Atrás

GARCIA. 

Mi madre: Maruja García Zapico.

 

Los García de Báscones y Puerto, en Asturias, que enlazan con Zapico y Castejon.

 

 

La Parroquia San Miguel de Báscones, en el concejo de Grado, es conocida con tal nombre desde al menos el siglo X. Su Iglesia fue donada por el rey Ordoño II a la Basílica de Oviedo. Su torreón, del siglo XIII, era parte de una casa fuerte reformada por los Alvarez Rivera, a los que heredaron sus deudos los Marqueses de Ferrera y luego, ya a principios del siglo XX, fue propiedad de María Antonia de Navie Osorio, descendiente de los Ferrera.  

 

I.- Ramón García, natural de Báscones (Asturias), casó con María Menéndez, de igual naturaleza. Fueron padres de:

 

II.- Ramón García Menéndez, natural de Báscones, que casó con Isabel López López, de igual naturaleza (hija de Enrique y Francisca, de Báscones). Fueron padres de:

 

III.- José García López, nacido en Báscones el día 8-II-1800, casó con Juana Antonia Menéndez Menéndez Pello Fernández, nacida el 28-VIII-1809 en San Pelayo de Puerto (Oviedo, Asturias).

 

Juana Antonia era hija de Agustín Menéndez Pello, de Tuñón-Oviedo, y de Pascua Menéndez Fernández, de Puerto (libro 1683-1782; 39.4ª.1. folio 78v);  nieta paterna de Agustín y Juana, ambos de Tuñón; y nieta materna de Juan y Joaquina, de Puerto.

 

José García López y Juana Antonia fueron padres de:

 

IV.- Enrique García Menéndez, nacido en la parroquia San Pelayo de Puerto el día 6-III-1839, que casó con Josefa Díaz Alvarez, bautizada en igual parroquia el 13-X-1842.

 

Padres de Josefa:

Felipe Díaz Fernández, nacido en Puerto el 3-VII-1808, casó con Francisca Alvarez-Lavarejos Fernández Martínez Riosa, nacida también en Puerto, el 24-V-1819, hija de Santiago y María;  ambos de Ferreros; nieta paterna de Fernando y de Romana, ambos de Bueño; y nieta materna de Antonio, de Ferreros, e Isabel, de Soto Ribera.

 

Abuelos paternos de Josefa:

Carlos Díaz Alvarez, nacido en San Pelayo de Puerto el 5-IV-1777 (libro de bautizados 1683-1782; 39.4ª.1.Folio 83), casó con María Antonia Fernández-Lobato Mallada, nacida en San Pedro de Ferreros el día 25-X-1779  (libro 1766-1792, 39.7.1.folio 57v), hija de Juan Fernández Lobato y de Serafina Mallada Morán, ambos nacidos en Bueño; nieta paterna de Luis Fernández-Lobato y de María Antonia Martínez; y nieta materna de José Mallada y de Francisca Morán).

 

Bisabuelos p. p.  de Josefa:

Domingo Díaz, natural de Puerto, y Francisca Alvarez, de igual naturaleza.

 

Enrique García Menéndez y con Josefa Díez Alvarez fueron padres de:

1.- Lírico García Díez.

2.- Olegario García Díez.

3.- Salustiano García Díez.

4.- Cesáreo (“Tenso”) García Díez.

5.- Ramón García Díez, del que trataremos seguidamente.

 

V.- Ramón García Díaz Menéndez Alvarez nació en San Pelayo de Puerto (Ribera-Oviedo) el día 16-IV-1870  y  falleció en Oviedo el 14-XI-1946. Ramón casó con Priscila Zapico, de cuyos ascendientes se trata en esta web; véase apellido Zapico (y en él, Tronco Común y Rama Tercera, apartado VII)..

 

Ramón fue bautizado en la Iglesia Parroquial de San Pelayo de Puerto, anejo de San Juan de Caces, término municipal de Ribera de Abajo (Fuso – Asturias), y falleció en el año 1.946 (14-XI), en la calle Asturias nº 27 (ahora Bar Flor), donde vivía junto a su hija y nietos. A la muerte de Ramón sobrevivieron sus hermanos Lírico, Olegario, Salustiano y Cesáreo (Tenso). De estos tíos sólo recuerdo algo del último, Tenso, que vivía en Caces junto a su esposa. A Caces íbamos a pasar días de asueto en los años cuarenta; nos acompañaba en ocasiones Antón, entrañable persona que trabajaba con Germán y que falleció en forma misteriosa siendo aún joven: Su cuerpo apareció sin vida atrapado en una presa de no sé qué río. No se aclaró si le mataron por robarle o si fue un simple accidente.

