Atrás

ROMANO, HANO Y CUE.

 

Ascendientes del "Padre Cue", S. J., célebre poeta astur-mexicano, bautizado "Ramón Manuel del Corazón de María de Hano Cue Romano y Pérez".

 

Véase CUE y CUE_POEMA, en Monografías de esta web, con nota biográfica del Padre Cue.

 

=====================================================================

 

1º.- APELLIDO HANO: Origen y su transformación u omisión.

 

Como anécdota, reproduzco una consulta hecha en la webhttp://www.academia.org.mx/Consultas/191000.htm

 

“Estamos gestionando la rectificación del acta registral de los señores Ángel Hano Díaz Gutiérrez y Sabino Vicente Bueyes Pérez Grau, porque esos nombres dan motivo a mofa. ¿Cómo podemos hacerlo? (Lic. Julián Matute Vidal, México, D.F.).

 

A la que se dio esta respuesta:

“Aunque las modificaciones sean de acuerdo con el libre arbitrio de los interesados, esta corporación sugiere que en el caso del señor Ángel Hano Díaz Gutiérrez, se sustituya la letra H de su apellido, por la letra j; y en cuanto al del señor Sabino Vicente Bueyes Pérez Grau, se aconseja sustituir el término Bueyes de suapellido por la inicial B. con el punto, para indicar que esabreviatura. (Francisco Monterde, decano).

 

En Escalante (Trasmiera, Cantabria) se encuentra un alto llamado Monte Hano, y en éste un antiguo convento de los capuchinos donde está enterrada Bárbara Blomberg, madre de don Juan de Austria. De ahí creo viene el apellido Hano.

 

JANO, UN DIOS QUE HABITA EN NUESTRO MONTE. LEYENDA DE SOANO...

 

Texto tomado de la página web http://www.pueblosespana.org/cantabria/cantabria/soano/

 

Desde tiempos remotos, un dios nos vigila desde lo alto, el llamado dios Jano. Este hizo de nuestro monte un templo, un lugar sagrado al cual da nombre y en el que permanece asentado sin despistar en ningún momento el tránsito de nuestros días.

 

En aquellos tiempos, muchos de sus fieles se acercaban diariamente hasta el monte de Jano para allí rendir culto a este gran Dios, aunque la virginidad de aquellos parajes, hacía a sus oradores regresar a sus casas antes de la caída de la noche, ya que los caminos se volvían oscuros y acechaban numerosos peligros.

 

Con la entrada de las estaciones frías los días se volvían más oscuros, asolaban los vientos y las lluvias y el camino que conducía hasta Jano se hacía largo y dificultoso. Estos factores, hacían una tarea bastante costosa para sus seguidores el poder atravesar el camino para llegar a su templo en el monte, así que un buen día, Jano puso solución a este problema y dijo:

 

“Mi templo será por siempre aquí en este monte y en sus pies yacerá mi pueblo; en él se alojaran mis fieles”.

 

Su voz retumbó por todo lo alto y el mensaje fue escuchado por todos los hombres, mujeres y niños. Todos ellos por mediación del dios levantaron un pueblo al que llamaron Sojano, o lo que es lo mismo “a los pies de Jano”.

 

“Desde entonces, Jano cuida de su pueblo allá en sus pies, y su pueblo cuida de su Templo allá en lo alto”.

 

Nuestro dios Jano:

 

Jano, procede en un principio de la voz Fanum, “lugar sagrado”, y en latín lanus es reconocible la raíz indoeuropea que podemos identificar como tránsito, “paso hacia otro lugar”, este significado se encuentra íntimamente ligado con la personalidad del dios y los atributos que posee. La característica más significativa en la representación del aspecto de este dios, es su carácter doble, es el bien y el mal, lo nuevo y lo viejo, y sobre todo doble en su aspecto, ya que siempre se le presenta como un personaje bifronte, con dos caras: una imberbe y otra barbuda. Esta dualidad le confiere una extensa visión, ya que no sólo conoce y ve el presente, sino que fundamentalmente rememora el pasado y observa el futuro desde su atalaya omnipresente.

