Atrás

Bernaldo de Quirós: Origen.

En el siglo XVI Tirso de Avilés (1517-1519) escribía así:

Esto apellido es linage muy antiguo en Asturias y el se­ñor de la casa de Quirós es cabeza de bando en la Junta de el Principado, y hace la primera proposición en ella (1) y son de los más principales que en él hai en estos tiempos; y ansi ha havido y hai de este linage mui buenos cavalleros e hidalgos, los cuales se llaman Bernaldos de Quirós; y aunque es un mismo nombre, son diferentes linages, por que el Quirós es de Asturias y el Bernaldo es del Reino de Francia. Los Qui­roses traen por armas seis luneles colorados en campo blan­co, tres en cada parte, que son veinte y quatro medias lunas, que manifiestan veinte y quatro banderas que se ganaron a los moros en aquel tiempo por los de este apellido trayendo cada Bandera su media luna. Los Bernaldos dos llaves azules en el medio, con tres flores de lis de oro, las dos de ellas tie­nen en medio las llaves, y la otra encima en medio de ellas; las quales armas se vinieron a juntar por un casamiento que un tal Bernaldo, sobrino de un Obispo de Oviedo que se lla­maba Don Guillén (2) pariente por línea recta de la Casa Real de Francia, quien está sepultado en la sepultura de bron­ze que hai ante el altar mayor de la iglesia de Oviedo, y tambien pariente de un Pontífice llamado Clemente Séptimo. El cual Bernaldo casó con una señora principal de la familia de Quirós, y ansi puso en un mismo escudo por sus armas las dos llaves de San Pedro, por el deudo que tenía con el Pontífice y las flores de lis por la casa de Francia, y los seis luneles colorados por los Quiroses, que eran de su muger, y de alli juntas las dichas armas, tomaron el apellido de Bernaldo y Quirós; aunque quieren decir que las llaves también se pintan por haver sido mui leales los de este apellido a la. Casa Real, e por que el Señor de esta casa de Quirós entrega las llaves de la fortaleza de Oviedo a los governadores quan­do nuevamente vienen a ser recibidos en este Principado, ansi mismo como tenedores de las llaves Reales. El principio de esta casa se tiene por cierto fué el castillo de Alba que hoy día posee el señor de esta dicha casa en el concejo de Quirós. Huvo de este apellido cavalleros y hombres mui principales, es­pecialmente en tiempo del Rey Dn. Juan el I quando fué la batalla de Aljubarrota, se mostró tal un Bernaldo de Quirós, que le llamaron de los Tucos (3) muí esforzado y valiente, que siendo alférez del escuadrón real ya ivan de vencida los cava­lleros castellanos cortáronle los brazos y no pudiendo tener el estandarte real, le apretó consigo con solo los tucos (3) de los brazos y con los dientes, de manera que ansi asido el dicho estandarte, no le pudieron tomar sin cortarle por donde estaba asido con los dientes; y ansi por esta causa no se les atribu­yó enteramente el vencimiento de la batalla. En tiempo de los Reyes Católicos Dn. Fernando y Dña. Isabel huvo otro Ca­vallero en Asturias que llamaron Gonzalo Bernardo, que fué tan principal y valeroso, que se dice lo llamaron los dichos reyes, el su rey chiquito de Asturias. Las armas se pintan como están aquí, y el blasón es el siguiente:

De allá do está nuestro Dios

La feé christiandad y tierra,

Las celicas llaves dos,

Dió en argena a Quirós,

Que las puertas abre y cierra.

Con las veinte y quatro lunas,

De Soelmonte en las fortunas,

Con tres flores de oro jaldo

Por do Quirós es Bernaldo,

Y tres armas todas unas.

 

(1)      Así parece se gobernaba el Principado hasta 1590.

(2)      D. Guillermo de Verdemonte fue Obispo de Oviedo, 1390-1412, era francés, criado o maestro de Clemente VIII.

(3)      Tucos en bable significa muñones.

==                ==       ==          ==          ==          ==          ==          ==         

Transcribimos ahora el texto de la enciclopedia de  García Carraffa.

Quirós (o Bernardo de Quirós, o Bernaldo de Quirós)

Envuelto en fábulas y mitos aparece el origen de este apellido en muchas obras antiguas y modernas, así como el hecho que dio motivo a su denominación. También hay en ellas ostensibles falsedades, anacronismos y contradicciones en lo que atañe al tronco del linaje y a sus primitivas generaciones.

