A NINFA

Las ninfas son, probablemente, la mayor fuente de alimentación de las truchas. Esto se debe a que casi la totalidad de los insectos que se desarrollan en el agua, viven muchísimo más tiempo dentro que fuera de ella, o lo que es lo mismo, viven más tiempo como insectos inmaduros (ninfas) que como adultos; por consiguiente, la pesca con este tipo de imitaciones ha desplazado con el tiempo las preferencias del pescador por las moscas secas.
Las ninfas viven en el lecho de los ríos entre las piedras o la vegetación y salvo algunas excepciones, se encuentran totalmente expuestas cuando son arrastradas por las corrientes.
También debemos considerar que cuando comienza una emergencia de insectos, las ninfas inician su ascensión a la superficie para culminar su desarrollo y ese es otro momento en que se ven expuestas.
Todas estas formas de movimiento y traslado de las ninfas deben ser tenidas en cuenta al momento de pescar, es imprescindible, además de elegir adecuadamente el insecto a imitar, lograr una presentación acorde con las circunstancias del momento. Puede ser la diferencia entre pescar o no.
Otra posible forma de presentar una ninfa y además atenuar los efectos de una corriente es la de utilizar una ninfa plomada,con un indicador flotante colocado en el líder a la distancia necesaria para lograr la profundidad adecuada de la mosca, este indicador, además de cumplir la función de avisar en caso de picada, tiene otra mucho más importante, una deriva más controlada y natural de nuestra ninfa.
Cuando pretendamos simular una emergente, solo debemos tensar la línea una vez que la misma sobrepasó nuestra posición y la mosca subirá dando la sensación que buscamos. también recomiendo accionar la punta de la caña realizando un movimiento de sube y baja que podrá hacer decidir a alguna trucha dubitativa.