 

El Tío Tenso nos visitaba en Oviedo cada año en la festividad del Cristo de las Cadenas, a quien tenía hecha promesa. Cuando llegaba a casa  -c/ Asturias nº 7-  solía bajar yo a recibirle y él me pedía que le subiera en el ascensor; una vez metidos en éste, él tocaba el timbre del último piso, y luego el del bajo, y de nuevo el del tercero o cuarto. Así jugábamos buen rato en artefacto que era para él cosa del diablo. Tenso era padrino de pila de Jesús, y a éste entregaba cada año 25 monedas de las llamadas rubias, de peseta, que suponían entonces un capitalazo.

 

Conservamos una carta que en 1.937 dirigieron Ramón y Priscila, desde Oviedo, al tío Pepe, en Mondragón. Es breve, pues había de pasar la censura militar, y ésta ordenaba brevedad por facilitar la lectura y por evitar mensajes escondidos en el texto. Dice así:

 

“Oviedo, 18 de setiembre de 1.937. Mis queridos hijos: Llegó tu carta para Ramón a fin de felicitarle, pero no contestas la mía última de Agosto y esto nos preocupa por tu silencio y quiera Dios que nada os pase. Aquí seguimos más tranquilos en lo referente al cañoneo y con gran alegría viendo avanzar tanto a nuestro glorioso ejército que confiamos termine esto a este paso en pocos días. Espero me deis cuenta pronto de vosotros que es cuanto deseamos saber y sabéis cuanto os quieren tus padres”. Y firman Ramón y Priscila. La carta está escrita a máquina y al final, a mano, se añade: “¿Llegan bien los periódicos?”

 

Tal carta iba en el único impreso permitido por entonces, en cuyo anverso figuraban las fotografías de Franco (sin ningún comentario), José Calvo Sotelo (“cobardemente asesinado el 13 de Julio de 1936”), José Antonio Primo de Rivera (“Jefe Nacional de Falange Española”), General Millán Astray (“Fundador de la Legión Extranjera”) y Gonzalo Queipo de Llano (“General en Jefe del Ejército del Sur”), constando en el centro de tal anverso las siguientes inscripciones:

 

¡Viva España!.

Sello de 10 ctms.

Sr. Don José García Zapico. Por Vitoria. Mondragón.

¡Arriba España!

Censura Militar de Oviedo.

¡ARRIBA ESPAÑA! He aquí el grito de guerra, la consigna patriótica de esta generación heroica y entusiasta, llena de fe en el porvenir de nuestra patria, a la que quiere ver en un día ya próximo, Una, Grande y Libre.

Frente a nuestros enemigos, que lo son por el hecho de serlo de España; frente a esos que aspiraban tan sólo a convertir nuestro país en una colonia de Rusia, en un vulgar presidio suelto; que trataban de hundirla en lo más hondo, en fango y en sangre, nosotros aspiramos a elevarla, a engrandecerla, a situarla entre las primeras naciones; aspiramos a devolverle su grandeza imperial, la grandeza de aquellos siglos en que era maestra del mundo.

¡ARRIBA ESPAÑA! He aquí nuestro grito, que tantas nobles y generosas intenciones expresa. Llevándolo siempre en la garganta y en el corazón la victoria será nuestra, porque este grito dice claramente que nosotros luchamos por patriotismo, llevados de la emoción de la patria, y no obligados por el látigo o la pistola como nuestros desgraciados enemigos, dignos de compasión, verdaderos esclavos de unos cuantos tiranos y explotadores. Imp. Celta-Lugo”.

 

Y Ramón casó con Priscila Zapico (en su apellido se da cuenta de sus ascendientes), nacida en 1.863 en Pola de Laviana y fallecida (por fallo cardíaco, cuando acunaba en sus brazos a un nieto) el 2-VI-1938, en Oviedo, calle Asturias nº 27, donde vivía junto a su esposo, su hija, yerno y nietos, que ya eran ocho. En tal fecha de 1938 aún vivían sus hermanos Aurina, Procopio, Senén y Baldomero.

 

Era Ramón maestro, viajante de comercio y empleado de la Caja de A. y Monte de Piedad de Oviedo, en la que laboraba como perito tasador. A la Caja había llegado de mano del polense Marqués de San Feliz, para quien trabajaba anteriormente en Laviana. En esta época vivía Ramón en La Pola y recibía del marqués, en obsequio, relucientes trajes apenas usados por aquél; trajes que Ramón obsequiaba, por fácil camelarla, a Priscila, y ésta a su hermano Senén, por lo que de éste se decía “viste como un marqués”.

