Jazz in the Bag
Clarinete bajo de Victor Goines
Jazz at Lincoln Center Orchestra
Festival de Jazz de Vitoria-Gasteiz 2009
Jazz in the Bag
(Es sólo Jazz, pero nos gusta...)

" En Nueva York me di cuenta de que el jazz era una alegría nacional ... Uno se sienta en una sala llena de humo, entre marineros, tipos forzudos... putas de barrio, damas de sociedad... Nadie habla, nadie se mueve, el jazz suena... Hay un hombre gordo que se desgañita siguiendo  a su trombón en sus evoluciones, hay un pianista despiadado, un contrabajista que rasca sus cuerdas sin escuchar a los demás. Se dirigen a lo mejor de uno, a lo más libre, a lo que rechaza la melancolía y el ritornello, el estallido ensordecedor del instante. Te reclaman, no te mecen".
 Jean-Paul Sartre / Nick's Bar, New York City

" El jazz era un arte zen, ¿no? La espontaneidad controlada. Como la pintura sumi-e a la tinta, como el haiku, como el tiro con arco, como la esgrima kendo; el jazz no era algo que se planeara, era algo que se hacía. Uno ensayaba, tocaba sus escalas, se aprendía sus fragmentos y luego ponía todos sus conocimientos, toda su preparación, al servicio del instante.
-Y, en el jazz, cada instante es una crisis -dijo Sato citando a Wynton Marsalis-, y uno pone toda su habilidad en juego para soportar esa crisis. -Como el espadachín, el arquero, el poeta y el pintor: todo está ahí. No hay futuro, ni pasado, sólo ese instante y cómo te enfrentes a él. El arte sucede"
Christopher Moore / Un trabajo muy sucio

  Cuando los focos se apagan y el escenario se vacía, cuando el público comienza a marcharse y recoges el equipo, siempre es bueno preguntarse si  la bolsa se ha llenado de algo más que retratos o imágenes más o menos originales, impactantes, pero carentes de contexto. Porque todo eso puede no significar demasiado si, a la vez, la bolsa no se ha llenado de Jazz...


Página Principal