 

Esta admirable propiedad de visión se puede entender perfectamente si nos detenemos un poco en el calendario, que como estamos comprobando a lo largo de muchas semanas, es fuente ingente de información sobre el mundo mítico. Al parecer el tiempo pasa, pero los dioses permanecen o se transforman, y en el cómputo del tiempo tenemos un certero testimonio. El primer mes del año, tal y como hoy se ha constituido el calendario, es enero. Este mes en Latín vienen derivado de Ianua, “puerta”, y así enero es la puerta, el comienzo y la entrada del año, más reconocible en la terminología que adopta este mes en inglés, January, o en leonés, Janero. El antroido es un momento crucial de paso, de tránsito entre lo que se fue y lo que llega, pasado y futuro se conjugan en estas fechas, y es el propio Jano quien preside este cambio. Además este dios es quien apadrina todas las calendas del año, es decir, todos los primeros días de cada uno de los meses del calendario.

 

No eran pocos los rituales en los que al comienzo se invocaba a esta divinidad.

 

Por otro lado nos situamos ante un dios que parece ubicarse, casi en exclusiva, en las alturas, y así acontece no sólo en nuestro pueblo Soano, sino que en la misma Roma ya existía culto a este dios y una de sus principales colinas, quizá la más sacralizada y origen de la ciudad, es el Janículo, “la colina de Jano”, consagrada al culto del dios. Realmente no es una coincidencia, más bien la constatación de que es un dios asociado con las montañas, lo que nos indica su gran importancia, porque aquellas divinidades con especial relevancia se situaban en las cimas.

 

Principales caracteristicas del dios Jano:

 

Dios con una doble faz, representa su poderosa ambigüedad sobre el conocimiento de los tiempos tanto pasado como fututo. La parte imberbe representa a todo lo pasado y la parte barbuda a lo que va a suceder.

 

Su fiesta principal es el 31 de diciembre, denominada “el día del tránsito” y el día 1 de enero, día en el que comienza el año. A Jano también se le conoce como el dios de las puertas o dios de los comienzos.

 

Si Jano es un dios que se desarrolló en Soano como en otros lugares o si es una importación procedente de Roma, es difícil de decir, posiblemente, sería oportuno adoptar una postura mixta, ya que también en los territorios de influencia céltica hallamos un paralelo derivado del dios original. Algunos estudiosos unen las divinidades Jano y Diana, planteando para ambas un mismo origen. Diana es interpretada como D-ianus, evidenciando así una variante femenina que se uniría a las diosas madres del mundo céltico, en especial Dana. Otra de las particularidades con la que nos encontramos al rememorar a este dios y su historia es la que le pone en contacto con el territorio de lo bélico.

 

Al evocar la guerra, este dios se nos acerca en cierta medida a Cantabria. Jano poseía un templo en el Janículo, erigido en su honor en virtud de una leyenda que le situaba como salvador de la ciudad, ya que en la guerra de los romanos con los sabinos cuando ya la ciudadela se veía perdida, el dios hizo brotar un manantial de agua caliente que puso en fuga a los aterrorizados atacantes. Tras levantar el templo, las puertas de éste permanecieron siempre abiertas mientras en los dominios romanos hubiera algún conflicto. Antes del imperio del divino Augusto, únicamente dos veces había sido cerrado el templo de Jano, signo de paz, sin embargo el propio emperador se vanagloriaba de que durante su prolífico gobierno hasta tres veces se clausuraron sus puertas, una de ellas tras la finalización de la conocidas guerras cántabras y la conquista de nuestra tierra, lo cual supuso un verdadero alivio para los orgullosos romanos que se habían visto ridiculizados por un pueblo, supuestamente bárbaro, de la lejana Iberia.

 

Así es este dios, el elocuente y perspicaz Jano.

 

Y como dice una frase de Varrón:

 

“Penes lanum sunt prima, penes lovem summa.”

 

(Jano preside todo lo que comienza, Júpiter todo lo que termina. )

 

Análisis del nombre:

 

Sojano = So + Jano.

 

So= antigua preposición, actualmente bajo.

 

Jano= nombre del dios y de nuestro monte.

 

Traducción: Bajo el dios Jano o bajo el monte Jano.

 

Significado: A los pies de Jano.

 

Evolución Histórica del nombre de Sojano hasta nuestros días:

 

El término Sojano, con el tiempo fue derivando en otras aceptaciones de la siguiente manera...

 

SOJANO – SOHANO – SOANO.

 

Actualmente el nombre del pueblo responde bajo su última aceptación, SOANO.

 

Respecto al MONTE HANO cabe destacar la tradición de la subida a la Cruz, consistente en que cada cincuenta años, las gentes del municipio (Arnuero, Castillo, Isla y Soano)se reunen para ascender a la cima del monte hasta llegar al punto de la Cruz (dicho punto es el punto de corte de las lindes de los cuatro pueblos del municipio), donde se coloca una nueva cruz que marca el punto de cruce entre las lindes.

