendo a voces que han sido hechos por una gran inteligencia.

“El cielo y la tierra son obra de tus manos. Todo lo hiciste con sabiduría”

Una nueva ciencia, la Biónica, estudia los seres vivos para hacer aplicaciones por los ingenieros

¿Es posible que un mono tecleando una computadora pueda escribir el Quijote? Pues esto es mucho más probable que suponer que no ha intervenido una inteligencia en la formación del ojo humano, la agilidad de una mosca en el aire, o la función clorofílica de una hoja verde, un auténtico laboratorio químico.

Las plantas son sensibles al aire, al Sol, a la luz, a la oscuridad, a la electricidad, al magnetismo, sintetizan sustancias y fabrican oxígeno: las plantas con la luz del Sol, desprenden oxígeno del agua, y absorben el anhídrido carbónico para sintetizar glucosa.

El azar es lo que sucede sin ser dirigido por una inteligencia. Las letras que forman un libro con un millón de letras sin contar puntos y comas han necesitado muchas horas de trabajo para que digan lo que dicen.

Para que las letras se ordenen formando palabras, y las palabras se ordenen formando frases, hace falta una inteligencia ordenadora.

Pues si para hacer un libro hace falta una inteligencia ordenadora, ¿se habrán formado sin inteligencia ordenadora las moscas, las flores, los pájaros y el cosmos de precisión matemática?

Una sinfonía no se compone poniendo a un mono a teclear en un piano.

Dice Paul Davies en su libro La mente de Dios: «Cuesta trabajo creer que este intrincado universo exista por casualidad»

El azar no explica nada… Por eso dijo Poincaré, Profesor de Física Matemática en la universidad de París: «El  azar  no  es  más  que  la  medida  de  nuestra ignorancia»..

Dice Werner von Siemens --inventor alemán del s. XIX, pionero de la electrotecnia e industrial fundador de la actual empresa Siemens --.: «Cuanto más penetro en el reino de las fuerzas de la naturaleza, tanto más sube mi admiración de la Sabiduría que resplandece en la Creación».

Kastler, francés, Premio Nobel de física en 1966, afirma: «Querer admitir que el azar haya creado el ser viviente me parece absurdo».

Que la Naturaleza se rige según unas leyes es algo indiscutible.

Estas leyes de la Naturaleza, son la base de la Ciencia.

«El hombre de Ciencia sabe que idénticos efectos en idénticas circunstancias presuponen idénticas causas». Sin tales premisas la Ciencia resultaría imposible…

Admirar la Naturaleza e ignorar a Dios sería como admirar una máquina automática por la perfección de su funcionamiento e ignorar la inteligencia del ingeniero que ha hecho posible esa máquina.

Por eso la Biblia dice que los que no conocen a Dios a través de la Naturaleza son unos necios. «Dijo el necio: No hay Dios». Y en otro lugar: «Los cielos cantan la gloria de Dios» .«Dios se hace visible a través de sus obras, por eso quienes no le glorifican no tienen excusa».

El Concilio Vaticano I condena a los que nieguen que la razón humana puede demostrar con certeza la existencia de Dios: «La misma Santa Madre Iglesia sostiene y enseña que Dios, principio y fin de todas las cosas, puede ser conocido con certeza por la luz natural de la razón humana partiendo de las cosas creadas». Los misterios de la fe, como el dogma de la santísima Trinidad, sólo por la revelación los conocemos.

Carlos Rubbia, Premio Nobel de Física (1984), dice: «Hablar del origen  del  mundo lleva a pensar en la Creación... Para mí está claro que esto no puede ser consecuencia de la casualidad».

Igualmente, la belleza del plumaje de colores de algunos pájaros me hablan del talento del artista que concibió esa armonía de colores.

Donde hay una obra de arte hay un artista. Hasta el impío Voltaire dijo: «No puedo imaginar que haya un reloj sin relojero»

Y André Gide: «Para no creer en Dios es absolutamente necesario abstenerse de mirar la naturaleza y reflexionar sobre lo que vemos».

Por más que retrocedamos en el tiempo no encontraremos ningún pueblo sin religión, sin creencias, preceptos y ritos cuya finalidad es poner al hombre en relación con la Divinidad .