Sorprende la facilidad con que aceptaron tamaños errores estudiosos genealogistas, y la ingenuidad con que la fábula fue acogida hasta en el propio blasón de una familia tan ilustre como la de Quirós, que no precisa recurrir al mito en apoyo de su muy antigua y bien probada nobleza.

No como fábula o leyenda, sino como suceso histórico con­firmado, se ha escrito repetidamente que el linaje de Quirós tiene su origen en Constantino (hijo del Emperador de Cons­tantinopla del mismo nombre), quien con un poderoso ejército defendió al Pontífice Estéfano III de la opresión que le tenía Desiderio, y derrotó a los longobardos, siendo tal la gratitud de dicho Papa al recobrar su lilertad, que hízole exclamar que se la debía “después de Dios a Constantino”. Hasta aquí no vamos mal, aunque esa versión no explica por qué la frase del Pontífice se convirtió después en el lema heráldico de la casa de Quirós.

Pero otra versión viene a explicarlo con notoria ligereza, asegurándonos que a donde acudió Constantino con su gente fué a España, para ayudar al Rey don Ramiro I en las guerras con los moros de Toledo y Zaragoza, y que encontrándose en una batalla, que se libró en el año 846, muy cerca del Monarca y viéndole caer del caballo, le gritó en su idioma griego : “Is quirós, Is quirós”, que quiere decir “tente fuerte, tente fuerte”, mientras acudía a levantarlo, cediéndole presto su propio caballo y armas y salvándole así de la muerte. Un día más tarde, recorriendo el campo agareno Constantino y el Rey, refirió éste el suceso a quienes les acompañaban, confesando “deber a Constantino la vida después de Dios,  por lo que aquél comenzó a llamarse Constantino Quirós». Del dicho, tomó prin­cipio el mote: “Después de Dios a Quirós”, elevado luego por la hipérbole al lema heráldico familiar: “Después de Dios, la Casa de Quirós».

No es necesario contribuir con apostillas al descrédito de esas versiones, ya que su fiel trascripción lo propicia y des­cubre. La segunda agrega que el repetido Constantino casó con Doña Galinda Bernardo, hija del célebre Bernardo de Carpio (en pugna con los datos de graves historiadores que nos presentan a esa señora, setenta años despuúes, casada con Ximeno Vela, Ricohombre de don Ordoño II) , haciendo derivar de ese matri­monio una sucesión que difiere por completo de la que presti­giosos genealogistas recogen como la más probable de los primeros ascendientes de los Quirós.

Para que el lector aprecie estas diferencias, y también para la mayor claridad de este trabajo, exponemos a continuación ambas sucesiones. Después referiremos la genealogía continuada de  la de la rama troncal de la casa de Quirós a partir del momento en que aparece fundada sobre datos históricos de mayor garan­tía, aunque incompletos y a veces equivocados y contradictorios.

Queremos también manifestar que a todos los miembros de este linaje que figuran en las siguientes filiaciones, los apellida­mos Bernardo de Quirós, y no Bernaldo dc Quirós, porque en antiguos instrumentos, Crónicas, Historias y Nobiliarios apare­cen apellidados «Bernardo» y pasaron varios siglos hasta con­vertirse y generalizarse el «Bernardo» en “Bernaldo”, en las aludidas fuentes informativas y en el uso familiar, formando apellido compuesto con el de Quirós. En tiempos más moder­nos predomina ya la forma de Bernaldo sobre la de Bernardo en obras y documentos. Y en el avance de los años acabó por imponerse totalmente la de Bernaldo.

 

Y así dejamos por hoy a García Carraffa.

==             ==          ==          ==          ==          ==          ==         

 

NOTA IMPORTANTE DE GARCIA CARRAFFA,

 

Referida a Martín Vázquez de Quirós, citado en la Rama Troncal, apartado XII nº 2.1.

No ha sido conocida con certeza la paternidad de este Martín Vázquez de Quiró, persona preponderante en su tiempo y citado frecuentemente en diplomas y documentos de su época, muchas veces en unión de su hermano de padre García González de Quirós.

Trelles Villademoros, el más documentado genealogista asturiano, se la atribuye a Gutierre González Bernaldo de Quirós, su tío, y la misma paternidad consta en el Memorial de la Casa de Olloniego, escrito probablemente en 1688 por Felipe Bernardo de Quirós, pero con notoria carencia de fundamento.

