Atrás

ESTRADA. Ver DUQUE_DE_ESTRADA.

 

Del apellido ESTRADA decía en el siglo XVI el historiador Tirso de Avilés lo siguiente:

 

"ARMAS DE ESTRADA. Los de este apellido son entre las Asturias de Oviedo y Santillana, en medio de un camino a denotación de este vocablo: Estrada, que en italiano o toscano quiere decir camino (1). Por haver mas de este apellido en Asturias de Oviedo, que en las de Santillana y tienen más naturaleza en la villa de Llanes y su concejo, a donde confinan y residen los señores de esta casa, quise poner aquí sus armas y dependencias. Son mui principales hidalgos y cavalleros, principalmente el señor de la casa de Estrada, por la calidad grande que tiene de rentas de padronazgos eclesiásticos y vasallage. Estos, según se dice, descienden de un primo del Emperador Othon, segundo de este nombre, y traen por armas dos escudos con dos apellidos: de Estrada y Duque; siendo las armas de Estrada una águila negra en campo dorado con el blasón siguiente:

El Gótico de Alemania,

Primo del Emperador,

El águila traxo a España

Que en campo de oro se baña,

Siendo de negro color.

 

–(1). Estrada, antes "strada", strata = calzada o vía empedrada, o enlosada; camino artificial, en oposición a las sendas o caminos abiertos sólo con el uso.

 

Extraemos ahora algunos párrafos de la larga explicación que sobre este apellido da la enciclopedia de García Carraffa. Dice ésta:

 

Noble y muy antigua familia del Principado de Asturias y de Santander.

 

Sobre el origen del linaje Estrada aceptan algunos tratadistas, como históricas, relaciones a todas luces ridículas. Una de las leyendas más extendidas es la que afirma que hubo en Asturias una señora llamada Palla o Paya, que era dueña de la villa y castillo de Pravia por los años de 700, que casó con el Conde Gótico o Gotos, hijo del Duque de Sajonia y nieto del Emperador Otón, de Roma, de cuyo matrimonio tuvo tres hijos, descendiendo del primero de ellos la casa de Estrada, del segundo, la casa de Villamar de Pravia, y del tercero la familia del Busto. Aceptan esta leyenda Alonso Téllez de Meneses, Jerónimo de Villa, el Padre Henao, Rodrigo Méndez Silva, el Nobiliario de la Casa de Asturias y algunos otros autores; pero se demuestra la falsedad de origen tan fabuloso con sólo consignar que desde la caída del Imperio Romano no hubo Emperador alguno en la ciudad eterna, hasta que Carlomagno ostentó ese título.

 

El Emperador Otón I fue hijo del Rey de Sajonia Enrico o Enrique, y floreció por los años de 936, por lo que no pudo un nieto suyo casar en España 270 años antes.

 

Dicha señora doña Palla o Paya vivió en tiempos del Rey Don Fernando el Magno, siendo Obispo de Oviedo D. Froilano; fué hija del Infante Don Ordoño, el Ciego, y de la Infanta Doña Cristina, según el Arzobispo D. Rodrigo, a quien sigue Pellicer, y estuvo casada con Bermudo Armentáriz, como consta de una gran donación que estos esposos hicieron, en presencia del Rey Don Fernando el Magno y de la Reina Doña Sancha, del monasterio de Lodón a la iglesia de Oviedo.

 

Lo más cierto sobre el origen del linaje Estrada es que tuvo su primitivo y muy antiguo solar en el lugar de Estrada, del Ayuntamiento de Val de San Vicente y partido judicial de San Vicente de la Barquera, que hoy pertenece a la provincia de Santander, pero que en la antigüedad estaba incluido en las Asturias de Santillana, que comprendían parte de las provincias de Oviedo y de Santander. Sobre una roca se ve aún en dicho lugar una antigua torre, y en ella un escudo con un águila, que constituye las armas de Estrada, como más adelante se verá.

 

El origen alemán que muchos tratadistas atribuyen al linaje que nos ocupa y a las armas que ostenta, proviene de un caballero del citado solar de Estrada, llamado Gonzalo Fernández de Estrada, que en 1188 asistió a las capitulaciones matrimoniales de Conrado, hijo de Federico, Emperador de Alemania, con doña Berenguela, hija del Rey Alonso VIII de Castilla. El Emperador alemán honró a dicho caballero Estrada dándole la divisa de sus armas, que era un águila imperial, y este detalle dio motivo a la leyenda que hizo descender a los Estradas de Alemania.

 

Del repetido Gonzalo Fernández de Estrada fueron hermanos Pedro Fernández de Estrada, que también pasó a Alemania, y Ruy Fernández de Estrada, que en el año de 1196 vendió al Abad de Santa Maria, de Aguilar de Campoo, el solar de Porquera de Santillana. Este solar había sido de su abuelo Rodrigo González de Estrada, hijo, a su vez, de Gonzalo Sánchez de Estrada, y nieto de Sancho de Estrada, el infanzón que pobló en Avila en tiempos de la Reina Doña Urraca, por los años de 1090, casado con doña Urraca Florez.

 

Otro antiguo caballero de este linaje, muy citado en la Historia, es Gonzalo García de Estrada, conquistador de Córdoba y Señor de Frías y Salazar en Castilla, que contrajo matrimonio con doña Maria Martínez, naciendo de esta unión..."

 

Y aquí cortamos el paso a Carraffa, que sigue dando nombres de Estrada desde aquellos tiempos hasta hoy.

 

Una de las líneas que se detallan nos llama la atención por ir de Santander a BUENOS AIRES. Se inicia con un Pedro Estrada, natural de Santander, que casó en dicha ciudad con Elvira de Escobedo, mediado el siglo XVI. Durante generaciones sigue esta línea de Estrada afincada en Santander, y el primer descendiente que se decide a cruzar "el charco" (a "hacer las Américas") es Francisco Tomás de Estrada y Meoño, bautizado en Santader el 20 de octubre de 1777, que pasó a Buenos Aires, y allí casó el 9-V-1802 con Manuela Josefa Barquín y Velasco. Un hermano de Francisco Tomás, Juan Bautista de Estrada y Meoño, también pasó a Buenos Aires, casando con otra Barquín y Velasco, Carlota de nombre y hermana de la anterior. Sigue su concienzuda exposición García Carrafa dando nombres de descendientes de estos hermanos, todos argentinos, hasta llegar al año 1923.

 

Nosotros dejamos el tema...

 

 

 

Antonio Castejón.
maruri2004@euskalnet.net
monedacuenta@euskalnet.net
www.euskalnet.net/laviana

 

 

Arriba