CUMBRE JOHANESBURGO 2002, segunda Cumbre de la Tierra.

Se celebró la cumbre la segunda cumbre de la Tierra en la capital sudafricana del día 26/08/02 al 04709/02 con presencia de 6000 asistentes  entre representantes: gubernamentales, económicos, grupos ecologitas, ONGs, sindicatos, medios de comunicación de 180 paises.

En la primera cumbre Rio 92 sólo se acordaron poner en marcha el Protocolo de reducción de gases efecto invernadero (Kioto 97, reducir las emisiones de CO2 un 52% entre 2008-2012, 5 años después no ha entrado en vigor.) y poner en práctica las Agendas Locales 21, decálogos  de prácticas para el desarrollo sostenible.

Johannesburgo era una oportunidad para conciliar el desarrollo y la supervivencia. Si no cambiamos nuestro patrón de desarrollo ponemos en peligro el futuro de la Tierra y de sus habitantes. La cumbre era una oportunidad  para alcanzar y firmar acuerdos, planes de acción con objetivos concretos, calendario y financiación sobre las problemáticas mundiales del agua, energía, salud, alimentación y biodiversidad.

 

Objetivos

El principal objetivo era la reducción de la pobreza, a la mitad antes de 2015 ya que 3000 millones de personas sufren desnutrición crónica, no tienen acceso al agua potable y 2000 millones viven sin energía eléctrica. La desigualdad económica entre paises es enorme, un 20% de la población causa el 85% de la containación y consume el 80% de la energía y el 50% del agua del Planeta. Se han de globalizar los derechos al mismo ritmo que se globaliza la economía y abrir al mercado occidental los productos alimentarios del tercer mundo.

El otro objetivo fundamental es el de reducir el afecto invernadero llevando a efecto el Protocolo de Kioto y aumentando el uso de energías renovables hasta un 15% para el 2012, la tasa de energía eólica y solar en el consumo mundial.

La conservación de la biodiversisdad no era menos importante. Es prioritario proteger los arrecifes de coral y las islas del aumento del nivel del mar por el cambio climático y  los bosques originarios de la deforestación y desertización. Según los expertos desaparecerán la mitad de las 11.000 especies conocidas.

 

Resultados

Todo ha quedado en buenos propósitos y grandes declaraciones políticas pero pocos compromisos. Hay escasos compromisos concretos de los países ricos para reducir la pobreza, y mejorar acceso al agua y la energía de los pobres. La cumbre sólo ha servido para constatar la magnitud de los problemas de la Humanidad y ratificar que sólo son válidas las soluciones globales y la cooperación entre países ricos y pobres. 

Sólo han surgido dos documentos: el Plan de Acción: un marco de actiación para los próximos años para el crecimiento económico, justica social y protección del medio ambiente y la Declaración Política de compromiso con el desarrollo sostenible.

Logros:

Compromiso de reducir a la mitad el número de personas que carecen de agua en sus hogares, unos 2.400 millones hasta 2010 con un coste de 20.000 millones de euros al año.

Rusia, Canadá, Japón y China se han unido a los anteriores firmantes (Unión Europea). Sin embargo Estados Unidos, responsable del 25% de la contaminación, no lo apoya, incluso plantea aumentar sus emisiones de CO2 un 30%.

Proteger de aquí a 2010 de la sobreexplotación los caladeros mundiales de pesca.

Fracasos: 

La cumbre rechazó, por culpa de los productores de petróleo, la propuesta de la Unión Europea y América Latina de fijar metas y fechas para incrementar hasta un 15% las energías renovables. Sólo la UE se comprometerá.

No hay objetivos claros para luchar contra la pobreza, sólo una fórmula voluntaria para establecer un fondo de solidaridad.

En los económico ni hay una condenación de la deuda externa de los paises pobres. Tampoco habrá una apertura de mercados y un compromiso a la eliminación de subsidios agrícolas.

No ha habido acuerdo para destinar más fondos de cooperación.

Tras 10 años después de Río, sólo se ha acordado reducir significativamente la pérdida de biodiversidad para el 2010.

 

Euskadi

El Gobierno vasco tuvo su representación en la Cumbre de Johannesburgo apostando y presentando la Estrategia Ambiental Vasca 2002-2020 por el Desarrollo Sostenible en materia medioambiental, económica y social. Pero desde las administraciones vascas y estatales se siguen haciendo una política de transporte del vehículo privado por carretera y autopistas, una política energética que no ahorra, que no es eficiente, ni se impulsa seriamente las energías renovables. Seguimos inmersos en una sociedad de gran consumo agrícola e industrial. 

 

Opiniones de las ONG,s

Coinciden en que se ha sido una gran decepción. Han triunfado los criterios comerciales de los países industrializados frente a los objetivos sociales propuestos a priori por la ONU.

Amigos de la Tierra: “seis mil millones de personas se han visto traicionadas, los acuerdos son insuficientes”.

WWF: “no se han puesto metas ni plazos para el incrmento de las energías renovables, ni se provee de electricidad a los países más pobres.”

Oxfam: “han dado la espalda a los pobres, faltan compromisos sustanciales y no se ha avanzado respecto a hace 10 años en Río.

Para el futuro del Planeta se ha de aplicar un verdadero desarrollo sostenible que se asiente en lo social (respeto de los derechos humanos y equidad social), lo económico (comercio justo y erradicación de la deuda de los países más pobres) y en lo ecológico (no privatización de los recursos naturales, participación ciudadana, seguridad ambiental y transparencia política).

Para más información consulta: www.joburgmemo.org de los verdes europeos.