Don Ciríaco Miguel Vigil, en «Asturias Monumental, Epigráfica y Diplomática», dio a conocer una piedra sepulcral existente en la iglesia del convento de San Francisco, de Oviedo, en cuyo epitafio se dice que Diego de Miranda es hijo de Martín Vázquez de Quirós y de su mujer Inés Ponce de Miranda, y que, a su vez, Martín Vázquez de Quirós era hijo de Lope González de Quirós, y éste de Gonzalo Bernaldo de Quirós. Pero don Senén Alvarez de la Rivera, en su «Biblioteca Histérico-Genealógica Asturiana», editada en Chile, en 1925, después de decir que debieron padecer error Trelles Villademoros y el autor del Memorial de la Casa de Olloniego, no se decide a confirmar que fuese Lope González de Quirós el padre de Martín Vázquez de Quirós, según reza el epitafio referido. Y hace esta interrogación : ¿ Quién fue en realidad el padre de Martín Vázquez de Quirós?

La respuesta está en una Real carta de legitimación dada por don Enrique III de Castilla, en Madrid, en 15 de Enero de 1397, de la que se dio traslado por el juez González de Hevía, en la aldea de Granda, del Concejo de Siero, en 7 de Junio de 14.14, traslado que se conserva en el archivo de don Francisco García Baxter y que viene a desvanecer las dudas y errores que respecto de la paternidad de Martín Vázquez de Quirós existían.

En dicha Real carta se legitimaron a García González de Quirós y a Martín Vázquez de Quirós, hijos de Lope González de Quirós, que era casado y los tuvo con mujeres solteras. La madre de García González de Quirós fue María Alfonso, y la de Martín Vázquez de Quirós, Juana González. La repetida Real carta de legitimación concede a los hermanos bastardos (García y Martín) todos los derechos a suceder a su padre, Lope González de Quirós, en honores, privilegios, bienes de todas clases, etc., como si fuesen hijos de legítimo matrimonio. El catedrático de la Universidad de Oviedo, don Juan Uría y Riu, con el traslado de la carta de legitimación referida y la documentación existente de la Casa de Valdecarzana, que le fue facilitada por el Magistrado de la Audiencia de Oviedo, don José María Ramírez, hizo un interesante trabajo que publicó la «Revista de la Universidad Oventense», en su número correspondiente a Septiembre-Diciembre de 1947, bajo el título de «Rasgo Histórico-Genealógico de la Casa de Valdecarzana (siglos XIV y XV), incluyendo la fotocopia del traslado de la real carta de legitimación y notas de indiscutible interés y juicios acertados, aunque algunos no definitivos y encerrados en interrogaciones. Pero sí deja sentado que el epitafio de la piedra sepulcral que cita Ciríaco Miguel Vigil, existente en la capilla de Quirós, en el convento de San Francisco, de Oviedo (ya desaparecido), era de claridad meridiana en cuanto a la paternidad de Martín Vázquez de Quirós, hijo de Lope González de Quirós, y este a su vez de Gonzalo González Bernaldo de Quirós, quedando así descartada la paternidad atribuida a Gutierre Bernaldo de Quirós, hijo también, como Lope González de Quirós, de Gonzalo González Bernaldo de Quirós Cifuentes.

El bastardo Martín Vázquez de Quirós casó con doña Inés Ponce de Miranda. Y en todos los honores y en los cuantiosos bienes de la Casa de Valdecarzana y de Miranda sucedió el hijo de ellos, Diego de Miranda, que seguramente prefirió no usar, por la bastardía de su padre, el apellido Quirós, no obstante venirle por Quirós el Señorío jurisdiccional de Valdecarzana.

El primer Señor de Valdecarzana fue Gonzalo Bernaldo de Quirós (a quien le fue otorgado por don Enrique II, con la jurisdicción civil y criminal, por privilegio rodado hecho en Zamora el 20 de Noviembre de 1410), y, como ya se ha dicho, dejó por hijos a Gutierre Bernaldo de Quirós y Lope González de Quirós. ¿Qué motivó que el Señorío jurisdiccional de Valdecarzana pasara a Martín Vázquez de Quirós, bastardo de Lope González de Quirós, y no a la descendencia de Gutierre Bernaldo de Quirós, descendencia legítima y seguramente preferente? Decimos seguramente preferente por considerar a Gutierre primogénito de Gonzalo Bernaldo de Quirós, en atención a que siempre se le cita en primer lugar y a que su hijo Juan Bernaldo de Quirós fue quien ostentó el Señorío, también jurisdiccional, de Peñerudes, y se tituló, como todos sus ascendientes primogénitos, Señor de la Casa de Quirós y Señor de Villoría.