=====================================================================

 

 2º.- Ascendientes del Padre Cue (Ramón Manuel del Corazón de María de Hano Cue Romano y Pérez).

 

I.- JUAN ROMANO “el Viejo”, natural de Poo, figura como hidalgo en el padrón de Llanes de 1663. Falleció en su pueblo natal el 14 de octubre de 1683. Padre de:

 

II.- JUAN ROMANO “el Mozo”, aparece en el padrón llanisco de 1663 y "se enterró en la forma en que se enterró Juan Romano el Viejo y se dixeron doze misas por su alma". Fue padre de:

 

III.- PEDRO ROMANO nació en Poo y fue bautizado en San Salvador de Celorio el 14 de octubre de 1672. Contrajo matrimonio en Celorio, el 5 de febrero de 1705, con María Sánchez Taviel. Falleció él en Poo el 2 de febrero de 1741. Padres de  

 

IV.- PEDRO ROMANO SÁNCHEZ, empadronado como hidalgo en 1704, 1744 y 1751. Nació en Poo y fue bautizado en Celorio el 14 de octubre de 1705. Desposó con María Parás Martínez. Fueron padres de:

 

V.- JOSÉ ROMANO PARÁS nació en Poo y fue bautizado en Celorio el 21 de diciembre de 1740. Contrajo matrimonio en Celorio el 6 de mayo de 1762 con Ana María Fernández Sánchez, hija de Pedro Fernández y de Teresa Sánchez. Padres de:

 

VI.- JORGE ROMANO FERNÁNDEZ,  que figura como hidalgo en los padrones llaniscos de 1794, 1818, 1824 y 1831. Nació en Poo el 1 de septiembre de 1777 y fue bautizado en la iglesia abacial de San Salvador de Celorio dos días después. Casó en Poo, el 12 de diciembre de 1804, con Rafaela García Sordo, viuda de Alejandro Fernández. Padres de:

1.- Teodoro Romano García, que sigue (VII).

2.- Manuel Romano García.

3.- Bartolomé Romano García.

4.- Francisco Romano García.

5.- Damiana Romano García.

 

VII.- TEODORO ROMANO GARCÍA, empadronado como hidalgo en 1814, 1824 y 1831. Nació en Poo el 9 de noviembre de 1809 y fue bautizado en Celorio al día siguiente. Contrajo matrimonio en Poo, el 5 de febrero de 1831, con Josefa de la Fuente Fernández (o García y no Fernández, según me dijo telefónicamente el encargado del Registro Civil de Llanes), hija de José de la Fuente y Clara Fernández. Teodoro y su esposa Josefa figuran como hidalgos en el padrón del año 1831, aún sin hijos. Teodoro falleció en Poo el 9 de febrero de 1893 y su esposa el 29 de marzo de 1895. Teodoro y Josefa fueron bisabuelos de Carmen Romano, esposa del presidente de la República de México López Portillo. Fueron sus hijos:

 

1.- Faustino Romano de la Fuente (nacido en Poo y bautizado en Celorio el 7-XII-1845). A solicitud de su hermano Hilario, al igual que su otro hermano José, pasó a México y se estableció en Tlapa-Guerrero, donde desarrolló una próspera actividad mercantil.

2.- Hilario Romano de la Fuente.

3.- José Romano de la Fuente. Pasó a México.

2.- Damiana Romano de la Fuente, que sigue la línea (VIII).

5.- Constantina Romano de la Fuente.

6.- Santa Romano de la Fuente.

7.- Inocencia Romano de la Fuente.

8.- Benito Romano de la Fuente.

 

VIII. Damiana Romano de la Fuente, nacida en Poo, donde casó con Hilario Hano Gavito, de igual naturaleza (hijo de Cosme Hano de la Vega, de Pancar, y de Emilia o Eulalia Gavito González, de Poo; hermanos de Hilario fueron Bartolomé, Antonio y Josefa Hano Gavito, que figuran, junto a sus padres, como hidalgos en el padrón  del año 1831; al casar con Cosme, Eulalia era viuda de Pedro Quintana, del que tuvo a María y Bárbara Quintana Gavito).

 

Fueron padres de:

1.- Hipólito Hano Romano.

2.- Ramón Hano Romano, que sigue en IX.