 

De soltera trabajaba Priscila en la confitería que el Marqués de San Feliz poseía en la Pola, donde placía parar a Ramón, más por gustar de la confitera que  del confite. Así, de cháchara entre dulces, se conocieron e hicieron amigos. Era por entonces Ramón mozo gayaspero, alegre y jovial, pero muy dado a las ventajas de la soltería y poco presto a pasar por la Vicaría. Priscila quedó prendada del ahuecado mozo e hizo consulta al cuquiello, diciéndole:

 

Cuco de maio,

Cuco de Aveira,

Diz quantos annos

Hei-de estar solteira...

 

Andaba de buen talante aquel día el tal cuco, y le dio a Priscila buenos augurios. No obstante, ésta, desconfiada, recurrió a la Santina, yendo a Covadonga cual peregrina, y tras haber tomado los siete sorbos de rigor en la fontana que a sus pies fluye, subió a la cueva y, muy echada para delante y ufana, le soltó:

Adiós, Virgen de Covadonga;

Bien de veras te lo digo...

Que no vuelvo más a verte

Si Ramón no es mi marido...

 

La Santina no se enfadó, pues es buenina y comprensiva con los mocescos amores, y concedió su favor a Priscila. Casáronse, pues, Priscila y Ramón, y pasaron a vivir a Oviedo, a la casa nº 13 de la calle Sol, donde nació su segundogénito, María de la Natividad; se instalaron luego en el nº 2-bajo de la  ovetense Plaza de Santo Domingo, donde nació su tercer hijo, Juan José Julio "PEPE"; este último era aún su domicilio en el año 1935, cuando se produjo la muerte del primogénito. Fue en el año 1936 cuando, obligados por los bombardeos de la guerra civil, pasaron a vivir junto a su hija Maruja, en la calle Asturias nº 27 del mismo Pilares.  Sus hijos fueron, por tanto:

 

1. Carlos Jaime García Zapico, nacido en Pola de Laviana en el año 1896. "El día 23-V-1935 falleció en la Plaza Santo Domingo nº 2, a las 16 horas, don Carlos Jaime García Zapico, de 39 años de edad, natural de Laviana, hijo de Don Ramón y Dª Priscila, soltero. Recibió los Santos Sacramentos. Su cadáver con asociación de tercera fue inhumado en el cementerio de esta ciudad. Para que conste lo firmo yo. El párroco (de San Isidoro) Eladio Espina.

 

2.   María Natividad García Zapico, nacida en Oviedo, calle Sol nº 13, y bautizada en San Tirso, según veremos en el apartado VI.

 

3.   Juan José Julio (JOSÉ; el Tío Pepe) García Zapico, nació el día 21-I-1903 en Oviedo, Plaza Santo Domingo nº 2-bajo, y fue bautizado con los tres citados nombres de Juan José Julio en la parroquia San Isidoro el Real. Fueron sus padrinos de pila José Fernández, vecino de San Pedro de los Arcos, y Gumersinda Zapico, soltera, vecina de Madrid. Maestro. Casó en la P. S. Ignacio de San Sebastián (Gipuzkoa) el 17-VII-1935 con Aurea Arregui Goñi (de cuyos ascendientes se trata en esta web; ver apellido Arregui). Fue Pepe un personaje peculiar e interesantísimo; tenía mucho de poeta; maestro, pero bohemio, siempre pensando en desplegar alas y volar, viajar... En la primera página del libro “Las mil mejores poesías en lengua castellana” que su hijo Rafa posee, escribió éste, pensando en su madre Aurea:

 

¡Cuánta belleza y poesía,

destellos de la potencia creadora del Señor!

¡Qué menos para mi madre,

que siendo parte viva de esta armonía

sea suyo el concierto del universo,

el alma del campo,

la vida de los bosques y el aire,

la canción de flores y pájaros,

el diálogo de las estrellas,

la dicha y el quejido de la primavera,

los abismos de la tierra y el cielo,

el amor, la paz y la gloria...

Voces angélicas, música de Dios!

 

Pasado un tiempo y estando el Tío Pepe de visita en casa de su hijo Rafa, tras leer estas letras agregó de su puño y letra...:

 

Alma serena del campo,

Vida de bosques y prados,

Canción de floresta umbría...

Relucir de las estrellas

Y primavera de dicha.

La paz, la gloria, el amor,

Armonías celestiales,

Luz belleza y poesía

Que adornáis a los mortales

Con divina parusía...