El señor Uría y Riu, ante el hecho de suceder Lope González de Quirós en el Señorío de Valdecarzana, siendo su hermano Gutierre el primogénito, se pregunta : ¿Dejaría dicho Señorío Gonzalo a su hijo Lope y no al primogénito, siendo el Señorío dicho la merced nobiliaria más antigua, probablemente, de la Casa de Quirós? Tan en duda lo pone, que dice que tal hecho sería excepcional.

A nuestro parecer, la anomalía que todo esto supone se aclara en gran parte con la lectura del «Memorial genealógico, antigüedad, origen y servicios de la ilustre y memorable Casa de Quirós y continuada sucesión en ella hasta don Gabriel Bernaldo de Quirós, Marqués de Monreal, Capitán General del Exército y Provincia de Extremadura, etc., etc.» De este Memorial que obra también en el archivo de don Francisco García-Baxter, copiamos las siguientes palabras: «Y con su muerte (la de Gutierre Bernaldo de Quirós) y la menor hedad (sic) de su hijo, se ocultó en la partida de sus bienes el mayorazgo, «llevándose Lope González, su hermano, la mayor parte de ellos». ¿No puede estar en lo transcrito el motivo de pasar a Lope el Señorío de Valdecarzana ? ¿Despojó Lope al hijo de su hermano Gutierre, primogénito, del referido Señorío? ¿Pudo haber (ya mayor de edad Juan Bernaldo de Quirós, hijo de Gutierre), un arreglo entre tío y sobrino, mediante el cual quedó en poder de Lope González de Quirós el Señorío de Valdecarzana, heredado después por su hijo bastardo y legitimado Martín Vázquez de Quirós ? Es posible.

La sucesión legítima era la de Juan Bernaldo de Quirós, hijo del primogénito de Gonzalo Bernaldo de Quirós, Gutierre. Este Gutierre fue segundo Conde de San Antolín de Sotillo—según el Memorial del Marqués de Monreal—. En su hijo Juan Bernaldo de Quirós debía recaer el Condado, los cuantiosos bienes que por razón de primogenitura iban unidos al representante de la Casa de Quirós y Señor de Villoría, denominación señorial que ostentaron siempre preferentemente los Señores de la Casa de Quirós, más el Señorío jurisdiccional de Peñerudes y otros muchos honores y regalías. Juan Bernaldo de Quirós, en el arreglo que suponemos acordó con su tío Lope González de Quirós, es probable que cediera a las pretensiones de éste y le consintiera suceder en el Señorío de Valdecarzana, teniendo en cuenta que Valdecarzana se encontraba más próximo a los bienes o dominios de la Casa de Miranda, con cuya mayorazga casó su hijo bastardo Martín Vázquez de Quirós y ser éste el único hijo que Lope González de Quirós tenía, pues no los tuvo de su matrimonio con la hermana de don Gutierre de Toledo, Obispo de Oviedo; el otro hijo bastardo legitimado, García González de Quirós, habido con María Alfonso, falleció sin sucesión.

En el trabajo del Catedrático de la Universidad de Oviedo, don Juan Uría y Riu, a que nos hemos referido, se dice lo siguiente: «El primer Señor de Valdecarzana fue Gonzalo Bernaldo de Quirós, como consta en la donación de aquel Señorío, otorgada por Enrique II en el año 1372» (deducidos los treinta y ocho años, para el nuevo cómputo, de la fecha 20 de Noviembre de 1410, del privilegio rodado dado en Zamora, haciéndole merced de este Señorío). «De sus hijos Lopey Gutierre González de Quirós salieron respectivamente la casa de Valdecarzana o Miranda—que tomó este último apellido a partir de Diego, hijo de Martín Vázquez de Quirós—y la de Quirós, esta última con vínculo fundado en el año 1474». No estamos en esto conformes con el señor Uría y Riu. Estimamos que la casa de Valdecarzana, como tal casa independiente, nació efectivamente en el segundón de Gonzalo Bernaldo de Quirós, en Lope González de Quirós, casado con doña Gómez de Toledo, hermana del Obispo de Oviedo don Gutierre de Toledo, y se continuó en su hijo bastardo y legitimado Martín Vázquez de Quirós, por falta de sucesión legítima con doña Gómez. Pero no nació la Casa de Quirós con Gutierre Bernaldo de Quirós, hijo primogénito de Gonzalo Bernaldo de Quirós, primer Señor de Valdecarzana, ni fue este Señorío jurisdiccional la merced nobiliaria más antigua otorgada a la Casa de Quirós. El Condado de San Antolín de Sotillo le fue concedido a Gonzalo Bernaldo de Quirós en 1355, según el Memorial del Marqués de Monreal. La Casa de Quirós, como tal Casa, y su enorme preponderancia en Asturias, remonta su antigüedad a tiempos muy anteriores a Gonzalo Bernaldo de Quirós, décimo Señor de la Casa de Quirós, Señor de Villoría y primer Conde de San Antolín de Sotillo y Señor jurisdiccional de Valdecarzana. El vínculo fundado en 1474 nada significa para hacer nacer de él la Casa de Quirós, de la que provienen tantas otras de esclarecidos linajes de Asturias, entre ellas la de Valdecarzana, como casa tal de Valdecarzana, después Marqueses de Valdecarzana en 1672, y la de los Marqueses de Monreal, título creado en 1683, al que se concedió Grandeza de España en 1795, y que nace en Francisco Bernaldo de Quirós, hijo de Gutierre González Bernaldo de Quirds, segundo Conde de San Aotolín de Sotillo.