 

IX.- Ramón Hano Romano, nacido en Poo el 19-XII-1877, pasó a México. En nombre de Ramón, se presentó su hermano Hipólito Hano Romano, vecino de Poo, en el Juzgado de Llanes, presentando “poder otorgado por Ramón Hano Romano en la ciudad de Puebla, República Mexicana, a las cuatro de la tarde del día 24 de noviembre de 1911, ante el Notario público de dicha ciudad de Puebla Don Patricio Carrasco, legalizado debidamente por el cónsul honorario de España Don Manuela Rivero Collada en aquella ciudad y Estado de Puebla”. En virtud de tal Poder, Hipólito representó a su hermano Ramón Hano Romano en el enlace matrimonial de éste, celebrado el día 18-XII-1911, en la Iglesia parroquial San Vicente de Poo, ante el delegado nombrado por el Juez Municipal de Llanes, con María del Carmen Cue Pérez, natural de Poo, de 25 años de edad, hija de Eduardo Cue Fernández (N. S/ 1856) y Amalia Pérez Fernández, ambos nativos de Poo. Tras la boda, Carmen embarcó en Santander hacia Méjico. “En Veracruz la esperaba mi padre –contaría más tarde su hijo-  con el sacerdote en el altar. Del barco se fueron a la Misa de velaciones".  Se estableció el matrimonio en Puebla de Zaragoza (Méjico). Allí fueron padres de:

 

1.- Amalia Hano Cue, que falleció sin cumplir el año.

2.- Ramón Hano Cue, que sigue.

 

X.- Ramón Manuel del Corazón de María Hano Cue o bien  Cue Romano, pues en momento de su vida que no conocemos (pudo haber sido él mismo, o quizás sus padres) cambió sus apellidos, tomando el Cue, primero de su madre, y Romano, segundo de su padre. Quedó suprimido (fácil es entenderlo: por evitar burlas) el “Hano” paterno, pasando a llamarse Ramón Cue Romano. Ramón nació el día 21 de abril de 1914, a las 3.30 de la tarde, en el domicilio de la familia del nº 18 de la calle  Cosme Furlong, en Puebla de Zaragoza (aunque en el acta bautismal se dice que vivían los padres en la calle de Herreros Nº 2).  Fue bautizado en la Basílica de los Ángeles de Puebla el 11 de junio del mismo año.

 

En 1916 ya había fallecido su padre,  Ramón Hano Romano:

"Sin saborear las mieles -  del primer hijo, mi padre - se marchó una noche al cielo  -  sin volver más a besarme." Y  concluye: "Al bajar del altar iré cantando - un Te Deum filial. - Desde el cielo mi padre irá alternando - los versos de este cántico triunfal".

 

La viuda pasó a vivir a San Luis de Potosí. En esta ciudad creció Ramón hasta el año 1926, momento en que madre e hijo regresan a Poo, con su familia. Pronto ingreso el mozo en el Seminario de la Compañía de Jesús.

=====================================================================

 

3º.- En el Padrón realizado en el concejo de Llanes en el año 1831 figuran los siguientes cabezas de familia de primer apellido Romano o Cue:

 

Manuel Romano Gutiérrez, esposo de Florentina Romano. Padres de:

Alonso Romano Romano.

 

Bernardo Romano Gutiérrez, esposo de Rosa Romano. Padres de:

Cándida Romano Romano.

María Romano Romano.

 

Alonso Romano Pérez, Esposo de Florentina Fernández.

 

Manuel Romano Fernández, viudo de Rosa Sánchez. Padres de:

Bartolomé Romano Sánchez.

Lorenza Romano Sánchez.

Juana Romano Sánchez.

 

Anselmo Romano Fernández, esposo de Lorenza Gavito. Padres de:

Antonio Romano Gavito.

Bernardo Romano Gavito.

Alejo Romano Gavito.

José Romano Gavito.

Escolástica Romano Gavito.

María Romano Gavito.

 

Ramón Romano Gavito, esposo de Gertrudis Fernández. Padres de:

Anastasio Romano Fernández.

 

Juan Romano Fernández, esposo de Santa Gutiérrez. Padres de:

Manuel Romano Gutiérrez.

Pedro Romano Gutiérrez.

 

Teodoro Romano García, esposo de Josefa de la Fuente.

 

Adriano Romano Gutiérrez, esposo de Josefa Rubio. Padres de:

Fernando Romano Rubio.

Josefa Romano Rubio.

 

Primitiva Romano Junco, soltera.

 

Andrés Cue, esposo de María Antonia Sordo. Padres de:

José Cue Sordo.