 A ese  Ser  tan  inteligente,  que  ha  hecho  la Naturaleza y  ha puesto en ella esas leyes tan maravillosas que rigen su funcionamiento, llamamos DIOS .

=============================================

Los científicos hablan hoy del Principio antrópico, según el cual «las leyes del universo son exactamente las precisas para que pueda aparecer el hombre sobre la Tierra. Si hubieran sido otras, no estaríamos aquí».

Resulta ridícula la propaganda atea del comunismo.

En el libro Sputnik ateísta” (Moscú 1961, pg. 365) se dice: «A partir de la astronáutica ya no es posible creer en la existencia de Dios. Los sputniks  (cohetes lanzados las espacio)no han descubierto a Dios en su morada celeste»

El sputnik no detecta a Dios, pero nuestra inteligencia sí.

Las realidades        espirituales no se detectan con instrumentos materiales.

Lo que me  preguntaba una niña: Si Dios está en el cielo, por qué no lo ven los que viajan en avión?

Los aparatos pueden estudiar el tejido de un lienzo y la composición química de los colorantes, pero no la ilusión y la alegría con que se ha pintado el cuadro. «Nada existe sin razón suficiente. Si una piedra que estaba en la calle la vemos en lo alto de un edificio, sabemos que no está allí sin “razón suficiente”: alguien la subió. »Nada existe sin causa adecuada. Esa relación causa-efecto es la base de la medicina y de la técnica.

Dios es la causa explicativa del cosmos. La Filosofía razona sobre los datos que da la ciencia, y así podemos llegar al conocimiento natural de Dios. La ciencia da al hombre materiales para que crea razonablemente. responde al «cómo» ocurren las cosas; pero no al «por qué». Esto es propio de la Filosofía.

Además de las leyes de la Naturaleza, las  leyes  de la conciencia, que mandan practicar el bien y evitar el mal, también  nos hablan de la existencia de Dios, «pues nadie se manda a sí mismo, sino que la conciencia recibe las órdenes de un Ser Superior a ella, que es precisamente Dios.

Kant escribió: «Hay dos cosas que llenan mi mente de admiración y respeto, el cielo estrellado, encima de mí, y la ley moral, dentro de mí. Para mí son pruebas de que hay un Dios por encima de mí y dentro de mí»139 .

«La Ley moral, la obligación de hacer el bien y evitar hacer el  mal, es una ley universal impuesta a todos los hombres: sólo Dios está por encima del hombre y puede imponerle la ley moral»grabando en su conciencia esta obligación y el consiguiente remordimiento en caso de incumplirla.

«En lo profundo de la conciencia, descubre el hombre una ley que no se da él a sí mismo, pero a la que debe obedecer; y cuya voz resuena oportunamente en los oídos de su corazón invitándole siempre a amar y obrar el bien, y a evitar el mal: “haz esto, evita aquello”. Porque el hombre lleva en su corazón una ley escrita por Dios»141. Todos los hombres llevan escrito en sus corazones lo que Dios manda o prohíbe, y de ello  es testigo  la conciencia. El remordimiento de conciencia es superior a nosotros mismos.

El remordimiento de conciencia, es prueba de la existencia de Dios, pues se impone el reconocimiento de un Ser Superior que nos impone la ley del bien y del mal en nuestro interior. Por eso nos remuerde un asesinato aunque no lo sepa nadie, y nadie pueda enterarse. La conciencia es la  voz de Dios que me impone el imperativo moral de hacer el bien y evitar el mal.

¿Quién, sino Dios, puede entrar hasta lo más íntimo del hombre para aplaudirle cuando obra el bien y agobiar su alma con el remordimiento cuando ha obrado el mal, aunque no lo haya visto nadie?

 

También podemos llegar a un conocimiento más perfecto de Dios por la REVELACIÓN. Él mismo dice quién es, lo que ha hecho, lo que nos ha dado, lo que nos promete, lo que nos enseña, lo que le agrada, lo que quiere de nosotros, etc., La respuesta a la revelación es LA FE.

 

“CREO EN DIOS, PADRE TODOPODEROSO,

CREADOR DEL CELO Y DE LA TIERRA,

DE TODO LO VISIBLE Y LO INVISIBLE”

 

Leer Sab 13 y Rom 1

 

Antonio Castejón.

puxaeuskadi@gmail.com

www.euskalnet.net/laviana/

 

 

 



 

Arriba