Los Señores de la Casa de Quirós se denominaron siempre preferentemente Señores de Villoria, aunque no fuera señorío jurisdiccional, como lo eran el de Valdecarzana y el de Peñerudes. El de Villoría siguió a través del tiempo unido a los Señores de la Casa de Quirós. Los de Valdecarzana y Peñerudes se desprendieron de la .rama primogénita y dieron nombre a sus casas respectivas. Valdecarzana se fundió con la de Miranda, y Peñerudes fue vendido por Juan Bernaldo de Quirós, hijo de Gutierre, ambos Señores de la Casa de Quirós y de Villoría, a Gonzalo Rodríguez de Arguelles, que era yerno suyo, por estar casado con su hija Juana de Quirós. (La venta se hizo en 1427).

La Casa de Quirós, tan antigua y esclarecida en Asturias, es desde tiempos muy anterior a la fundación del vínculo en 1474, y ya Gonzalo Bernaldo de Quirós fue décimo Señor de ella y Señor de Villoría, además de primer Señor jurisdiccional de Valdecarzana y primer Conde de San Antolín de Sotillo.

==               ==           ==           ==

En la parroquia de Santa María de Llanuces, del Concejo de Quirós, existe un palacio, o grande «casona», que era propiedad de la familia Valdés de Sotiello de Lena, y bajo el escudo, con las armas de Miranda, Ponce y Quirós se lee la siguiente inscripción:

«Esta casa grande de Llanuces es la que llaman casa de Quirós, la propia originaria donde se sigue la propiedad de su nombre de Casa de Quirós. De aquí descienden todas las de Miranda, Bernardos de Quirós Ponce por razón de haber casado Don Jerónimo Martín Bázquez de Quirós, Señor de esta casa, con doña Inés Ponce de Miranda, Señora y poseedora de la casa de Miranda, los cuales dos señores los trató de casar el Rey Don Alonso de León, su abuelo de dicha doña Inés, y por esta razón se pintan estos dos escudos y unidos conforme conviene estar fixados».  .

No hemos de comentar, por no extendernos más, lo que dejamos copiado de la obra «Asturias» de Bellmunt y Canella, pero sí advertimos que claramente se dice que Martín Vázquez de Quirós fue Señor de esa Casa de Lla nuces en el Concejo de Quirós, y que además de Martín se llamaba en primer lugar Jerónimo, por cuyo nombre nunca le designan los genealogistas.

 ======================================================

 

El texto que sigue, que alude también al origen de los Quirós,

me lo remitió un amigo de foro... Y quisiera que el mismo leyera ésta, pues he perdido su nombre y e-mail.