¡Qué menos para tu Padre,

que siendo un vate devoto,

concierte en tono menor

este recital... ... remoto!

 

Fueron José García Zapico y Aurea Arregui padres de

 

-1. Ana María García  Arregui Zapico, nacida a las 22 horas del día 22 de septiembre en la calle Usandizaga nº 27-3º de San Sebastián, casó el 1-VI-1968 en la parroquia del Buen Pastor de Donostia con Ramón Sebastián Ariztoy Sagarzazu, de cuyos ascendientes se trata en esta web; ver apellido Ariztoy. Ana María y Ramón son padres de

 

-1.1 Sonia María Ariztoy García, nacida en San Sebastián el 27-III, en la Clínica del Doctor Martín Santos. En su  acta de nacimiento (sec. 1ª; tomo 314, folio 053) del Registro Civil constaba como nombre Sofía María, hasta que el 23-III-1983 se substituyó el mismo por el de Sonia María.

 

-1.2 Nere Ariztoy García, nacida  en la Clínica del Doctor Martín Santos, en San Sebastián, el día 3-VII.

 

-2. Miguel Angel Jaime García Arregui Zapico (Mondragón, 9-II-; + Hernani 22-VIII-1955). Bautizado el día 12-II- en San Juan Bautista de Mondragón; padrinos de pila: Pedro Arregui e Irene Arregui.

 

-3. Rafael García Arregui Zapico, nacido en Mondragón, calle Arrasate nº 3-1º, el 20-XII y bautizado a los dos días en la parroquia San Juan Bautista, apadrinado por Pedro Arregui, natural de Aoiz, y Filomena Arregui, nacida en Leiza. Rafael fue confirmado en la parroquia Santa Susana de Mercadas, en Gerona, el 17-II-1949. Casó el 15-VII-1972 en Arroniz, Nafarroa, con María Soledad Sanz Barbarin Sarasa Villamayor, nacida en Arroniz el 28-XII, de cuyos ascendientes se trata en esta web; ver apellido Sanz. Son padres de

-3.1 Susana García Sanz (Irún, 19-VI). Vivían los padres en Irún; Bº Ventas; Edificio Escuelas Nacionales. 

-3.2 Elsa García Sanz (Irún, 28-III). Vivían los padres en Irún; Bº Ventas; Edificio Escuelas Nacionales.

 

VI.- María Natividad García Zapico. Nace en Oviedo el 27-VIII-1900.

 

“En el día veintiocho de agosto del año mil novecientos yo, el infrascrito cura propio de la parroquia de la Catedral en San Tirso el Real de Oviedo, bauticé solemnemente a una niña que nació el veinticuatro en la casa número 13 de la calle del Sol, y se llamó María de la Natividad; es hija legítima de Don Ramón García y Díaz, natural de San Pelayo de Puerto, filial de la parroquia de Caces, concejo de la Ribera, en esta provincia; y de doña Priscila Zapico Martínez, que lo es de Laviana; abuelos paternos Don Enrique y Doña Josefa, de dicho Puerto; maternos Don Juan y Doña María, difuntos, de Laviana. Fueron padrinos D. Antonio Neira, vecino de Oviedo, en representación de D. Celestino Lombardía, vecino de Ciaño, y Dª Teodosia Zapico, tía de la niña, en representación de María Natividad Fernández, vecina de Oviedo, que no contrajo. Les advertí lo debido y por verdad lo firmo. Francisco Javier de Coto".

 

Maestra. Casó en la parroquia San Isidoro de su ciudad natal, el 18-IV-1927, con Germán Castejón Denche, siendo testigos de la ceremonia nupcial Baudilio Arce Arce y José Iglesias Sánchez.

 

Maruja y Germán, tras su matrimonio, vivieron primero cerca de los padres de la esposa, en la Travesía de Santo Domingo nº 4-2º, hogar en que nacieron sus tres primeros hijos, José, Germán y Emilia; pasando luego a la calle Asturias nº 27.

En estas dos vemos vemos a Maruja y Germán en 1927, año de su boda, y en  1977, bodas de oro, rodeados de hijos y nietos.

bodasoropadresgermanmaruja1927vale

 

De los ascendientes de Germán y de la descendencia fruto de su enlace con María se trata en el apellido Castejón, en

 Genealogías Hispanas de esta web.

   

 

 

Antonio Castejón.

maruri2004@euskalnet.net

puxaeuskadi@gmail.com


www.euskalnet.net/laviana              

 

 

 

 

Arriba