Juan Cue Sordo.

 

I.- Román Romano Paras, figura como hidalgo y ya fallecido en el padrón realizado en  Llanes en el año 1831. Fue esposo de Ana María Santa Sánchez Gavito, nacida en Poo el 9-XII-1782. Padres de:

1.- Joaquín Romano Sánchez, que sigue.

2.- Antonio Romano Sánchez.

3.- Domingo Romano Sánchez.

4.- Josefa Romano Sánchez.

 

II.- Joaquín Romano Sánchez, que junto a sus hermanos figura como hidalgo en dicho padrón de 1831, casó con  Paula Orraca Gutiérrez. Padres de:

 

III.- Manuela Romano Orraca, natural de Poo, que casó con el viudo Salvador Cue Álvarez, nacido en Barro-Llanes. Padres de:

1.- María Cue Romano.

2.- José Cue Romano, que sigue.

3.- Pedro Cue Romano.

 

IV.- José Cue Romano, nacido el 5-V-1891 en Poo. Padre de:

 

V.- Dolores Lucía Cue Mier.

=====================================================================

 

4º.- Otros Cue de la zona de Llanes.

 

Datos ofrecidos por Rogelio Basnuevo <basnuevo@worldnet.att.net>

 

I.- Gregorio de Cue, nacido en Niembro (Asturias), casó con Josefa García. Padres de:

 

II.- Manuel de Cue García, nacido en Niembro en 1799, casó con Ángela del Otero Fernández. Padres de:

 

III.- Don Antonio de Cué del Otero, nació en 1823 en Niembro se casó con Maria Magdalena Villar de Cué natural de Barro. Tuvieron los siguientes hijos:

1.- Eulogia de Cué Villar - nació en Barro en 1853

2.- Leoncio de Cué Villar - nació en Barro en 1855

3.- Hermenegildo de Cué Villar - nació en Barro en 1858

4.- Rafael Fernando de Cué Villar - nació en Barro en 1863

5.- Salvador de Cué Villar - nació en Barro en 1863

6.- Ramón de Cué Villar - nació en Barro en 1867

7.- Manuel de Cue Villar - nació en Barro en 1870

 

IV.- Ramón de Cué Villar  casó con Ramona Villar Garaña y tuvieron los siguientes hijos:

 

1.- Estanilslao Cué Villar

2.- Evaristo Cué Villar. Abuelo de Rogelio Basnuevo <basnuevo@worldnet.att.net>

3.- Aurio Cué Villar

4.- Abelardo Cué Villar

5.- Faustina Cué Villar

6.- Maria Cué Villar

7.- Eudoxia Cué Villar

8.- Manuela Cué Villar

=====================================================================

 

5º.- CUE. Hidalguía demostrada en Valladolid

Legajo 1142. Nº 27. Exp. 4043.

 

I.- Marcos de Cue casa con María Balmori. Padres de:

 

II.- Clemente de Cue Balmori, que figura como hidalgo en los padrones de Llanes de 1704 y 1710, casó con María Pérez Lledas (hija de Santiago y María) en San Salvador de Celorio el 18-XII-1700. Padres de:

1.- Manuel de Cue Pérez, que sigue.

2.- Agustín de Cue Pérez.

3.- Francisco de Cue Pérez.

 

III.- Manuel de Cue Pérez, nacido en San Salvador de Celorio el 31-XII-1704, figura como hidalgo en padrones de Llanes de los años 1704, 1710, 1744 y 1758 (y su viuda en 1759 y 1766). Casó con Josefa Gabito Balmori (hija de Pedro y María) en San Salvador de Celorio el 5-XII-1729. Padres de:

1.- Manuel de Cue Gabito.

2.- Francisco Miguel Cue Gabito, que sigue

 

 

Fuentes:

Juan Antonio Romano Romano. (que aclara: “Los primeros datos los saqué del periódico La Nueva España, con fecha martes, 29 de junio de 1999, donde salió un artículo de Elviro Martínez de Heráldica sobre el apellido ROMANO. Habla sobre la "Casa de Poo de Llanes").

Padrón de Llanes de 1831 (facilitado por Luera Morón).

Registro Civil de Llanes.

Datos biográficos ofrecidos por la Compañía de Jesús.

Varios en biblioteca y archivos. 

 

 

Antonio Castejón.
maruri2004@euskalnet.net
monedacuenta@euskalnet.net
www.euskalnet.net/laviana

 

 


 

Arriba