Bernaldo de Quirós

Es uno de los linajes más influyentes en la historia de Asturias, desde los siglos bajo medievales, hasta bien avanzado el siglo XIX. Según la leyenda, descendían de Bernardo del Carpio, y en su escudo campa el orgulloso lema: “ Después de Dios, la casa de Quirós”. Su solar originario se halla por tierras del concejo de Quirós. Arias Gonzalo Bernaldo de Quirós comenzó a sentar las bases del poderío de la familia con la concesión hecha por Alfonso XI de algunos portazgos(*). Situado en la órbita de Rodrigo Álvarez (*) de Asturias, como su vasallo, Gonzalo Bernaldo de Quirós el Viejo tomó el partido del bastardo Enrique (*) de Trastámara en su lucha contra Pedro I, siendo uno de sus jefes militares. En 1372 recibe de Enrique II el territorio del valle de Carzana o Valdecarzana, junto con la presentación de San Pedro de Teverga (*), y otros bienes y heredades en Soto de los Infantes y en tierras de León. Sus sucesores obtienen en encomienda del obispo de Oviedo varios concejos del señorío eclesiástico, como Quirós, Proaza, Teverga, Santo Adriano, Tudela, Ribera de Arriba, Yermes y Tameza, Olloniego, Langreo y Pajares, y los castillos de Miranda, Proaza, Proacina, entre otros. Por expreso deseo del monarca, estas encomiendas pasaron a los hijos de Gonzalo Bernaldo, Lope, casado con una hermana del poderoso obispo ovetense Gutierre (*) de Toledo, y Gutierre González de Quirós, en quien se continuará la casa de Quirós. Un hijo de Lope, Martín Vázquez de Quirós, casa con Inés Ponce de Miranda, y hereda el señorío de Valdecarzana (*), adoptando el apellido Miranda a partir de su nieto, Diego. Gutierre González Quirós fue alférez real y murió peleando valientemente en la batalla de Aljubarrota ( 1385 ) contra los portugueses. Le sucedió al frente de la casa, Juan Bernaldo de Quirós.

A mediados del siglo XV, según se relata en Las Bienandanzas e Fortunas de Lope García de Salazar, Iván Bernaldo de Quirós y su hermano Lope González de Quirós derrotaron en el puente de Colloto a Melén Suárez de Valdés, y su parentela, con la que protagonizarán varios enfrentamientos. En 1474, Iván Bernaldo de Quirós instituirá mayorazgo en su casa fuerte de Mieres a favor de su hijo Iván. Le vinculaba castillos, fortalezas, el señorío de Villoria, portazgos en Campomanes, Pola de Lena y Mieres, fueros y derechos, presentaciones, escribanías, todo ello en los concejos de Quirós, Lena, Laviana, Caso y Grao, además de la casa y torre que tenía en Oviedo, cerca de la catedral. A Iván, por muerte, sucedió en el mayorazgo su hermano Gonzalo Bernaldo de Quirós, que protagonizará con su pariente Diego Fernández de Miranda ( descendiente de Martín Vázquez de Quirós ), los mas graves enfrentamientos de banderías nobiliarias a finales del siglo XV. Gonzalo Bernaldo acudió a la guerra (*) de Granada, en una de las campañas, a conseguir el privilegio que remitía las penas a los “homicianos” del Principado.

El poder de los Quirós se consolidará durante el siglo XVI y diversas ramas de la familia ejercerán su dominio en los concejos del centro de la región, especialmente, Langreo, Laviana, Aller y Lena, además de Olloniego, que compran los Bernaldo de Quirós Benavides. Desde fines del XVI, al menos, y hasta 1619, un representante de la casa de Quirós ocupaba asiento preferente – desde tiempo inmemorial, según declararon en el pleito seguido- en la Junta (*) General del Principado, asamblea en la que no solían faltar otros miembros de la familia con procuradurías o representaciones de más de un concejo. Sus matrimonios con miembros de otras importantes casas ( Alas, Carreño, Argüelles,... ), además de con los Miranda, servirán para extender su área de influencia a otras zonas del Principado. En 1661, Felipe IV concedió el título de marqués de Camposagrado (*) a Gutierre Bernaldo de Quirós. [J.R.M.]

Trae referencias de:

-                   Gutierre Bernaldo de Quirós de las Alas Carreño ( Avilés, aprox. 1630)

o                                     1º marqués de Camposagrado

-                   Francisco Bernaldo de Quirós Benavides y Peón ( Pola de Lena, finales del XVIII )

-                   Jose María Bernaldo de Quirós y Llanes Campomanes ( Villa, Langreo, 1808 – 1858)

o                                     6º marqués de Camposagrado

-                   Francisco Bernaldo de Quirós y Mariños de Lobera ( Oviedo, 1763 – 1837 )

o                                     5º marqués de Camposagrado

 

Si te interesa ampliar esta información con las referencias arriba indicadas me mandas email e intentare mandarte esta información lo antes posible.

 

Sacado del Diccionario Histórico de Asturias.

 Editado por: Editorial Prensa Asturiana S.A. / La Nueva España

ISBN: 84-87730-90-6

(*) son llamadas a referencias en el mismo diccionario.

 

 

Fuentes: las señaladas arriba.

 

Antonio Castejón.       

 

 


 

Arriba